BOLIVIANO SOY V

Terminamos un hermoso fin de semana, mamá estaba acostumbrándose a vernos como pareja y abriéndose a nosotros dando de a un paso en cuestión a lo sexual. En las mañanas nos levantábamos y después de ducharnos íbamos hacia la cocina para encontrarnos con Carmen, desnuda preparando el desayuno, me le acercaba por detrás y la abrazaba siempre apoyándole la pija sobre la raya del culo y mis manos  acariciando sus tetas terminando por darle un pellizco en los pezones y un beso en cada oreja y en su nuca y diciéndole buenos días mamá, descansaste bien.

Muy bien hijo espero que vos también, se daba vuelta y mientras me daba un beso en la boca me acaricia la pija, cada día más hermosa me decía justo cuando entra Sandra agregando, cuando guste puede ser tuya mami, solamente la pides y tendrás un inmenso placer y allí estarán tus dos hijos para dártelo, desayunábamos y nos íbamos a vestir para salir a trabajar, Sandra y yo por un camino y Carmen por otro rumbo al puesto de verduras.

Era lunes cuando llegamos a la salita, nos colocamos ambos los guardapolvos blancos  y nos dirigimos a saludar a Pepe, siempre nos recibía con un beso para Sandra y una palmada en mi espalda.

Bueno Nacho, mañana te paso a buscar a las 6 por tu casa y nos vamos a legalizar tu primer diploma para ir empezando a tener en regla todo, una vez que este legalizado pasaras a ser oficialmente parte de nuestro equipo teniendo responsabilidades como tu hermana, empezaras ayudándola para ocupar parte de sus obligaciones, ya que para Sandra tengo planes que se realizaran en largo plazo.

De que se trata Pepe pregunta Sandra un poco preocupada pero con una sonrisa hermosa.
Quiero que Nacho este igual o mejor de capacitado que vos, ya que a partir de marzo del año que viene ocupara tu lugar por un largo tiempo, ya que no estarás con nosotros por un buen tiempo.
Pepe, yo no vine a sacarle el empleo a mi hermana, me contrataste como chofer y no para que ocupe su lugar que bien se lo ha ganado, creo que te estás equivocando con la decisión que estas tomando y si sigues pensando de igual manera renuncio, no voy a permitir que mi hermana pase por un momento así porque ella no es material descartable que se la utiliza y se tira, la miro a Sandra y veo caer de sus mejillas unas lágrimas, a lo que agrego, nunca pensé que vos hicieras llorar a Sandra, siempre creí que la querías.
Nacho, tienes que aprender que nada dura para siempre, nadie es irremplazable, jamás le haría daño a nadie y menos a ustedes tres, solo escuchen una decisión tomada y que nadie, y cuando digo nadie es nadie, porque más que venga Carmen entrando de rodillas, permitiré que Sandra entre en la sala como enfermera.
Renuncio porque…. A lo que un fuerte golpe en el escritorio me paralizo.
Que te calles y no me hagas enojar, si me engrano seguro que será peor, solo escucha, tu aquí no cortas ni pinchas hasta que estés legalizado, por lo que hasta que te entreguen tu diploma legalizado recién pasaras a ser empleado de la Sala de Primeros Auxilios y recién tendrás derecho a hablar, aprende de tu hermana que es la mayor interesada no ha abierto la boca, sabes porque, porque sabe que jamás le haría nada que ella no quisiera y en este momento, es la única que debe tomar una decisión de lo que tengo preparado para ella.
Basta ya de peleas, Nacho compórtate y vos Pepe di de una vez por todas donde me mandaras, espero que no sea como voluntaria de la Cruz Roja algún lugar lejano en guerra.
Bueno, si se tranquilizan les cuento que ante el buen desarrollo de las tareas de Sandra durante este tiempo y tu buen desenvolvimiento  y las notas obtenidas en la Cruz Roja se dieron cuenta que lo de las becas puede funcionar y gracias a vos Nacho la empresa donde trabaja Eduardo decidió obsequiar a la sala de una beca con todo pago para la persona que yo pensara que lo merece y para la carrera que deseara conveniente yo para dicha persona, lo pensé y decidí, y al decir decidí es porque no hay vuelta atrás decidas lo que decidas Sandra, por lo que en marzo comenzaras tu carrera en MEDICINA, y lo mejor de todo cobrando tu sueldo aquí.
Hay Pepe, nos quieres hacer morir de un infarto, mi hermano pensando que me echabas, yo que me mandabas de voluntaria a quien sabe a qué lugar y ahora te sales con esta, y se le colgó del cuello besándolo como loca.
Bueno, no es necesario que conteste, ya que la respuesta tiene que ser si o si, es por tu bien, ya que si tienes la posibilidad de ser doctora en la especialidad que elijas y dejar de ser enfermera, te imaginas si la gente te quiere tanto como enfermera lo que vas a ser siendo la doctorcita de la sala.
Perdona Pepe por reaccionar ante lo que creía injusto, pero me siento muy feliz de la manera en que nos tratas, nos quieres, nos proteges y nos ayuda a progresar. En cuanto a vos Nacho correrás con ventaja, ya que cuando comiences el curso de enfermería estarás afinado con toda la práctica que te va a pasar Sandra, y solo será como un trámite el ir a la Cruz porque necesito tu diploma y si seguimos con esta racha muy pronto tendrás que enseñar vos a la persona que ocupe tu lugar, ya que a la primera de cambio apenas tenga otra beca como esta en mis manos, seguirás sus pasos, por lo que deberás esforzarte para poder recibirte en la secundaria rindiendo todas las materias entre diciembre y marzo ya que si deseas seguir los pasos de tu hermanita, necesitaras tu diploma. Bueno chicos, ya hablamos demasiado y tenemos gente esperando, espero que hagan el mejor trabajo haciéndose querer por los pacientes que son los que los apoyan y lo más importante les pagan para verlos sonreír.

