Violada en vacaciones por el obrero

Cuando ya tenía la cabeza dentro mío yo lo rodeé con mis brazos por el cuello y él metió sus brazos debajo de mis piernas, agarrándome por cerca de los muslos y empezó a levantarme y a sentarme en su pija, cosa que de a poco la metió toda hasta el fondo, yo levanté bien las piernas para que me la pusiera toda y ahí empezó a darme con todas las fuerzas.

Por lo general los fines de semana nos vamos afuera a un balneario donde mi padre tiene casa cerca de la playa para disfrutar del sol y la tranquilidad. Por ser invierno mi padre aprovechó para hacer unas refacciones en la casa y se fue de viaje, dejándonos las llaves y pidiéndonos que pasáramos de vez en cuando para ver cómo iba la construcción.

Llegó el fin de semana y aprovechando la casa que quedaría sola pensamos ir con mi pareja a tomarnos un descansillo. Salimos temprano para aprovechar todo el día y llegamos como a las 7 de la mañana, ahí estaba la casa y toda su tranquilidad, entramos por el fondo para ver cómo estaba quedando el patio trasero con su piscina y el nuevo techo que construían para la barbacoa. Entramos, nos preparamos café y nos pusimos a acomodar las cosas que traíamos no antes de prendernos un pitillo rico.

Lo que me gusta es ponerme la malla y salir a tomar sol al fondo, cosa que no importa que sea invierno o verano porque el fondo es todo cerrado por los costados impidiendo que pase el viento y frío y junto a la calefacción de la casa, eso se transforma en un paraíso en invierno. Ya eran las 8 y el sol ya estaba rico así que agarré un libro y me fui directo para el fondo, Nico como siempre se tiró a dormir, era muy temprano y no le gusta tomar sol, el pitillo le da o por tener sexo como loco o por dormir y esta vez, por desgracia, fue para el lado de Morfeo.

Ahí estaba yo recostada en un colchón tomando sol desnuda para quemarme parejo, (aprovechando claro que no se puede ver para ningún lado y puedo estar tranquila), ensimismada en mi libro que no siento nada y de pronto una voz me dice, -¡Que sorpresa! lo menos que me esperaba hoy es encontrar una petisa tan linda desnudita toda para mí, como viento me puse la tanga y pegué un salto mirando quien era.

Ahí estaba Ernesto (el amigo de papa que es vecino de aquí y es el que le hace la instalación eléctrica de toda la casa) mirándome y riéndose, con la parte de arriba de mi malla en la mano dándomela me dice…-Por suerte soy yo peti, ni cuenta te diste que estaba aquí parado si no te hablo podía seguir tranquilito mirándote, pero ya me estabas tentando y como siempre estás con el Nico pegada no me animo. -Se mira y no se toca, le digo mientras le saco la malla de las manos y me la pongo.

Ernesto es de confianza, lo conocemos hace mucho y siempre con Nico juegan conmigo y aquel le dice siempre que si se anima que me entre, que yo aguanto.

Para hacerla corta me cuenta que tiene que adelantar trabajo y por eso vino, que si no le molestaba que se quedara, que no sabía que veníamos, le dije que no teníamos problema que lo de él era sin hacer ruido y no molestaba y que ya me había visto desnuda así que trabajara tranquilo.

Al medio día con Nico despierto y después de los saludos nos fuimos a comprar comida, a la vuelta invitamos a comer con nosotros a Ernesto para que tomara un descanso.

Comimos y charlamos un montón, cosa que me divierte mucho, después con Nico nos fuimos a caminar por el bosque que es muy lindo a esa hora por la sombra y el viento que tiene. Como a las cuatro llegamos y nos vamos a pegar una ducha y Nico me dice que se va a andar en bici por ahí para hacer ejercicio, yo le digo que me voy a tomar sol tranquila…

A la salida le grita a Ernesto… -Cuídame a la peti… y el otro le grita… -Andá tranquilo que no se rompe…se ríen y aquel se va.

Me baño y me pongo la mallita y me voy al fondo. Me tiro en la colchoneta boca arriba y me pongo a charlar con Ernesto, -Si te molesto me voy a otro lado, le digo jugando…- No me molestas mas bien me distraes, me dice riéndose, -Bueno entonces me pongo de espaldas y te dejo tranqui…me saco la parte de arriba sabiendo que me está mirando y me pongo de espaldas acostada.

-No juegues mucho, mirá que no está aquel para defenderte….me dice…-Acordate que aquel dice que aguanto, le digo y me quedo callada haciéndome la dormida.

Al rato de estar tomando sol de espaldas me doy media vuelta para tomar de frente sin importarme que me está mirando a ver que me decía…al ratito de estar así, él viéndome sin decir palabra baja de la escalera, pasa caminando al lado mío y entrando a la casa me dice…-Vení petisa.

