Con un desconocido por Email 2

Después de nuestro primer encuentro le envíe unos emails pensando en vernos otra vez y repetir, pero siempre me daba indirectas o me decía que no estaba en la ciudad, entendí que tal vez no le había gustado.

En la mañana abrí mi correo y mi sorpresa fue grande al ver que me enviaba un mensaje por el chat.

Nos saludamos y me dijo que ya se encontraba en la ciudad, que estaba muy dolido de la espalda y que estaba pensando en ir a unos masajes… a menos que yo estuviera dispuesto a darle ese masaje y “tal vez algo mas”.

De inmediato le dije que si  y quedamos de vernos a las 7 de la noche en el mismo lugar al que pasó por mi la última ocasión. Platicando me dijo que tenía ganas de que le diera un masaje en la espalda, que luego ya se daria la vuelta y le diera un masaje completo y…
-“De ahí repetimos como la vez pasada”.

Sus palabras me calentaron demasiado y saber que tenia que esperar hasta las 7 me desesperaba, no sabía que hacer asi que me metí a bañar para rasurarme un poco, arreglarme y ponerme lo mas atractivo para el.
Me sentía como una chica que se arregla para conquistar a un hombre.

A las 7 en punto estaba llegando cuando su carro venía llegando también, platicamos un poco de tonterías y nos fuimos directo al mismo motel de la vez pasada.

Esta vez si traía vasos y nos preparó unos tragos algo cargadas mientras yo ponía en la tele el canal porno para ir entrando en calor.

Le pregunté si le molestaba que me metiera primero a la ducha, el, un poco aliviado de que yo tomara la iniciativa, me dejó desnudarme y meterme a la regadera.

Poco tiempo después entró en la regadera y me moví para que el se bañara. No lo tocaba mucho ni nada porque no quería apresurar nada pero si hubiera querido me hubiera podido hacer lo que quisiera en la ducha.

Al final me pidió darle un masaje en la espalda mientras lo enjabonaba y al terminar me metió a la regadera para enjabonarme las nalgas. Yo estaba poniéndome supercaliente mientras el me sobaba y apretaba, pero muy pronto me dijo que me enjuagara y que nos fuéramos a la cama.

En la cama el se acostó boca abajo y me dio una botellita de aceite, y procedí a darle un buen masaje en la espalda. Después de al menos 30 minutos, comencé a darle masaje en las piernas pero llegando a los muslos comencé a acariciarle las bolas y el se levantó un poco por lo que comencé a masturbarlo un poco.

Se volteó y vi su pene totalmente erguido. Apenas le estaba empezando a poner aceite en el pecho y después de un pequeño masaje en el pecho, fui bajando hasta tomar su pene y me incline de inmediato a mamarlo.

De repente me subió un poco para que nuestros miembros quedaran a la misma altura y frotarlos uno contra el otro. La verdad es que en mi rol pasivo no me gusta mucho usar mi pene, pero al ser pasivo siempre digo que sí a todo.

Después de un momento me dijo que siguiera mamándosela así que bajé de nuevo a metermelo en la boca. Unas cuantas chupadas después me dijo
-“Ya quieres que te coja?”

Yo como a todo le dije que sí y sabiendo donde estaban los condones, fui y tome uno y se lo puse. Intenté sentarme y metérmela solo, pero no pude, así que me dijo “Pues como la vez pasada” y me puse de inmediato de perrito en la orilla de la cama.

Puso la punta de su miembro contra mi culo, apoyando pero sin empujar ni nada mientras alcanzaba su trago y el aceite, mientras tanto yo sintiendo ese calor y sabiendo lo que vendría en cualquier momento.

Me separó las piernas y comenzó a hacer presión, yo estaba flojito para dejarlo entrar con facilidad pero aun así no entraba y me la empujaba tan duro que al final estaba acostado boca abajo en la cama cuando me empezó a entrar. Si la primera vez el había estado nervioso, esta vez estaba muy excitado. Su miembro lo sentía mucho mas duro y grande que la primera vez mientras siguió empujando hasta que me lo metió completa y no paró de empujar hasta que tenía todo su peso sobre mi .

Como la vez pasada, me lo dejó enterrado hasta adentro y me hizo apretar y cerrar mi esfínter, a momentos me daba unas bombeadas pero creo que lo que le gustaba era ver mi cara llena de placer de sentirme empalado y ver como yo solo me movía contra sus caderas en un esfuerzo para cojerme yo mismo, pero el me la dejaba metida hasta adentro.

A veces se sentaba en mis muslos sin sacarla casi nada, agarrando mis nalgas disfrutando del espectáculo, pero despues de un momento, se hizo un poco hacia arriba y yo comence a bombearme un poco con su miembro mientras subia y bajaba las nalgas desesperado por sentir su cogida.