Sandra volvió a besarlo agradeciendo lo que hace por nosotros y yo le di un gran abrazo.

Al mediodía llegamos a casa y mamá no estaba, Sandra se puso a preparar la comida y yo a poner la mesa cuando sentimos el teléfono, atiende Sandra y al rato sacándose el delantal me dice, vamos Nacho que mamá sufrió un accidente, cerramos la puerta y salimos corriendo hacia el puesto y al llegar estaba Susana sentada contra un árbol y mi madre acostada con su cabeza en su regazo.

Que paso Susi, como esta mamá.
Ahora se encuentra mejor pero al estar atendiendo a una clienta, se desmayó y llame a Pepe y después a ustedes.

No termina de decir esto que se siente una frenada y vimos aparecer a Pepe con el médico de turno, Sandra se quedo con ellos y me pidieron que alejara un poco a los curiosos, después de la revisación la cargaron al auto rumbo al hospital, pidiéndome Pepe que fuera a la salita que la había dejado sola, lo último que llegue a escuchar a Sandra que me decía que me mantendrían al tanto.

Al llegar había gente esperando en la recepción y estaban con cara de poco amigos, pase entre ellos y me disculpe con una sonrisa en la cara diciéndoles que se había tenido que ausentar el médico con Pepe ante una emergencia. Gracias a mis pocos conocimientos y como al tocarme una vacuna, una limpieza de herida con su cambio de gasa, todo bien hasta que me toco un hombre muy grande de tamaño y peso que se quejaba por un dolor lumbar.
Bueno no se haga problemas, ya viene el doctor y lo revisa.
No hace falta, me dan una inyección y listo para seguir trabajando.
La trajo con la autorización del médico de cabecera.
Mira querido, siempre me ha pinchado el culo Sandra, nunca me ha pedido nada, solo le pide a Bety, la recepcionista, la jeringa descartable y la ampolla, me bajo los pantalones, me la aplica, voy con Bety le pago y chau, hasta otro mal movimiento y me tienen de vuelta por aquí, vos aquí de que te las da, quien sos.

Con una sonrisa le digo, espere un minuto, voy con Bety le comento lo sucedido y me dice tranquilo, es un paciente viejo de nosotros y me coloca en una bandeja quirúrgica los elementos que necesitaba y volví, al entrar lo vi como enojado, a lo que yo siempre con mi sonrisa le dije discúlpeme, soy nuevo y la primera vez que me quedo solo, no estoy muy ducho en todo esto.

En realidad, que eres, cómo te llamas y sobretodo, sabes dar una inyección.
Tranquilo, como veras ya tengo todos los elementos necesarios para aliviarte, las aplicaciones me las enseñaron en la Cruz Roja y me llamo Nacho.
No me digas que sos el hermano de Sandrita.
Si es mi hermana y comencé hace unos días a trabajar después de recibirme en la Cruz Roja, ahora por favor, pantalones abajo.
Igual que tu hermana, tiernos pero con autoridad, lo que demuestra los conocimientos que tienen sobre el tema.

