Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

SEXO Y PASION CON MI MADRE

23 de noviembre de 2008

Hola, a continuación le voy a contar mi historia que es 100% real, pero al atípica para lo que siempre leemos en las paginas de relatos básicamente por la edad de los protagonistas.

Mi nombre es Andrés y tengo 32 años, llevo 10 años de casado con 2 hijos. Mi matrimonio no está nada de bien, nos llevábamos muy mal, problemas económicos, de convivencia cotidiana ya casi no nos soportamos y casi no teníamos sexo por eso motivos nos separamos hace tres meses. Por la imposibilidad económica de arrendar un departamento me fui a vivir con mi madre. Ella vive sola después de 3 fracasos matrimoniales y varias parejas ocasionales, pero en el momento que yo me fui a vivir con ella no tenía pareja.

Mi madre se llama Adriana, tiene 50 años y se conserva muy bien gracias a la gimnasia, cirugía y dietas. La que la hace una mujer muy atractiva, coqueta y apetecible lo que yo nunca había notado hasta ahora.

Después de 3 meses de vivir con ella las cosas eran bastante normales y cotidianas salvo por la costumbre de mi mamá de andar con poca ropa en su casa lo cual me perturba un poco por que no podía dejar de mirarla en sus paseos con ropa interior que casi siempre era ropa de encajes que se traslucían, dejaban ver sus pezones y los vellos de su conchita lo que debo confesar me calentaba mucho.

En una oportunidad le pregunté si siempre andaba así en casa y ella me dijo que no que ahora se vestía pero lo normal para ella era andar desnuda en su casa.

Un día viernes mamá al verme deprimido por todos mis proble más me invitó a cenar yo no tenía muchas ganas pero ya me había invitado antes y no quise negarme de nuevo. Ella se puso muy bella y me invitó a un restaurante muy íntimo donde comimos y bebimos bastante sin estar borrachos.

Salimos de ese lugar mientras caminábamos hacia el auto pasamos por una discoteca y un tipo que trabaja fuera de la discoteca se ha cerca a nosotros diciéndome… señor, invite a bailar a su esposa y paga un trago y le damos dos, esto nos causó mucha gracia y mi mamá me dijo en tono de broma:

Viste Andrés que viejo te ves, no le dije yo lo que pasa que tú estás muy joven y bella dándole un beso en la mejilla, vamos a la discoteca tengo ganas de bailar, me dice ella, bueno vamos, le digo, creo un poco influenciado por el alcohol

Entramos al lugar bailamos un rato y nos tomamos varios bacardi con tónica, en un momento paran la música y anuncian un espectáculo salieron dos chicas haciendo un baile erótico y muy caliente, lo que me puso recaliente, de lo que mi mamá se dio cuenta pero no dijo nada, pero le causó mucha gracias. Terminó el baile pusieron una música lenta mi mamá me sacó a bailar yo no quería por lo excitado que me dejaron las chicas, igual ante su insistencia acepté bailar, mientras bailábamos mamá pegaba su cuerpo al mío lo que terminó de excitar, me dijo al oído

-¿Como piensas hacer con la excitación que tienes? -¿Que excitación le respondo? -jajá la que tienes debajo del pantalón

Lo que me puso muy nervioso si saber que hacer ni decir no me olvidaba que la mujer que estaba frente mío era mi mama y me tenia muy caliente con sus susurros al oído yo suponía que era el exceso de licor que teníamos los dos.

Terminamos de bailar nos fuimos a casa medios borrachos.

Al día siguiente me levanté al medio día todavía con la resaca del día anterior, mi mama estaba en la ducha al salir lo hace solo con una toalla. Al verme dice:

Huí… creo que necesitas un café que cara tienes hombres, si gracias, pero si prefieres vístete para que estés más cómoda, no te preocupes así estoy bien.

