Domado por mi hermana

Amor Filial Hetero. Mi robusta y hermosísima hermanota piernuda y culona, era la cosa más cachondeante que pisara la tierra. Un mundo de machos andaba en despampanante celo por ella, y yo sentía por tal motivo un fastidio fenomenal.

Yo había llegado sí a un estado de desarrollo viril tal, que mis huevotes parecían unos meloncitos, y mi vergota un inmenso salchichón.

Al ver a mi hermanota cuya edad todavía no les dije, tenía a esos entonces de mi relato, 19 años; y al verla como les iba diciendo, toda mi masculina naturaleza candentemente creciente, iba tornándose cada día más, en algo así como una estrafalaria fogata de lujuria calenturienta, que sólo vivía yo pajiándome como un desaforado por mi despampanante hermanota. Read more

Me gusta / No me gusta