Me engañaron y lo vi por la Web-Cam

Empezó a meter y sacar y por lo que veía no entraba hasta la mitad, cuando le escuché decir a él que lo metiera todo que lo tenía desesperado, ella le contestó que tuviera paciencia ya que ella sentía como si la estuvieran desvirgando por como sentía que se le ensanchaba el chocho, ella continuó con su cabalgata hasta que él agarrándola de las caderas le dio un empujón y se la metió toda.

Por como dice el titulo ya se imaginaran como fue, tengo que decirles que trabajo fuera del país y la forma como nos comunicamos mi esposa y yo es a través de Skype un programa que permite usar la Web-Cam y se puede hablar como el Messenger.

Cierto día estando trabajando ya estaba en mis horas libre me conecté para conversar con mi esposa, mis hijos estaban en lo que llamamos en Venezuela campamento de verano en otro estado. Mi esposa había tenido un día ajetreado porque iban a llegar unos familiares del oriente del país, entre ellos un amigo de mi esposa que vivía cerca de su familia de oriente. Ya cuando me conecté mi esposa se había bañado y se había acostado con su acostumbrada bata de dormir que tanto me gusta, la razón es porque le deja ver los senos por el escote y de largo apenas le cubre sus nalgas, ya había apagado la luces, estuvimos conversando hasta que noté que casi se queda dormida charlando conmigo y viendo la T.V., me despedí de ella para que pudiera dormir, ella se despidió mío y creo que solo apagó las bocinas porque no me escuchaba y el programa solo le dio a la X para cerrarlo, lo que ella no sabía era que si no cortaba o trancaba la llamada seguía activa la cámara y micrófono.

Total me dediqué a verla por la cámara y escuchar lo que pasaban el T.V. cuando de repente le tocaron la puerta, ella se encontraba arropada hasta la cabeza por lo que dijo que pasaran, al principio no sabía quién era pero era un hombre, después con la conversaciones me enteré que era su amigo, este le dijo si le daba permiso de usar la computadora ya que quería enviar un e-mail a su familia y uno a su novia, ella le dio permiso, de una vez me dieron unos celos terribles ya que la silla que usamos estaba dañada y teníamos que sentarnos en la cama para usar la computadora.

Tuve la intención de cortar la llamada y llamarla a su celular, pero me contuve y pensé en ver si pasaba algo fuera de lo normal, el tipo se sentó y le pude ver la cara, tenía puesta una franelilla y se le podían ver los brazos bien definidos producto de levantar pesas, además se le marcaba el pecho como el de las palomas, se dedicó a enviar los e-mail, creo yo, y solo se limitaba a ver la pantalla, lo que si pude notar fue a mi mujer que le estaba dando la espalda pero de vez en cuando se volteaba para ver que hacía el amigo de ella, en una de esas pude verle en los ojos que estaba totalmente despabilada o sea se le quitó el sueño por completo, (se me olvidó decir que tenemos un Web-Cam con luz infrarroja, o sea se puede ver en la oscuridad); el amigo hizo un ademan rápido para ver si ella estaba mirando lo que hacía pero en ese instante ella miraba la televisión.

Ella como que sintió el movimiento en la cama y se volteó, duró un rato mirando la pantalla cuando el amigo volvió a voltear  le pidió perdón por estar viendo unas fotos porno que le habían enviado, después me enteré por ella, que eran fotos de de 2 tipos con una tipa y que tenían tremenda macana, a esto ella le dijo que no se preocupara, que ya ella estaba cansada de ver esas escenas en pelis porno, él se volteó hacia la cámara y puso una cara de asombro, él le buscó conversación sobre el tema preguntándole, pero, ¿y tu marido ve esas pelis contigo o las ves a solas?, ella le dijo que si las veía conmigo, y que yo era el que las bajaba de la página de los relatos y las grababa en la PC en una carpeta oculta que ella sabía donde estaba para que los días que yo estuviera lejos las viera mientras se masturbaba.