Lo que me tenía re nervioso mientras tomábamos el café por que a cada momento se arreglaba la toalla y algo de sus tetas se dejaban ver ella se daba cuenta que yo no la dejaba de mirar lo que pronto me causó un erección difícil de oculta ya que yo estaba en pijamas, pero por el momento me tapaba la mesa.

El

la me comenta lo bien que lo habíamos pasado y que otra noche podíamos repetirlo, claro le dije, siempre que no nos emborrachemos de nuevo, si me dijo ella y vamos a otra discoteca que no bailen chicas tan sexy por que te excitaste mucho. Ese comentario me puso muy incómodo y no sabía que decir, bueno es que estoy un poco sensible con ese tema, tú ya sabes, hace mucho que no tengo sexo, si te entiendo hijo, me dice con voz picarona.

Sabes, quiero que me ayudes a tomar una decisión, ¿de que se trata?, le digo, es que me pienso hacer otra cirugía, donde le digo, las nalgas que las tengo muy flácidas, pero para que yo encuentro que tu cola está muy bien, como sabes me dice, bueno si andas en calzones todo el día no pude evitas verte, si me dice pero se ven bien pero al tocarlas están muy fofas.

Junto con eso se para hacia mi, me dice, mira tócame la cola y ve lo fofas que están y se levanta la tolla, yo en una mezcla de nerviosismo y calentura me niego a tocarla pero ella insiste, toma mi mano y la pone en su nalga al tocar su piel suave, la apreté delicadamente, mi erección llegó al techo ya imposible disimular.

Bueno dame tu opinión, creo que estas muy bien sin dejar de acariciar su cola, es que me gustaría que estuviera firme como mis tetas me dice, y yo con mucho morbo le pregunto como las tienes, duras y firmes por que tienen siliconas, mira tócalas para que veas, y se pone frente a mi con la toalla en la cintura dejando frente mío sus exquisitas tetas, que sin ser muy grandes estaban muy ricas, me quedé mirándolas y acerqué mis manos y las puse en sus deliciosas tetas, muy suaves, duras y firmes no parecían de una mujer de 50 años.

En ese momento mi mamá se da cuenta de mi erección lo que no me importaba mucho ya la situación, estaba muy caliente y mamá sin decir nada me saca el pene y lo empieza a menear suave mente, en ese momento ya me había olvidado que estaba con mi mamá y solo veía una mujer que lo único que yo quería era comérmela…

Acerqué mi boca a sus tetas y las empecé a chupar y besar sus pezones con lo que ella gemía suavemente, subí a su cuello y luego encontré su boca, nos dimos un beso intenso mientras ella me sacaba el pijama, los dos desnudos y abrazados nos fuimos a su cama, ella me tira de espalda en la cama se va derecho a chupármelo, lo hacía con gran maestría, por lo que no tardé en acabar en su boca y mamá se tragaba toda mi leche si dejar que se escapara ni una gota.

Pongo a mamá de espalda y chupo su clítoris y bajo con la lengua y se la meto en su cuevita lo que le produce un gran orgasmo, pero ella me pide más y me pide que la penetre, se la meto y me la follo con desesperación la cama casi se desarma con nuestro cabalgar, terminamos en un gran orgasmo y nos dormimos toda la tarde.

Estaba dormido cuando sentí que me chupaban la pija, era muy agradable despertar de esa manera. Ahí estaba mi mamá de nuevo a la carga, mientras me la chupaba yo busqué su concha y nos entre lazamos en un delicioso 69, ya cuando estábamos calientes mamá me pide que se la meta, la puse a lo perrito, se la meto muy suavemente, ella gime suavemente y me chupó el dedo y sin avisarle le meto el dedo en el culo con lo que ella da un grito de calentura y me pide que la penetre por el culo, pero ahora con mi pene ella grita de placer y nos gustamos en un largo orgasmo echando toda mi leche en su culo.

Así terminamos una tarde de sexo y pasión, y por que no decirlo de amor.

Autor: Rodri Hot

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
SEXO Y PASION CON MI MADRE, 7.7 out of 10 based on 9 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados