Nunca la dejes sola con el amigo

Ayer, estábamos de fiesta mi novia un amigo de ella y yo en una casa que rentamos para el fin de semana. Ella es Jennifer: alta, cabello castaño claro, ojos miel, cintura estrecha y unas nalgas talladas por los dioses. Ella tiene 24 años cumplidos y quería festejarlos conmigo y sus amigos aunque muchos ya se habían ido en la mañana. En la alberca sólo quedábamos Mauricio, ella y yo. Las rondas de cervezas habían sido constantes y sonantes.



Era una piscina con temperatura controlada así que a pesar que era un buen día soleado era muy rico el agua templada mientras tomábamos las cervezas; platicando sobre el día anterior y los osos de sus amigos. Una en particular fue la que se llevó la atención de todos: Valeria terminó en la cama con su novio y uno de los amigos de su novio de la borrachera que traían. Hoy al despertar no podían vernos a los ojos y el novio se peleó con su amigo y por eso se fueron. El tropezón estuvo increíble ya que durante la fiesta hasta le bajamos volumen a la música para escuchar sus gemidos y los golpeteos de los cuerpos. Yo sé que más de uno en la fiesta quiso participar.



No me desvío del tema. Nosotros estábamos escuchando buena música con bastante alcohol en la sangre y las idas al baño se hacían cada vez más constantes. Jennifer conocía a Mauricio desde la carrera: hace poco más de 4 años. Ella me contaba lo bien que la llevaban y que siempre se ayudaron. Hoy, me di cuenta de la clase de ayuda que se daban mutuamente. Hoy, me di cuenta que en ella tengo una pervertida hija de la chingada, pero lo peor de todo es que me gustó.



En una de esas idas al baño me tocó a mí. Al ir hacia dentro de la casa en mi mente pensaba que si en serio estaba pensando en dejar a mi novia en bikini con esas nalgas sola con un tipo que es como 3 veces yo en masa muscular y como 10 veces más galán que yo y alcoholizado. Llegué al baño y extrañamente tenía una erección y pues tuve que orinar en la regadera porque sino mojaría toda la taza y el piso. Hice correr el agua de la regadera para limpiar y me dispuse a caminar hacia la alberca, no sin antes asomarme primero hacia la alberca.

Ahí estaba mi novia con su galán amigo platicando y riendo muy cerca el uno del otro. Me pasó por la mente el imaginar que estarían haciendo debajo del agua con sus manos. De la nada, ya no escuchaba risas ni platicadas. Esa seriedad se me hizo sospechosa y me escondí un poco poniéndome contra el piso y viéndolos por debajo de un mueble que estaba en un desnivel que me permitía ver la alberca. Recuerdo que se me vino a la cabeza ese refrán popular que reza:”El que busca, encuentra”.



Yo estaba ahi contra el piso viendo hacia la alberca a mi novia con Mauricio volteando hacia la casa (imagino que para ver si venía yo) y al no verme sólo vi a Mauricio colocarse en frente de mi novia, colocando sus brazos contra el borde de la alberca y mi novia de espaldas a mí. Fue algo muy rápido ver como de la nada veía a mi novia abrazarse a su amigo Mauricio mientras comenzaba a ver como subía y bajaba a un ritmo lento pero constante, a un ritmo que provocaba punzadas en mi estómago pero una erección en mi pene. Su amigo Mauricio la estaba penetrando y ella no se oponía. Al contrario, ella era la que se movía para él. Era ella la que dejaba entrar a su tan querido amigo.



Yo seguía observando de lado como ella se mecía sobre la verga de Mauricio, yo estaba masturbándome casi al mismo ritmo en que ella subía y bajaba. En esos momentos yo deseaba ser Mauricio, yo deseaba estar penetrando a mi novia ahora. En estos momentos yo tenía más ganas de eyacular con todo mientras observaba a la puta de mi novia cogiéndose a su amigo de la facultad.



De repente pararon y el se colocó de espaldas a mi, aún en la alberca, y ella subió sus piernas a sus musculosos hombros y comenzaba el vaivén de nuevo. Ahora era un poco más rápido y yo veía como lo disfrutaba porque observaba como tensaba y curvaba los dedos de sus pies. Ella seguro lo disfrutaba. Podía ver de repente su rostro de deseo, yo creo que hasta se le olvidó que yo podría llegar. Yo estaba inmóvil, no podía dejar de jalarme la verga, no podía reclamarles, no podía hacer entrada sorpresiva. Yo sólo observaba como otro le sacaba gemidos a mi novia. Ella seguía pegándose a él: yo veía como se tensaban sus muslos cada vez que aceptaba la entrada de ese pene. Ya nadie volteaba hacia la casa. Para ellos, sólo existían ellos en ese momento.

Me calentó demasiado ver como se le subía el color al rostro, me encantó ver como mordía sus labios recibiendo esa verga. Yo quería moverme para observar de otro ángulo, pero la casa no lo permitía. Ahí estaba yo eyaculando, viendo como ella se entregaba sin pena alguna. Sin decir nada, limpié mi semen del piso y me dirigí al baño. Me vi al espejo, y me dije a mi mismo:- “Eres un cornudo, y te encanta cabrón”. Al salir, azoté la puerta y me dirigí con cuidado hacia la alberca. Ellos estaban como si nada, ella con la cara ruborizada y Mauricio se excusó para ir al baño. Le pregunté a mi novia que si ya tenía calor y me dijo que si que mejor saliéramos de la alberca. Ella me pidió salir primero para ayudarla, no sin antes darme cuenta que movía el agua de la alberca con sus manos. ¡El maldito se había venido dentro de ella!

Me gusta / No me gusta

Primera vez de muchas

Su lengua comenzó subir por mi espalda hasta llegar a mi oreja, donde su lengua comenzó a ser lo mismo que estaba haciendo en mi trasero, me dijo relájate, sus manos se pusieron en mis nalgas y las separaron, y de una manera muy suave, sentí como su pene iba entrando en mi culito apretadito. De manera muy suave entraba y salía, y poco a poco el dolor se fue convirtiendo en placer.

Para empezar quiero primero describirme, para después proceder a contarles como fue que perdí mi virginidad, y como empezó un idilio de sexo y pasión que aun no ha terminado.

Cuando tuve mi primera experiencia homosexual, tenía 23 años, soy un tipo atlético, mido 1.70 mts, tengo unas excelentes piernas, y en términos generales estoy bueno. En aquella época, acababa de salir de la universidad, y había empezado a trabajar en un lejano pueblo del sur de Colombia.

Comencé a vivir solo, en un edificio de apartamentos, yo vivía en el segundo piso al pie de las escaleras; poco después de estar viviendo allí se mudó al tercer piso un tío que estaba muy bueno, medía 1.78 mts, era blanco, con ojos negros, tenía un trasero que me ponía a volar.

Cuando se mudó yo no le podía ni hablar, pero si me subía a verlo por su ventana, desde donde lo veía dormir, hasta que una noche al divisarlo lo vi como se masturbaba, fue lo máximo, a medida que él lo hacía, yo también lo hacía. Además me le robaba la ropa interior para masturbarme con ella.

Desde ese momento me dispuse a conquistarlo y a hacerlo mío. Como para llegar a su apartamento, primero debía pasar por mi ventana, entonces recogí mi cortina y dormía desnudo en mi habitación, y cuando sabía que él estaba me quedaba en ropa interior.

Al poco tiempo nos prendamos y comenzamos a saludarnos. Un día me le acerqué a su habitación, vestía una pantaloneta muy apretada, una camiseta ajustada y no tenía ropa interior, comenzamos a hablar, no se que pero bobadas, yo haciéndome el tonto me le recosté a su lado, y me hice el dormido, él entonces comenzó a tocarme, de inmediato yo me le abalancé y lo besé, a lo que él me respondió.

De inmediato le mandé la mano a su pene y se lo sentía duro como una roca, él me metió la mano en la pantaloneta y me tocaba mis nalgas, nos comenzamos a desvestir el uno al otro, cuando ya estábamos completamente desnudos él me llevó a la cama y me puso a mamárselo, y yo se lo mamaba, era un sabor excelente, me sentía en la gloria, cuando pasó algo que me llevó al límite.

Él me acostó y me puso su pene en mi boca, para que yo se lo siguiera mamando. Y comenzó a mamar mi pene, yo no podía de lo excitado que estaba, también me mordía las piernas y la entrepierna, se notaba que tenía una gran experiencia, después sin pensarlo dos veces se me subió encima, y yo le dije que era virgen y él entonces me dijo que no me preocupara, que me lo haría con suavidad.

Me subió el trasero hasta que yo quedara en cuatro, puso por debajo de mí unas almohadas donde mis caderas quedaran reposadas, yo me estaba preparando para el dolor, pues sabía que eso iba doler. Y lo que hizo fue que me empezó lamer el culito, yo no podía contenerme de lo excitado que estaba, sentía como su lengua tibia como subía y bajaba y daba vueltas alrededor de mi culito.

Cuando yo creía que la dicha no podía ser mayor, sentí que sacaba un preservativo de debajo de la cama, y sin quedarme la lengua de mi culo yo vi. Cuando se puso el condón en ese pene de aproximadamente 15 cm. y además mucho más grueso que el mío. Inmediatamente su lengua comenzó subir por mi espalda hasta llegar a mi oreja, donde su lengua comenzó a ser lo mismo que estaba haciendo en mi trasero.

Cuando me dijo relájate, sus manos se pusieron en mis nalgas y las separaron, y de una manera muy suave, pero con mucho dolor, sentí como su pene iba entrando en mi culito apretadito. De manera muy suave entraba y salía, y poco a poco el dolor se fue convirtiendo en placer.

Mientras él tenía su pene en mi trasero y lo meneaba adentro, su mano me tocaba mi pene y me lo masturbaba, cuando él mi dijo. Me voy a venir, comenzó a masturbarme más seguido, y cuando yo iba a terminar, él aumentó el ritmo y lo metió con más fuerza y de un fuerte gemido, terminamos los dos juntos.

Después de esto comencé a frecuentarlo en su habitación casi todas las noches, y casi siempre teníamos sexo; pero nunca voy a olvidar como fue que perdí mi virginidad.

Autor: Edisson

Me gusta / No me gusta

La caída moral IV

Tomé mi teléfono mientras arrimaba mi ojo a la mirilla de la puerta. Quedé duro. Al borde de un ataque o de tensión, observé a mi esposa desnuda, y con las piernas abiertas a más no poder, sentada en un sillón enorme, se pajeaba con una mano, chupaba desesperada una verga dura, gruesa y venosa mientras en su otra mano sostenía su celular en su oreja.

Se inserta en esta parte de la historia la visión de la situación que en ese momento tenia Germán, el esposo engañado.

Algo no funcionaba correctamente. Esa no era mi Ana. Algo en mi cabeza me decía que no todo estaba en su lugar. Y no lo estaba exactamente desde que Ana había comenzado a trabajar. Serví la cena y nos sentamos a la mesa con mis dos hijos. Ana no aparecía por el comedor y los niños pedían a gritos que les sirva pues tenían mucha hambre. Como un autómata les serví la comida y me disponía a servir mi plato cuando Ana hizo su aparición en escena.