El amigo creo que esto lo encendió porque empezó a decirle que se las mostrara, a lo cual ella se negó porque le daba pena con él, él insistió tanto que luego de un rato ella le indicó donde encontrarlas, las buscó y empezó a verlas sin volumen para que no se fueran a escuchar fuera del cuarto. En una de esas que él estaba distraído viendo una peli ella se quedó mirando la pantalla, cuando él volteó la vio como deseando el pene que estaba mirando en la pantalla, ella se dio vuelta de pena y él empezó, me imagino, a maquinar algo, cuando de repente le dice si había visto un pene así de grande en vivo, ella se volteó y le respondió, solo en pelis, a lo cual él le dijo, me vas a permitir que sea tan curioso y entrometido, pero como tenemos tantos años conociéndonos me voy a permitir preguntarte esto, pero eso sí, responde con la verdad, ella le dijo cual era la pregunta, y él le dijo, por la respuesta que me diste de que no habías visto uno así en vivo me imagino que tu esposo lo tendrá pequeño, ella sin vacilación le respondió, pequeño no, le mide como 16 cm pero me da satisfacción cuando hacemos el amor, a esto ella le agregó es más esos penes que se ven en esas pelis son trucos de cámara y ángulos que le dan a la cámara para que se vean así, él le respondió, bueno, puede ser, pero yo conozco algunos tipos que la tienen así, te lo digo porque me he duchado en baños comunes y uno anda desnudo en las regaderas.

Ella le dijo no te creo, y como dice por ahí ver para creer, él siguió viendo la película, le dijo que si se podía arropar un poquito con la sábana que ya le estaba dando frío, ella le dijo que estaba bien pero que no la jalara toda, él se la puso sobre sus hombros y empezó a hacer algo con las manos debajo de la mesa que no podía ver por el ángulo de la cámara, cuando de repente veo que saca tremenda vergota y empezó a masturbarse despacio para que mi esposa no se diera cuenta, a medida que se la sobaba le crecía más y más, entonces él le llama la atención y le dice, bueno tú dices que esas vergas no existen, ¿cuánto apostarías si te demostrara lo contrario y te mostrara una foto de un amigo que la tiene así de gruesa como el tipo este de la pali?, ella le dice; la verdad que no apostaría nada pero sigo insistiendo que no existen tan gruesas como esa, bueno te propongo un trato, yo te muestro al amigo y jugamos a las penitencias como lo hacíamos hace años, ella le dijo ok, pero que cuando y cómo lo iba a hacer, él le respondió en este mismo instante.

Ella algo extrañada le preguntó, ¿qué, tienes fotos de tus amigos en el correo?, y él le respondió, no, está aquí conmigo, cuando de repente él se echa para atrás como acostándose en la cama y le muestra ese mounstro de pene, yo creo que tendría más de 24 cm y gruesa como la de las pelis, ella quedó asombrada y se tapó la cara con una mano, pude ver que lo hacía parcialmente ya que por la de la luz infrarroja que se le veía un ojo abierto y los dedos entre abiertos para poder verla, él le dijo que dejara la pena, si ella una vez se lo había visto en el baño de su casa cuando vivían cerca, a lo que ella le dijo que en aquel entonces solo tenían 12 años y no la tenía de ese tamaño que ella recordara.

Él le dijo que se quitara la mano y comprobara que había perdido la apuesta, ella le hizo caso y se la veía comparándola con la que estaban pasando en la peli, él le dijo, ¿ahora si me crees?, ella le dijo claro, con semejante bicho que te gastas, me imagino, dice ella, que tu novia estará agradecida cada vez que le haces el amor, jajaja, él se rió y le dijo que al contrario, ella era frígida y casi ni lo hacían, ella replicó, ufff, yo no te dejaría en paz ni un solo día, él entonces le dijo; bueno como me dijisteis que nunca la habías visto creo que nunca la habrás tocado, ven tócala un poco y trata de cerrar la mano alrededor de ella, ella le dio un rotundo no, y él le tomó la mano para que lo hiciera.

En ese instante yo tenía sentimientos encontrados porque mi esposa estaba a punto de engañarme en mis propias narices pero además me encontraba con una erección que me dolían las bolas, aproveché ese momento y empecé a grabar todo para tener pruebas de su infidelidad, ella no se resistió mucho y le tomó la macana con la mano comprobando que no podía cerrarla por lo gruesa que era, él le dijo, utiliza las dos manos, ella se la agarró, pero empezó a sobarla de arriba abajo como midiéndosela, ella se encontraba acostada de lado con los pies hacia donde él tenía la cabeza, él viendo que no le despegaba sus ojos de su verga le dijo, ok, hora de cobrar la apuesta…

Como penitencia tiene que besarla y masturbarme con las manos y la boca, ella le dijo que si estaba loco que podría venir alguien y él le respondió desde que entré al cuarto sabía que íbamos a terminar así por eso cerré con seguro la puerta, entonces ella empezó con unos pequeños besos en la cabecita y luego sacó la lengua para pasársela por todo lo largo hasta pude ver como quería meterse los testículos chupándolos, él mientras, viendo como se excitaba ella mamándole el rabo, metió una mano debajo de la cobija buscándole su chochito a lo cual creo que se lo encontró porque vi como ella movía una pierna para darle mejor acceso.

