Cuando cumplí 18 años

Hetero, Jóvenes y Cachondas. De como me inicié en el sexo con el padre de una amiga. Yo tenía 18 y él, 55.

Hola hoy tengo 52 años, soy de Venezuela, pero quiero contarle como me inicié en el sexo, cumplía 18 años y teníamos planeados ir a comer helados digo teníamos porque era una amiga que cumplía el mismo día.

Ese día me levanto mi madre muy temprano a cantar el cumpleaños feliz, y le dije voy con Carmen a comer helados en la tarde y me dijo, me parece magnifico.

Pase por mi amiga a la 1 de la tarde como habíamos acordado,  toqué, me abrió su padre, que con los 55 años que tenía me erizaba la piel cada vez que lo veía, canoso, no muy alto pero tenías unas manos gruesas y ásperas porque trabajaba la construcción.

Cuando él abrió la puerta pregunte por María, y me dijo pasa, lo hicé y sentí mi cuerpo helado, y su respiración cerca de mi cuello, me dijo

– Ella salió con su mama y hermanas y me dijo que la esperaras, le dije

– Bueno vengo más tarde entonces, y él me abordó y me dijo:

  • Estas de cumpleaños. Y temblando le dije si. Me dijo
  • ¿Me permites darte un beso?

Solo atiné abrir mi boca y cerrar los ojos, cuando sentí su lengua dentro de mi boca, y su brazo por mi cintura, apretada hacia él, y sentí como algo entre sus piernas crecía y latía, fue tan largo y divino el beso que quede sin aliento.

Me cargó en sus brazos, y me dijo al oído te voy hacer mi mujer, y solo atine a decir que si con la cabeza, y me llevo a su cuarto de herramientas. Allí había una cama muy bien arreglada, y me acostó, y me volvió a besar profundo. Tenía una lengua gruesa y muy carnosa, luego bajó mis pantaletas (ya que tenia una faldita muy corta), y me dijo quieta mami, y empezó a chupar mi clítoris, y meter su gruesa lengua. Me hacía temblar, sudar y gritar de goze, sentir que me estallaba el mundo y me decía déjate ir, acaba en mi boca, y exploté y fue grandioso.

Luego me tomo nuevamente mi boca y me decía: quieres ser mi amante, mujer, y le dije si, y cuando se bajo los pantalones no tenía interior y vi una enorme pija de mas de 20 cms, y le dije eso me lo vas a meter y me dijo todo, todo te lo voy a meter.

Empezó con su cabeza del pene, a frotar mi clítoris, y me besaba por el cuelo y mi senitos, hasta que llego el momento que le dije no aguanto más cógeme, y así fue una envestida fuerte, dolorosa pero placentera, y me bombeó suave y luego muy fuerte por lo menos 10 minutos y en esos diez minutos yo tuve como 6 orgasmos y me dijo huy, que rico, eres multiorgasmica, y me acabó tan fuerte que pude sentir su leche caliente en mis entrañas, quedamos tendido en la cama, y luego me llevo al baño y me lavó y me dijo

  • De esto, a nadie le cuente…

luego seguiré como fueron mis siguientes encuentro y todo lo que hicimos por durante 10 años

Me gusta / No me gusta