Los amigos de mi novio, mis amantes

Hola amigos les quiero relatar algo que me pasó.
Todo empezó así, les dije a unos amigos que me ayudaran a elegir ropa sexy para mi novio… En el Apartamento de uno de ellos, entré al cuarto y salí con el primero… Era un negligee negro y con mis tacones de puntas, lo modelé, el segundo fue un brasier top y un hilo semi transparente, el 3 salí desnuda, y por último usé uno blanco… Uno de mis amigos se acercó y me rompió ese último, me dijo que mejor me veía desnuda; los otros 3 quedaron de acuerdo y me senté a sus lados… Luis, José, Franco y Marcos estaban ya necesitados, me dijeron que tenía un buen cuerpo, me elogiaron y yo ay chicos qué lindos, gracias… Cuando les dije que me iría a vestir, José me dijo que ya va, quería detallarme bien y yo dale, pero rápido sí?, y él, claro Annie… Se acercó y me beso un seno, yo me paré y me fui al cuarto.
En eso entra Marcos y me agarra por detrás, me abraza y me besa en el cuello y yo qué haces?, y él solo me divierto un rato, agarra me carga y me lleva a la cama, me acuesta, me abre las piernas y empieza a comerme la cuca, y yo le decía que no lo hiciera, que no quería eso y menos con los otros afuera (obvio si lo quería, pero nunca hay que pasar por zorra tan rápido jejejeje), y él shhh déjate llevar, y metía su lengua dentro de mí y jugaba con sus dedos dentro de mi vagina y culo… En eso entra Franco y dice, empezaste sin mí? Qué bárbaro eres Marcos, él agarró su pene y me lo llevó a la boca, en eso entra Luis y me empieza a manosear y besar mis senos, ya estaba hiper excitada, cuando José entra le agarro el pene y se lo masturbo, así duramos un rato y sí que tuve varios orgasmo así.
José se acuesta y me monto sobre él, Franco se acomoda atrás y me empiezan a coger duro los dos, joder que cosa más rica, agarré los penes de Marcos y Luis y empecé a masturbarlos y chuparlos cuando podía, me decían puta, zorra, perra y yo denme más duro, no paren, háganme llorar, y así fue… Esas embestidas eran salvajes; Luis quería meterlo, pero ni Franco ni José querían salirse, así que se ubicó detrás y lo metió por mi culo, grité en ese momento, quería que lo sacara, pero José me agarró por las muñecas y no pude, estaba siendo dominada, entonces Marcos me metió de nuevo su pene en la boca y no podía ni gritar, se me salieron las lágrimas, pero ya después empecé a disfrutar la cogida, uno por mi vagina, dos por mi culo y uno en mi boca… Qué rico, los muy putos me dieron duro, ese día me llenaron de leche por todos mis lados, me sentía fuera de este mundo, me ardía el culo… Duramos como 4 horas cogiendo, se turnaban, llegó un momento en que ya no sabía cual pene mamaba, ni cuales estaban dentro de mi vagina o culo, perdí la noción del tiempo, solo quería sexo.
Como José y Luis se tenían que ir, los acompañé hasta la puerta del apartamento, desnuda obvio, les di un beso a cada uno y los vi marchar, en eso el vecino de mi amigo, vio todo y yo lo saludé y le pregunté que si podía hacer algo por él, crucé hasta su casa y aún con la puerta abierta de ambos lados, me agaché y comencé a comerme ese pene, le hice una rusa y el vecino andaba por las nubes, le volví a chupar el pene hasta que acabó en mi boca, me puse de pie y crucé de nuevo al apartamento de mi amigo.
Cuando entro Franco y Marcos estaban en la sala y me preguntaron que dónde estaba y yo les dije que chupándole el pene al vecino, ambos se rieron y me dijeron si eres perra y yo les pregunté, quién ahora por mi culo? Marcos dijo yo, me subí sobre Franco por mi vagina, y Marcos me clavó por mi culo, y yo gritaba de placer, de verdad sentía el placer a flor de piel, ese día perdí la cuenta de los orgasmos… Marcos se tuvo que ir, y quedamos dos.
Ese día amanecí con Franco, cogimos en todos lados, el apartamento nos quedó tan chico, que salimos al pasillo, si nos vieron o no, no sé, estaba entregada totalmente y solo quería diversión… Franco me mordía, me daba nalgadas, me llamaba perra, puta y yo sí papi, soy todo eso pero cógeme más duro, hazlo, dame más duro, soy tu perra, ando en celos.
Amaneció y cuando me iba, me encontré con el vecinito, lo saludé y le pregunté que si andaba solo allí, y él sí, por qué? Entonces le dije que me dejó con ganas, que se lo chupé y él no me calmó, entonces le dije que su deber era calmar mis ganas, entonces entré a su apartamento y me bajé el hilo (que por cierto, lo dejé allí jejeje), fui hasta el sofá y me coloqué de espalda levantando la cola y abriendo las piernas para que él decidiera por donde meter su pene, él se llegó hasta donde estaba y de una, me clavo su pene por mi vagina, se turnaba entre mi culo y vagina, me daba nalgadas y yo gozando, disfrutando, llegué varias veces y él aún no, tenía resistencia, hasta que él me cambió de posición y me puso a chiparselo y llegó en mi boca, cosa que para mí mejor, estaba desayunando jejejeje.
Ya de camino a casa, agarro un taxi, estaba cansada y con sueño, pero el taxi se accidentó y tuve que agarrar una buseta, que para suerte o mala suerte la mía, yo era la única mujer y me senté al fondo, en eso se monta un señor y se sienta al lado mío, y comienza a tocarme, al ver que no lo detengo, sigue tocándome, como no tenía ropa interior, aprovechó a meterme dedos y masturbarme, cuando llego, él se lleva sus dedos a la boca y luego me dice, huy qué rico, ahora es tu turno, yo le dije, no te pedí que lo hicieras y él, lo sé, pero eres tan perra que lo harás, así que chupamelo y yo así nos verán, lo arrimé hacia la ventana y el puesto de adelante nos cubría y yo me coloqué entre sus piernas y empecé a comerme su pene, ese era el pene, como me gusta, grande y grueso… Llegó en mi boca y me tragué todo, le dije que ya no podía más, grité en la parada, me bajé, llegué a mi casa, me di un baño y dormí como hasta las 4pm…
Ah otra cosa, Marcos, Franco, Luis y José, son amigos de mi novio jejejeje… Kisses :*
Me gusta / No me gusta

Las andanzas de mi esposa

Puedo ver su clítoris inflamado paradito como una verguita, a veces sus labios inflamados de tanto coger,  y otra vez apta para la próxima cogida, a veces lógicamente se la tiran sobre la leche del primero, a mi me han hecho que haga eso alguna vez que me la tire después que alguno haya terminado y puedo sentirla ancha y en cada bombeada que le doy expulsa la leche de sus machos.

Tal como te prometí de una de tantas andanzas de mi esposa y mías fue cuando una vez estuvimos en una fiesta salió a comprar cigarrillos con un tipo muy simpático que acabamos de conocerlo, que cuando me di cuenta salgo a la calle y los sorprendí besándose, me hice para atrás y entraron ellos después como si nada, ella me dijo que le gustaba que quería llevarlo a la casa, como de costumbre algo que nunca nos falló era que me hacía el borracho y que no me entendía y ella pedía al amante de turno que le ayudara a llevarme…

Él tenía su auto, me subieron atrás y ellos adelante, llegamos al departamento, me hacía echar en un sillón del dormitorio, solo prendía la luz tenue del velador y ellos daban rienda suelta a sus deseos, si vieras vez las veces que la he visto a mi mujer tirando a más no poder en todas las poses habidas y por haber, los diversos tamaños de vergas que se ha comido, la he visto chupar pijas como si fuera la última vez que lo hacía, en fin ya te darás cuenta y yo con la pija que me reventada en más de una ocasión me he vaciado en mis calzoncillos, después que se iban me hacía limpiarle con la boca el semen que le chorreaba por su concha hinchada de tanto mete y saque de tamañas vergas, hasta que después de un tiempo recién tuve la oportunidad de participar en sus cogidas cuando entró prácticamente a trabajar a su empresa.