Me sorprendí mucho al ver la faja que tenía y le aplique la inyección, ni la sintió ya que cuando le pedí que se subiera los pantalones me dice.
Ya está.
Si, fíjese, ampolla vacía y jeringas descartables usada y dentro de un momento, desaparecerá la molestia que sentía.
Gracias querido, tienes las mismas manos que Sandra y te aseguro que si no se estuviera pasando el dolor, pensaría que solamente me cacheteaste el culo y no me aplicaste nada. Toma esto es para vos.

No, debe abonarle a Bety, no me entiendes, es para que tomes algo a la salida. Gracias, pero no puedo aceptarlo.

Se marcho diciendo, igual que Sandrita, un ángel. Cuando todo estuvo tranquilo me dirigí hacia la recepción, abrí la puerta y me encontré con una Bety distinta a la que conocía, sentada sobre una butaca alta, enfundada en una mini que dejaba ver más de lo que se debía de sus muslos y un escote que dejaba ver un canal entre dos montañas tapadas apenas con su pelirroja cabellera.

  • Perdona que te interrumpa, tienes noticias de mamá.
  • No me digas que le paso algo a Carmen, con razón salieron corriendo Pepe con Sandra sin llegar a decirme nada.
  • Sí, parece que se desmayo y se fueron para el hospital, Sandra me dijo que me avisaría pero hasta ahora no tengo noticias.
  • No te preocupes, tomo el teléfono hizo una llamada.

Hola Rosita, como estas….. y por aquí preocupados por Carmen, sabes algo….bueno, gracias, ahora le paso el recado a Nacho que está muy preocupado, en cualquier momento nos encontramos para tomar el té.

  • Bueno Nacho, tranquilo, se descompenso por un bajón de presión, posiblemente por el calor que está haciendo, le harán un chequeo de rutina y la mandaran a casa para que repose.
  • Gracias Bety y me puse a llorar.

A lo que ella me tomo de la cabeza y la dirigió hacia sus tetas, diciéndome, tranquilo, fue solamente un susto, durante unos segundos me acariciaba mi cabeza hasta que me soltó, le di un beso en la mejilla agradeciendo mientras entraba una paciente para que le tomara la presión. Tome el estetoscopio y me fui a la enfermería le tome la presión, tranquila abuela, esta perfecta, gracias querido, sos tan atento y amable como Sandrita que es un corazón. Bueno abuela, ella si es un corazón y es mi hermana, la acompañe hasta la recepción y me obsequio un caramelo, al que acepte dándole un beso en su mejilla a lo que le dice a Bety, viste querida, todavía despierto pasiones, abono y se marcho, Bety me pidió que me quedara con ella y que me invitaba con unos mates y acepte después del quinto mate y de una charla amena apareció Pepe.

  • Bueno Nacho, tu madre necesita descansar, tuvo un bajón de presión y se le practico una serie de estudios, se le hizo un electrocardiograma y salió todo bien, solamente tiene un pequeño soplo que para que no pase a mayores será medicada, alimentada adecuadamente ya que está un poco anémica por lo que deberán cambiar de alimentación . Sandra en este momento está en la casa con ella, por lo que ocuparas su lugar, ante cualquier duda, me consultas a mi o a Bety, solamente a nosotros, no debes intimar con los médicos, buenos días, buenas tardes, necesitan algo y nada más, para las dudas estamos nosotros dos, me entendiste.
  • Perfecto, pero me gustaría ver a mamá.
  • A la noche, ahora se encuentra descansando y si los ve a los dos juntos se puede poner nerviosa y alterarse, entiendes.

Por fin termino el turno y me fui corriendo para casa no si antes recordarme Pepe que mañana, pasaría por mí para ir a la Plata a legalizar el diploma. Llegue a casa y al entrar a casa me encontré con Susana que me recibe con un beso y me pide que me tranquilice, Carmen esta mejor, te comento que tu mamá tuvo un bajón de presión, en el hospital se le puso un suero y después de compensarla la mandaron con Sandra a casa junto con una dieta y deberán controlarle su presión, reposo por un par de días por lo que deberás hablar con la comadre para que se haga cargo del puesto, yo por la tarde la voy a reemplazar para no saturarla con trabajo y cuanto a ustedes, deberán seguir con su vida normalmente y sobre todo no demostrarle que están angustiados, deben hacer de cuenta que Carmen está de vacaciones y no enferma, ya que si se siente limitada se puede poner nerviosa, y sobre todo, debe tomar mucho liquido.

