La sorpresa

Ella me dio un beso en la boca muy salvaje y se fue para mi culo. Me lo empezó a chupar mientras me hacía una paja. Acabé al segundo con dos dedos suyos en mi culo y su boca en mi pija. Al ratito sacó los dedos y me metió su larga pija. Me dolía mucho, pero no me importaba sólo quería que esté cerca de mí.

En mi casa mis viejos se habían ido 3 días de vacaciones en el verano y me dejaron solo en mi casa. Tengo 19 años y la verdad que me pajeo todo el tiempo. No tengo una herramienta grande (16 cm), pero siempre la estoy tocando. Cuando mis viejos se fueron dejaron a 2 obreros para que arreglen la pileta del fondo. A mí la idea no me gustó nada porque tenía ganas de estar solo y poder tocarme.

Soy heterosexual, pero hacía un tiempo se me había dado las ganas de tocarme el culo. Nunca podía hacer nada porque estaban mis viejos, pero ahora que se iban iba a ser diferente. El primer día los obreros estuvieron todo el día en el fondo. Yo en mi cuarto que esta más adelante, me empecé a bajar mucha pornografía, así podía tocarme a la noche. Iba de vez en cuando a llevarles gaseosa. A la noche vinieron a despedirse y se fueron. Esa misma noche aproveché y me puse las pantimedias de mi vieja. Estuve un tiempo tirado desnudo sólo con las pantimedias mirando pornografía, hasta que no aguanté más y me fui al baño.

Me metí me limpié bien el culo y agarré vaselina. Primero me metí un dedo y mojé con agua para limpiármelo bien. Empece a moverlo y metí dos. Ahí estaba re caliente. Fui a la pieza y agarré unas fibras y lápices que tenía y me los empecé a meter. Llegué a meter 12 y el culo lo tenía gigante. Me dolía mucho, pero quería seguir. Todavía no podía moverlos mucho. Después me los metí bien para adentro y fui para mi pieza. Puse unas fotos hardcore y de minitas coloradas como me gustan a mí. Acabé pajeándome con una colorada chupando una pija y me fui a dormir.

Al día siguientes los obreros ya estaban en mi casa, parecía que mi vieja les había dado una llave. Me levanté los saludé y prendí la compu. Entré a esta página a mirar relatos de orgías, cuando veo la sección transexuales. Entro y me pongo a ver relatos, leo algunos que me calientan tanto que tengo que subirme a la cama y empiezo a masajearme el culo, me pongo en cuatro y me meto un lápiz en el culo. Al rato acabo y tengo que salir corriendo al baño porque estaba todo manchado. Cuando vuelvo a mi pieza veo que Héctor, uno de los obreros estaba mirando la PC parado. Yo estaba desnudo.

Me escucha entrar y me mira medio con una sonrisa. Mira mi pito medio chiquito y se le escapa una risa. Me dice que hoy van a irse más temprano porque él tiene que ir a sacar a la hermana de la cárcel. Yo le digo ok, medio nervioso y cuando está saliendo de la pieza me dice “es un transexual”. Yo ahí di un respiro medio asustado y no lo miré. Cuando salió me fijé en la PC y estaba en la página de transexuales donde un pibe tenía su primera vez con un transexual. Me quedé mudo. Me cambié y fui a dormir, a la noche me levanté preparado para tocarme de nuevo.

Cuando me pongo en cuatro y me meto el lápiz en el culo escucho el ruido de la puerta. Miro asustado y veo un tipo con una capucha. Se me tira encima y me ata las manos en la espalda. Todo esto sin sacarme el lápiz del culo. Cuando quedo totalmente sodomisado se ríe. Me pareció conocida la risa, pero no recordaba de quien era. “Así que te gusta la pija”, me dijo. Yo le pedí por favor que no me hiciera daño.

El solo dijo: “te pregunté si te gusta la pija”. Yo le dije que no, que tenía novia, que no. El me agarró la cabeza y me la llevó a su pecho. Sentí algo clavado en mi pecho ahora y cuando miro para abajo veo la pija más gruesa y venosa que vi en mi vida. “Ahora me vas a chupar la pija”, me dijo. Grité que no, por favor no. Pero ya la tenía en la nariz, un olor riquísimo salía de ella.

Sin pensarlo dos veces abrí mi boca y traté de meterme todo lo que podía. “Mira que puto resultaste ser, pensé que sólo te gustaban los transexuales, por eso te traje a mi hermana” y ahí veo entrar a su hermana. Una mujer hermosa colorada, en tanga y tetas. Mujer bellísima. ahí solté su pija y le pedí que me desate para poder disfrutar de su hermana. El me desató y me tiré encima de ella. Era gigante y si él no me hubiese dicho que era un transexual no lo hubiese podido creer. “Mira el pito que tiene este boludo, mostrale lo tuyo” y ahí se bajó la tanga. Era hermosa, una pija gorda en reposo que debía medir 20 cm x 5 cm.

Me agaché y la llevé a la boca. Estuve chupándosela mil horas no podía parar, no me importó cuando Héctor me metió la pija en el culo, no me importaba nada, yo quería chupar esa pija hermosa. Clarita con cabeza roja y prepucio bellísimo. Héctor acabó ante mi indiferencia y se fue sin antes putearme un poco. A mí no me importaba nada, quería vivir chupando esa pija. Ella me decía: “tranquilo, tranquilo”, yo no paraba. Me acabó al segundo con un grito hermoso y un semen líquido que saboree con toda mi alma.

Ella me dio un beso en la boca muy salvaje y se fue para mi culo. Me lo empezó a chupar mientras me hacía una paja. Acabé al segundo con dos dedos suyos en mi culo y su boca en mi pija. Al ratito sacó los dedos y me metió su larga pija. Me dolía mucho, pero no me importaba sólo quería que esté cerca de mí. En ningún momento llegué a gozar la penetración, pero sabiendo que era de ella, acabé una vez más.

Se acostó al lado mío y después de un rato se quedó dormida. A la mañana siguiente me levanté antes que ella. Y le chupé la pija mientras dormía. Cuando tuvo una erección considerable se despertó y me empezó a culear de vuelta. Justo en ese momento entró Héctor y dijo: “Mira Jimena el puto, te lo culeaste toda la noche” y ella dijo: “si es muy puto le encanta mi pija, se ve que nunca vio pijas como las nuestras”. Ahí nomás Héctor sacó su pija y me la hizo chupar. Pasó todo el día, me culearon más veces hasta cuando dormía la siesta. Cuando se fueron me quedé con el teléfono de Jime y ahora la veo casi todos los fines de semana.

Si les gusto la historia mándenme sus comentarios (mejor travestis).

Autor: chicofoxter

Me gusta / No me gusta