Comimos en silencio mientras ella contestaba como autómata las preguntas de los niños y su mirada esquivaba la mía perdiéndose de a ratos en la televisión encendida. Ni siquiera atinaba a dar fin a las constantes discusiones de los chicos como siempre solía hacer. Yo no articulé palabra y esperé a que los niños se fueran a dormir.

– ¿Querés un café Ana? – Si…me vendría bien, me respondió, al tiempo que comenzaba a llorar muy despacito.

Me arrimé, la rodeé con mis brazos y ella recostó la cabeza contra mi pecho.

– Podes confiar en mí, le dije. – No es nada Germán…. Es solo que mi nuevo trabajo no es como lo esperaba.  – ¿A que te referís Ana? No es necesario que continúes…

Eso pareció enardecerla:

– ¡Ni se te ocurra que renuncie! Me gritó. – Nos hace falta el dinero y en cierto modo me agrada….Es solo que tengo más obligaciones de las que supuse tener, me respondió.  – Está bien Ana.

No dije ni una palabra más pero en ese momento decidí investigar algunas cosas y prestar más atención a otras. Fue así como al otro día  demoré mi partida a mi trabajo y recostado en la cama le hablé de cosas triviales e intrascendentes mientras observaba como ella se vestía para ir a su trabajo. Algo me llamó poderosamente la atención. Fue que se ponía las bragas haciendo juego con el corpiño, cosa que todos los maridos sabemos, no es tenido en cuenta por las esposas a la hora de vestirse pues, en teoría, nadie va a notar que son de distinto juego.

Me refiero a que una bombacha negra  y un corpiño amarillo, por ejemplo son perfectamente usables, pues en teoría, repito, en teoría, nadie que no sea el marido lo verá. Pues no, ella mirándose al espejo se colocó un juego de bombacha y corpiño amarillos  para luego, no conforme, se los cambiaba por otro juego de encaje, blancas ambas prendas.

Tomé nota mental mientras continuaba hablándole de mi trabajo y ella me respondía con monosílabos.  Decidí irme a trabajar y ella pareció aliviada al saludarme con un beso en la mejilla. En lugar de ir a mi trabajo fui al de ella. Por supuesto que no entré. Aun restaban veinte minutos para que ella arribara, calculé. Finalmente me dirigí a la portería de la empresa y pregunté por la Sra. de Funes.  Debo contarles que Funes es mi apellido. Germán Funes.  El guardia de seguridad sonrió y me dijo:

– Ah la secretaria personal del jefe…- No se su puesto, respondí. – Si, es la secre del jefe y se comenta que en toda la empresa que es muy eficiente….y muy gritona. – ¿Gritona? le pregunté. – Si…bueno ya sabe… – No, no se… – De todos modos ella aun no llega, debería estar acá en unos diez minutos, si desea esperarla…  – Me temo que no tengo mucho tiempo, respondí mientras me dirigía a la salida.

Tomé asiento en un banco de plaza que había justo al frente, ligeramente en diagonal a la entrada y cubrí mi cara con el periódico. Ana llegó puntual y radiante. Estaba hermosa realmente. Para no tener problemas en mi trabajo decidí marcharme mientras mil preguntas me quemaban la cabeza. A las 13.30 no pude más con mis cavilaciones y volví a la empresa de Ana. El guardia no era el mismo.

– Por favor la Sra. de Funes. – Un momento….ah si, la secre del jefe, tercer piso, es la antesala del despacho del jefe. – Gracias, respondí y tomé el ascensor temblando como una hoja.

¿Y si me equivocaba, y arruinaba su trabajo?

La puerta se abrió y me encontré con un coqueto escritorio adornado con la foto de mis dos hijos entre otras cosas. Desierto, vacio, no supe que hacer. Una puerta de caoba lustrado de hoja doble era la única salida que tenía aquel recinto, pues se llegaba a el directamente por el ascensor, por donde yo había llegado. Sin saber que hacer me arrimé a la puerta y alcancé a oír el nombre de mi esposa. Alguien la llamaba por su nombre.

– Ana…hacelo, es lo que más te gusta, dijo la voz de un hombre.

En ese momento mi celular me sobresaltó ¡Por suerte acostumbro a tenerlo en modo vibrador! Tomé mi teléfono en la mano mientras arrimaba mi ojo a la mirilla de la puerta. Quedé duro. Al borde de un ataque o de tensión o del corazón o de algo, observé a mi esposa desnuda, y con las piernas abiertas a más no poder, sentada en un sillón enorme, se pajeaba con una mano, chupaba desesperada una verga dura, gruesa y venosa mientras en su otra mano sostenía su celular en su oreja.

Mi celular seguía vibrando e instintivamente lo abrí y dije, “Hola…” mientras seguía observando la escena con un ojo.

– Hola amor…, me decía mi mujer.

De un salto me retiré tres o cuatro pasos hacia atrás para que no me escuchara y respondí…

– Hola Ana…

Mi cabeza a punto de estallar  de furia me ordenaba que entrara…

– Hola Germán…

No respondí y me acerqué a la mirilla de la puerta.  Ella se masturbaba aun con más fuerza y solo se sacaba la pija de la boca para poder articular aquel “Hola Germán “

– ¿Que hacés Ana? – Nada especial, aburrida acá, te extraño por eso te llamé.  – Me imagino que es así. Bueno Ana te llamo luego, me solicitan acá. – Ok Germán, me respondió.

Yo corté la comunicación y observé como ella cerraba su propio teléfono y lo dejaba a su lado. Ahora con esa mano ya libre acarició tiernamente los huevos del hombre  parado a su frente.

– Chupame la concha Jorge….por favor lo necesito, chupámela…- Cerda, puta, te encanta ¿no? Te pone a mil escuchar a tu marido mientras me la chupás ¿no?

Mi mujer por toda respuesta se puso de pie y tomándolo de los cabellos con furia tiró de el al tiempo que volvía a apoyar su hermoso culo desnudo en el sillón. Con una fuerza inaudita guió su cabeza a su entrepierna al tiempo que le decía.

– Callate de una vez y chupame la concha que me muero…

Impactado, destrozado, avejentado mil años di media vuelta y con lágrimas en los ojos me dirigí a la salida…  No tengo idea de que sucedió de ahí en más el resto del día. Solo recuerdo que levantando los restos de la mesa donde habíamos cenado con los niños escuché las llaves girar en el picaporte y automáticamente miré el reloj de pared de la cocina. Las diez y cinco de la noche.  Ana llegaba a las 7 de la tarde…

Cuando se acercó a besar mi mejilla no pude dejar de notar el olor a cigarrillo.

– ¿Te sucede algo? Me dijo. – ¿A mi? A vos, Ana, ¿Te está pasando algo? – Un día duro, respondió…

Continuará…

Por Germán…el marido engañado.

Autora: Ana

Me gusta / No me gusta

Ultimo domingo de enero

Parecía un volcán en erupción, con una mano sostenía su pija y con la otra agarraba la mía. Sus chorros de semen cayeron sobre su barriga y él al tratar de secarse lo corrió hacia abajo y los pendejos quedaron mojados. Seguía apretando mi pija hasta que decidió a chupármela. Me puse arriba de él, con mis piernas aprisionando las suyas y me fui acercando a su boca con la pija en la mano.

Con David, mi compañero de depto., (ya hablaré de él en alguna otra oportunidad), almorzamos y no sabíamos que hacer Se le ocurrió tomar un micro y cruzamos hacia Paraná, allí tomamos otro y terminamos en una de esas playas del Río Paraná, esas playas familiares de río adentro

Bajamos del micro y nos encaminamos a la arena, allí plantamos la sombrilla, bajo la mirada permanente de un chico de unos 26 años que estaba cerca Me molestó bastante, que quería ese tipo que no dejaba de mirarnos. De cuerpo no estaba mal, se había cortado el pelo casi a rape, tenía un pelo muy cortito color castaño, y la barba igual, de dos o tres o sea que pelo y barba tendrían el mismo largo, pero lo que más me llamó la atención fue una raya blanca en la cabeza, ignoro si sería una cicatriz o la marca de una operación?? Me desvestí, siempre bajo su mirada, y me tiré en la arena, de espaldas a él, con el temor de que quisiera provocarnos alegando que nosotros lo mirábamos Pero fue mejor, porque del otro lado había un tipo sentado en una silla de playa mucho mejor!!

Ahí estaba ese tipo, no muy atrayente, de unos 30 o 32 años, pelado, pero con la parte de atrás de la cabeza y los lados afeitados, no sé para que se afeitaba la cabeza totalmente?? No estaba solo, lo acompañaban una mujer y una niña pequeña, que a ella le decía mamá, pero a él no le decía papá. En realidad no supe que relación los unía, porque el tipo no era cariño con ninguna de las dos ni ellas con él.

Lo empecé a mirar, no se movía de la silla, era de un color tostado grisáceo, no me agradó el color. Se levantó y vi que tenía un pantalón corto de algodón y en un lado decía Adidas, se fue al agua se metió por un buen rato.

La mayoría de lo muchachos que había en esa playa eran los típicos argentinos ridículos que se ponen para ir a la playa unos pantalones gruesos, hasta la rodilla o más largos, llenos de bolsillos y todavía abajo calzoncillos de algodón. Querido amigo yo quisiera saber que placer encuentran en estar en una playa horas y horas empapados con esas telas que demoran tanto en secarse.¿? Dime si no es más cómodo ponerse una malla como usan los brasileros o un short de nylon o de alguna tela fina y cortos. Me fui del tema. David comentaba algo de los chicos que veía en la playa y yo seguía mirando al pelado que salía del agua. Se senté en su silla, pero antes se estiró el short, como despegándolo de un bulto chico se envolvió en una toalla y se sentó de frente a mi. Yo seguí mirándolo y él se dio cuenta o tal vez lo hizo así para mirarme. Se sacó la toalla, conversó un poco con sus acompañantes y medio al descuido posó una mano en su bulto.

Empezó a acariciarlo hasta que notó que se había crecido un poco.

David estaba en el agua y el otro ignoro que haría porque estaba atrás mío. El pelado me miraba, bajaba la vista a su bulto que seguía masajeando con sus dedos, hasta que me hizo un gesto con la mirada y la boca, indicando que lo siguiera. Yo me estaba comenzando a excitar de solo ver como se pasaba la mano tan disimuladamente por su bragueta. Me excitó aunque estaba molido porque la noche anterior (sábado a la noche, como no salimos con David, terminamos en su cama teniendo una doble sección de sexo y estaba bastante agotado, pero esa novedad me había despertado el sexo nuevamente) Se levantó y se dirigió a una zona arbolada, yo lo seguí con la mirada, en eso me sacó de mi concentración la voz de David que me preguntaba que miraba tan obsesionado. Le conté de esa extraña proposición en esa playa desconocida y me dijo que si tenía ganas que no la desaprovechara.

