Exhibicionismo bi

El camionero me follaba en la boca y sentía que en cualquier momento se vendría y fue así, me sacó la verga de la boca para correrse en mi espalda, de repente noto un chorro caliente en el condón, sintiendo como se corrió el hombre que estaba arriba de mí, fue esto tan rico que yo necesitaba correrme, el camionero me empezó a jalar la verga y me vine en menos de un segundo.

Hola, mi nombre es Fabritzzio y soy italiano mexicano, tengo ya más de 20 años en México y siempre he sido un exhibicionista, hoy tengo ya 34 años estoy casado y mi rol ha sido siempre bisexual, le cuento que desde hace un tiempo me gustó la idea de exhibirme en los hoteles ya que frecuentemente viajo fuera de la ciudad y es muy normal para mi llegar a todo tipo de hotel.

Pues en un buen día de esos que la calentura me tenía a mil por hora, decidí comprar una tanga verde, ponerla y darle rienda suelta a esto, quiero decirles que me gustan las tangas y los speedos ajustados no creo tener un mal cuerpo yo mido 1.83 soy blanco, talla 36 con nalgas grandes y redondas y bien marcadas por el ejercicio, siempre noté que hombres o mujeres siempre me veían el trasero por lo bien formado que lo tengo hasta el día de hoy.

Una vez llegando a Guadalajara de Puerto Vallarta me hospedé en un hotel creo que se llamaba hotel Vallarta muy cerca de una gran plaza, este hotelito ofrece que los cuartos dan hacia la calle y puede uno tener la libertad de entrar y salir sin afectar a nadie, llegué ahí y pedí un cuarto en la planta de abajo y pegado a la calle. Una vez adentro me baño y me pongo mi tanga verde de licra, de esas que brillan en la obscuridad y abro las cortinas de mi cuarto, pero solo donde se pudieran ver mis nalgas y mi tanga…

Esto transcurrió por un par de minutos cuando en eso entra un carro al estacionamiento. Era un sr de unos 45 o 48 años, muy bien parecido, fornido, cuando él se bajó del carro me percaté que venía solo,   con mayor razón abrí la cortina para que pudiera verme, y como fue notorio vio como su mirada se clavaba en mis nalgas, vi por la otra parte de la cortina que bajó una maleta y la puso en una banca fuera de mi cuarto, vi como él disimuladamente veía mis nalgas sin pudor, sin decir más se fue y vi que se hospedó ahí mismo en un cuarto contiguo al mío, eso me puso a mil.

Cuando ya él estuvo de regreso vi como se quedó fumando un cigarro y viéndome las nalgas mientras él se acariciaba la verga discretamente, al término de su cigarro se paró y se fue a la habitación contigua y escuché como el agua de la regadera caía, yo  con la calentura andando decidí abrir mi puerta y salir a espiar un poco, y cual fue mi sorpresa que él estaba ahí afuera en su banca hablando por teléfono, como ya era demasiado tarde no podía regresar sin tener algún pretexto, a lo cual caminé al fondo del pasillo y tomé un poco de agua de un garrafón que había ahí, vi como su mirada me comía y como su verga fue tomando una proporción muy rica para mi vista.

Yo caminé hasta mi cuarto y entré, y vi como él me siguió con la mirada, entré a mi cuarto lleno de nervios y me quedé acostado en la cama hasta que escuché que en su cuarto se escuchaba la tv, por lo cual pensé que ya no pasaría nada, y decidí salir a la calle, esto fue muuuy excitante para mi por que cuando veía taxistas o carros con gente sola, salí a la calle y se paraban a verme las nalgas y eso me tenía muuuy caliente, en una de tantas exhibiciones mi sorpresa es cuando regresando a mi cuarto me topo de frente con este señor y pasa por un lado mío y me roza las nalgas, lo cual me dio la pauta a seguir exhibiéndome…

