Mis hermanas, que par de zorritas

Mary me agarró la polla y se la metió en la boca, mientras Cande me estaba lamiendo el culo con una suavidad increíble, la verdad es que me sentía en la gloria. Cande se levantó y se puso de cuatro patas, entonces Mary me agarró la polla y la llevó hasta la concha de Cande, se la metí con fuerzas, estuve un buen rato metiendo y sacando.

La historia que les voy a contar, me pasó hace 3 años cuando yo vivía en mi casa solo con mis dos hermanas. Mi nombre es Juli, soy conocido en mi pueblo como El Juli, actualmente tengo 27 años, mido 1,80 y soy de estructura más bien gruesa, aunque tengo un pene de película ya que cuando estoy excitado alcanza hasta los 20 cms.

Todo empezó cuando mis padres me mandaron a España a vivir con mis hermanas, ya que la situación en nuestro país no era del todo buena y estaban pensando en vender todo e irse para allá, lo primero que hicieron fue mandarme a mí, ya que mis hermanas llevaban 5 años que se habían ido y estaban viviendo en una casa que tenían mis padres en España. Cuando llegué al aeropuerto me llevé una gran sorpresa, porque hacía más de cinco años que no veía a mis hermanas y la verdad es que dieron un cambio increíble (de niña a mujer), tengo que decir que mis hermanas son mayores que yo. Mary tenía cuando eso 24 años y Cande tenía 26, quedé impresionado, me estaban esperando dos monumentos de mujeres.

Cuando llegamos a casa empezaron a llegar algunos familiares de mis padres, para conocerme y preguntarme por ellos, estuve todo el día recibiendo visitas, hasta que llegó la noche y ya se fueron todos. Mis hermanas me ayudaron a deshacer mis maletas y cuando agarraban mi ropa interior noté que se miraban una a la otra con unas caritas de pícaras.

Les dije que me quería duchar, porque estaba muy cansado del viaje y del trajín del día. Me metí en el baño y noté que la puerta no tenía llave y que el hueco donde va la llave estaba más grande de lo habitual. Les pregunté a mis hermanas que donde estaba la llave y me dijeron que cuando ellas llegaron a la casa no había llave en el baño, pero que como solo estaban ellas que no le dieron importancia. Me dijeron que si para mí era un problema que mandarían a poner una cerradura nueva con llaves, les dije que no hacía falta, que éramos hermanos y que no hay ningún problema. Tengo que decirles que frente de la puerta del baño está la ducha y tampoco tiene cortinas, me empecé a desnudar y me metí en la ducha, la verdad es que me hacía falta relajarme un poco bajo la ducha. Cuando llevaba un buen rato cayéndome agua encima, sentí como una respiración detrás de la puerta, pero no le puse importancia, empecé a masturbarme, ya que siempre me encanta hacerlo en la ducha y mientras me masturbaba, sentí más intensa la respiración, eso me hizo ponerme a 100, me di cuenta que mis hermanas me estaban espiando por el hueco de la llave.

Me corrí como nunca, la verdad fue una sensación muy agradable pensar que me miraban mientras me estaba masturbando. Terminé de ducharme y me puse a secarme delante de la puerta, siempre con la poya mirando hacia la puerta, terminé y salí con la toalla enrollada por el cuerpo. Me metí en mi cuarto y al rato vinieron mis hermanas a darme las buenas noches, pero lo que me dejó de piedra fue verlas en ropa interior, antes ya las había visto, pero eran unas niñas, ahora tenían cuerpos de mujeres y eso me hacía ponerme muy cachondo. Ellas no les daban importancia que yo las viera en ropa interior y por supuesto a mí tampoco me importaba. Tengo que decir que mis hermanas son un poco más bajitas que yo y son un poco flacas, pero las dos tienen un culo y unas tetas que a cualquiera se les caería la baba en verlas.

Por la mañana me despierto y me dieron ganas de ir al baño, cuando llegué a la puerta del baño me fijé que había alguien dentro, ya que estaba la luz prendida, entonces me acordé de lo que había pasado la noche anterior y me agaché para mirar por la ranura de la llave quien estaba dentro.

Cuando me fijé estaba mi hermana Cande en la ducha, ya que ella madruga para ir a trabajar. Me quedé duro al verle esa hermosa concha que tenía semi peluda, ya que se había rasurado por los lados, el culo era redondito y hermoso y sus tetas estaban paraditas, enseguida se me excité y me empecé a dar una paja detrás de la puerta, cuando terminé me fui a mi cuarto por si acaso mi otra hermana se diera cuenta. Sentí que salió del baño y se fue a su cuarto a cambiarse, al rato sentí que se iba corriendo porque se le hizo un poco tarde, entonces yo aproveché para meterme en el baño a ducharme. Cuando estaba en la ducha de repente se abre la puerta y aparece mi hermana Mary, se sienta en el bate a orinar, pero como estaba media dormida no se dio cuenta que yo estaba ahí.