Gracias Susi, ahora quiero verla, me fui y al entrar en su habitación me encontré con la habitación en penumbras, Carmen durmiendo y Sandra arrodillada a su lado tomándole la mano la que acariciaba suavemente, estaba tan concentrada en su tarea de cuidar a mamá que no me sintió entrar y le toque el hombro, se dio vuelta sin dejar de acariciarla, y al verme sonrió, le tendí la mano y la ayude a levantarse para llevarla al dormitorio donde recién le pregunte como estaba, que la veía cansada y me preocupaba mucho que debería pegarse una ducha, cenar y descansar porque mañana seria un día duro, justo Pepe me va a acompañar a La Plata para legalizar los papeles míos y tendrás que hacerte cargo de la salita.

  • Quédate tranquilo, primero quiero despachar a Susana y recién hare todo lo que me pidas, ahora vamos, tú a la cocina a preparar algo de comer y necesito que prepares una sopa de verduras pero sin sal, ya que desde hoy en casa se comerá todo sin sal.

Sentí despedirse agradeciéndole todo lo que estaba haciendo por nosotros  y como cerraba la puerta, paso por la cocina y no se detuvo hasta llegar al dormitorio y por primera vez cerró la puerta. Al dirigirme al comedor escucho un llanto, seguramente la fuerte de Sandra había aguantado mucho esperando estar sola y exploto, yo no fui capaz de ir con ella, estaba hecho pelota, nunca pensé que mamá pasara un momento así, siempre fuerte levantándonos el ánimo como gritándonos cuando nos mandábamos una macana.

Estaba terminado de cocinar la sopa para Carmen, y dando vuelta los paty cuando siento a Sandra llegar, no vino hacia mí, sino que se sentó a la mesa tomándose la cara con ambas manos todavía llorando, apague la hornalla donde estaba la sopa, tome nuestra comida y me fui con ella, al poner la comida sobre la mesa, la abrace de atrás, bueno Sami, debemos sobreponernos y ser fuertes, gracias a Dios mamá está bien y no debe vernos preocupados, levanto su cabeza, me miro diciéndome que ya lo sabe, pero la situación la había sobrepasado, siéntate, comemos y mientras te duchas antes de acostarte me quedo un rato con mamá para que tome su sopa y le tomo la presión. Comimos, mi hermana se fue con la sopa para Carmen y yo que quede limpiando todo, termine, y me fui con mis dos amores, mamá estaba terminando de tomarse un vaso de agua cuando al verme parado en la puerta me dijo, hola Nacho, hoy si que les di un buen susto, pero todavía no me llego la hora y Sandra la interrumpe para que no siguiera dándose manija con lo que le había sucedido diciendo, por supuesto que todavía no llego la hora de que te coja, esta noche debe estar bien descansado porque mañana viene Pepe a buscarlo para ir a la Plata a pasear con el pretexto del legalizado de papeles, conociendo a estos atorrantes, seguro que se van de locas dejándote a vos en casa pajeandote de lo lindo y a mí con un laburo de locos en la sala. Largamos una carcajada los tres y le dije a Sami que se fuera a descansar que yo me quedaba un rato con mamá. Tomo las cosas de la cena y al irse me pidió que la esperara para darle la buena noticia, que ella se lo quería decir y se fue.

  • Hay Nachito, por favor decime que no está embarazada, que todavía no voy a ser abuela, sería un desastre cuando todos sepan que tu hermana está embarazada sin tener siquiera novio.
  • Tranquila mamá, cuando Sandra regrese te dará la noticia, lo único que te puedo decir que se trata de algo para tomar con calma porque ella se tendrá que esmerar mucho en empezar un ciclo nuevo para ella y le llevara su tiempo y necesitara del apoyo de nosotros para lograrlo.
  • Y si, lo que yo decía, está embarazada ahora ayúdame a levantarme que quiero ir al baño que por culpa del diurético que me dieron me estoy haciendo una meona.

