Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Sexo con mi tía

24 de julio de 2009

El grito de placer de los dos debió de oírse en todo el edificio. Ella gritaba…Vamos cabrón no pares, entiérramela de una buena vez…rómpeme en dos…Yo seguía follándola por el culo hasta que mi tía empezó a gritar que se estaba corriendo cosa que me excitó aun más y empecé a darle más fuerte, cosa que le provocó un nuevo orgasmo.

Hola amigos lectores. Llevo bastante tiempo leyendo esta página y de la misma forma que vosotros creo que debo contaros lo que me pasó hace tres días.

El día 12 fue mi cumpleaños 22, y como suele ser normal mi tía Fernanda tiene 43 años, es morena, 1.76 y por lo menos para mí está re buenísima, me llamó para que fuera a por mi regalo, yo pensé en que como siempre consistiría en dinero, pero esta vez no fue así. Llamé a la puerta y mi tía me abrió.

Iba vestida con unos vaqueros ligeramente ajustados y con una sudadera ancha. Me recibió con su clásico “mi sobrino preferido” y dos besos. Solo con eso ya me puse a cien, pero cuando se dio la vuelta para cerrar y pude admirar su culo deseé poder hacerle el amor ahí mismo, pero además de no atreverme, era mi tía y seguro que no se había fijado en mi.

Pasamos al salón y me dijo que me sentara que ella iba a ir a buscar mi regalo. En los 5 minutos que tardó en volver yo estaba deseando poder hacerme una nueva paja en su honor. Para mi sorpresa cuando volvió venía en bata, y eso hizo que la polla se me pusiera durísima imaginándola sin ropa, y fue cuando me dijo “¿No vas a abrir tu regalo?” y cogió una de mis manos y la llevó al nudo de la bata…

La bata se abrió, cayó al suelo y mis sueños se hicieron realidad; sus pechos pequeños pero bien formados estaban frente a mi, y su coño depilado estaba a la altura de mi boca. Mi tía solo dijo “Hazme tuya”, no fue necesario nada más.

La  agarré, la senté en el sillón y comencé a besarla en la boca mientras ella con una mano se masturbaba y con la otra me frotaba el pene. Empecé a bajar recorriendo su cuerpo con mi lengua y empecé a chuparle sus pezones, ella lanzó un gemido cuando se los mordisqueé a la par que mis dedos estaban jugando con su húmeda vagina.

Escucharla gemir me hizo desearla más y lancé mi boca a su vagina. Comencé a chuparle los labios mientras dos de mis dedos penetraban en ella. Ella empezó a retorcerse y a gemir más alto, y cuando mi lengua empezó a morder su clítoris, mi tía gritó que se estaba corriendo y sentí como derramaba sobre mí todo su orgasmo.

Me puse de pie y nada más hacerlo sus manos bajaron mi pantalón y mis calzoncillos. Mi polla saltó como un resorte pero fue atrapada por sus manos que comenzaron a masturbarme. Yo le dije que llevaba años haciéndome pajas pensando en ella y ella me dijo que me iba a hacer algo mejor, y se la metió en la boca.

La chupaba como una diosa (si no os a hecho una mamada una tía vuestra no sabéis lo que os perdéis), se la metía hasta el fondo y luego la sacaba lentamente. Yo no pude aguantar mucho y le dije que me iba a correr así que se la sacó de la boca, la separó unos centímetros y me la cascó con la mano hasta que me corrí en su cara.

Mi tía me la limpió con su boca y la reanimó en seguida, para luego preguntarme si quería hacer algo especial con ella; le dije que me encantaría darle por el culo, y ella lo único que hizo fue ponerse a cuatro patas y soltar “Taládrame, mi hermoso sobrino vergudo”

Era la primera vez que yo iba a tener sexo anal y se lo dije, pero me contestó “Hace rato que tenía muchísimas ganas de tener tu polla bien dentro de mi culo”. Cogí mi polla y la puse sobre su ano, y en cuanto lo notó ella empujó hacia atrás taladrándose ella misma.

El grito de placer de los dos debió de oírse en todo el edificio. Ella gritaba “Vamos cabrón no pares, entiérramela de una buena vez! ¡Rómpeme en dos!”  Yo seguía follándola por el culo hasta que mi tía empezó a gritar que se estaba corriendo cosa que me excitó aun más y empecé a darle más fuerte, cosa que le provocó un nuevo orgasmo.

Mi tía se desacopló y me hizo sentarme para acto seguido coger mi polla con su mano y dirigírsela a su húmeda vagina. Se desplomó sobre mí y empezó a cabalgarme como ninguna mujer antes, ni si quiera mi novia. Verla botar sobre mí, sus tetas moverse arriba y abajo mientras se pellizcaba los pezones y gemía era una visión gloriosa.

Mientras me follaba noté que me venía el orgasmo y se lo dije, pero me miró y solo dijo “Córrete dentro de mi cuevita mi amor”. Cuando llegó el orgasmo apreté mi cara en sus tetas y gritando solté toda mi leche en su vagina inundándosela.

Mi tía se quitó de encima, se agachó y me la chupó un rato limpiándome el semen sobrante. Se levantó, nos besamos y me dijo “Creo que mañana vuelve a ser tu cumple y mi regalo será mucho más lindo”. Así que imaginaros, somos amantes y llevamos 3 días follando como conejos.

Un saludo a todos los lectores y a todas esas tías que hacen felices a sus sobrinos.

Autor: lemanrus

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Sexo con mi tía, 9.5 out of 10 based on 11 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados