Su primer trio tan jovencita…

Me llamo Simon y la historia que voy a contar a continuación sucedió el pasado fin de año. Este año pasé las fiestas en el pueblo de mis abuelos Fuentes de Andalucía, Sevilla, allí estaba con mi primo José Carlos y Dani.

En el pueblo en vez de discotecas o cotillones lo que se hace es alquilar una casa para las fiestas: navidad, santos inocentes, fin de año, día de reyes y cualquier noche. Yo llegué para fin de año, ya que navidad las había pasado con mi familia.

Al llegar estaban mi primo José Carlos y Dani que llevaban desde hacía tiempo allí con el grupo de amigos del pueblo, gente que yo conocía de otras fiestas romerías, veladas, y mas fines de semanas y por supuesto otros fines de años, y nos fuimos al bar “la bola negra” que es donde solíamos quedar para tomar café y otras bebidas, allí saludé a todo el mundo y estuvimos hablando y poniéndonos al día.

La noche del 31 en la calle hacía frío ya que el pueblo está en la sierra y hace bastante frío, Dani y yo llevábamos los abrigos hasta arriba José Carlos se reía de nosotros pero yo por lo menos tenía frío.
Llegamos a la fiesta al poco tiempo, era una casa de dos plantas en la planta baja estaba el salón dos dormitorios, un baño, un patio interior y la cocina mientras que en la segunda planta estaba el tercer dormitorio y un cuarto de baño, no éramos los primeros en llegar ya estaba Pepote dentro con varías gente entre ellas estaba “Chico”, Nando, Tomatito, Elena, Inma y su hermanita Nuria. Saludamos a todos y rápidamente Dani se metió con Nuria que era la más pequeña del grupo cuando el resto teníamos ya la treintena largos ella acaba de cumplir los 20 añitos cosa que era de mofa por parte de Dani y por lo que se ve, llevaba todas las fiestas metiéndose con ella. Nuria es una chica morena con el pelo liso de un metro setenta, con un tatuaje de una serpiente serpenteante en un brazo, para esa noche llevaba un vestido rojo con un escote generoso, y que hacía resaltar sus piernas larguísimas y unos botas de ante marrones, Dani se quedó un rato metiéndose con ella mientras que yo me fui con José Carlos a hablar con Inma y Elena.

Finalmente me quedé hablando con Elena la cual al rato me dijo que si la acompañaba a buscar a su prima, porque Chico quería acompañarla y a ella no le apetecía que él lo hiciera y si yo decía que si, no haría falta que Chico fuera… yo no me lo pensé un rato y accedí. Ni siquiera me despedí de mi primo, cogimos nuestros abrigos del armario de la entrada, yo mi chaqueta de cuero y ella su chaquetón blanco, salimos a la calle nos daba una brisa fría, brisa que hizo que nuestros cuerpos se juntaran y ella se agarró a mi brazo y así estuvimos caminando hasta la fiesta donde se encontraba su prima.

Nos recorrimos todas las fiestas y no encontramos a su prima. De vuelta a nuestra casa de navidad me encontré que no estaban mis primos. Chico me dijo que se habían ido a casa de Inma. No sabía llegar pero Elena si y nos fuimos a casa de Inma.
Inma vivía en un caserón casi a las afueras del pueblo a veinte minutos de la casa de navidad. Al llegar llamamos y nos abrió Nando.

– Están mis primos?
– Si pasa.
En el salón estaban Inma, Jose Carlos, Dani y Nuria.estaban liándose porros y fumando, a mis primos les alegró mucho verme.

– Illo primo que te has perdio.- me dijo Dani.
– Fui con Elena a buscar a su prima..- le respondí
– Bien, siéntate..- Dijo José Carlos.

Pasamos la noche bebiendo y fumando, Dani seguí con la guasa con Nuria diciéndole que era muy pequeña para beber alcohol, o muy baby para fumar porro, ese era su juego y ella aunque le molestaba se lo seguía.

Al rato, Elena se fue al recibir un mensaje de su prima, y Nando con ella los despedimos y mientras que José Carlos acompañaba a Inma a por leña para la chimenea al patio interior el resto nos fuimos al salón.
Nosotros seguimos bebiendo y fumando cuando nos dimos cuenta que Inma y José Carlos tardaban mucho en regresar así que fuimos a buscarlos llegando a la habitación de Inma donde se escuchaba a José Carlos gemir y a Inma gritar de placer, estaba follandosela.

Intentamos no hacer ruido e irnos al salón. Pusimos la tele para dejar de escucharlos entre risas. Viendo la tele me quedé sopa y cuando me desperté estaba solo en el salón. Busqué en la casa a mis primos. los chaquetones estaban en la puerta así que no habían salido, caminé hasta la habitación de Inma y la puerta estaba cerrada. Luego caminé hasta una habitación que por abajo veía que había luz. Sin hacer ruido me acerqué y medio abrí la puerta. dentro estaba mi primo con Nuria el no llevaba camisa y ella estaba en bragas y camiseta interior se había quitado el vestido rojo.

– Elijo verdad..- Dijo Nuria.
– Verdad que te gusto.- Dijo Dani, tan confiado como siempre.
– Verdad. te toca.- respondió sonrojada.

Estaban jugando a beso, atrevimiento o verdad. y por lo que se vé Nuria había perdido varias rondas. asomé la cabeza por la puerta, mi primo que estaba de frente me vió pero Nuria no.

– Ok, pues elijo atrevimiento. dijo Nuria.
– Te tienes que tapar los ojos y no destaparlos hasta que yo te diga
– Ok. pero no me puedes hacer nada que me haga daño, vale?
– Ok.

Con un pañuelo le tapó los ojos asegurándose que no podía ver luego comenzó a cariciar las piernas de Nuria, ella estaba disfrutando de las caricias. le subió la mano por la barriga levantándole la camiseta interior. Luego levantó la camiseta y le sacó la camiseta por la cabeza. Ella seguí con los ojos ventados. le desabrochó el sujetados dejando libres a sus pechos, desde mi sitio no podía ver nada. Luego Dani tiró de las braguita de Nuria dejándola totalmente desnuda, ella se dejaba hacer todo.
Dani me hizo un amago para que entrara en la habitación y me pusiera detrás suya para ver mejor el espectáculo. Nuria tenía unos bonitos pechos rosados algo que me ponía muy cachondo y su coñito estaba rasurado algo que me ponía aún mas cachondo.

– Yo estoy completamente desnuda y tu aún tienes el vaquero no es justo, verdad?.- Dijo Nuria tocandole el pantalón vaquero.

Mi primo Dani me hizo señas para que me desnudara al igual que estaba haciendo él.

– Es verdad, espera un momento.

En esa habitación estábamos los tres desnudos, entonces me hizo señas Dani para que me pusiera en su lugar, y así lo hice.
Comencé a acariciar la cara de Nuria, ella cuando sintió mis manos pegó un respingo pero luego las recibió de buen grado besando con sus labios mis dedos, con mi otra mano comenzé a acariciar sus senos pellizcando sus pezones. Dani nos miraba y ponía más dura su polla con su mano. Bajé mi mano derecha hacia el coño de Nuria mientras que con la izquierda seguía acariciando su rostro. Nuria abrió sus piernas mostrando su rosado coño. Dani me hizo gesto de que quitara mi mano derecha a lo que la quité y él posicionándose detrás mío comenzó a hacerle un dedo con su mano derecha, yo bajé mi mano izquierda para acariciar sus senos y comencé a besarla. Su boca sabía a juventud, su forma de mover la lengua era algo tosca e inexperta pero pese a ello era algo embriagador, ella con su mano cogió mi polla y comenzó a menearla, estuvimos largo rato así hasta que Nuria, con la venda aún en los ojos dijo.

– Quiero comerme tu polla

Entonces me levanté y dejé de acariciarle los pechos y Dani dejó de hacerle un dedo. Puse mi polla en su labios, ella cogiéndola con su mano se la metió en la boca. Lamía mi polla mientras me la movía de arriba a abajo, jugaba con mis huevos estaba en la gloria, mi primo mientras nos miraba moviendo su polla para que no perdiera su erección. tras un largo rato lamiendo mi polla mi primo que estaba mas caliente que otra cosa me hizo un gesto para que me apartara, ahora era su turno.

– Espera Nuria que voy cambiar de postura.- Dijo Dani.

Ella me soltó y pude apartarme dejando sitio a que Dani pusiera su polla al servicio de Nuria.

Cuando Nuria comenzó a catar la polla de Dani, paró al momento.

– Aquí ¿cuantas pollas hay?.- preguntó.
– Una. ¿cuantas va haber?
– Pues está mas seca que hace un momento.- y diciendo esto se quitó el pañuelo descubriendo el engaño y viendo que aparte de Dani y ella también estaba yo en la sala desnudo
– Ves, ya decía yo. y siguió comiéndole la polla a Dani.

Yo viendo que ella no había dicho nada me tumbé en la cama y le abrí las piernas comenzándole a comer el coño de una forma bestial. Dani mientras le cogió por detrás de la cabeza y empujaba su cabeza contra su polla como si se la estuviera follando, ella no hacía señal de desagrado, es más, le encantaba, yo seguía comiéndole el coño. Una vez que su coño estaba bien húmedo me subí a la cama para meterle mi polla entre sus labios rosado, Nuria seguía comiéndole la polla a Dani, disfrutando de de su pirulo.Le metía la pollla y le acariciaba los pechos y mi primo Dani se la estaba follando por la boca.
Dani cansado de estar de pie se tumbó en la cama y ella se puso a cuatro patas sobre él para seguir comiéndole su polla, yo aproveché para meterle la polla por el ano. Por lo que se ve era virgen en ese aspecto pero pronto dejaría de serlo. Con mimo y suavidad se la empecé a clavar, cuando la cosa iba como meter un cuchillo en mantequilla comencé a darle azotes en el culo algo que la excitó mas.

– Illo primo, que yo también me la quiero follar.- Dijo Dani.

Nuria paró de comerle la polla a mi primo y sonrió. Me levanté y mi primo se tumbó, Nuria se puso encima de él metiéndose su polla en su coño yo me puse de pie en la cama frente a Nuria mostrándole la polla que ahora se debía comer. Ella, excitada, no se negó y empezó a lamer la polla que estaba llena de su jugos vaginales y anales. Dani se la follaba mientras acariciaba sus pechos. Yo, desde arriba, podía ver a esa jovencita de 20 añitos comerme la polla mientras se metía la polla de mi primo y las toscas manos de Dani cubrían sus blanquecinos y rosados pechos.

Creo que voy a correrme.- dijo Dani.
Córretesemental mio.

Daní se corrió dentro de su coño y Nuria de rodillas comenzó a mamarme la polla hasta que consiguió que me corriera también.

Pronto será la romería del pueblo de mis abuelos y pienso ir y mi primo Dani también ya que Nuria nos ha dicho que se va a llevar a una amiguita para jugar los cuatro, y ya os contaré.

Me gusta / No me gusta