Rough4

Capítulo Routh 3 disponible para leer. 

En la cena hablamos de muchas cosas, la mayoría con doble sentido y términos sexuales y pornográficos que me iban calentado más, pero procure no traicionarme con mi vida real, aunque a lo largo de la noche descubriría que el alcohol y la situación me habían soltado la lengua en detalles personales que no quería que supieran.

Read more

Me gusta / No me gusta

Rough (Capitulo 2)

Rough capítulo 1 disponible para leer.

Empieza la aventura.

Nada más llegar a casa agradecí que mi hija estuviera en su extraescolar y mi marido llegaría tarde como siempre, así que me metí en la ducha dónde no pude por menos que masturbarme frenéticamente pensando en el desconocido que me había viso follar y me citaba para… suponía que, pero me deje llevar para ver donde acababa el tema.

Read more

Me gusta / No me gusta

A los pies de mi esposa

Cuando mi actual mujer aceptó casarse conmigo, estaba seguro que sería capaz de hacerla feliz por el resto de mi vida. Yo estaba perdidamente enamorado de ella y, por consiguiente, haría todo lo posible para satisfacer cada uno de sus deseos, anhelos y caprichos. Creía firmemente que el amor incontenible que sentía y siento por ella podría romper con cualquier barrera que nos pusiera la vida.
Eso era lo que pensaba cuando aún no habíamos tenido la que para ella fue una muy decepcionante noche de bodas. Ambos veníamos de familias ultra católicas y tremendamente conservadoras, por lo que los dos habíamos decidido llegar vírgenes al matrimonio. Aunque eso significara que nuestra única actividad hasta la noche de bodas, durante dos años noviazgo, fuera darnos besos con lengua, abrazos, y uno que otro toqueteo en el trasero, pero siempre sobre la ropa.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi amigo el Maestro

Bueno esta es la primera vez que me animo a relatar una experiencia sexual, espero sea de su agrado.

Me llamo Leonardo, 33 años, moreno, cuerpo promedio, estatura algo considerable y ojos algo rasgados. Hacia unos meses conocí a un chavo menor que yo, el chavo me atraía mucho su porte varonil y su aire heterosexual me ponían muy caliente, ya habían transcurrido varios meses y continuábamos frecuentándonos. Un día me pidió algo inusual para nuestra siguiente sesión sexual: usar una tanga de mujer, fue algo que nunca considere en mi vida sexual pero se me hacia morboso pensar como se me vería una tanga de encaje, cierto día despues de tanto pensarlo me dirigí a una tienda de lencería escogí un par de tangas y finalmente las compre.

Read more

Me gusta / No me gusta

ADIESTRANDO A UN SUMISO (1)

CAPITULO 1: Iniciación

Os voy a contar la experiencia de un  sumiso desde el primer día que ve a su Ama, hasta el final, que lamentablemente ha sido hace poco, así que espero que escribir me ayude a recordar los momentos que pasé a sus Pies:

Era su primer encuentro con su Ama y estaba realmente nervioso. Aunque habían hablado bastante por correo, mensajes, era la primera vez que iba a verla. Habían quedado a las ocho en la habitación de un hotel céntrico y él ya llevaba allí un tiempo esperando que llegara de una vez la hora acordada pero el reloj no avanzaba, parecía que se había quedado parado, incluso a veces dudaba de que funcionara. Cuando por fin se acercaba la hora indicada decidió empezar a prepararse, tenía órdenes de esperarla completamente desnudo y perfectamente depilado así que se quitó toda la ropa y comprobó una vez más que todo estuviera a gusto de su Ama, como ella le había ordenado. Miró el reloj que había dejado sobre la mesilla una vez mas, faltaban aún cinco minutos, sus nervios aumentaban aún mas si cabe. Quería estar a la altura, no sabía lo que su Ama tenía en mente para él, pero no quería defraudarla nunca y menos  en su primer encuentro, todo lo que quería era que su Ama estuviera satisfecha con su adquisición, con su nueva mascota, quería complacerla y adorarla, eso era lo mas importante para él.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi esclava traga

Este relato no contiene los nombres verdaderos de sus protagonistas debido a posibles represalias en contra de mi persona, por parte de la persona afectada, (el marido de mi esclava sexual).