El pelado se metió entre unos árboles, pero antes miró hacia atrás como indicándome que era por allí. Se perdió entre esos árboles, me levanté y me dirigí a ese lugar. A los pocos pasos de entrar allí lo vi recostado en un árbol con una mano dentro de su pantalón, moviéndola allí dentro con mucha rapidez. Choqué con una rama, él miró al sentir el ruido y cuando me acerqué simplemente bajó la parte delantera del short y me la mostró como ofreciéndomela.

Sin palabras la miré, era una verga normal unos 18 o 19 cm, pero bastante gruesa y pareja no era como esas pijas que la cabeza es pequeña y se van agrandando hacia la base o como otras cabezonas y después se achican. No, esta era pareja, la cabeza tenía el mismo grosor que toda la otra parte, otra cosa que me llamó la atención fue que al agarrarla y abrirle el agujero para meter mi lengua, vi que tenía un borde parecido a unos labios, sí querido amigo parecía una boca, un borde más oscuro rodeaba ese agujero donde mi lengua se iba a introducir. A indicación suya me agaché y comencé a mamársela, a veces me guiaba empujando mi cabeza hacia atrás o adelante según le apeteciera en ese momento. -Al verte me imaginé que vos serías un experto chupapijas.-fue todo lo que me dijo. Yo seguí entretenido disfrutando de ese caramelo tratando de sacarle todo el jugo posible y deslicé una mano hacia abajo y comencé a jugar con mi verga que estaba muy tensa. Con la otra mano traté de abrirme camino entre sus nalgas, pero me la retiró y la puso sobre sus bolas por las cuales fue descendiendo mi lengua hasta la unión de estas con el ano.

Ahí me detuvo y me dijo: -Adelante haceme lo que quieras, pero atrás no. Recorrí con mi lengua el espacio entre sus dos huevos y seguí buscando otra vez la cabeza de esa arma maciza hasta que sentí que empezaba a latir. El seguía con el short y lo bajó hasta las rodillas, se tiró en la arena, intenté un 69 pero no quiso. -Vení sentate arriba, quiero enterrártela toda hasta que me salga la leche.

-¿Tenés un forro?- le pregunté. Como no tenía ni yo tampoco, seguí chupando hasta que sentí sus gemidos y saqué mi boca de allí. Parecía un volcán en erupción, con una mano sostenía su pija hacia arriba y con la otra me agarraba la mía.

Sus chorros de semen saltaron bastante alto y cayeron sobre sus barriga y él al tratar de secarse lo corrió hacia abajo y todos sus pendejos quedaron mojados. Seguía apretando mi pija hasta que finalmente se decidió a chupármela. Me puse arriba de él, con mis piernas aprisionando las suyas y me fui acercando a su boca con la pija en la mano. Al llegar a sus labios, los toqué con la cabeza, abrió la boca, me pasó las manos por las nalgas y trató de meterme sus dedos, como no entraban los apretó contra mi orifico y los dejó allí mientras se ocupa de darme una buena chupada. Sentí que me iba y se lo avisé, ni siquiera la sacó, me empujó más sus dedos y me hizo caer hacia adelante.

Quedé con las manos apoyadas en la arena más atrás de su cabeza, mi pija fue empujada hacia el fondo de su garganta, mis huevos apretados por una de sus manos y la otra apretando mi culo. Ahí no aguanté más y expulsé todo lo que pude de semen en las profundidades de su garganta. Descansamos un poco, se levantó el short y corrió hacia el agua para lavarse el pegote que tenía y reaparecer cerca de donde estaba la mujer y la niña. Nunca supe quiénes eran, ya que solamente intercambiamos sexo y unas pocas palabras. No era un tipo hablador? O tal vez no tenía nada que decirme solamente le interesó eso que hicimos entre los árboles y nada más?

Cuando volví donde estaba David, noté que el tipo que nos miraba tanto no estaba y supuse que estaría en el agua. David me preguntó como lo había pasado, le conté y le comenté lo extraño que era el tipo que ni me habló. El pelado salió del agua, hizo la misma ceremonia de secado y se fue, al rato apareció con una botella de refresco de naranja y le dieron a la chiquilina, mientras ellos tomaban mate. El tipo que nos miraba, no aparecía, pero bajo su sombrilla estaban dos mujeres un hombre y una niña. Al rato apareció, pero como yo no miraba no supe de donde vino, pero de algo estaba seguro del agua no salió, porque yo miraba en esa dirección y de allí no vino.

Mientras tanto al pelado no lo podía ver bien porque una silla me lo impedía, ignoro si la puso a propósito o quedó al descuido en esa posición, al rato dio vuelta la silla y quedó de espaldas a mí y siguió con su mate y galletas o empanadas o le que fuera que la muchacha sacó de una caja. David me dijo que se iba a bañar un poco antes de comer algo y se fue al agua, casi seguido por los acompañantes del mirón que decidieron irse a remojar un poco. El sol me daba mucho y me cambié de lugar, ¡quedé mirando al mirón! Al estar solo sacó una lapicera y anotó algo en un papel.

Se acercó a mí y sin decirme nada me lo dio y volvió a su lugar. Intrigado, lo abrí y en el papel había escrito: “Vi lo que hicieron entre los árboles. Espero tu llamado. Daniel” E incluía un número telefónico que me pareció que era de Paraná.

David al volver, sacó nuestra merienda y refrescos y nos pusimos a disfrutarla mientras le contaba lo que había hecho Daniel el mirón, que se fue al agua en cuanto llegaron sus amigos.

Nos fuimos a la parada, hicimos la fila y finalmente llegamos a casa, cansados, llenos de arena y con la piel un poco roja y ardiente. Querido amigo, no pude aguantar más y esa misma noche como a las 10 y media llamé a ese número. Me atendió una señora, le pregunté por Daniel, me preguntó quién lo llamaba, pensé él no sabe mi nombre, ¿como va a saber que soy yo? Le dije mi nombre, pero por las dudas no le di ningún detalle de el motivo de la llamada ni de como podía identificarme.

Finalmente atendió el dichoso Daniel, no se acordaba de ningún Omar, le dije si era él el que había estado en esa playa. Cuando comprobé que era él, le dije que era el que recibió su papelito. Me dijo que esperara, que se llevaba el fono para su cuarto y hablaríamos más tranquilos.

Así fue como me enteré de por qué miraba tanto. -Me gustaste desde que llegaste, y al ver que te ibas para atrás de los árboles siguiendo al pelado te seguí y me oculté atrás de un árbol, al ver lo que estaban haciendo me excité tanto que me tuve que hacer una paja pensando que era yo que estaba chupándotela a vos y no él pelado ese, cuando terminaron y se fueron me quedé oculto terminándome la paja y me dije que tal vez tendría suerte contigo. No sabía como entrar en conversación contigo y al verte solo se me ocurrió darte mi teléfono.

-Sí, a mi me molestó tu mirada tan fija en nosotros. -Esa chica es mi novia…., la acepto por mi familia que es muy estricta y me matarían si saben que me gustan los hombres. Me gusta que me la metan hasta las bolas y que me pajeen mientras me la meten y me la sacan…

Ahí lo interrumpí y le dije que yo no era Taxi boy. Al final siguió hablando y me dijo que quería estar un rato conmigo, de dónde era y donde podríamos encontrarnos. Le dije que vivía en Santa Fe, Capital y para sacármelo de encima le dije que lo volvería a llamar. Que te parece amigo, ¿lo llamaré? No me apetece mucho, era atractivo, pero otro más…

Basta por hoy, ya te conté lo último que me sucedió.

De David te lo debo, en otra oportunidad te hablaré de él.

Un abrazo.

Si quieren comentar algo a mi correo.

Autor: OMAR

omarkiwi@yahoo.com

Me gusta / No me gusta

Familia caliente y morbosa

Gimena mi cuñada, estaba recargada en el marco de la puerta a la sala dejándome ver su delicioso cuerpo, mientras mi hermano le introducía la verga y al mismo tiempo intentaba espiar lo que sucedía en la sala, comprendí que él veía todo de perfil, no podía ver entre las piernas de mamá, pero si tuvo una excelente perspectiva de mamá quitándose las bragas.

Me llamo Esteban, y soy el hijo menor de mi familia, la cual esta compuesta por mi madre Cristina mi hermano mayor Luciano, Mi hermana mayor María cristina y yo, ya que mi padre se fue de la casa cuando yo iba a cumplir 15. Mis padres se casaron siendo muy jóvenes, siguiendo la tradición del pueblo, él 16 y ella 15 de hecho mi hermano mayor nació cuando mi madre tenía 16. En la actualidad yo tengo 18 mi hermana 19 y meses mi hermano 21 y mi madre 36.

Mi hermana es novia de un pintor supuestamente algo reconocido que tiene unos 35 años y al cual ni conozco, y mi hermano que siempre ha sido de complexión atlética y rostro agraciado, ha hecho de todo, desde ser mesero en los bares de la Condesa, pasando por guardaespaldas, modelo, y actualmente extra de TV, trabaja para la empresa de TV más grande de México y no le va nada mal.

Mi madre es una mujer muy atractiva, no es una belleza, pero siempre llama la atención, tampoco tiene un cuerpo voluptuoso, es más bien de complexión normal, pero lo que si tiene de aplaudirse, son sus senos, grandes, pero absolutamente estoy convencido que llaman la atención de más de tres. Amén de su forma de vestir, bastante sexy sin caer en lo vulgar. Ella trabaja como recepcionista en una firma de publicidad el Insurgentes, al sur de la ciudad.

Un fin de semana, el viernes, salí después de mis hermanos, pero al llegar al lugar de mi fiesta, esta se había cancelado debido a un conato de incendio, resignado y algo desalentado, regresé a casa, como normalmente olvido las llaves, tengo que saltar una pequeña reja que divide el jardín de la casa, me dirigí a la cocina con ánimo de sacar unas cervezas del refrigerador e irme a mi cuarto, cuando escuché ruidos provenientes de la sala, me dirigí al vestíbulo.

Estaba por asomarme cuando una mano me detuvo justo en el umbral de la puerta entre el vestíbulo y la sala, era mi hermano mayor, estaba abrazado con su novia escondido en la sombra, al voltear sorprendido a verlo, me hizo una seña de que no hiciera ruido, me quedé muy callado y extrañado, intenté atisbar por el quicio de la puerta.

Mi hermano me pateó las nalgas y a señas me indicó que me echara para atrás y me colocara a gatas, estaba a gatas en el piso del vestíbulo a la expectativa, y fue entonces que escuché un finísimo roce de ropas y discretamente volteé a ver a mi hermano, su novia estaba frente a él, vestía una mini, pero la mano de mi hermano estaba metida entre sus piernas, los escuchaba suspirar y sus respiraciones agitadas, pero realmente me daba miedo voltear a verlos directamente. Ellos estaban atisbando hacia la sala por la cristalera de la puerta portal de acceso. Sin hacer ruido, me agaché en lugar en donde podía observar lo que sucedía en cualquiera de los dos espacios.

Dado que había medio visto a mi hermano meterle mano a su novia, primero me asomé al vestíbulo, ahí, afortunadamente la luz de las farolas de calle me permitían ver lo que sucedía.

La novia de mi hermano estaba literalmente con el rostro pegado a la cristalera, mientras mi hermano le levantaba la mini por detrás y le acariciaba el culo con deleite. No aguanté más y saqué mi verga del pantalón para empezar a hacerme una paja mientras los observaba.

De pronto, mi hermano giró y repentinamente su cuerpo tapó la deliciosa visión de las nalgas de su novia, por lo que recordé que ellos espiaban a alguien, me imaginé que sería a mi hermana y estaba listo para verla, pero cuando me recorrí un metro para ver lo que sucedía en la sala, quedé ¡perplejo!…

Mi madre estaba sentada en el sofá, se encontraba con la blusa parcialmente desabrochada y se le entreveían sus enormes senos. Tenía las piernas abiertas, la falda mucho más arriba de medio muslo, y dejaba ver sus bragas casi transparentes, con su mano derecha sostenía una mano de póquer, mientras con la otra, acariciaba el muslo de su pareja, o al menos eso pensé de momento. Enfrente de ellos, sentado en el piso se encontraba otro tipo, de unos 45 años, también con una mano de póquer.

Esto si me sorprendió, coraje no me dio ya que yo imaginaba a mamá teniendo relaciones con su pretendiente en turno, pero aquí, la situación era realmente excitante. En ese justo instante, mamá perdió la mano y acto seguido, mientras el amigo los observaba, comenzó a desabotonarse, hasta que su blusa quedó totalmente abierta. Tanto su pareja como el amigo le chiflaron y ella medio en broma, abrió su blusa totalmente para enseguida volver a cerrarla, pero sin abrochar ningún botón.

En la sala todo eran risas y gritos de ¡salud!, la otra mano, salud, etc.

Me retiré un metro y ahora pude ver a mi hermano pegado a la cristalera, mientras su novia hincada en el piso le chupaba la herramienta. Podía ver como empujaba y retiraba la boca del fierro de mi hermano, mientras él le manoseaba las tetas.

De verdad no sabía quien espiar, las dos escenas eran bastante cachondas, y por un lado, desde que la conocí, muchas veces fantaseé con cogerme a mi cuñada y verla encuerada y por otro, muchas veces había deseado poder espiar a mamá hacerlo con su novio. Tenía la verga totalmente parada y necesitaba descargarme, por lo que seguí con mi paja mientras regresaba a ver lo que ocurría en la sala.

La siguiente mano noté que la perdió el tipo en el piso, con calma se levantó y después de desabrocharse el cinturón, tranquilamente se bajó los pantalones. Traía unos bóxer bastante guangos y enseguida quedó en evidencia, estaba totalmente empalmado, y no hacía nada por disimular su mirada clavada entre las piernas de mi madre, que seguían abiertas.

La pareja de mi madre que estaba a su lado, al notar la mirada de su amigo, sencillamente tomó la falda de mamá y sin más, se la levantó casi hasta la tanga. Mi madre volteó a verlo y sin cortarse lo más mínimo, le prodigó un achuchón por sobre el pantalón al pito de su pareja. El que se acababa de quitar el pantalón juntó las cartas y comenzó a barajar…

Aprovechando la pausa, regresé a espiar el vestíbulo, y ohhhhhhhhhhhhhhhhh! Ahí estaba mi deliciosa cuñada con la falda recogida mientras mi hermano le metía mano. La pareja de mi madre sirvió tres vasos de tequila y después de decir salud, cada uno se lo terminó.

Mientras volvían a barajar, volví a recorrerme para espiar el vestíbulo…

Gimena mi cuñada, estaba recargada en el marco de la puerta a la sala dejándome ver su delicioso cuerpo, mientras mi hermano le introducía la verga y al mismo tiempo intentaba espiar lo que sucedía en la sala, comprendí que él veía todo de perfil, no podía ver entre las piernas de mamá, pero si tuvo una excelente perspectiva de mamá quitándose las bragas.

Definitivamente decidí solo espiar la sala, ahí había luz suficiente para poder observar todo lo que sucedía, además, de que si me las ingeniaba y lograba abrir sin hacer ruido una pequeña ventila, ¡También podría escuchar! La operación me llevó unos tres o cuatro minutos, pero con ayuda de una palita de jardín, logré correr la ventila.

Ya totalmente decidido, busqué el mejor lugar de observación, justo acostado encima de una banquita del jardín que se encuentra a la altura de la ventila, retiré sin hacer ruido la funda protectora y después de acostarme lo más cómodo posible, volví a cubrirme con ella, quedé tan bien situado y oculto que aunque alguien prendiera la luz del jardín sería difícil poder verme.

La siguiente mano la perdió la pareja de mamá, se levantó del sofá y quedando de frente a mi madre, se volteó a preguntarle al otro tipo ¿quieres que le enseñe la verga a tu vieja? Me quedé perplejo, suponía que el novio de mamá era a quien ella le había acariciado la verga anteriormente, pero por lo visto, ahí sucedía algo la mar de morboso.

El que estaba sentado en el piso (Javier) le contestó que se quitara el pantalón y le enseñara su tranca a la putilla.

Cuando el sujeto (Adrián) se bajó los pantalones, apareció una verga de tamaño más bien grande, ya que el tipo no traía ropa interior, se acercó un paso a mi madre y de esta manera la cabeza de su verga quedó a escasos centímetros de la cara de mi madre.

Mi madre abrió los ojos con sorpresa y al mismo tiempo sus piernas, ahora, desde donde yo estaba, podía ver una escena de peli porno, protagonizada por mi madre y dos cabrones.

A través de la ventila escuché como Javier le preguntaba a mamá si le gustaba lo que veía, mamá respondió con un si inaudible, por lo que Javier insistió y ella ya más tranquila contestó coquetamente… ¡me encanta lo que veo!

El que estaba en el piso solamente gruñó algo para enseguida preguntarle ¿te gustaría ver más? Al responder ella afirmativamente Javier le ordenó que les enseñara las tetas, a lo cual ella no opuso ningún reparo y sin el menor pudor, se quitó la blusa.

Estaba en la gloria, siempre había deseado ver las tetas de mi madre y ahí estaban, grandes, desafiantes a la gravedad y totalmente ¡expuestas! Se notaba su excitación en la rigidez de sus pezones.

Luego, Javier, sin levantarse del piso le dijo a mi madre que le hiciera una rusa a su amigo, mi madre volteó a verlo a los ojos, pero no noté ningún reproche en la mirada, más bien mi madre tenía los ojos vidriosos y su excitación la superaba, hizo que Adrián se acostara en el sofá y luego hincándose en el piso, se recostó sobre de el de tal forma que sus deliciosos pechos acunaron tremenda verga para deleitarse con una fabulosa rusa…

En esos momentos no sabía para donde espiar o si me hacía una buena paja…

Era realmente un dilema.

Autor: Esteban

Me gusta / No me gusta

MIS AMIGOS.

La siguiente historia es 100% real, lo nico que he cambiado han sido los nombres de los protagonistas, el mo es real, ocurri en el verano pasado del 2001. Hola, me llamo Marta, en la actualidad tengo 23 aos y salgo con mi novio Sergio desde hace tres aos. La verdad es que estoy como un queso, eso dicen todos los que me conocen, mido 1, 74, 58 kilos, tengo el pelo castao tirando a rubito un poco rizado, morena de piel, boca pequea, ojos grandes, un culo un poco plano, no mucho, pero a mi novio le vuelve loco sobre todo cuando lo llevo ajustado en unos vaqueros y lo mejor que tengo son dos buenas tetas medianas tirando un poquito a grandes, muy duras , firmes, hacia arriba, con unos pezones rosados pequeos, dicen que daran envidia a cualquier chica del Playboy.

Antes de contar la historia voy a describir a mis amigos habituales de fin de semana, Sergio mi novio, Sofa mi mejor amiga, Luis su novio y mi mejor amigo y de mi hermano, Carlos mi hermano y Mnica la novia de mi hermano.

Sergio es alto 1, 85, moreno, pelo engominado, gafas, atltico, atractivo , es muy callado pero a m me gustaba mucho. A mi novio Sergio le conoc en la facultad de empresariales donde estudibamos los 2. Antes decir que nuestra vida sexual es muy activa, cuando conoc a Sergio era virgen, haba tenido muchos novietes, pretendientes, pero yo reservaba mi cuerpo para alguien especial y ese era Sergio.

La primera vez que lo hicimos fue a los 9 meses de salir, l ya lo haba hecho as que no estaba tan nervioso como yo, fue en su casa, antes ya nos habamos besado, toqueteos, pero poco ms, ni tan siquiera le haba dejado ver mis tetazas, ese da l me propuso hacerlo y yo acced encantada , despus fuimos a ms, al ao y tres meses se la chup la primera vez, nunca le haba dejado correrse en mi boca, me daba un poco de asco el semen , ni tampoco que me lo hiciera por el culito.

Mi mejor amiga se llama Sofa, 21 aos, mide 1, 67 pelo muy moreno y liso y la llega por debajo de los hombros, tiene unos labios carnosos y ojos azules, tetas pequeas y lo mejor que tiene es un culo redondito muy apetecible para cualquier chico, es muy guapa pero nunca ha destacado tanto como yo, su novio se llama Luis, es el mejor amigo de mi hermano Carlos, Luis mide 1, 77, 22 aos muy guapo, es rubito, siempre nos ha gustado a Sofa y a m, pero ella puso mas empeo con l y yo la ayude encantada sobre todo desde que conoc a mi novio. Ellos llevan 2 aos, por lo que me haba contado Sofa las relaciones con l eran parecidas que las mas.

Mi hermano Carlos, mide 1, 81, castao como yo, pelo punta tiene 22 aos, cachas, iba al gimnasio, ha tenido muchas novias, ahora sala con Mnica , modelo de 25 aos, morena, pelo muy largo rizado, 1, 80, guapsima, tenia unos labios perfectos, tetas medianas, esbelta, un culo pequeo que lo luca muy bien con sus tanguitas, era la envidia de cualquier chica, por lo buena que estaba y por salir con mi hermano.

El verano en que ocurri la historia salamos los 6 siempre juntos, Carlos y Luis eran amigos de toda la vida, pero integraron muy bien a mi novio Sergio, no se puede decir lo mismo de Mnica que ni Sofa ni yo la aguantbamos aunque lo disimulbamos bien. Yo me llevaba muy bien con Luis, nos conocamos de toda la vida, siempre se ha llevado muy bien con mi hermano, ha pasado mucho tiempo en casa y lo sigue pasando, lo mismo que Sofa, as se conocieron e intimaron, cuando salamos Luis me tocaba el culo y me deca que estaba muy buena, Sofa se lo tomaba a risa como todos, haba confianza, todos tonteabamos con todos, la verdad es que ramos un grupo bastante atractivo, cualquiera hara buena pareja con cualquiera.

Ese verano planeamos irnos de vacaciones15 das en Julio los 6 a Alicante a un piso de nuestros padres, ellos iran en Agosto y nos lo dejaban encantados.

Siempre hemos gozado de buena posicin econmica, los 4 menos Mnica y Sergio vivamos en una urbanizacin de clase alta, vestamos mas bien pijillo , mi hermano tenia un Audi A-3 , Luis un Golf , Sofa y yo tenamos unas motos pequeas para ir a clase, vamos que no nos ha faltado de nada , Sergio viva con sus padres , su padre era profesor de instituto y Mnica era tambin de clase media, aunque hacia algunos trabajillos como modelo que la reportaban buenos dividendos, en cuanto a nuestros gustos pues lo normal, alguna borrachera, algn porrillo y yo haba probado 2 veces la coca, mi hermano, Luis, Sofa y Mnica algo mas pero poco tambin, he de decir que cuando lo he probado he echado los mejores polvos de mi vida con Sergio.

El fin de semana antes de irnos de vacaciones se fueron mis padres de viaje, ese fin de semana quedamos para salir solo Sofa, Luis, Sergio y yo, mi hermano se quedo en casa con Mnica.

Nos fuimos a un bar y pedimos unos cubatas, a las 2

de la maana bamos los 4 bastante borrachos, estbamos en una discoteca bailando, Luis me cogi la mano y le dijo a Sergio

– te importa que baile con ella?

– por supuesto que no, le contesto Empezamos a bailar, yo llevaba un pantaln negro ajustado, camisa blanca y zapatos de tacn, el pelo recogido con una coleta

– estas muy guapa esta noche, me dijo mientras bailbamos

– como siempre, dije yo

– no, hoy estas especial

– me voy a poner roja

– ni que no hubiera confianza

– era broma tonto Sofa y Sergio estaban tambin bailando, ella era la que peor iba de los 4 , mas que bailar Sergio cargaba con ella

– vaya pedo que lleva Sofa, le dije yo

– si es que no sabe beber y eso que nosotros no vamos nada mal En eso empez un lento, Luis se acerc a mi un poco mas, yo apoy la cabeza en su hombro, el me meti la mano por la espalda y me la acarici

– te molesta?

– Claro que no, le dije Me acerqu mas, seguro que poda notar mis tetas duras contra l, los pezones se me estaban poniendo tiesos, me segua acariciando la espalda por la zona de la cintura, me estaba poniendo caliente, el alcohol hace que tenga ganas de follar como una loca, en cuanto saliramos de la discoteca me iba a llevar a Sergio a casa y lo iba a follar. Muchos ya me entenderis, los fines de semana al llegar a casa con unas copas de mas, quien no se ha masturbado antes de irse a la cama, en fin cuando acabo la cancin, Luis puso cara de pena, yo creo que estaba algo excitado, fuimos con nuestras parejas, no las veamos, salimos fuera y Sofa estaba devolviendo, no s tenia en pie, Sergio la sujetaba,

– hombre ya era hora, dijo

– habernos avisado, que tal estas cario?, dijo Luis acercndose a Sofa

– vamonos a casa, acert a decir

– nos vamos, dijo Luis

– espera que nosotros tambin nos vamos, dije yo

– pero si es muy pronto, aprovechar la noche

– no que vamos con vosotros.

Cogimos un taxi hasta la urbanizacin, Luis acompao a Sofa a casa y yo me fui con Sergio, eran las 2, 45, nosotros acostumbramos a llegar a las 7 o as. Al entrar en casa, lo hicimos en silencio, para no molestar, subimos a la planta de arriba que estn las habitaciones, al subir por las escaleras omos unos gemidos, nos pusimos un poco nerviosos

– joder, que vergenza !!!! le dije a Sergio

– Quienes son?

– Pues quienes van a ser, mi hermano y Mnica Pasamos por su habitacin tenan la puerta entreabierta, yo pas rpido sin mirar, Sergio se detuvo en la puerta

– pero que haces ¿estas loco?, le susurr en alto

– joder!!!!! Vaya polvo, ven mira

– que no, vamonos

– ven, me agarr de la mano y tir hacia la puerta.

La habitacin era muy grande la cama estaba al fondo, tenan la luz de la mesilla encendida, no nos podan ver, me asom muerta de vergenza, Mnica estaba a cuatro patas con el culo hacia la puerta y mi hermano detrs de ella, follandola el coo, la embesta salvajamente, sus tetas se balanceaban, se retorca de placer, de repente mi hermano se sali de ella y apareci una polla grande, brutal, gorda, dura, deba tener mas de 20 cms, el culo de Mnica qued hacia nosotros unos segundos, Sergio y yo nos escondimos, fuimos hacia mi habitacin al final del pasillo, todava me temblaban las piernas, era la primera vez que vea follar a alguien en vivo , aunque solo hubieran sido 20 segundos, estaba muy nerviosa y a la vez excitada , no se como estarais vosotros si hubierais visto a un hermano vuestro en plena faena con su novia , entramos en la habitacin echamos el cerrojo, me empez a besar , se le notaba alterado , caliente, yo tambin lo estaba, entre el baile con Luis y ahora esto, no me poda sacar la polla de mi hermano de la cabeza y el cuerpo de Mnica sudado, con su culo en pompa hacia nosotros, Sergio me sac la camisa y me arranc el sujetador, era la primera vez que lo haca, me hizo dao, mis tetas se bambolearon, se tir hacia ellas y me las chup, estaba ansioso, me acariciaba el culo con fuerza mientras me mordisqueaba los pezones, nos tumbamos en la cama,

– chpamela, Marta, chpamela. Le baj los pantalones, ya la tenia dura, 16 cms, me la met en la boca y se la chup, la meta y sacaba de mi boca muy rpido, me encantaba hacerlo, en varios momentos me vino a la cabeza la polla de mi hermano , Sergio se iba a correr ya, lo notaba, me la saque de la boca y le dije

– no te corras, le notaba muy excitado y no quera que lo hiciera, ya he dicho que no me gustaba el semen en la boca, nunca lo haba probado pero no me apeteca

– fllame, le dije mientras le pajeaba la polla muy despacito

– ven aqu, Me bajo los pantalones, le cost, les llevaba muy embutidos, me dejo el tanga puesto, uno blanco, deca que le excitaba, se situ encima de mi, esa sensacin de la polla caliente y dura segundos antes de follar a la entrada de mi coo me vuelve loca, no se hizo de rogar, de un golpe me la clav

– ahhh!!! Que gusto, le dije

– te gusta?, a que si?

– Siiiii, sigue

– Estaba buena la zorra de Mnica,

dijo mientras empujaba

– Siiiiii es una zorra, que esta buena,

– Tu hermano la folla bien con esa polla que tiene, la has visto?

– Si

– Y te gustaba? Pero que era esto, me estaba preguntando si me gustaba la polla de mi hermano, mientras segua encima de mi, me apretaba fuerte las tetas, era lo que mas le gustaba sin duda, yo pensaba que para el follarse una chica como yo era estar en la gloria, ese tipo de pensamientos se me pasaba casi siempre por la cabeza

– no, me gusta mas la tuya, me gusta mas tu polla

– vamos dime la verdad, dijo jadeando

– te he dicho que no, vamos follame cabrn

– te has puesto cachonda con Luis?

– Noooo,

– Mentirosa, cuando habis salido el tenia todava la polla dura

– ¿qu?

– Pues eso y tu los pezones

– Noo, dije a punto de tener un orgasmo, pensando que la polla de Luis se le haba puesto dura

– Nooooo, le dije y tu que, se te ha puesto dura con Mnica

– Siiii, pero por lo menos lo reconozco,

– Vale me he puesto un poco caliente pero era por el alcohol, vamos no te pares que estoy a punto de llegar

– Yo no aguanto mas, me voy a correr,

– Siiiii, vamos La situacin era increble, se mova encima de mi como nunca lo haba hecho , todava se oa follar a mi hermano y a Mnica al final del pasillo, la imagen de la polla de mi hermano, el culo de Mnica, el alcohol de la noche, el baile con Luis, como le roc con mis tetas, no aguantamos mas Sergio y yo explotamos en un orgasmo bestial, poda notar su eyaculacion perfectamente, usaba la pldora, no me gusta el semen pero que se corra dentro de mi o en mis tetas me pone muy caliente, notaba los disparos, le estaba durando el orgasmo mas de lo debido, ahogamos nuestros gemidos, para que no nos oyeran, Se qued encima de mi unos segundos y me retir su polla pringosa, me gusta la sensacin de el semen escurriendo hacia mi culo

– Ha sido fenomenal, dijo

– No ha estado mal , as que te gusta Mnica? Le dije

– Hombre esta buena , pero tu mas , y solo lo deca porque estaba caliente mientras follabamos , ya sabes que es un juego , y tu que con Luis?

– Ya , lo mismo te digo , es para excitarte.

Siempre hablamos mientras lo hacemos , es una manera de excitarnos , pero no le podia reconocer que me ha gustado la polla de mi hermano , adems es un pensamiento que tenia que sacarme de la cabeza.

Nos quedamos dormidos , ya no se oa nada en la habitacin de mi hermano , a la maana siguiente ya se haba ido Mnica , fui a despedir a Sergio y apareci Sofa en la puerta con mala cara

– vaya resaca

– que tal ayer? , la dije

– no vuelvo a beber en la vida

– siempre dices lo mismo.

– Ya , vena a tomar un poco de rayos uva El da estaba un poco nublado , solemos tomar rayos uva , estamos morenas las dos todo el ao , tampoco nos gusta mucho , lo justo , yo tenia una maquina en casa y queramos tomar algo para que el sol no nos pusiera rojas en Alicante.

Al entrar en el cuarto, la cont todo lo que haba pasado anoche, no se lo crea,

– dselo a Luis, pero por favor que no le diga nada a mi hermano

– tranquila que no le dir nada.

La semana transcurri con normalidad antes de irnos de vacaciones, preparamos los macutos y nos fuimos, llevaban el coche mi hermano y Luis, tardamos 4 horas, al llegar hicimos el reparto de habitaciones.

La de mis padres, para mi hermano y Mnica, la ma para mi y Sergio y la de mi hermano para Sofa y Luis.

El primer da que llegamos era Sbado, salimos esa noche por Alicante, acabamos en la playa con unas botellas de vodka, whiski y coca-cola, hacia una noche muy buena, Sofa propuso jugar a “yo nunca”. Nos llenamos el vaso y empez Sofa,

– yo nunca me he acostado con mas de una persona, solo con Luis ahora los que se han acostado con mas de una persona beben, lo hicieron mi hermano, Luis y Mnica. Esto se pona interesante. Era el turno de Luis

– yo nunca he chupado una polla, los tres chicos se partan de la risa y empezaron a chocar la mano entre ellos, las 3 bebimos con mucha vergenza mirndonos entre nosotras, pero no sorprendi eso a nadie, era mi turno,

– yo nunca he puesto los cuernos a nadie, solo bebi Mnica

– pero no fue a Carlos, dijo

– buena aclaracin dijo mi hermano, solo llevaban 5 meses As sigui el juego, a la hora bamos ciegos y salta Sofa

– yo nunca he visto follar a nadie en realidad, Nadie beba, Sofa nos miraba a nosotros y yo la mataba con la mirada

– no vale hacer trampas dijo

– vale, bebimos Sergio y yo

– A quien habis visto?, dijo Mnica

– A una pareja hace un mes en una discoteca, dijo Sergio Se invent una historia que parece que convenci a Mnica, as trascurri el juego, gracias a l descubrimos que Sofa y Mnica haban recibido por el culo de Luis y mi hermano, me sorprendi eso de Sofa pero no me extraaba con lo salido que est Luis y el buen culo de Sofa, que Mnica lo haba hecho en una piscina, que me gustab

a que se corrieran en mis tetas, me dio mucha corte, pero el juego era el juego. ..