Le ayude a levantarse y al estar haciéndolo le pongo la mano en su culo para darle el envión necesario y la acompañe al baño, se sentó en el inodoro y comenzó a mear, sentía su chorro y cuando terminó sola se levanto y se sentó en el bidet limpiándose la concha con agua y jabón, se seco y al salirnos nos unimos con Sandra hacia el comedor donde nos esperaba el postre que era gelatina.

  • Bueno Sami, quiero que sepas que soy tu madre y te voy a apoyar en todo, y eso que te advertí que no lo hicieras sin forro, ahora no importa ya estas embarazada y no se puede hacer otra cosa que seguir a delante mientras pensamos que hacer.
  • Ya tuviste que contarle todo a mamá, no te das cuenta que era que yo se lo quería contar, guiñándome un ojo continuo, era algo que no tenia siquiera pensado que me pudiera pasar, pero paso gracias a la intervención y apoyo de Nacho.
  • Y como te apoyo, te lleno la cocina de humo y ahora voy a ser abuela.
  • No te pone contenta que tu hijita sea madre con la persona que más quiere en el mundo.
  • Por supuesto que me alegra por ustedes, pero no les va ser fácil, por unos meses no pasara nada, pero cuando comience a notarse la panza, que dirás, que son gases y a los nueve meses estarás paseando un cochecito con un pedo vestido de marinerito.
  • Que chiste más trillado mamá pero no van a ser 9 meses sino como 7 años.
  • QUEEE.
  • Mira mamá, la noticia que quiero darte no es que estoy embarazada sino que el año que viene comienzo la carrera de medicina becada por la salita.
  • En serio, que alegría que me das mi amor, venga mi doctorcita, dele un abrazo a su madre y nos abrazamos los tres.
  • Mami, estoy contenta de que aceptaras un embarazo que todavía no vino, pero que llegara a su momento, por ahora tienes unos hijos que van a estar muy ocupados ya que Nacho tendrá que cubrirme en la sala como enfermero mientras yo estoy fuera y a su vez no te olvides que el también comienza su capacitación en su nueva ocupación, tu hijo camino a ser enfermero y tu hijita rumbo a transformarse en medica y según Pepe, la próxima beca será para que Nacho siga mis pasos. Bueno mami, ahora nos despedimos y si llegas a necesitar de algo nos avisas que estaremos en el dormitorio.
  • Nos despedimos de mamá y nos fuimos a descansar.

En la mañana, terminábamos de vestirnos para desayunar lo que mamá había preparado cuando sentimos el timbre, fue a atender Carmen mientras Sandra y yo estábamos tomando café que escuchábamos a Pepe pidiendo un café entrando a la cocina con un paquete de facturas, se sentó y le serví un café.

A mamá se la veía radiante y feliz agradeciéndole a Pepe por lo que estaba haciendo por ellos y conversando de todo un poco hasta que terminamos y al levantarnos para irnos nos dio un beso a cada uno y se quedo en la puerta hasta que desaparecimos en el auto de su vista, dejamos a Sandra en la sala y seguimos viaje hacia la Plata.

Al llegar al ministerio de salud, me di cuenta que Pepe no era ningún improvisado y que tenía mucha gente influyente conocida que al verlo lo venían a saludar, hicimos los tramites rápido, ya que no hizo falta sacar ningún número ni esperar ser atendido, ya que al verlo una chica se le acerco y le dio un beso que por poco le arranca la boca, él la tomo de la cintura entregándoles mis papeles, me presento a lo que ella me mira y dice, soy Verónica, para vos como para mis amigos Vero, te felicito Pepe, vas a llenar la sala con mujeres al tener a semejante macho para que le manoseen el culo y le coloque la inyección, por favor mi amor, no te equivoques de jeringa, llamo a un empleado y le pidió que firmaran y sellaran este documento y se lo trajeran inmediatamente a su despacho, entramos en su despacho, pidió café para tres y comenzaron a hablar de sus cosas pasadas, de la familia de cómo se extrañaban mientras yo estaba solamente mirando a esa belleza de mujer y pensando que me había dicho macho, hasta que sonó el intercomunicador avisándole su secretaria que ya estaban los papeles, por favor, controla que este todo en orden y me los alcanzas, al rato se abre la puerta y le entregan mis papeles a Verónica, le agradece y se retira. A ver déjame controlar que este todo en orden, le echo un vistazo me felicito por las calificaciones obtenidas, se levanto, me entrego mi diploma firmados y sellados con una fotocopia autenticada diciéndome, llegaste siendo un muchacho y te retiras siendo Instrumentista de enfermería diplomado en la Cruz Roja, espero verte pronto con un diploma similar pero que sea instrumentista de cirugía. Me pidió Pepe que lo espere un poco afuera para despedirse de Verónica y salí agradeciéndole todo lo que había hecho por mí, espere cerca de 20 minutos salió Pepe cerró la puerta del despacho y nos fuimos hasta el auto. De regreso me conto algunas cosas de Vero, como es que conocía a tanta gente y el porqué era tan querido en el ministerio, paro en una parrilla al paso, almorzamos y seguimos nuestra marcha hacia la Capital.