Me agarró desprevenida, en unos segundos me levanté y entré, él me estaba esperando sentado en una silla y me dijo que me acercara, me acerco y él abre sus piernas, me agarra de la cintura con su brazo izquierdo y me pega a él, yo quedo parada entre sus piernas bien sujeta por la cintura casi sin poder moverme, él mete sus dedos en la boca para mojarlos y con su mano derecha me corre la tanga metiéndome la mano bajo ella y me empieza a acariciar la concha con sus dedos.

Lo hace de una manera tan suave y delicada que me mojo en un segundo, cosa que logra que me abra más, que él aprovecha metiéndome lentamente los dedos cada vez más adentro.

Todo eso sin mediar una palabra mirándome a los ojos (cuando los tenía abiertos), yo aguantando como podía de pie con las piernas como gelatina, me dejo caer al borde de su pierna, él ahí no solo me mete y saca sus dedos en mi concha si no que aparte juega con mi culo, acariciándolo y metiendo un dedo mientras me pasa la lengua muy despacio por mis pezones…(solo por la punta de mis pezones) ahí yo ya estaba con los ojos completamente cerrados y con la cabeza para atrás gimiendo con la boca abierta.

Viendo como estaba me para y me baja lentamente la tanga que aun llevaba puesta, yo parada inmóvil veo que se abre las bermudas y se las medio baja sin pararse, ahí veo que tenía una muy buena pija, muy grande y bien gruesa, (parecía la de una película porno) la tenía súper parada.

Me agarró de la cintura con las dos manos y me empezó a acercar a él…esta vez tenía las piernas juntas haciendo que a medida que me acercaba tenía que abrir yo las piernas en un momento, ya me tenía sentada en sus piernas, de a poquito él fue abriendo sus piernas provocando, no solo que yo me abriera más, sino que me fuera acercando a su pija…ahí él agarró su pija con la mano y empezó a jugar con los labios de mi concha que los tenía empapados. Yo que no aguantaba más levanté un poquito mis piernas y me deslicé para meterme de a poquito esa pija.

Cuando ya tenía la cabeza dentro mío yo lo rodeé con mis brazos por el cuello y él metió sus brazos debajo de mis piernas, agarrándome por cerca de los muslos y empezó a levantarme y a sentarme en su pija, cosa que de a poco la metió toda hasta el fondo, yo levanté bien las piernas para que me la pusiera toda y ahí empezó a darme con todas las fuerzas, con sus brazos rodeando mis piernas llevándome hacia atrás y adelante, metiéndome esa pija con todo, provocando que me tuviera que mover como una puta con las piernas bien levantadas y empujándome hacia su pija…

Cuando empecé a temblar y a gemir de placer él se me metió bien adentro, enterró la pija bien hondo, yo lo abracé del cuello bien fuerte y empezó a mover su pija en círculos, lentamente, haciendo de inmediato que me corriera… pegando un gemido, poniendo los ojos en blanco y la cabeza hacia atrás…

Ahí sentí como él también no se aguantó y empezó a llenarme de leche bombeándome lentamente.

Quedamos en silencio un momento, él me levantó de sus piernas parándome, se puso las bermudas y salió a seguir trabajando…yo empapada y con las piernas temblando me fui a pegar una ducha…

¿Que más les puedo contar?, lo que pasó en la noche es otra historia.

Autora: Elena75

Y ahora a bajar un buen video y a gozarla… Clika aquí http://www.videosmarqueze.com/ no te lo prives.

Me gusta / No me gusta

Trío obligada por trabajo

Yo ni vuelta me di y seguí en lo mío muy concentrada, chupar su polla, así que quedé reclinada hacia delante con él agarrándome haciendo que le chupara la polla de arriba abajo, el de atrás me levantó la pollera, me bajó las bragas, me abrió las piernas y empezó a chupar mi concha, con sus manos me abría las nalgas y me metía toda su lengua chupándomela y moviéndola como todo un experto.

Estábamos con mi socia en Brasil por un trabajo que nos tocó ir hacer las dos que nos fue espectacular, era la última noche de estadía de un arduo mes de trabajo. Por ser el último día los gerentes nos invitaron a salir en la noche un lugar típico de por allí, nosotras aceptamos con gusto pues teníamos ánimo de festejo y por supuesto no estaban nada mal ellos dos.

Nos llevaron a un tipo Pub. muy de pueblo donde se bailaba zamba y corría la caipiriña (su bebida típica que por cierto a mí me encanta), ellos nos pasaron a buscar al hotel y nos dimos cuenta que venían informales y nosotras estábamos de pollera y tacos pero ya habíamos subido al auto así que fuimos igual. Nos sentamos a una mesa cerca de la pista y ellos pidieron inmediatamente 4 caipiriñas, es una bebida muy refrescante pero si no lo sabes tomar puede ser muy peligrosa porque está hecha con caña de azúcar, a medida que tomábamos más de una caipiriña el ambiente se iba haciendo más distendido ya que nos habíamos separado a hablar en parejas.

