Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

SOY LA PERRA DE MI TIO

29 de enero de 2007

Hola; me llamo Jacky: se que si entras esta página es porque deben gustarte las chicas perras como yo. ¿Quieres que te cuente la historia de mi tío?Mira pues tengo 18 años cumpliditos y ya tenía unas ganas tremendas de que me inauguren el "arito".

Yo siempre fui una chica muy alegre, pero nada más, el culpable que sea así es mi querido tío. Ojalá todas las chicas pudieran tener un tío tan lindo como el mío.

Todo comenzó un día en que llegué a visitarlo a su casa después de muchos años. Yo acababa de cumplir mis 18 añitos y lo veía después de 7 años (hasta ahora recuerdo la cara que puso mi querido tío, cuando vio mis formas). Quiero aclarar que no cometí pecado… No es mi tío de sangre es el esposo de mi tía. Ves soy una chica buena.

Todos estaban tan contentos con la visita que empezamos a tomar un whisky para celebrar mi mayoría de edad, así que se armó una gran juerga que terminó a las 2 de la mañana con mi tía y mi mamá chorreadas en el sofá.

Para esto mi tío no había dejado de mirarme toda la noche y cuando bailábamos me apretaba fuerte y me decía al oído que había crecido bien linda. Cada vez que me lo decía al oído sentía que mis pezones iban a estallar y me daban ganas de orinar (no se que me pasaba).

Cuando al final mi mamá se durmió, mi tío me dijo que lo ayudara a llevarlas al cuarto. Primero llevamos a mi mamá al cuarto de mi primito que ya estaba durmiendo y la acostamos. Luego bajamos por mi tía, así que en las escaleras quise probar que tan intereresado estaba mi tío en mí, yo estaba acalorada al máximo y pude ver que mi tío estaba con un tremendo bulto en su pantalón ya casi húmedo (no se de que), así que me hice la que tropecé.

Mi tío inmediatamente me sujetó de las caderas y me atrajo a su cuerpo; yo me sentí en la gloria al ser apretada y sentir tremenda carne en mis nalgas. Mi tío se dio cuenta y me soltó sonriendo. Llegamos al sofá y juntos cargamos a mi tía a su cuarto. Allí lo quedé mirando y le dije: ¿y ahora dónde duermo yo? Mi tío me miró pícaro y me dijo acá no hay más camas, pero ésta es muy grande y a tu tía no le importaría que duermas acá.

Yo me quedé muda ante tal oferta, pero accedí a echarme al lado de mi tía. Entonces él se acercó detrás de mí y me dijo muy bajito al oído sácate la ropa para que estés más cómoda. Yo no sabía que hacer, pero sentía la tremenda pieza que me sobaba atrás mi tío y me daban tembladeras. Así que comencé a bajarme el pantalón y me quedé en mi diminuta tanga. Mi tío empezó lo que nunca olvidaré, primero me hizo a un costado el hilo de mi tanga y me abrió mis glúteos dejando mi latiente arito a su merced.

Lo que vino después lo recuerdo todos los días de mi vida, su jugosa lengua entró, suavecita a lamer mi culito y sentí que me iba a morir. En eso mi tía se movió y me llevé tremendo susto, pero fue solo para cambiar de posición entonces me di cuenta que no iba a despertar. Mi tío ya me había dominado. Aún no estaba desvestida arriba y ya había jugueteado con lo más preciado de toda chica.

El también se sintió más seguro y se paró al filo de la cama y se bajó el cierre. Una hermosa pieza chorreando un espeso jugo apareció ante mí. Yo ya estaba demasiado excitada para rehusarme a la invitación y me arrodillé para tomarla entre mis manos. De verdad yo la quería empezar a chupar de inmediato, pero estaba tan arrecho que le chorreaba toda la baba y la quise limpiar para metérmela a la boca, pero mi tío me quitó la mano y me dijo "NO", chúpala así con todo su jugo, te va a gustar y me la empujó hasta el fondo.

Sentí que me ahogaba de placer y mi c

ara ardía, solo sentí algo salado que me daba un placer increíble, pero mi tío era muy mañoso así que la sacó rápidamente para que no me ahogara y me enseñó como hacerlo, me cogió de los pelos y me jaló hacia atrás y me quedé mirándolo, una sonrisa increíble dibujaba su rostro.

Me dijo: lame todo el jugo solo con la lengua y comencé suavemente a recorrer su rica cabecita, recién entendí lo rico que era chupar una pinga jugosa. La estuve chupando como una experta hasta que sentí un tremendo chorro caliente que me llenó la boca completamente.

En eso mi tío me jaló los pelos fuertemente hacia delante para que no sacara la boca y me dijo: "tómatela toda" y comencé a tragar por primera vez su rica leche caliente. Les juro que me gustó tanto que comencé como loca a lamer todo lo que se había derramado hasta que dejé su pinga limpiecita. Pensé que toda esa experiencia había sido lo máximo y le quedé mirando estúpidamente como dándole las gracias, entonces él me preguntó: "eres virgen" y le dije que sí. Me daba vergüenza lo que había hecho y que pensara que le engañaba, pero él se la sabía todas, se dio cuenta que lo era. Así que me quitó la blusa y me alzó en peso para bajarme de la cama. Me volteó de espaldas a él y luego hizo que apoyara las manos en la cama mirando como dormía mi tía y me levantó con sus ricas manos mi culito como invitándolo a que me lo rompiera.

Se acercó suavemente a mi oído y me dijo: "vas a seguir siendo virgen, no tengas miedo, pero serás la virgen más puta que las mismas putas cuando salgas de este cuarto. ¿Quieres?", me preguntó y yo le respondí afirmativamente moviendo la cabeza, pero él me obligó a decírselo: " Sí, si quiero ser la virgen más puta que exista en Lima", le dije. Entonces él me agachó la cabeza hacia delante y me hizo parar el culo. Una tremenda cabeza caliente se colocó en mi arito que latía lleno de miedo y de placer, pero el solo jugaba y se reía mirándome como colaboraba moviéndome para ser penetrada. "Todavía no putita, me decía, tienes que pedirlo.

Yo moría por tenerla adentro y comencé a rogarle." Métemela, porfis, métemela", pero él solo jugueteaba con mi arito. "métemela ya porfis, ¿Quien eres para mí de ahora en adelante? me dijo… y yo le respondí sin pensarlo: “seré siempre tu putita mi amor, métemela ya, porfa… él seguía riendo y me volvió a preguntar ¿quien soy?… Mi cachero, le respondí el único, serás el único, mi único cachero te lo juro… se rió y dijo: no chiquita, esta es la primera lección: Tú serás una puta, la más perra de todas y tendrás varios cacheros cuando yo te diga, ¿está bien?… si le dije si… haré lo que tú digas tío querido, pero ya métemela. Mi tío me había dominado completamente así que comenzó el banquete de su vida.

Esa noche me enterró su rica pinga sin piedad, que grité sin importar que estaba mi tía; ella algo sintió en su borrachera, ¡queeee? dijo y siguió durmiendo yo ya no pensaba en nada y comencé a pedir másss, máss, máss fuerte, mi amor.

Mi tío quiso probar que tan acalorada estaba y me la sacó y me volteó poniéndome de rodillas para que se la chupe. Yo estaba demasiado arrecha como para negarme y comencé a darle tremendas chupadas hasta que volvió a vaciarse en mi boca. Nada más rico y vergonzoso lo de esa noche, mi tío respetó mi virginidad, pero hizo de mí la más puta de las vírgenes.

¿Quieres saber si mi tía despertó? Te lo cuento en los demás relatos que pienso mandar.

Autor: Jacky la perrita obediente

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
SOY LA PERRA DE MI TIO, 7.8 out of 10 based on 4 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados