Un viaje descubridor

Me encontraba en un viaje por trabajo, la típica clase de viajes que uno detesta. Viajas solo, vas a un hotel solo tienes un par de reuniones totalmente intrascendentes y te has de volver sin que te de tiempo si quiera a ver algo de la ciudad a la que te diriges. En esta ocasión me dirigía a Santiago, ya había cenado por lo que llegaría al hotel para dormir y poco más.

Subí al avión buscando mi asiento y por una vez en mi vida me sonrió la fortuna, una chica espectacular estaba sentada junto en mi asiento en la ventanilla. Tendría entre 25 y 30 años un pelo moreno largo y sedoso, unos ojos marrones claros, llevaba un jersei pero esos dos bultos eran tan llamativos que cualquier hombre moriría por ver tan solo el envoltorio y unas piernas larguisimas en un pantalón muy ceñidito acompañadas de unas botas de piel espectaculares muy altas. No podía ver de momento su culo pero todas las pistas me indicaban que sería un monumento digno de adoración.

Me puse ya algo nervioso al verla, me senté a su lado y creo que llegue a decir un “hola” ella que leia una revista tampoco me prestó demasiada atención pero también contestó educadamente con otro “hola” después de darle vueltas y vueltas a como romper el hielo decidí que mi móvil cayera accidentalmente al otro lado de sus pies para tener una excusa para empezar conversación.

– Uy… perdona se me ha caído el móvil debajo tuyo, te importaría dármelo por favor…
– sí, está bien… aquí tienes- no puso cara de muy receptiva pero aprovechando que dejaba la revista en ese momento, decidí insistir.
– Muchas gracias me llamo Oscar, siento ser un plasta pero me ponen un poco nervioso los aviones y bueno hablando siempre pasa todo más rápido, por que vas a Santiago si se puede saber…?
Inicialmente dio un suspiro y pensaba que iba a mandarme a cagar pero después me observó detenidamente y su expresión corporal cambió por completo, tenía una cierta sonrisa en la cara que aún la hacía más atractiva.
– Hola… Nerea, encantada pues trabajo en una revista de moda de diseñadora y me han llamado a última hora para una reunión así que allá voy ni siquiera tengo hotel.
– Vaya ya decía yo que ibas muy conjuntada, tienes muy buen gusto jeje… o.. oye pues yo también voy por trabajo por una reunión mañana, si quieres supongo que en mi hotel… habrá sitio.
– Es una posibilidad si y gracias ya me he dado cuenta de que te gustaba mi ropa
Me pongo rojo) no…bu…bueno eres una chica llamativa, perdón estarás acostumbrada a que se fijen en ti, no quería molestarte…
– jajaja no he dicho que me moleste solo lo resaltaba, tampoco has hecho nada malo no?
– jaja no, no…
– bueno parece que ya estamos llegando y está lloviendo uff la verdad es que no me apetece ponerme a buscar nada bajo la lluvia, podemos probar la opción de tu hotel.
– Claro! por supuesto vamos juntos en el taxi y allí preguntas ( esto se pone interesante!)