Todo comenzó hace cinco años. Por aquel entonces yo estudiaba Económicas en la Facultad de Santiago de Compostela, tenía 25 años y mis hormonas sexuales más salidas que nunca, y tras dos años de noviazgo con una morenita, rompí mi relación con ella por encontrarme agobiado (controlado), y comencé a buscar de nuevo una mujer para consolar mi sexo.

Read more

Me gusta / No me gusta

Arturo follo a mi esposa hasta que se canso, parte 1

Infidelidad consentida, dominación, sexo, trio, sodomizacion, felacion!

Creo aún no les había platicado el por qué desde la primera vez Irma llevaba muchos micro vestidos, la razón era para modelarselos a Arturo pero al verlo creo que se arrepintió, pero después de experimentar su primera cogida con el eso cambio radicalmente, ahora les contaré cómo fue que Arturo gozo de mi esposa durante todo un fin de semana, yo fui únicamente un espectador y un medio para que esto sucediera

Read more

Me gusta / No me gusta

Una vez con Eusebio

Otras veces, antes, lo había intentado, no tengo problemas en reconocerlo, pero aquella vez ni siquiera me había dado cuenta de la extraña casualidad sino hasta que había sido evidente hasta lo obvio. Yo había estado yendo al gimnasio, con intermitencias, desde hacía casi un año, y siempre me había subyugado el impresionante físico del encargado, un muchacho colombiano de piel oscura como un lago a media noche. Su sonrisa de dientes voltaicos conseguía que me olvidara del significado y articulación de cualquier palabra que necesitaba pronunciar en su presencia.

Read more

Me gusta / No me gusta

Arturo logra culear a mi mujer (La puta de mi esposa)

Tal vez por que me di cuenta muy tarde que a ella le gustaba ser dominada y algunas veces malteada y dejar todo en manos del macho que la poseía (como todas las mujeres, les cuesta tomar decisiones) pero esto lo descubrí tarde a pesar de haber vivido muchos años juntos.

Cierto día me llama Arturo, al contestar me dice:

– Cómo estás? Oye necesito que me traigas a Irma este fin de semana

– El fin de semana?

– Si, invéntate algo la vamos a pasar muy rico ya lo veras y colgó!

Read more

Me gusta / No me gusta

La putita y el travesti

Hola a todos. Me llamo Gus y siempre me he considerado hetero, y me lo sigo considerando.

Soy un chico normal, más bien pijillo, guapete, alto, deportista,buen estudiante, serio…Siempre he tenido novias largas y de verdad me he sentido bien con ellas. Sé que mi polla no es especialmente pequeña (unos 16 cm) pero siempre me la he visto ridícula mientras me duchaba con mis compañeros de equipo de baloncesto con sus grandes pollas colgando, peludas, oscuras. Esos tíos de verdad que follaban con una tía cada fin de semana, sin complejos…

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi esclava Esther

Seguidamente os voy a narrar un hecho que me sucedió hace un tiempo en Huelva. Todo sucedió en un bar al que suelo ir, en el hay un ambiente sadomasoquista, y es fácil encontrar nuevas relaciones que puedan colmar mi incesante curiosidad.

Estando en el bar, observé a una chica sentada en la barra tomándose una copa, tenía un aspecto de cómo ida, de perdida, pero a la vez reflejaba en su cara que por primera vez buscaba emociones fuertes. Tras contemplarla un tiempo me dirigí hacia ella, le agradó el que me acercase, poco después empezamos a hablar un rato sobre nuestras vidas, entre las cuales me dijo que se llamaba Esther. Ella iba con una minifalda negra y una blusa azul, tenía un cuerpo deportivo, unos treinta años, guapa, cabello rubio, piernas atléticas, culo duro y pechos grandes, en definitiva era bastante atractiva, lo que hizo que mucha gente estuviera rondándola.