Él camina a su carro y baja un bolsa pequeña y se regresa, yo aproveché para recoger algo del suelo y cuando paso me quedo el a la altura de su entrepierna y me pregunto que si me podía ayudar en algo, le dije que había perdido una llave pero que no había problema, él traía ya puesto un short y una camisa y vi como se empezó a crecer su verga y salir un poco por la parte baja del short, y en una de esas se acerco más a mi y rozando ya su verga contra mi boca, no perdí más oportunidad y la metí toda en mi boca…

Vi como sus ojos se ponían en blanco y como lo estaba gozando hasta que me dijo que si podíamos ir a su cuarto a terminar esto,   con la calentura entré al cuarto sin preguntar nada, llegando ahí al cuarto se quita el short y veo una verga hermosa, de no más de unos 19cms muy gruesa y con unos huevos riquísimos colgando, trato de metérmela toda en la boca y no puedo de lo grande, más sin embargo toda esta ricura se fue muy rápido en el momento que se corrió sobre mi pecho en menos de 5 minutos, por lo cual no pudo continuar para algo más,   ¿y yo? con la calentura a mil por hora, salí de ahí medio limpio y me metí a bañar otra vez, y decido ponerme una tanga roja que traía de repuesto y esta vez decidí ser más atrevido ya que buscaba algo más….

En una salida, veo como se estaciona enfrente un gran camión y se baja una persona corpulenta grande y con gorro, por lo cual trato de meterme un poco, pero fue tarde para eso ya que ya me había visto en mi tanga roja,  entra a recepción y veo que platica con el recepcionista, que era un sr de unos 40 años y se va, salgo de mi habitación y mi sorpresa fue que cuando salí el camionero ya estaba en la banqueta con su maleta entrando a 2 puertas de mi cuarto, a lo cual me ve en mi tanga y solo se agarra la verga y se mete a su cuarto.

Desesperado por querer hacer  algo  caminé hasta la recepción y vi que solo había una persona, regreso por el estacionamiento y veo que la ventana de la habitación del camionero estaba totalmente abierta con la luz prendida, y mi morbo más grande fue ver que hacía…cuando llego a su cuarto veo una gran sombra en el baño y saliendo de la regadera con una barriga y un pecho lleno de pelos y una verga muuuuuy gruesa y larga, a lo cual me paso por su cuarto y cuando paso por un lado me hace una seña para entrar y yo no lo dudé ni tantito.

Me agarró fuertemente por las nalgas y me las empezó a besar y abrir, a meterme la lengua, yo solo sentía riquísimo y con ganas de meterme esa verga a la boca, con un movimiento me quité y me puse en la cama boca abajo él frente a mi dándome su verga agarrándome las nalgas y metiendo los dedos en mi culo, yo estaba que me caía de excitado  perdiendo la noción de que la cortina seguía abierta y la puerta entre abierta,  ya entre mis gemidos de placer por los dedos que tenía dentro, siento repentinamente que alguien me empieza a besar las piernas, noto una mano más en mis nalgas, era el primer tipo que había llegado y veo que la calentura de este estaba más allá de la mía, por lo cual me abre más las nalgas y me las empieza a besar…

Yo ya traía el culo bien dilatado, por lo cual el primer hombre sin decir nada se subió en mi y me penetró tan rico que no sentí nada por mi calentura, el camionero por su parte me follaba en la boca y sentía que en cualquier momento se vendría y fue así, que cuando menos pensé me sacó la verga de la boca para correrse en mi espalda, cuando de repente siento un chorro caliente en medio de un condón, sintiendo como se corrió el hombre que estaba arriba de mí, fue esto tan rico que yo necesitaba correrme, el camionero me empezó a jalar la verga y mi sorpresa fue que me vine en menos de un segundo y él tragándose todo mi semen,  fue el mejor viaje de negocios que he hecho a Guadalajara, espero ir pronto otra vez…

Autor: Fabritzzio

Me gusta / No me gusta