En otra oportunidad se la culearon entre tres y yo mirando, echo el dormido, claro que después de eso ni bien se iban yo le brincaba y le daba hasta quedar dormidos de cansancio ella más que yo.

Pero hasta esa oportunidad era todo coger por coger, ahora con su jefe sacamos ventaja de ello, yo te digo honestamente que en cinco días que trabaja en la empresa rara vez llega temprano en la noche su hora es de 12 a 1 de la mañana esto de lunes a viernes con un promedio de unas 2 cogidas por día ya sea una en su oficina y otra en el departamento de su jefe  y cuando salimos los fines de semana ella duerme con él o con sus amigos en las sesiones que ya te conté, donde por último yo más he llevado, que de tanto trago y ver que se tiran a mi mujer experimenté en carne propia vergas de los amigos de su jefe y hasta de él mismo, pero a veces no me daban la oportunidad de que yo por lo menos una vez me la tire a mi mujer…

Muy rara vez me lo ha permitido que me la tire, ahora para ser sincero me gusta, pero es cuando estoy muy cachondo de tanto ver como se la tiran a mi mujer, no soy amanerado, no soy gay, pero me han clavado muchas veces ya y le he llegado a encontrar ese gustito de tener una verga en mi culo mientras se la fruncen a mi mujer, a veces terminan dentro de mi y yo termino deslechándome.

Dentro lo más agradable es como puedo ver como la penetran, verla bailando con su jefe y sus amigos  completamente desnuda solo con sus zapatos de tacón, ver como la manosean, la besan, como se hacen chupar sus pijas, el rato que desean la tumban en  el  piso y se la tiran, eso si siempre tenemos a la mano un líquido llamado lisinogil que sirve para el lavado de la vagina, termina de culeársela y al baño donde le ayudo con una perita y el líquido y lavarle su conchita…

Puedo ver su clítoris inflamado paradito como una verguita, a veces sus labios inflamados de tanto coger,  y otra vez apta para la próxima cogida, a veces lógicamente se la tiran sobre la leche del primero, a mi me han hecho que haga eso alguna vez que me la tire después que alguno haya terminado y puedo sentirla ancha y en cada bombeada que le doy expulsa la leche de sus machos, mi esposa a la fecha se ha comido infinidad de vergas desde las normales hasta las que no te imaginas, cortas y  gruesas, largas y delgadas, la última que te conté es la Robinho el brasilero, su paloma media 28 cms. y un diámetro aproximado de 5 cms aproximadamente la próxima se lo mediré, ahí la he visto a mis esposa lagrimear de dolor y placer, como se le sale la leche de su concha, cuando se la sacaba, en fin, cuando a veces le terminan en la boca en sus tetas en todo su cuerpo, que aparte de todo había sido una de los mejores gels para restablecer la piel y mantenerla lozana. Todo recordamos cuando estamos solos en la casa y nos arrechamos como no tienes idea y cogemos de lo lindo.

Hay viernes que llega con su jefe a mi departamento, me sacan de mi cama para que se la tire en mi cama y yo tengo que atenderle con un vaso de whisky o lo que se le apetezca, tengo que chuparle la concha a mi mujer para que la paloma de su jefe entre con facilidad, tengo que chuparle o ensalivarle su pija a su jefe para que se la meta a mi mujer, yo tengo que guiar su verga hasta sus labios vaginales, pero eso me excita terriblemente, cuando se va me la tiro con gusto sobre su leche que deja en su concha.

Espero que poco a poco tu la puedas convencer a tu mujer y te aseguro que la van pasar bien.

Autor: Alberto

Me gusta / No me gusta