– Uff como llueve, llevo paraguas, te importa coger mis maletas no puedo llevarlas con el paraguas a la vez…
– no no claro que no, (cogí las maletas pero cuando me descuidé ella ya había salido andando con el paraguas para parar un taxi así que fui como pude con todos los bártulos bajo la lluvia)
– Dile la dirección del hotel vamos.
– Sí, sí (le dije la dirección al taxista) por el camino estuvimos hablando de mi ella me hice varias preguntas, sobre mi vida personal, si tenia pareja en que consistía exactamente mi trabajo, cuanto ganaba … al llegar al hotel ella salió rapidamente para preguntar si habia habitación y me dijo a mi pagando el taxi y cargando con todas las maletas.
cuando entré – no, quedan habitaciones… que voy a hacer ahora a estas horas a saber que encuentro y encima lloviendo y mañana tengo que madrugar… peor no puede empezar el viaje.
– bu..bueno sé que nos acabamos de conocer pe…pero si quieres podríamos compartir la habitación, soy de fiar… de verdad.
– Compartirla… no quiero molestarte además sería muy incomodo compartir la cama con un chico nos acabamos de conocer y no quiero abusar…
– no no de verdad, no me importaría además seguro que hay algún sofá o a una mala pues un cojín y en el suelo y me pongo yo a mi no me importa de verdad.
– Que? de verdad, dormirías en el suelo? umm jo me sabe muy mal pero tampoco tengo otra, está bien, eres un encanto-muak (me dio un beso en la mejilla y pude aspirar su aroma)
– De verdad Nerea, será divertido no? jeje-
Entramos en la habitación no estaba nada mal una cama grande que parecía que no iba a poder catar aunque quien sabe… pero no había ningún tipo de sofá, solo una silla y el suelo que al menos tenía moqueta. Nos pusimos a deshacer la maleta cuando de repente ella empezó a gritar.
– Nooo, mierda noo, me lo he dejado en casa y ahora que…
– El que? que pasa, que te has dejado?
– Una crema especial para limpiar las botas y mira como las tengo llenas de barro de la lluvia no puede presentarme así a la reunión de mañana…
– Bu..bueno pero con agua se podrá apañar no?
– Agua? esto es piel si se mojan mucho se estropean no se pueden lavar con agua
– Bu..bueno y solo se pueden limpiar con esa crema? algo más se podrá hacer…
– bu..bueno hay una cosa que vale porque es más densa que el agua pero no sé no me veo haciéndolo a mi y no creo que nadie pueda hacerlo.
– El que? el que? vamos si puedo ayudarte cuenta conmigo Nerea que seguro que se puede hacer…
– Bueno… con la saliva se pueden limpiar, te importaría mucho lamerlas…??
Me quede en shock unos segundos y solo pude decir- bueno…yo…
– Ay pero como se me ocurre, debes pensar que estoy loca, mejor me voy cojo las maletas y me voy.
– no, no espera si es la única opción lo haré claro pero no te vayas a donde vas a ir tan tarde…
– de verdad… que chico tan bueno eres que suerte que he tenido contigo la verdad, eres un cielo, quieres lamerlas mientras las llevo o me las quito.
-Bu..bueno me da igual
– bueno pues a si mismo jeje, ven aqui ponte aqui en el suelo me siento en la cama y así las tienes más accesibles.
– Vale… (comencé a lamer las botas un poco nervioso, sin saber muy bien que estaba haciendo pero he de reconocer que era situación por otro lado bastante excitante la miraba desde bajo y parecía tan perfecta)
-Así, oye lo haces muy bien no te dejes los tacones eh que no puedo ir a una reunión de moda sin estar perfecta.
– no… no… claro
– Umm la verdad es que las estas dejando muy bien y pensar el dinero que me habría ahorrado en crema si te hubiera conocido antes, jajajaj es una broma jajaja
Me puse un poco rojo) bu..bueno que tal Nerea están bien??
– están muy bien, ayudame a quitarmelas y las dejamos en un lado a secar vale cielo?
-cla..claro (le quite las botas poco a poco disfrutando de poder tocarlas y las deje en una esquina de la habitacion. Bu..bueno que te apetece hacer, quieres que pongamos un poco la tele o que bajemos a tomar una copa o algo…
– Pues lo que tengo ahora son ganas de ir al baño pero menudo fastidio porque solo he traído esas botas y si voy descalza me constiparé…
-Bu..bueno puedo llevarte si quieres te cojo al brazo y te llevo jeje
– Uy no, tengo una contractura en la espalda solo podrías llevarme si mantuviera la espalda recta, bueno si hay una forma y como eres tan tan bueno seguro que me dices que si a que sí??
– que… bu..bueno si jeje que tengo que hacer??
mira ponte al pie de la cama a 4 patas y asi me llevas a caballito sin que yo toque el suelo y llevo la espalda recta, venga vamos ahora verás que divertido.
Lo dijo ya con tanta naturalidad y autoridad que no pude ni replicar nada asi que me coloqué y esperé a que subiera encima)
– buen chico, jajaja lo haces todo muy bien sabes, no entiendo como no tienes novia, con lo servicial que eres, venga llevame al baño.
– si..sii – a mitad camino note un pellizco en el culo, ayy mire de reojo hacia arriba y la vi sonriendo.
– jajaja perdona es que tienes un buen culo, jajjaja gracias por llevarme al baño cielo, llevame hasta la taza.
Se apoyó en mi espalda e incluso en mi cabeza con los pies y se subió a la taza, muy bien ahora ves fuera y te llamo cuando acabe pero no te levantes que va a ser un segundo y no vale la pena que vas a tener que ponerte a 4 patas enseguida.

Continuará

Me gusta / No me gusta

Primera carta a Misstres Natalie

Hola a todos.
Esta es mi primera carta (100% real) a Misstress Natalie, en la que le cuento cuál es mi mas intensa fantasía, que deseo mas que nada concretar en lo inmediato.

He aquí el mail enviado:

Hola, Mistress Natalie.
Escribo este mail para contarte de mis fantasías.

Me excita muchísimo pensar en una mujer penetrándome, obligándome a chuparle la pija y tratándome de putita.
Me imagino en 4, la cara contra el suelo y una mujer manoseándome la cola. Chupándomela, metiéndome dedos y luego un plug para dilatarme. Hablándome suavemente y dulce, pero muy sucio. Tratándome como una nena que necesita ser educada para entregar la cola y satisfacer a una buena pija. Me deja el plug adentro y me obliga a gatear, a chuparle la pija y a lamerle las tetas, el ano y la vagina. Me pone en cuatro de nuevo y me da palmadas fuertes en la cola mientras me hace rogar por una buena pija.
Después me la mete y comienza a trabajarme la cola, tratando de que la pija entre y salga cada vez mas fácil. Mientras me reta por lo puta y cochina que soy y me cuenta lo abierta que se ve mi cola. Me da vuelta y me coge patitas al hombro, mientras me masturba, me hace acabar en mi pecho y cara y me obliga a tomarme la leche.
Aprovecho para contarte que muchas veces cuando me masturbo chupo de mis manos el líquido preseminal de mi pija, y luego me acabo en la cara para probar mi propio semen.
Me encanta ver vídeos porno de minas chupando pijas muy grandes, y recibiendo acabadas en la cara mientras tragan semen.
No siento deseos de estar con un hombre, pero me gusta mucho ver buenas pijas siendo chupadas y largando leche.

Bueno, Mistress Natalie, perdón si no es muy extenso el mail. Pero compartir esto con una persona es nuevo para mí y espero ir soltándome mas en el futuro.
Espero tu respuesta.

Les dejo mi mail, para iniciar contacto con todo tipo de personas que tengan los mismos intereses que yo.

los espero ansiosos.

Me gusta / No me gusta