Me dejo en casa para que descansara del trajín y le hiciera compañía a Carmen. A la noche llego Sandra y lo primero que hizo mamá fue mostrarle el diploma firmado y sellado como si fuera un trofeo, Sandra me abrazo y me beso largamente demostrándome lo orgullosa que se sentía de mi, terminamos de cenar, Carmen y Sandra se fueron a duchar juntas y yo me quede limpiando todo.

Al terminar con mis labores domésticos me fui al dormitorio, me desnude y me dirigí al baño a darme una ducha, me seque y me fui a acostar Sandra estaba esperándome, me acosté a su lado y me conto lo feliz que estaba mamá con nosotros, lo mucho que se calentó con lo del embarazo y como estaba esperándome para coger, estuve mojada toda la tarde después de escuchar a Susi decirme como te desea, daría lo que fuere para cogerte, no sabía porque pero al pensar o hablar de vos me corría sin tocarme, sino fíjate, me tomo de la mano y se la llevo a su concha, su bombacha estaba húmeda y presionaba mis dedos en su cueva hasta me dijo que si no me animaba a hacer un trío.

  • Susi, que te pasa, no te diste cuenta que estás hablando de mi hermano, como se te ocurre que me lo quiera coger y estando vos interviniendo, me moriría de vergüenza.
  • Vamos Sandra, no me vas a decir que nunca lo viste desnudo, nunca se la tocaste, nunca se te paso por la cabeza de cogértelo o mamársela como si fuera un chupetín.
  • Susi, en casa, la mayor parte del tiempo andamos desnudos, nos bañamos juntos, muchas veces se la enjabono como él a mí la concha, se la toco y hasta le hice una paja cuando estaba herido, pero de ahí a cogérmelo, no.
  • Por favor contame como la tiene, como son sus huevos, si es virgen, si tiene novia, mírame lo caliente que me pone todo esto, no sé qué haría si lo tuviera frente a mí.
  • Que harías vos no se pero seguro que él te la manda a guardar haciéndote mear de placer. Tiene una hermosa pija, larga y gordita con dos huevos cargados de esperma, ha entrado en varias conchas haciendo el deleite de las afortunadas.

Por favor mi amor, déjate de hablar que quiero cogerte a vos mientras empezaba jugando en su conchita hasta encontrar el agujerito y metiéndole la cabeza para sacarla y volver nuevamente a repetir la operación mientras mis manos jugaban con sus tetas pellizcándole sus pezones, siendo el punto más vulnerable de ella, empezó a gemir y acabar en un orgasmo mientras nuestras lenguas jugaban en un beso por momento pasional para transformarse agresivos, mordiéndonos los labios y al entrar nuevamente en su concha ya lubricada por sus propios jugos empezamos a movernos cogiendo sintiendo en mis estocadas una nueva acabada por parte de ella y me pide que no acabe dentro de ella, lo quería todo en su boca y así lo hice, se la saque y acabe masturbándome  para llenarla de wasca la boca y parte de su cara, se paso su lengua entre sus labios me beso tiernamente y al levantarse para higienizarse se lo impedí, quise que ambos nos quedáramos como estábamos, había en la habitación un aroma que no deseaba que terminara, antes de dormirse me pregunta. Nacho, harías el trío con Susi y yo. Yo no conteste pero quedo en mi cabeza la pregunta.

Harías el trío con Susi y yo.

Harías el trío con Susi y yo.

Gracias y espero sus comentarios para saber si les gusta.-

Esta historia continuará.

Me gusta / No me gusta