Llegamos a casa a las 5 de la maana, nos acostamos todos, Sergio y yo bamos calientes, nos metimos en la cama, yo solo iba con bragas y un sujetador y l con el calzn que no poda disimular su ereccin, rpido me empez a palpar las tetas, nos pusimos de costado, l detrs de mi, una mano la meti en mis bragas, pudo ver que tena el coo ardiendo, me meti 2 dedos, yo le agarre la polla tiesa que notaba en mi culo y se la empec a menear

– anda con Mnica y Sofa menudas guarrillas

– ya te digo

– te imaginas a Luis follandola el culo a Sofa?, mientras deca esto mova sus dedos mas rpido en mi coo

– siiii, y como se corre en su culo

– y Mnica chupando esa polla de tu hermano?

– Sigue, sigue, dime cosas

– Seguro que se traga toda su leche, como Sofa con Luis

– Siiiii, me encanta, yo le mova la polla cada vez mas rpido, se iba a correr ya

– Me voy a correr en tus bragas, lo quieres?

– Por favor, hazlo en mis bragas Nada mas decir esto, empez a escupir leche, la mayora fueron a mis bragas por la parte del culo y a mi mano tambin, al notarlo me corr pegando mi culo contra su polla mojada y haciendo que me metiera los dedos hasta el fondo de mi coo. Fue una buena paja.

Por las maanas nos bamos a la playa los 6 , nosotras con unos sugerentes bikinis, Mnica con uno negro , tena unas tetas perfectas , Sofa uno azul , pero el mejor era el mo , uno rojo , me quedaba perfecto , mis tetazas pareca que luchaban por salirse de l. Sergio , Luis e incluso mi hermano no podan disimular mirarme el escote , el mas descarado era Luis .

Jugbamos a las cartas , los chicos se ponan ciegos ante los 3 monumentos que tenan delante , cuando nos bamos a baar no podan disimular sus erecciones ellos iban detrs y se ponan ciegos con la visin de nuestros culitos .

Éramos muy malas con ellos , le pedamos que nos echaran crema , cada una a sus respectivos, sabamos que eso les calentara.

As fue pasando la semana, el sbado siguiente a la semana de estar all pas algo que cambi mi vida, despus de comer, se echaron la siesta todos menos Luis y yo, era la costumbre echarse un poco, algunas veces nos bajbamos a la piscina de los pisos los que no nos echbamos casi siempre Luis, Sofa y yo, pero hoy Sofa estaba descansando para la noche . En contra de lo habitual Luis y yo nos fuimos a la playa, solos, cogimos el coche y nos plantamos all en 5 minutos.

– esto est hasta el culo de gente, dijo Luis

– ya, es que otra playa esta un poco lejos

– ah una nudista, a 10 minutos, por supuesto nosotros no haramos nudismo , no todo el mundo esta desnudo Luis conoca bien la zona, sus padres tenan a 25 Kms un chalet, yo acced sin pensarlo mucho, , quizs el morbo de estar en una playa nudista, no se porqu nunca lo haba hecho, si me lo hubiera pedido otro chico no hubiera aceptado pero con Luis ya he dicho que haba mucha confianza. Al llegar me sorprendi la poca gente que haba, era una playa pequea pero acogedora, no todos iban desnudos de hecho poca gente lo haca, nos tumbamos a tomar el sol, cuando pas un nrdico impresionante, iba desnudo, tenia la verga muy grande en reposo, solo llevaba unas gafas de sol,

– vaya polla, dijo Luis

– no seas vulgar

– ahora me dirs que el tamao no importa

– pues no, (dentro de mi pensaba otra cosa)

– pues a mi si me gustan que tengan las tetas grandes

– pues Sofa no es que las tenga muy all

– Sofa me encanta como es y con ese culo que tiene me vale, lo que digo es que si pudiera escoger la elegira con unas peras grandes, como las tuyas Me puse roja como un tomate, sabia que bromeaba, siempre ha habido muy buen rollo con Luis, todo bromas, pero l saba como ponerme roja como nadie

– a ver cuando me las enseas

– pues creo que eso no ser nunca, enséñame tu lo tuyo

– cual esto?, dijo apuntando hacia su baador, si tu me enseas las tetas luego

– djate de bobadas, sabes que me da mucho corte y no es plan, me di la vuelta a coger la botella de agua de la bolsa y al girarme, Luis estaba desnudo!!!!!!!!

– Ves no pasa nada, dijo con naturalidad

– Creo que esto no esta bien, tpate Luis No poda apartar la mirada de su polla, no estaba nada mal, no era como la de mi hermano pero si mas grande que la de Sergio, la tenia en semi

-ereccin, mis pezones se pusieron duros al momento

– me voy a baar, le dije

– espera que voy contigo Y ni corto ni perezoso vino detrs de mi, desnudo, se meti en el agua

– creo que me tienes que ensear algo

– de eso nada

– tu lo dijiste

– es que no puedo, que le digo a Sergio?

– No tienes porque decrselo

– Y Sofa?

– tampoco

– pero es tu novia, pdeme otra cosa, no se como le dije eso

– Djame que te las toque, sabes que el culo te lo he tocado muchas veces pero las tetas no

– No puedo, eso es peor todava

– Es un favor, las de Sofa son muy pequea

s Pegu un suspiro profundo, pens en todas las posibilidades, era Luis el de toda la vida, me haba tocado el culo muchas veces pero esto no era lo mismo, eran mis grandes tetas, mis tetazas, solo pensarlo me excitaba pero al pensar en Sergio no quera hacerlo , all estaba con Luis ese rubito tan guapo ,metido en el agua desnudo a 2 metros de mi , finalmente pens que no poda pasar nada y acced

– Te dejo solo 30 segundos Su cara se ilumin

– vale Se puso detrs de mi , me agarro de la cintura , yo miraba a unos baistas a lo lejos ,

– espera , vamos donde nos cubra , le dije Andamos unos 10 metros ,el agua me llegaba por encima de las tetas

– aqu esta bien , estoy un poco nervioso

– yo tambin , respond Otra vez me puso la mano en la cintura , la subi hasta el ombligo , se estaba recreando en su suerte, hasta que lleg a las tetas , las roz suavemente , luego se puso detrs de mi , me agarro ambas tetas por encima del bikini muy despacio

– ohh!! Que gusto , dijo

– venga , date prisa tir del sujetador hacia arriba y mis pechos quedaron desnudos bajo el agua , ahora puso sus manos temblorosas sobre mis dos tetas duras , las toco, amas, aplast, hizo crculos, las junt, las suba y las bajaba, se entretuvo con mis pezones, se peg a mi y not su polla dura y desnuda un momento rozar mi pierna, una corriente sacudi mi cuerpo, estaba muy caliente

– te quedan 10 segundos, le dije

– vale tranquila, djame un poquito mas por favor, joder que tetas mas duras, son mejores de lo que pensaba Era todo nervios, mientras me sobaba las tetas, me acordaba de mi novio pero no poda dejarle parar, me las tocaba de maravilla, nunca le haba puesto los cuernos a mi novio y aquello era lo mas parecido, pens que por dejarle tocar las tetas no pasara nada, en esto una ola hace que me caiga un poco para atrs y apoy mi mano derecha en su polla, estaba totalmente tiesa, me pegu un buen susto, eso me hizo reaccionar

– bueno se acab, le quit las manos de golpe, me coloqu el bikini y sin decirle nada me fui a la orilla.

Él tard un poco ms, seguro que se haba masturbado en el agua, porque sala con la polla morcillona y mas relajado, yo era un manojo de nervios, aparte de lo excitada que estaba. En el viaje de vuelta no abrimos la boca.

Esa noche no salimos ni Sergio ni yo, nos quedamos en casa, estaba preocupada por lo que haba sucedido con Luis, quera contrselo pero no me atreva, al final follamos como nunca, todava me duraba la calentura de la tarde, le hice que se corriera en mis tetas, esas que horas antes haba acariciado Luis, tuve un orgasmo cuando explot en ellas. Fantstico.

Al da siguiente, era domingo, estaban todos machacados, excepto Sergio y yo, nos bamos a marchar a comer a la playa cuando se levant Luis y dijo que venia a comer con nosotros. Preparamos unos bocadillos y nos fuimos, al llegar me fui a dar un bao antes de comer, Luis vino tambin, Sergio se qued en las toallas

– Marta, perdona por lo del otro da, no quiero que estemos as sin hablarnos

– No pasa nada ya lo tengo olvidado

– Mentira que sigues sin hablarme

– Es que me da un poco de corte, no s como reaccionar todava

– Pero si no pas nada, fue un juego

– Ya, pero me tocaste las tetas, le interrump

– No volver a hacerlo

– Por supuesto

– Amigos?

– Todo olvidado, le dije Estbamos nadando, nos alejamos un poco de la orilla, haba poca gente en la playa a la hora de la comida, habamos perdido de vista a Sergio en las toallas, Luis se acerc y me toc el culo, un golpe carioso

– ya estamos otra vez, le dije

– cre que habamos quedado en que todo seria como antes, sin malos rollos

– es que todava est reciente lo del otro da Me cogi la mano y se la acerco a su culo

– lo ves?, no pasa nada

– si ya, pero…

– pero nada En esto me segua sujetando la mano en su culo, era un culo pequeo pero estaba bien duro

– apritalo, sin miedo

– no esta mal le dije apretando un poquito Me agarr la mano y me la puso en el paquete, yo intent retirarla pero el la cogi con fuerza, me puso su mano sobre su polla, no me dejaba quitarla

– toca Marta

– esto esta yendo muy lejos

– toca, dijo como intentando tranquilizarme Otra vez apret un poco y la not a travs del baador, no quera seguir aquello, si no hubiera tenido novio todava estaba Sofa. ..

– venga vale ya , dije Nos salimos y comimos , no pas nada ms hasta el jueves por la noche.