El mío me invitó a bailar cosa que acepté rápidamente pues me encanta el zamba y lo bailo muy bien…en la pasada él pidió dos caipiriñas más y nos pusimos a bailar tomando. Ya tenía perdida la cuenta de las caipi que me había tomado y ya no bailábamos separados sino que él me tenía agarrada de la cintura con las piernas entrecruzadas y apretándome contra su sexo haciéndome llevar el ritmo, mi socia no quería bailar así que sentí en la espalda alguien que me agarraba, era el otro sub gerente que me abrazó por detrás apretándome y haciendo un emparedado conmigo en medio, me tuvieron así un rato apretándome y abrazándome cosa que yo no me quejé y me contoneaba para rozarlos a los dos con mis partes, en eso me suelta mi compañero y me deja bailando con el nuevo y se va a sentar con mi socia.

Seguimos bailando por un tiempo más y le pedí para que nos fuéramos a sentar porque ya me sentía un poco mareada de tanto que había tomado, él me tomó de la cintura y me dijo al oído que siguiéramos bailando en otro lado más tranquilos los cuatro, yo le asiento con la cabeza y él me agarra de la mano y nos vamos para la mesa que ya nos estaban esperando parados, cuando llegamos Laura me cuenta que se sentía con nauseas por la bebida y que quería volver para ir a dormirse, yo le dije que no fuera una aguafiestas que para coger con mi pareja siempre está dispuesta pero cuando salimos juntas siempre pone un pero…..me dijo que no me lo tomara a mal pero que estaba por vomitar y quería irse.

En el auto a la vuelta venia Laura delante con la ventanilla baja y la cabeza fuera tomando aire y yo atrás sin mi socia controlando mi borrachera siendo totalmente manoseada y besada por mi acompañante.

Mi piso era el primero, me bajo con mi acompañante atrás mío y el otro traba la puerta del ascensor y le dice al otro que le tirara la tarjeta magnética después de abrir mi puerta, cosa que hace y yo no entiendo porque. Tambaleante entro en la habitación siendo agarrada por él por detrás, me lleva cerca de la cama, se sienta al borde y se baja la cremallera sacando su polla. (Yo en ese momento para ser totalmente sincera no me acordaba de mi nombre de la borrachera que tenía) sin pensarlo dos veces me arrodillé en la alfombra y le hice el gusto.

Le agarré la polla con la mano levantándosela y le empecé a pasar la lengua por los huevos lentamente cosa que lo dejó súper tenso, a cada lengüetazo sentía como su polla en mi mano se ponía cada vez más dura de a poquito, con mi lengua, como si fuera una perrita, le empecé a subir por su polla lamiéndosela desde abajo y al llegar arriba me la metí toda en la boca muy lentamente (aprovechando que no estaba todavía en su mayor tamaño y podía tragármela toda cosa que se que a los hombres los mata) Lentamente me la metía y la sacaba de mi boca mientras él me decía que lindo me la comía…en ese momento sentimos la puerta, era el otro que habiendo dejado en su habitación a mi socia se sumaba a la fiesta que de seguro la tenían programada para los cuatro pero como Laura abandonó solo quedaba yo para los dos.

Yo ni vuelta me di y seguí en lo mío muy concentrada, ellos se dijeron unas palabras en portugués muy cerrado que no entendí mucho, se rieron y se acercó por detrás diciéndome que me tocaba a mí disfrutar, me levantó de la cintura poniéndome de pie pero su compañero no dejó que le dejara de chupar su polla, así que quedé con las piernas rectas pero reclinada hacia delante con él agarrándome del pelo haciendo que le chupara la polla de arriba abajo, el de atrás me levantó la pollera, me bajó las bragas y arrodillándose me abrió las piernas y empezó a chupar mi concha, con sus manos me abría las nalgas y me metía toda su lengua chupándomela y moviéndola como todo un experto.

Así estuvimos un tiempo hasta que me dejó de chupar y le dijo al compañero que le tocaba a él disfrutar una rica chupada. El que estaba sentado al borde se paró y el otro se quitó la ropa y se tiró al medio de la cama, me dijo que fuera como una perra a chupársela, apoyé mis rodillas al borde de la cama y me tiré hacia delante quedando en posición perrita, con mis brazos al costado de su cuerpo y su polla justo debajo de mi boca, cosa que él la agarró con la mano y me la puso para que me la comiera, ahí estaba yo como una perrita en celo, tragándome su pija mirándolo a los ojos mientras él se reía y me decía lo puta y linda que era, y que todo el mes estuvieron esperando el momento de cogerme …me olvidé del compañero que seguía atrás mío que al sacarse la ropa agarró y empezó a jugar con su pija en mi concha abriéndome los labios con ella, sin darme cuenta había quedado en la posición ideal (por suerte para mí) al borde de la cama entregándole toda mi concha abierta para él. Me agarra de la cintura y me empieza a meter y sacar su pija muy dulcemente para no interrumpir la chupada de su amigo.

