Una vez de a tres

Me dijo, vamos a coger ahora, quiero que él también esté, me encantaría ser doblemente penetrada. Como estaba medio ebrio y muy caliente a esas alturas accedí sin chistar y subimos a lo nuestro, cogimos largo rato, a mi me encanta el sexo oral y me calentó mucho el que ella pasara tanto tiempo en cuatro mientras el argentino, la cogía por su concha y a mí me la lamía extasiada sin descansar.

¿Qué raro que uno cuando sale de casa como que se libera y su moral se hace un tanto más flexible, no te parece?

En uno de mis viajes a Buenos Aires salí con una amiga a la cual quería cogerme hace mucho tiempo y como tuve que ir por trabajo me aproveché de los viáticos para invitarla jeje.

Estuvimos como una semana allá, yo con bastante trabajo pero en las noches me daba el tiempo de salir a comer, bailar, etc., para empezar con mi movida. Me fue bastante simple la verdad, la segunda noche ya estábamos cogiendo como enfermos, para mi sorpresa mi amiga era demasiado caliente y yo que siempre he creído que tengo mucha experiencia, me vi un tanto sorprendido pero muy, muy contento.

Hicimos todo lo humanamente posible en nuestro primer encuentro y en el segundo, el sexo anal estuvo a la orden del día y ella gustaba de penetrarme a mi con sus dedos todas las noches, debo reconocer que al principio me fue un tanto incómodo pero luego y dada la calentura lo deje pasar siempre.

Ya en nuestros últimos días traté de desocuparme temprano para alcanzar a coger unas cuantas veces más antes de irnos ya que ella volvería a su casa con su novio cuando volviéramos de nuestra aventura. Pasé a comprar algunas cosas para encender más nuestras noches, lubricantes, cremas de masajes, etc., y para mi sorpresa cuando llego al hotel veo que en el restaurante del mismo estaba mi amiga besándose con un argentino muy descaradamente.

Debo reconocer que me dio un poco de rabia y celos pero me contuve porque la verdad no había nada exclusivo entre nosotros y fui muy tranquilamente a saludarla. Ella ni siquiera se inmuto, y rápidamente me pidió un trago, bebimos, conversamos, el tipo era muy simpático y nos llevamos bastante bien.

Más adentrada la tarde mi amiga me preguntó porque llegaba antes y yo un poco movido por el alcohol, le dije que me había desocupado antes para tener más tiempo para cogérmela y ella ante este comentario se largó a reír.

Me dijo, -vamos a coger ahora- y yo le dije que fuéramos, me despedí de su amigo y mientras lo hacía me dijo, -quiero que él también esté, me encantaría ser doblemente penetrada-. Como estaba medio ebrio y muy caliente a esas alturas accedí sin chistar y subimos a lo nuestro, cogimos largo rato, a mi me encanta el sexo oral y me calentó mucho el que ella pasara tanto tiempo en cuatro mientras el argentino, cuyo nombre no recuerdo, la cogía por su concha y a mí me la lamía extasiada sin descansar.

Fue tanta la excitación que debo reconocer que acabé un poco más rápido de lo normal, y vi como ella se volvía loca tragándose todo mi semen mientras su amigo seguía embistiéndola fuertemente. Ella se vino al mismo tiempo que yo y su amigo el argentino paraba de embestirla una y otra vez sin acabar, debo reconocer que me sentí un poco apenado por acabar antes que él, pero todo quedo en nada cuando muy rápidamente comencé a recuperar mi vigor. Ella no lo podía creer, estaba en otro mundo con todos nuestros juegos, hasta que llegó el momento más freak de todo mi viaje.

Estaba mi amiga tendida en un sofá muy grande y yo estaba felizmente devolviéndole el favor comiéndome su concha como un animal, lamí todo su sexo mil veces, estaba muy mojada (me encanta tragarme los jugos que salen de una concha caliente siempre, no se por qué, es como mi fetiche). Estaba en 4 en el suelo yo más por accidente que a propósito, y mientras mi lengua se introducía en la vagina de mi amiga siento que alguien me toma la cadera y siento pasar una verga por mis nalgas. Por supuesto que salté pidiendo explicaciones más intrigado que enojado, pero actuando un nivel de enojo mayor.

Mi amiga dijo muy estricta –ya córtala, atrévete a probar cosas nuevas, ¿no te gustó romperme el culo? Es tu turno, si aceptás podrás seguir haciéndome eso a mi, cuando quieras de vuelta de nuestro viaje- Dudé mucho, mucho rato, debo reconocer que mis ganas de seguir jugando cesaron de sopetón, mi verga se puso lacia y dije, -ok, lo haré-, volví a lamer a mi amiga que estaba más mojada que antes, lo que ayudó a que me volviera loco y se me parara inmediatamente, hasta que sentí de nuevo esas manos en mis nalgas.

Fue muy incómodo, muy raro, estaba bastante asustado pero seguí concentrado en la felación a mi amiga más que en otra cosa y de repente lo sentí. Algo abría con violencia mis nalgas y se introducía en mi ano con vigor, el dolor lo sentí de inmediato, atravesó todo mi cuerpo, se me recogieron las piernas tanto que incluso tuve que calmarme para no aplastar mis bolas con mis propias piernas. Sentí el glande de este tipo introducirse completamente y con ello bajó la intensidad del dolor muchísimo, así pude volver a lo mío.

Fue mucho rato, estar en cuatro con una verga entre las nalgas es algo muy raro, duele, pero al final calienta mucho… hicimos muchas posiciones así, él me penetraba a mi, yo a ella, mientras más duro me la metía él más duro se la metía yo a ella. Lo único que no me gustó es que él acabara dentro mío, su verga se hinchó muchísimo, su glande parecía que iba a explotar lo que me causó demasiado dolor para ser verdad, fue muchísimo en verdad, casi inaguantable y la sensación de tener semen caliente dentro del culo es muy incómodo, pero bueno.

Acabé yo un par de veces más, ya lo había hecho en la boca de mi amiga, y lo hice una vez más en su ano como venganza y seguí moviéndome hasta que se me volvió a parar y volví acabar dentro de ella. Después la noté que no se podía sentar, lo que me dio mucha satisfacción  como venganza lo que me había hecho…

Aun me dice en broma cuando nos vemos, -sigue saliendo tu leche de mi culo-. Yo solo me río no más, pero no me he vuelto a reunir con ella nunca, y del argentino no supe nunca más.

Autor: clau_webcam

Me gusta / No me gusta