Ese jueves salimos todos , bamos al cine , en la entrada lo de siempre , divisin de opiniones , al final mi hermano y Sergio entraron a ver una de guerra , Sofa y Mnica entraron a ver una comedia espaola , la de gente pez , yo quera ver Lucia y el sexo , Sergio ya la haba visto con unos compaeros de clase , Mnica y mi hermano tambin, Sofa iba a entrar con nosotros pero si no se quedaba sola Mnica , alguien tena que ir con ella , mi hermano no estaba muy por la labor , y

o tampoco y antes de que fuera Luis , Sofa prefera que se quedara conmigo antes que con Mnica, tampoco era tan raro para todos , el verano pasado Sofa estuvo trabajando en unos cines y a veces bamos a buscarla Luis y yo y nos metamos en una sesin esperando a que terminara Entramos en la sala Luis y yo , recuerdo que no haba mucha, gente, 5 o 6 parejas desperdigadas por el cine

– otra vez solos, dijo Luis

– ya vaya coincidencia Empez la pelcula, la verdad es que nos defraud bastante, a media pelcula Luis me pas el brazo por los hombros, no le dije nada, la verdad es que no le di importancia , la pelcula no era gran cosa, pero alguna escena que otra no estaba mal sobre todo las escenas de sexo, me empez a acariciar la cara por el lado contrario de donde se encontraba, yo notaba que poda ocurrir algo, pero le dej hacer, me puso una mano en la pierna, aquello era mucho, se la retir, a los 5 minutos la volvi a poner, con la otra mano me acarici con el dedo ndice la barbilla, luego los labios, todo muy suave, otra vez lo pos en mis labios , yo le bes el dedo, se lo volv a besar, lo introdujo un poco en la boca, toc mi lengua, lo volvi a sacar, me estaba calentando, en eso apareci la mejor escena para mi gusto, aquella en la que la niera, una chica joven le cuenta al protagonista que su madre era actriz porno y ella para excitarse vea sus pelculas y luego se masturbaba en el sof imitando las posturas de su madre, la escena de la madre chupando una polla en la pantalla y ella a 4 patas en el sof chupando un consolador de goma, luego cabalgando sobre l y a todo esto el novio de la madre vindolo todo, aquello fue mucho, subi una mano y me la puso en una teta, empez a apretar, mientras volvi a meter el dedo en la boca, se lo bes, lo introdujo ms, ahora ya lo haba metido entero y lo mova dentro, yo se lo chupaba, no pude evitar estar chupando su polla, con su otra mano me apretaba la pierna, ya no era consciente de lo que pasaba, no poda controlarlo, se me haban desatado los infiernos, mis bragas negras estaban caladas, meti sus manos dentro de mi camisa de cuadros, me toc las tetas, levant el sujetador, no se molest en desabrochar la camisa, me toc otra vez las tetazas, gem, tena los pezones duros, cogi mi mano y se la puso en el paquete, estaba a punto de tener mi primer encuentro sexual con Luis, mi amigo de toda la vida, el mejor amigo de mi hermano, el novio de mi mejor amiga, se desabroch la bragueta y me puso la mano sobre los calzones, un calenton me atraves el cuerpo, estaba temblando, luego me volvi a meter la mano en las tetas y el dedo en la boca, yo se la toqu despacio, la tenia muy dura, met la mano en los calzones y se la agarr, casi me viene un orgasmo, tena la polla dura de Luis en la mano, los 2 seguamos viendo la pelcula como si nada, bueno, mas mirando la pantalla, me desabrocho el pantaln y sin miramientos meti la mano que habia tenido en mi boca en el coo, lo tocaba despacio, lo tenia muy bien depilado con una fina matita de pelos, se debi dar cuenta, bajo mas la mano y llego a la entrada, estaba muy hmeda, yo mientras se la meneaba muy despacio, nos miramos un segundo, luego volvimos a mirar a la pantalla, me segua acariciando, subi a mi botoncito, no poda mas, la polla en mi mano haca que me calentara mas, era la primera que tocaba aparte de la de Sergio, me dijo que me levantara un poquito, peg un tirn y me bajo los pantalones y las bragas hasta las rodillas, estaba desnuda en un sitio publico, menos mal que no habia cerca nuestro se acerc a mi

– me la chupas un poco?

– Noooo, eso es mucho, respond agitada

– Vamos un poco ,por favor antes de correrme, dijo sujetndome el cuello y llevndome la cabeza con mi coleta rubita hacia su polla

– Bueno , dije girndome hacia l a 10 cms de su polla Haba perdido el control , me recost un poco , me la met sin miramientos en la boca, l gimi ,tambin estaba mojada , la not salada , jugu con su capullo, con su orificio , Luis mientras me acariciaba la espalda y la fue bajando hasta mi culo, meti su mano en mi culo , desde all me toc el coo , le aprision la mano con mis piernas , estaba a punto de correrme , me acarici el culo , jugaba con su dedo en mi pequeo agujerito , era una sensacin nueva , yo mientras chupandosela , me la sacaba de la boca , le pasaba mi lengua por toda su verga , nunca haba disfrutado tanto chupando una polla, lo hacia sin manos, con ellas , en esto not que me ve vena, me la met entera en la boca, me roz la garganta, empec a gemir como una loca con su polla en mi boquita, Luis de repente me introdujo el dedo pulgar de golpe en el culo, nos tensamos los 2, NOS CORRIMOS A LA VEZ, ÉL LO HIZO EN MI BOCA!!!!!!!!!!!!

– SIIIIIIIIIII, ME CORRO EN TU BOCA, MARTA, ME CORRO Yo me corr tambin con su dedo pulgar en mi culo y con el corazn acaricindome el cltoris, fue magistral la mejor corrida de mi vida , se contraa todo mi cuerpo y su dedo gordo estaba prisionero en mi culo, cerr los ojos jadeando

mientras se vaciaba en mi boca, me corr patas abajo, mi coo pareca un grifo abierto, notar su explosin en mi boca fue muy fuerte, la primera vez que lo hacan, un disparo, dos, tres, cuatro, tenia la boca llena de semen, no pens que Luis pudiera hacerlo por lo menos sin pedir permiso, tragu el semen que pude, el resto lo escup, me levant de su polla todava jadeando, sac la mano de mi culo y de mi coo, le di una torta, no se porque, me arregle y sal corriendo hacia el bao, no podan verme con esas pintas, me arregl y entr al cine otra vez ya arreglada, cuando llegu al sitio estaba Luis con una cara de satisfaccin tremenda, todava no se habia guardado la polla, estaba viendo la pelcula como si nada con su polla recostada en su vientre yo me sent a su lado y esperamos al final de la pelcula.

No notaron nada, dijimos que la pelcula habia estado muy floja, antes me com unos cuantos caramelos de menta para quitarme ese sabor salado del esperma que da mucho el cante.

Ahora la relacin con Luis haba cambiado, aprovechaba cualquier momento en la casa para meterme mano, yo me hacia la estrecha lo que pareca gustarle a l mas todava, me tocaba las tetas sin pudor y el culo cuando no habia nadie delante, yo le apartaba, no poda hacer nada ni decir nada, solo era sexo, l quera a Sofa, yo a Sergio, en fin. .. durante las vacaciones no pas nada mas. En esto terminaron las vacaciones y nos volvimos a casa.

El mes siguiente estuve bastante rara, hasta Sergio me lo not, tenia una mezcla de pena por Sofa y Sergio , excitacin, no quera salir, sobre todo si lo haca Luis, pasaba mas tiempo en casa de lo normal, lo estaba evitando Llego agosto, se marcharon mis padres de vacaciones dejndonos solos a Carlos y a mi en casa, estbamos en casa mi hermano y yo, no se me olvidar jams, esa noche cambio nuestras vidas, cuando de repente llaman y se presentan en casa Sofa y Luis, venan a ver una peli, parece ser que los habia invitado mi hermano.

Nos pusimos a ver la peli, hasta ah todo normal, cuando acab puso mi hermano una del canal porno

– ahora empieza lo bueno, dijo mi hermano, Luis sonri

– ya estn los salidos estos, dije, vamonos Sofa si quieres

– por mi no pasa nada, vamos a ver un rato No era la primera vez que veamos una peli porno todos juntos pero tal y como estaba el ambiente entre Luis y yo no me pareca lo mas apropiado, yo me fui a llamar por telfono, cuando volv a la media hora, estaban los 3 en el sof, se oan los gemidos de la peli, una francesita era follada por su primo parece ser, mientras esta se la chupaba a su novio, la escena termina con una corrida simultanea sobre la cara de la chica

– joder como la han puesto, dijo Luis

– vaya putas, dijo Sofa

– que pasa que Luis nunca se ha corrido encima de ti? Dijo mi hermano

– pues no

– y tu que preguntas? Le dije a mi hermano En esto apareci un actor con una polla enorme , era realmente grande

– eso es una polla , dijo Sofa y no lo vuestro

– Carlos no tiene nada que envidiarle a ese , verdad Carlos?

– De veras?, dijo Sofa

– No , hombre , tampoco es para tanto

– Como que no enséñasela a las chicas

– Oye , oye mas despacio ,dije yo Mientras en la pantalla el actor de la gran polla la estaba reventando el culo a una rubia ,esto se empezaba a calentar , me excitaba la pelcula , era realmente buena ,

– por mi que no se corte dijo Sofa

– venga , scala , dijo Luis

– es que…, dijo Carlos

– si es por tu hermana , a ella no le importa, dijo Luis

– a mi me da igual

– bueno , bueno , en esto se levant mi hermano y sac la polla!!!!!!!! , la tena dura el jodo y vaya cacho de polla, se sent con la polla al aire, yo hacia como que no miraba pero no me pude reprimir de ver el cacharro de mi hermano, Luis se levant y puso a Sofa en el silln al lado de Carlos

– mrala bien, que decas?

– Es grande, si

– Si quieres tcala, dijo mi hermano

– Puedo? , pregunt Sofa a Luis

– Tu que dices Marta, la dejo o no?

– Hacer lo que queris, dije yo La escena era morbosa, estaban calientes de verdad, mi hermano sujetndose la polla, al lado Sofa. ..