Read more

Me gusta / No me gusta

Descubriendo a Marta

Realmente, no se si lo que os voy a contar os gustara. No se si os resultara erótico o excitante, o si lograra que sintáis nacer un poco el deseo dentro de vuestros cuerpos, como lo siento yo a veces, leyendo algunos relatos. Pero si se, que esta historia, por lo menos, tiene el morbo de la realidad, porque es, sencillamente una historia verdadera.

Read more

Me gusta / No me gusta

La psicologa me engaño XI

Bajé a mi cuarto de sirvienta con una mezcla de sentimientos que me confundían hasta la desesperación. Por un lado, había visto la cruda realidad de mi Ama Marcela. Una mujer desalmada y cruel, quien se había apoderado de mi cargo de gerente en la compañía para la cual trabajaba y, de paso de todos mis bienes, al unísono de haber acabado con mi matrimonio y toda posibilidad de vida familiar, desde hacía ya dos interminables años hoy cumplidos. Como aniversario de mi esclavitud, había sido regalada con la llegada del nuevo inquilino declarado como Novio de mi Señora y nuevo Amo mío y acto seguido se me había permitido asistir a mi primera luna de miel de mis Amos-Amantes.

Había sido presentada ante mi nuevo Amo, no solamente como esclava y sirvienta, sino también con la orden perentoria de convertirme en la puta personal y propiedad de mi Señor Marcos subordinada a sus más ínfimos caprichos. La buena noticia había sido mi exitoso debut como mujer exuberante ante los ojos de mi ahora Dueño y Señor. No había dejado de notar el trato preferencial que había recibido del hermoso efebo, y el contraste manifiesto entre mi Ama como mujer y yo, su sirvienta, claramente superior en todo como fémina. Creo no equivocarme al afirmar, que la intención de la señora Marcela con su novio era utilizarme como cebo, para atraerlo definitivamente a su lado, ya que ella sola no lo había logrado en todo este tiempo como jefa del asistente de sugerencia.

Read more

Me gusta / No me gusta

Vendiendo a la puta de mi esposa.

Infidelidad Consentida, Dominación. Como ya he contado en relatos anteriores Irma seguía entusiasmada con Alberto a excepción de la cogida que le habia puesto su jefe en el trabajo para mi sorpresa , pero la relación con Alberto ccontinuaba y se hacía cada vez más intensa, pero cierto día recibí una llamada de un número desconocido cuando estaba en mi oficina y conteste:

– Bueno?!

– Raul como estas?

– Bien, quien habla?

– Soy Antonio el hermano de Alberto te acuerdas? Read more

Me gusta / No me gusta

Dominando a mi esposo

BDSM, Dominación. Mi nombre es marina, tengo 45 años, mido 178 tengo buen culo y tetas bien paradas, estoy casada con carlos quien tiene 42 es mas bajito que yo bien guapo y muy cachondo en la cama, es machista y me ultraja a menudo conviertiendome en una esclava completa Read more

Me gusta / No me gusta

Descubrí el lado de puta de mi esposa III

Infidelidad consentida. En este punto tanto Irma como yo habíamos descubierto una situación nueva, la cual ya no podíamos y lo más importante tampoco queríamos parar, por una lado a ella le gustaba sentirse deseada y dominada por alguien más pero sobre todo le excitaba mucho sentirse observada además de cuidada y autorizada por mi pues daba rienda suelta a su deseo de sentirse ensartada, poseída y ultrajada en ocasiones sin ningún recato o remordimiento, y yo disfrutaba mucho estar en primera fila y verla como gemía, se retorcía de placer además de verla empalada me producía también uno tremenda excitación y morbo a la vez. Read more

Me gusta / No me gusta