Yo levanto la cabeza y le digo a  Miguel ( a quien se la estaba chupando) que su compañero le había ganado de mano el premio, él me dice que no me preocupara, que compartían todo, y que disfrutara, que yo tenía premio doble, todo para mí. Momentos después Miguel dice …ta bom, quiero cogerla eu…yo dejo de chuparlo, Lula deja de cogerme, me reincorporo y Miguel se desliza para el borde de la cama dejando las piernas colgando, yo quedo justo arriba de su pija semi sentada cosa que se la agarro y me la meto sentándome, apoyándome en su pecho con mis manos entendidas, empiezo a moverme encima de su pija a entrar y salir y a dar unos ricos círculos que hacen que sienta de maravilla…

Lula como si nada me intenta meter su polla por mi culo cosa que inmediatamente me reincorporo y lo empujo hacia atrás, Miguel me agarra y me dice tranquila, yo me doy vuelta y sigo en lo mío, ahí Lula se acerca de vuelta por detrás pero esta vez me agarra del pelo me tira hacia él y dándome vuelta la cara me empieza a comer la boca de costado, me agarra los brazos, me los levanta y me saca la bruza por arriba desprendiéndome el corpiño y teniéndome de los pechos por detrás …lamiéndome la boca con su lengua, acariciándome los pezones y sentada en una rica polla dando círculos en ella (así me tenían).

Miguel se reincorporó y le quitó las manos de mis pechos para empezar a chuparlos él, Lula con una mano agarró mi cabeza para poder besarme más fuerte y la otra mano, ayudado por mis jugos, empezó a acariciarme el culo lentamente. En ese momento me sentía en las nubes y no iba a quejarme, no me molestaba en lo más mínimo que jugara de esa manera. Acariciándomelo de esa manera mi culo se fue dilatando y él fue metiendo sus dedos, tenía mucho placer pero la incomodidad hizo que quisiera levantarme…

Ahí Miguel me agarró fuerte de los brazos y me tiró hacia él y empezó a besarme y a pasarme la lengua por todo el cuello dejando su polla quieta pero dentro mío, Lula teniéndome en esa posición agarró su polla y empezó a jugar con su cabeza en la puerta de mi culo, de a poquito fue metiéndola y sacándola lentamente cada vez metiéndola más adentro abriendo mi culo cada vez más.

La incomodidad del principio fue transformándose en placer aflojándome y haciéndome que Miguel me soltara y permitiendo que me apoyara con mis brazos al costado de su cuerpo para seguir el ritmo de las dos pijas que en ese momento entraban y salían al mismo tiempo haciéndome ver las estrellas.

Mientras Miguel me besaba la boca y me chupaba los pezones sentí como Lula se corría en mi culo metiéndola bien dentro haciéndome pegar unos gritos a medida que daba unos empujones para bombear toda su leche dentro mío. Miguel, que en ese momento quedó inmóvil, dejó a su compañero disfrutar pero con los gritos míos su polla latía como si fuera a explotar Lula salió casi de inmediato viendo, creo yo, la cara de Miguel, Miguel se paró conmigo en su cintura prendida y se dio media vuelta y me recostó al borde de la cama boca arriba, instintivamente puse mis manos en sus hombros para que no cayera hacia mí.

Él se apoyó con sus manos en la cama dejándome en el medio y me dijo que abriera bien las piernas, cosa que yo ya había hecho porque me tenía apretada contra él, ahí empezó a cogerme con todas sus fuerzas metiéndome la pija bien fuerte hasta el fondo y sacándola y metiéndola bien rápido como si fuera una puta sin importancia, cosa que en otro momento no me hubiera gustado pero que en ese instante ya me estaba corriendo y no me importó, empecé a gemir bien fuerte mientras me corría, al segundo él se corrió también dejándola dentro y moviéndola para que le saliera toda la leche, dando unos jadeos y diciéndome que me estaba llenando toda.

Lula ni se despidió y se fue mientras Miguel y yo seguíamos todavía abrazados y besándonos, creo yo que sabía que Miguel me quería tener para él solo más tiempo en la noche para disfrutarme.

Fin…por ahora…

Autora: Elena75

Y ahora a bajar un buen video y a gozarla… Clika aquí http://www.videosmarqueze.com/ no te lo prives.

Me gusta / No me gusta