Me cogi al esposo de mi hermana(parte 2)

Voy a continuar relatando como seguí cogiéndome al esposo de mi hermana, en una ocasión lo operaron de una pierna, los suegros de mi hermana los habían invitado a pasar unos días en otra ciudad y mi cuñado les dijo que solo arreglaba los papeles del seguro de gastos médicos y los alcanzaba en dos días como máximo, mi hermana se quería quedar con él pero terminó por irse con sus suegros. Obviamente la enfermera de mi cuñadito fui yo, le tuve que dar su terapia de rehabilitación empezando por una buena chupada de verga, juro que la primera vez que se vino en mi boca, su semen me supo a crema chantilly, me le quise montar pero la férula que tenía desde los dedos hasta casí la ingle no me dejaron, así que en ese día solo hubo sexo oral por parte de los dos y hasta que se rehabilito casí mes y medio después volvimos a tener una grandísima cogida, su posición preferida es de perrito, por mi parte me da casí igual la posición en que me ponga con tal de sentir ese tremendo animal dentro de mi vagina, me hace tener orgasmos tan ricos que yo me pongo como el quiera, solo de pensar en el me dan ganas de que me coja, tengo la suerte que tarda en venirse, ha habido veces que tarda hasta 45 minutos metiéndomela en diferentes posiciones.
Una vez le pregunte, cosa que el me había prohibido y yo había respetado, porque se había cogido a mi mamá, me contesto que porque mi mamá estaba muy buena y que además a el le llamaban la atención las mujeres maduras, también me dijo que mi mamá cogía muy sabroso, que si estaba aclarada mi duda, por supuesto que ya lo tenía yo claro y a partir de ese momento trate de que su verga se sintiera lo mejor posible y tan a menudo como fuera posible, mi mamá nos pillo cogiendo ó como dice mi mamá que es española, follando duro, en vez de darme vergüenza lo primero que se vino a mi mente fue, “mira que rica verga me estoy comiendo” , cada vez que mi cuñado me coge se me olvida la educación, cultura, todo con tal de seguir teniendo esos orgasmos.
Paso el tiempo y lo que nunca habíamos hecho, coger en mi casa, lo estábamos haciendo en una silla, el sentado en la silla agarrándome de las nalgas y yo montada en su verga cabalgando, cuando de pronto entro mi marido, ya se imaginan tremenda bronca, mi marido le hablo por teléfono a mi hermana y le conto todo, ahora mi hermana ya no me habla y a donde sale mi cuñado ella lo acompaña, por lo que ya no me coge y supongo que si mi mamá seguía cogiendo con el pues también ya se le acabo……Como dicen, nada es para siempre…..

Me gusta / No me gusta