Cuando me vio me dijo que la perdonara, que no me había visto, y que siempre entraba en el baño media dormida, ya que se quedaba sola en casa, yo me estaba tapando mis partes intimas con una mano, pero me excitó muchísimo que mi hermana estuviera ahí y no pude tapar del todo mi poya. Ella se dio cuenta y me dijo que no me tapara que ya me había visto antes desnudo, cuando era pequeño y que ahora sería lo mismo pero más grande.

Me dijo que si podíamos bañarnos juntos igual que cuando éramos pequeños y yo le dije que por mí no había problema, que éramos hermanos y no teníamos que escondernos de nada. Se desnudó y se metió en la ducha conmigo. Tenía las tetas un poco más grandes que mi hermana Cande, pero también las tenía bien paraditas, su concha tenía más vellos púbicos que la otra, pero se le notaba la rajita rosadita y su culo también era más grande pero también era hermoso. Se puso de espaldas a mí y me dijo que si le hacía el favor de estregarle la espalda, yo acepté de inmediato y cogí el jabón, me puse a estregarle la espalda empezando por los hombros y fui bajando poco a poco hasta que llegué al empiezo de su culo, como no me dijo nada seguí bajando y empecé a enjabonarle su hermoso culo, entonces noté que se abrió de patas y se inclinó un poco para delante, dejándome ver el empiezo de su concha.

Le metí la mano por toda su raja y de pronto se dio la vuelta y me dijo que ahora por delante. Seguí metiéndole dos dedos en su concha y cuando vi que ya estaba excitada me abalancé sobre su concha y empecé a chuparle con la lengua, la verdad es que tenía un sabor delicioso. Después me puse de pie y empecé a chuparle las tetas que también estaban deliciosas. Ella me apartó un poco y me dijo que ahora le tocaba a ella. Lo primero que hizo fue cogerme la polla y empezó a masajearla, me echó el cuerito para detrás y cuando vio la cabeza rosadita se la puso en la boca y me dio una mamada de película.

Cuando ya me había terminado de lamer y limpiar todo mi cuerpo salimos de la ducha y nos secamos, cada uno se fue a su cuarto a vestirse y no comentamos nada más en toda la mañana.

Por la tarde, cuando llegó Cande, estábamos los dos sentados viendo televisión y ella fue derecha a su cuarto para cambiarse de ropa, entonces Mary se levantó y fue detrás de ellas. Yo me quedé viendo la tele, pero al rato siento como que las dos se estaban riendo y que estaban muy emocionadas, como si se estuvieran contando algo.

Salieron del cuarto y nos pusimos a jugar al parchis. La verdad es que las horas se nos fueron rapidísimo, ya eran casi las 22:00 de la noche, entonces yo les dije que me iba a dar una ducha, ya que era verano y hacía mucho calor. Cuando me encontraba duchando volví a sentir esa respiración que ya había oído antes y empecé a masturbarme, en eso se abrió la puerta y entró Cande, yo me quedé parado con la polla tiesa y ella me dijo que quería que le hiciera lo mismo que le había hecho a Mary por la mañana…

Entonces se desnudó y se metió conmigo en la ducha, yo pensé que Mary le había contado todo lo que habíamos hecho y que ella ahora quería lo mismo, pero cuál fue mi sorpresa, cuando veo que se vuelve abrir la puerta y entra Mary también, se desnudó y se metió en la ducha con nosotros, las dos empezaron a masajearme una por delante y otra por detrás, se pusieron de rodillas en el baño y Mary me agarró la polla y se la metió en la boca, mientras Cande me estaba lamiendo el culo con una suavidad increíble, la verdad es que me sentía en la gloria. Cande se levantó y se puso de cuatro patas, entonces Mary me agarró la polla y la llevó hasta la concha de Cande, se la metí con fuerzas, estuve un buen rato metiendo y sacando.

Mary se puso delante de Cande y esta empezó a chuparle la concha, la verdad es que nunca había vivido una experiencia igual, al cabo de un rato se cambiaron de posición y ahora se la estaba metiendo a Mary. Salimos de la ducha y nos fuimos los tres al cuarto de ellas, unimos las dos camas y me tiraron en la cama boca arriba, me agarraron la polla y las dos empezaron a chupármela, entonces Mary se levantó y fue hasta su mesa de noche, sacó un consolador y lo trajo para la cama, yo pensé que era para alguna de ellas, pero me dijeron que me pusiera boca abajo.

Cande sacó un tubo de crema de su mesa de noche y me empezó a restregar un poco por mi ano, yo le pregunté que para que era eso y me dijeron que iba a vivir una sensación nueva que nunca lo había vivido, me metieron el consolador por el hueco del culo y empezaron a moverlo para arriba y abajo, la verdad es que al principio me dolió un poco, pero después me empezó a gustar, me dijeron que levantara un poco el trasero, pero sin levantar la cabeza de la cama.

Mary metió la mano por debajo mío y me agarró la polla, me dijo que se veía que me gustaba porque estaba excitadísimo. Luego me sacaron el consolador y las dos empezaron a lamerme el culo como dos perras. Después de ese día, duermo con ellas en la misma cama y todos los días les ruego para que me hagan lo del consolador.

Autor: ratonporno

Y ahora a bajar un buen video y a gozarla… Clika aquí http://www.videosmarqueze.com/ no te lo prives.

Me gusta / No me gusta