– venga un poco, dijo Luis

– esto no me lo pierdo dije yo sentndome en el reposa brazos del sof al lado de mi hermano Sofa estir la mano y le agarro la polla

– est dura y caliente, dijo

– muvela un poquito, dijo mi hermano

– joder que listo, dijo Sofa, mientras empezaba a menersela despacito

– oye no os pasis, dijo Luis Luis sabia que a Sofa tambin le ha gustado de toda la vida mi hermano y no quera perderla, supongo que tendra una mezcla de excitacin y celos, en esto Luis se la saca y se la empieza a menear all delante de todos, Sofa le miro y no dijo nada, estaba roja, se notaba que la estaba gustando el pajote que le haca a mi hermano, era grande la polla de mi hermano, la mano de Sofa bajaba y suba en esa gran po

lla, mi hermano ech la cabeza hacia atrs y disfrut de ese momento, yo ya haca rato que tena ganas de marcha, tena la polla dura de mi hermano a medio metro de mi y detrs de Sofa a Luis menendosela viendo la escena, me puse a ver la peli un momento y en esto Sofa me cogi la mano y me la puso EN LA POLLA DE MI HERMANO!!!!!!!, me dio un escalofro

– nunca tocaras una polla como esta, dijo Sofa mi primera reaccin fue quitar la mano, pero luego la dej un segundo, tenia en la mano sobre la polla de mi hermano pequeo, los 4 estbamos bastante excitados, retir la mano y dijo mi hermano

– que creis que es esto un juguete ? Sofa se la agarr de nuevo y se la empez a menear otra vez lentamente

– por supuesto que no, dijo Sofa Mientras Luis segua con su pajote viendo toda la escena

– vamos Sofa pajeale como tu sabes, dijo Luis

– estoy en ello, dijo Sofa Segua masturbando a mi hermano a medio metro de mi que estaba viendo la escena, le haba empezado a salir un liquidillo blanco a mi hermano en la punta del capullo, Sofa le acariciaba el pecho a Carlos y con la otra le acariciaba muy lentamente la polla, en esto se levanta Luis se planta delante de nosotros con la polla tiesa y dice

– toma Marta toca esta si quieres Yo no daba crdito a lo que ocurra, mi mejor amiga hacindole una paja a mi hermano y su novio me peda que se la tocara all delante de todos, la tentacin era muy fuerte, Sofa me miro sonriendo sin soltar la polla de Carlos

– vamos tcasela que no muerde

– es que…

– es que nada, si l me deja que se la toque a Carlos yo te dejo que se la toques a l, Estir la mano tmidamente y me encontr con la verga de Luis, se la cog y empec a masturbarlo pero l no se cort nada y me toc las tetas por encima de la camiseta de tirantes que llevaba

– sigue, sigue, que bien lo haces En esto Sofa se agacha y engulle la polla de mi hermano, Luis miro la escena y me sonri , era sper excitante ver a Sofa chupando ese cacho de polla , adems a 1 metro de su novio , lo hacia bien la joda, mi hermano se retorca de placer en el sof , la agarraba por el pelo y la meta y sacaba la mitad de la polla en la boca ,en esto Luis se puso detrs de mi y meti la mano por mi camiseta , me toc las tetas , levant la camiseta , me levanto el sujetador y dej all mis tetas a la vista

– mira Carlos que tetazas tiene tu hermana , no has visto unas de estas en tu vida Mientras deca esto me amasaba las tetas ante la mirada de mi hermano , ya no era duea de mis actos , el calentn era mximo , mi hermano estir la mano y acarici mi tetas morenas , tena los pezones como puntas de lanza , mientras Luis detrs frotndome con su paquete en el culo de mi pantaln de verano ,se agach y desabroch mi pantaln , lo baj con mis bragas y se puso a chuparme el culo!!!!!!, nunca me lo haba hecho Sergio pero si llego a saber lo placentero que es se lo hubiera pedido mucho antes, el cabrn me meta la lengua en el culo, era maravilloso, mientras mi hermano no paraba de tocarme las tetas, en esto Sofa se subi la mini falda que llevaba se puso encima de mi hermano, se ech las bragas a un lado

– lo siento Luis pero no puedo mas Luis par un momento de chuparme el culo, y vio lo que pasaba

– pero que haces, te lo vas a follar?

– yo, Luis. .. dijo mi hermano

– tu nada, si quiere follar te la follas No haba tardado 2 segundos en decir esto cuando Sofa se levanto un poco se coloc la polla a la entrada de su coo y se dejo caer lentamente sobre la polla de mi hermano ante la atenta mirada de Luis y ma, dios mo!! Entr entera, suave como la mantequilla

– ahhhh, que gusto, dijo Sofa

– vamos muvete, para que te vean tu novio y mi hermanita como follas, dijo Carlos Sofa se mova de maravilla, mi hermano la sujetaba de los cachetes de su gran culo y la ayudaba a cabalgar sobre su polla, ella apoy su cabeza en el pecho de mi hermano mirando hacia nosotros mientras suba y bajaba

– vamos, poneros a follar, nos dijo, ¿ a que esperis?, dijo jadeando sus gemidos iban a mas junto con los de mi hermano, Luis me agarr del brazo me tir sobre el cacho de sof que quedaba libre y se abalanz sobre mi, me coloc la polla en el coo y dijo

– te voy a follar, quieres?

– Sii, por favor

– Dmelo, mas alto, dselo a tu hermano y a Sofa

– Quiero que Luis me folle, vamos hazlo!!!!

– Siempre he querido follarte desde que te conoc con esas tetazas de puta, si llego a saber que eras tan calentona y tan fcil te hubiera follado antes

– Siiiiiii, fllame, fllame, dije gritando Me la meti entera de un golpe, me corr nada mas meterla tensando mis piernas y golpeando en el costado de mi hermano

– me corro, me corro

– sers puta si estabas calada, te corres con solo metertela, te voy a follar bien follada, Se mova como un animal, me golpeaba con sus huevos en mi coo, a la vez se oa a Sofa jadeando como una loca,

– siiiiiii, me viene, me viene, dijo mi hermano, Luis par un momento, los dos miramos, Sofa cabalgaba con fue

rza sobre la polla de Carlos, se tensaron los dos, se empezaron a contraer los 2 con la polla de mi hermano soltando la leche en el coo de Sofa

– siii, chamela toda en el coo, dijo Sofa

– toma, es todo tuya, ahhhh!!! Que bien, que gusto se estuvo corriendo 15 segundos por lo menos, Sofa se desacoplo de l y cayo a la alfombra a los pies de mi hermano, la chorreaba el coo todava, el semen de mi hermano se la escapaba de su agujerito, mi hermano se qued recostado con su polla aun tiesa y mojada, en esto ca que tena dentro todava la verga de Luis, en un momento me peg cinco o seis vaivenes, se puso rgido y pude notar como se iba en mi interior, aquella escena de mi hermano corrindose en su novia habia sido mucho para l

– ahhhhh, siiiiii, me corro en tu coo Marta, me corro!!!!! Yo le agarr del culo e hice que me la clavara hasta el fondo mientras verta su liquido en mi rajita, ohhh lo pude notar perfectamente me estaba llenando el coo con su lechecita, en esto se quit encima mo, yo todava no me haba corrido , me haba dejado completamente caliente , el coo abrasando , lleno de su leche que me escurra por todos sitios ,necesitaba esa polla otra vez dentro de mi , sin embargo l se fue a la alfombra y se puso a besarse con Sofa , dios mo!!!! iba a quedarme con la mayor calentura de mi vida , la coca , en la peli porno una mulata era follada salvajemente por el culo , mi hermano a mi lado con su pollon todava duro y mojado , los 2 tortolitos en la alfombra ,tenia mis tetas duras , me ardan hasta los pezones , en esto me empec a masturbar viendo la pelcula , era maravilloso la sensacin de masturbarme el coo lleno de semen

– mira esta , salt mi hermano , todava tiene ganas de marcha

– la he dejado con ganas , dijo Luis

– acaba de follartela , dijo mi hermano

– si hombre otra vez , dijo Sofa que parece ser que ya se la haba bajado todo el calenton

– las novias mandan , dijo Luis , follatela tu

– ¿qu, tu estas loco? Como me voy a follar a mi hermana

– vamos, que tu puedes echar hasta 3 seguidos se estaban discutiendo a ver quien me iba a follar, yo segua masturbndome , lo tenia apuntito, en ese momento no me hubiera importado que hubiera venido cualquiera y me follara all mismo, pero ese cualquiera poda ser hasta mi hermano!!!!,

– no puedo, dijo mi hermano

– vamos fllatela, follatela, grit Luis

– venga follala, dijo Sofa riendose, yo segua a lo mismo estaba a punto de correrme, me meta 3 dedos hasta el fondo del coo

– quieres que te folle? Me pregunto Sofa

– nooo, nooo, conteste, lo tenia apuntito solo pensar en ese polla taladrndome Sofa se levant y le agarr la polla tiesa a mi hermano, se la meneo lentamente

– no quieres esta?

– No por favor no sigis, por favor, dije, no quera hacer algo de lo que me arrepintiera toda la vida

– Vamos fllatela, le dijo Sofa a mi hermano, no ves que lo esta deseando? Mi hermano me miro, lo que vio, pues a una medio rubita sudorosa, guapa, con dos tetazas maravillosas, morenaza de cuerpo, masturbndose el coo lleno de semen de su mejor amigo, mientras Sofa se la segua meneando, en ese momento no vio a su hermana, vio a una chavala de 23 aos, como un queso, dicindole fllame, nuestros dos amigos estaban a punto de ver el espectculo se su vida, mi hermano se abalanz sobre mi

– siiii, se la va a meter, se la va a meter!!!!, chill Luis mi hermano se recost sobre m , me dejo la polla tiesa a lo largo del coo , me mir fijamente a los ojos, no se atreva,

– MÉTEMELA!!!! Le dije apoyando mis mano en su culo duro No se hizo de rogar, me la puso en la entrada y de un golpe entr hasta el fondo, se me nubl la vista, perd la conciencia, estaba en el cielo, esa polla incestuosa, larga y dura se mova en mi coo como los ngeles, en 30 segundos me corr chillando como una loca

– SIIIIIII, ME CORRO, ME CORRO!!!!!!! Mi hermano no se haba corrido y segua empujando como un animal, estaba teniendo un multi orgasmo, me vino otro,

– AHHHHHH, AHHHHHHHHH, MAAAAAAS El segua y segua, 20 segundos mas, otro orgasmo

– NO PARES, FÓLLAME, FÓLLAME!!!!!! Mi hermano no haba dicho nada hasta ese momento, yo ya no poda mas, me dola el coo

– para, para, le dije

– QUIERO CORRERME EN TU BOCA!!!!! Yo no lo dud ni un momento, no pens que era mi hermano, solo que era una polla maravillosa que me habia dado el mejor polvo de mi vida, le ech a un lado, se qued boca arriba, sentada en sus rodillas me la met en la boca y chup con fuerza el capullo, ¡¡¡¡¡¡¡¡que cacho de polla!!!!!!arriba abajo , arriba, abajo, apretando lo mximo que poda con mis labios, no tard nada, se derram en mi boca, en la boca de la puta buenorra de su hermana que se la estaba mamando delante de su mejor amigo y mi mejor amiga, me lo trag todo, en agradecimiento por su polvo, fue sensacional.

No lo volvimos a repetir los 4, esto fue hace un ao, yo continuo con Sergio, sin embargo con mi hermano s

i lo hice otra vez al mes de esto , llegamos a casa un da calentitos, entre porros, alcohol y dems, me empez tocando las tetas y acabamos follando en mi habitacin, a partir de ese da alguna vez mas lo hemos hecho, lo que mas le gusta y lo que mas me pone a mi es pajearle ese cacharro que tiene y que se corra en mis tetas.

Con Sergio todo igual no le he dejado todava correrse en mi boca , pero quizs lo haga pronto.

Mi hermano sigue con Mnica y Luis y Sofa tambin , no me planteo repetir nada con Luis , fue algo que pas y nada mas.

Espero que os haya gustado , me gustara escribirme con gente y que me cuente que le parece esto , o decirme lo que quiera e incluso que me diga como se lo monta con su chico o chica .

Autor: Anonimo

tipicosdeverano (arroba) hotmail.com

Me gusta / No me gusta