Yaz, buen culo, cuñada de mi jefe

Después de mi divorcio, por motivos de trabajo, me trasladé al norte del país, a Monterrey, Nuevo León. Ahí mi patrón abriría oficinas y yo como encargado.
Yaz cursaba en su segundo matrimonio, su esposo también divorciado previamente y, con cuatro adolescentes por mantener (dos cada uno) el trabajar ambos era obligatorio; él, saliendo seguido por su labor, a veces por varios días y ella dando clases en la universidad o asesorías particulares en casa.
Tan entrados ambos en el trabajo que su matrimonio entraba en dificultades, casi no se veían, hababan poco y, del sexo, ni hablar, cero contacto.
Una mañana, esperando en la oficina, la ví entrar, preguntó por el patrón, respondiendo que no estaba. Hizo un gesto de angustia, diciendo que tenía un problema y, sabedor que al jefe le gustaba que atendiésemos bien al cliente, me ofrecí a ayudar después de haberme presentado.

Read more

Me gusta / No me gusta

EN MEDIO DE LA NOCHE

NOCHE 0

En medio de la noche, estaba él en mi cama, bueno en su cama, hablando literalmente… yo no podía dormir, pensando en que podríamos hacer él y yo en esa cama, lo sentía moverse al costado mío, se movía lentamente como insinuándome a algo. No sabía si estaba durmiendo, o si se hacía el dormido, pero lo que si sabía es que yo estaba hecho un volcán, con solo sentirlo respirar al lado mío, un respiro suave y pausado, uno de esos que hacemos cuando corremos y nos detenemos.

Read more

Me gusta / No me gusta

Era nuestra fantasia, pero…

Hola!
No se ni cómo empesar… Lo cierto es que esto me sucedió hace un par de meses aqui en Sao Paulo, Brasil. Mi nombre es Mario y vivo en esta ciudad desde hace varios años y llevo una vida bastante tranquila. Desde hace unos meses, salgo con Sol. Ella es rubia de cabello corto, bajita y con una cola respingona que me encanta llenar de leche. Para matizar nuestros calientes encuentros, mientras me monta, solemos fantasear (sobre todo ella) con la posibilidad de que un extraño la toca en un transporte público. Esto, en nuestras fantasias, significaba que alguien, muy disimuladamente, primero le arrimaría la pija por detrás, hasta que ante la pasividad de ella, mete su mano por debajo de la falda para hacerle una paja que de solo pensarlo le hacía cerrar las piernas para impedir un orgasmo. Entonces, cogemos como conejos.

Read more

Me gusta / No me gusta

En el restaurante: Sexo en lugares inusuales, la excitación de la experiencia nueva

EN EL RESTAURANTE

LIDIA no sabía lo que le esperaba esa tarde .. Le habían ordenado que usara falda, que se mojara con la sorpresa que le tenían preparada. No era mujer que gustara de eso, le excitaba si pero no quería verse expuesta en un lugar público, aunque estaba ya excitaba por lo que podía esperarse y además, quería comprobar si como decía Mauro; él era capaz de hacer todas la locuras de las que le había hablado, sin comprobar ninguna.

Accedió a hacerlo pero con reservas y tardó mucho en decir que sí. Apenas después comprobaría que era acertado confiar en él y que sus ocurrencias hacían este viaje compartido una aventura fantástica.

Read more

Me gusta / No me gusta