mi esposa cristina de calienta vergas con los vendedores

Otra de las aventuras de cristina, fue hace poco, cuando me dijo que había comprado algo de ropa y se la iban a llevar a la casa,

Yo de principio pensé que no podía pasar nada malo, hasta que después de unos minutos de que me dijo eso, salió de la recamara vestida únicamente con una pequeña bata semitransparente, que dejaba ver perfectamente su ropa interior, me le quede viendo algo extrañado y le dije,

– ya estás pensando en estar de puta, verdad., cristina,

Ella solo me sonrió y me dijo,

– bien sabes que si me sale algo interesante, pues no voy a dejar pasar la oportunidad, además el chico que me atendió ayer estaba bastante guapo y espero que sea el quien me la traiga, así que mejor ni digas nada,

Read more

Me gusta / No me gusta

Encamada en la fiesta (Infiel)

Cuando recién entre a la universidad no era muy guapa, pero aún así era buscada por muchos chicos y con el tiempo me convertí en una de las más deseadas de la escuela.

En ese momento y lo digo por qué pase por muchos looks, tenía un cabello color café oscuro, no tanto pegándole a negro, sino suave, casi hasta la cintura, mido aproximadamente 1.53 a 1.60, la verdad pechos no tan grandes pero si en su lugar, tez blanca con tonos durazno, quizá no blanca pero si similar al color de una elfa, mi rostro es igual de hermoso por lo que siempre me han dicho, hojos cafés y una mirada tierna, tímida, de esas que matan y sabes que en la cama también y cambia al grado que es mirada perversa, una cintura no tan pequeña, abdomen sensual, marcado, incluso tengo un poco de pansa un poco salida que me ayuda a ver sexy, no gorda sino más bien tengo de donde agarrar, frondosa dirían los chicos cuando alguien estuviera conmigo haciendo el amor y la verdad muy caderona, siempre llevaba los clásicos jeans ajustados y de color negro, los cuales marcaban mucho esas caderas que en ese tiempo confundían con mis nalgas, que a decir verdad, era lo que los hombres siempre me miran pues es la mejor parte de mi cuerpo, mis piernas son sensuales, pero de la rodilla hacia un cuarto de pierna estaban muy delgadas y lo que seguía de ellas hacia las caderas aumentaba de volumen de manera considerable yo diría unas piernotas.

Read more

Me gusta / No me gusta

Miri. El inicio

Infidelidad. Soy divorciado desde hace ya mas de 11 años, tengo 41 años, me conservo en buena condición física, mi nombre poco importa, y lo que interesa en esta historia es la ocasión en que termine cogiendo con Miri, la esposa de uno de mis amigos ella tiene un parecido con la actriz drew barrimore, tiene unos ojos grandes y hermosos con unos labios gorditos que cuando los veo me los imagino al rededor de mi pene. Read more

Me gusta / No me gusta

Abusando de marian

Dominación, BDSM, Jovenes y Cachondas, Lésbico. Marian era una mujer joven, morena clara y poseedora de unas grandes y bien formadas nalgas, las cuales remataban en unas piernas largas y bien torneadas, desde que era una adolescente siempre se había destacado por ser la mas piernuda de la clase. Read more

Me gusta / No me gusta