De repente la escuché jadeando y era porque a ella le gusta mucho el sexo oral, cuando busqué la cabeza de él pude ver que la tenía adentro de la cobija y de seguro estaba comiéndose ese vergón que de seguro estaría súper lubricado, ella se echó para atrás sin dejar de menearle el machete a su amigo, él le dijo que se pusiera arriba de él para mamárselo mejor y ella le dijo que se subiera él que así le gustaba más, no puso réplicas y se montó encima de ella poniéndole la verga encima de su boca.

Ella le dijo…ahora vas a ser puto y me vas a comer el coño…¡eh! Como me excitaron esas palabras…
Ella casi no podía mamárselo ya que no dejaba de gemir ni un instante, hasta que le dijo que se lo metiera de una vez, pero que ella quería estar arriba para controlar la entrada del amigo monstruoso que él tenía, él se volteó y ella aprovechó y le dio otra mamada para lubricarlo más, cuando se paró puso el culo apuntando a la cámara y se fue sentando para acomodarse, me había quedado el ángulo perfecto para ver cómo le entraba esa macana a mi esposa, ella le agarró el pene y lo condujo a su rajita, antes de meterlo se lo pasó varias veces por su raja para seguirlo lubricando, entonces metió la cabeza en su chochito y dio un suspiro, ese sería su primer orgasmo…

Empezó a meter y sacar y por lo que veía no entraba hasta la mitad, cuando le escuché decir a él que lo metiera todo que lo tenía desesperado, ella le contestó que tuviera paciencia ya que ella sentía como si la estuvieran desvirgando por como sentía que se le ensanchaba el chocho, ella continuó con su cabalgata hasta que él agarrándola de las caderas le dio un empujón y se la metió toda, ella dio un grito ahogado con sus manos para no despertar a nadie y cayó acostada en su pecho, él le dijo que si le dolía y ella le respondió al principio, pero que ya había pasado el dolor, que siguieran que ahora quería sentir como le entraba y salía todo, pero que quería estar abajo…

Se voltearon sin sacarlo y él empezó un vaivén desesperado, ella solo gemía y le decía que se lo partiera que nunca en su vida había gozado tanto, ella decía: oh, que verga tan sabrosa, me estás rompiendo toda por dentro, ohhhh, me duele y me gusta; ahhh; párteme el chocho, ahhhhh; si cógeme, cógeme duro así que me duela, estuvieron así un rato hasta que ella le dijo que si ya la había desvirgado el chocho quería que le desvirgara el culo también.

Él se incorporó, la volteó de una vez,  agarró con los dedos los flujos de ella y le fue metiendo uno a uno los dedos para dilatarle el orto, cuando le había metido tres dedos puso la cabeza en la entrada y le dijo que se preparara, ella agarró una almohada y la mordió para ahogar los gritos, él empezó a penetrarla poco a poco hasta que solo le quedaron los testículos afuera, en eso ella empezó a gritar que se lo sacara por favor que le dolía mucho, pero su amigo empezó un mete y saca salvaje y ella cambió sus palabras por gemidos y palabrotas como, párteme el culo papi, sácame las entrañas con esa vergota, estaba súper caliente como nunca la había visto, él le dijo que ya estaba a punto de acabar y ella le dijo que le acabara dentro del culo, quería sentir toda esa leche caliente allí, él al escuchar eso acabó dando unos tremendos empujones, ella le dijo, así papi, ese culo es tuyo de ahora en adelante.

Cuando se separó de ella, se acostó y ella a su lado le empezó a mamar el pene otra vez y le dijo, deja que lo saboreé un ratito para que me des otra vez y me acabes dentro de mi chocho, que hoy seré tuya toda la noche, diciendo eso él estiró la mano y apagó la PC, quedando yo con una calentura que me tuve que quitar en el baño.

Lo que pasó en los días siguientes mi esposa me lo contó ya que la chantajeé con el video, pero esos serán otros relatos.

Autor: Cheroky5

Me gusta / No me gusta