El sexo total esta al llegar

En mi primer relato les narre como Calderon y Juan Manuel me desvirgaron mi culo y comencé a aprender lo maravilloso del masaje prostatico y las mejores corridas con una buena pinga en mi culo sin ni siquiera masturbarme.

Como siempre fui buen estudiante me converti en ayudante de la Catedra de Quimica , tenia algunas ventajas como poder ir al Centro con frecuencia y pases especiales a bibliotecas o la organizacion de actividades especiales de repaso.

Entre los alumnos estaba Julio Cesar, todo un semental fanatico de las mas maravillosas perversiones.

Como siempre fui muy prudente tratando de nadar fuera del agua , un día me invito a su casa , sus padres y su hermano habían ido fuera de la Habana y todo estaba bien pensado :solos , me enseñaba pornografía y me hablaba de lo “macho” que eramos viendo esas zorras folladas por hombres con unas pingas de infarto.

Así las cosas me dijo viendo mi excitación que fuéramos al baño y nos hiciéramos una paja . Yo junto a él parados frente a la taza del baño haciéndome una paja y viéndonos el uno al otro.

De repente me cogió la mano y me la alejo y se puso a contemplar mi pinga y a decirme que nunca había visto un glande tan grande y jugoso como el mio que le desesperaba poder tocármelo y acariciarlo y yo le deje.

Trató de tocarme mi ojete pero recordando lo que me dolió se la retire y le dije que hasta ahí llegábamos. Él me rogó quedarme y me dijo no quiero que tampoco me toques el mio entonces , pero
lo convencí de lo maravilloso de dedearlo con suavidad y los beneficios de una gran corrida espectacular.

Read more

Me gusta / No me gusta