El no pudo aguantar mas y comenzo a cogerme de manera cadenciosa, me lo metía hasta adentro y lo sacaba despacio hasta casi sacarlo por completo para volverlo a meter con calma y dejármelo un momento bien enterrado.

Yo estaba a punto de venirme así que me quede quietecito, tratando de calmarme un poco y aguantar la exitación para no venirme y el al verlo se recosto totalmente sobre mi y me dijo…
-“Tu vas a hacer todo lo que yo diga?” –  usé un gemido para contestar un “si”

-“Quiero que hagamos 3 cosas” decía mientras me tenia totalmente empalado a su merced.
-“Quiero que hagamos un trio con una chavita”, no me pareció muy exitante pero le dije como siempre que si.
-“Quiero que participes conmigo y con mi esposa”, eso me pareció mas cachondo y como a todo, le dije que si.
-“Quiero hacer una orgía y cuando la haga, quiero que tu vengas”, eso me pareció mucho mas exitante, por supuesto le dije que si.

Me armé de valor y le dije entre gemidos pues me tenía empaladísimo
-“Te propongo una cuarta… por si no encontramos una chica para el trío… igual consigue un amigo y yo me encargo de atenderlos a los dos….”,
-“lo Harías?” dijo y como a todo lo que me dice, le dije  que si.

Eso pareció calentarlo mucho y ahora si empezó a cogerme, me digo que quería ver como me venía y le propuse que frente al espejo como la vez pasada, dijo que si y empezo a salirse de mi para bajarse de la cama, pero yo no lo dejé, me fui haciendo para atrás sin dejar que se saliera de mi y al bajar los dos de la cama yo seguía bien empalado, tanto que el dijo
-“Wow, sin que se saliera…”

Y caminando empalado me llevo al espejo en donde me apoyé en un silloncito y comenzó a bombearme, yo quería verme en el espejo pero no podía abrir los ojos y ver una imagen, el placer no me dejaba, después de un momento me la sacó por completo para volverla a meter y me dijo:
-“Se rompió el condón, con razón se sentía tan rico”, se puso uno nuevo y me dijo:

-“Lo quieres intentar boca arriba?. yo respondí lo de siempre
-“Si”.

Caminé a la cama me senté en la orilla y levanté mis piernas, el me tomó de los tobillos y se subió a la cama poniéndose casi de pie y levantándome me dejó apoyado casi sobre mis hombros y me lo metió completo y sin mas empezó a bombearme con mucha fuerza y velocidad mientras me comenzó a masturbar, yo no pude aguantar mucho mas y despues de unos minutos terminé con un chorro super potente que hasta el se sorprendió, manchándome el pecho y la cama mas alla de mi cabeza, el se quedó totalmente dentro de mi mientras me vine y me dijo:
-“Quieres un minuto?”, le conteste como siempre que si y me sirvio un trago mientras el seguia con el miembro super duro, le di unos tragos y me dijo:

-“Seguimos?” , le dije que si y me volví a poner en la posición que nos habíamos quedado, de inmediato me lo metió y comenzó a bombearme ahora si con mucha mucha fuerza, me pregunto “En dónde quieres que me venga?” y le contesté:
-“En mi cara”…

Eso lo emocionó mucho y comenzó a cogerme por un buen rato a todo lo que daba, yo solo me puse flojito y lo dejaba sentir todo el placer que pudiera con mi cuerpo. (Es curioso, la sensación es algo incomoda para mi, pero saber que mi macho esta teniendo muchísimo placer me excita hasta el punto de superar eso.) Después de una buena cogida veo que se sale de mi y de pie se quita el condón y comienza a masturbarse, da un movimiento y se queda hincado a mi lado con su miembro justo a la altura de mi rostro, cuando abrí los ojos y lo ví,  sabía que se vendría en mi cara, cerré los ojos y saqué mi lengua excitándolo a venirse, hasta que por fin sentí unos chorros de líquido caliente y espeso en mis párpados, en mi boca, en mi legua, en toda mi cara y el dando unos tremendos gruñidos de excitación de ver como se había venido en la cara de alguien mas.

Yo me quedé ahí un momento, debo aceptar que me sentia de alguna manera humillado, sometido… desnudo en una cama con un desconocido que despues de cogerme como había querido se había venido en mi cara, abrí los ojos y vi que tenia el condon sobre mi abdomen, ahí lo había tirado sobre mi cuerpo….  me imaginé la foto y me pareció terriblemente cachonda….

Me levanté y me fui a la regadera y comencé a bañarme, a quitarme todo el semen de la cara y a lavarme el cuerpo, el se metió cuando yo salí y se bañó mientras me vestía y luego se cambió, platicamos sobre cualquier tontería mientras bajamos al carro y me fue a dejar al mismo lugar en donde me había recogido, nos despedimos y quedamos de hablar después.

Si me vuelve a mandar un correo…  ya les estaré contando.

Me gusta / No me gusta