Teresa, una mujer casada

Masturbación, Autosatisfacción. Teresa, te quedaste mirándote en el espejo admirando tu cuerpo casi desnudo, revisándolo con tus manos. Habías llegado del trabajo y apenas pasaste por la puerta de tu habitación te quistaste todo, tus anillos, tu chaqueta, la blusa, los zapatos, la falda, y por último el sostén. Read more

Me gusta / No me gusta