Papá es el intruso

Todos los días la rutina es la misma en casa:
Llego de clase despues de las 3pm, comparto la comida con mamá, hago mis deberes, ceno con mis padres, me baño y a dormir.
Tengo 23 años, soy delgado, moreno claro mido 1.53, peso 52k, talla 28 y lo que pasó cierta noche hace 4 años me cambio x completo.
El día transcurrió normal, como cualquier otro hasta después de comer con mi mamá; me anunció que iría a un velorio y que regresaría ya entrada la madrugada, q cenaría solo con papá.

Papá regreso de dejar a mi madre cerca de las 8, justo para cenar, durante ese tiempo compartimos lo q pasaba en la semana en la escuela, en su trabajo, en casa.

Mi padre y yo no llevamos una relación tan apegada pues es arquitecto y lo veo poco, por eso disfrute esa charla.

Me despedí de mi padre con un beso, le dije q subiría a darme un baño y a dormir, papá se encerraría en su estudio a trabajar.

Salí de bañarme totalmente desnudo como siempre lo hago pues mi recamara tiene su propio baño. Escuché a papá trabajar en su estudio y comencé a fantasear con él. Siempre me ha parecido atractivo, es delgado, moreno claro, cuerpo definido (no marcado) pero bien cuidado, estatura media.

Triste x no tener el valor de seducir a mi papa me metí a la cama asi como sali del baño, caliente y desnudo,

Estaba conciliando el sueño cuando escuche a papá abrir la puerta y preguntar. -Hijo, ¿ya estas dormido?-
Me di vuelta y abrí los ojos, -Casi pa´ ¿q paso?-
-Pues nada, que tu madre me acaba de llamar para decirme que la traerán a casa mas tarde_
-ok pa´ hasta mañana entonces-
Papá salió de la habitación dispuesto a seguir trabajando, eso creo.

Habría pasado como media hora; tal vez una, cuando sentí q la cama se movía. Abrí los ojos algo asustado.
-No te asustes hijo, perdón, ¿te desperté?-
-Si papá, ¿que pasó, llegó mamá?
-No aun no, pero quise pasar a ver si estabas bien antes de irme a dormir-
Percibí un aroma, papá olía a Polo Black, me enloquece ese aroma en un hombre y mas cuando lo lleva puesto mi papá. Di media vuelta para abrazarlo y note q no llevaba camisa.
-Tienes calor- Le pregunté.
-Si un poco, por eso tampoco llevo el pantalón puesto. Y creo que tu también verdad, no sabia que duermes desnudo- dijo mi papá.

Sentí algo de pena por lo que dijo pero no tardó en agregar.

-Yo también dormía asi al principio con tu mamá, hace mucho que no lo hago, no te molesta si lo hago ahora-
-No papá para nada-

Papá me abrazo, sentí su calor, su aroma, mi pene enseguida reaccionó, justo en ese memento papá dijo.
-Sabes que hacía mucho tiempo quiero estar así contigo.-
-A si, desde cuando?- pregunte.
-Desde que te descubrí espiándome cuando me bañaba, cuando me di cuenta de que te gusta escuchar cuando me cojo a tu mamá-

Y era cierto, me encantaba espiarlo en todo momento pero nunca creí que se diera cuenta.

-Ahora, ¿quieres saber lo que hago con tu mamá?-
-No se, si tu quieres- le dije.
-mira ven, primero ella me toca aquí- Y puso mi mano en su pene que ya estaba crecido de una forma impresionante. Papá me dijo que me dejara llevar por lo que sentía, que no pensara. Y así debió haber sido por que no recuerdo las cosas que me dijo. Solo recuerdo que me besaba, me tocaba, me masturbaba, penetraba mi boca y yo gemía y me retorcía con las mamadas que me daba, de verga y de culo.

Me dijo -No te muevas- mientras me tenia boca abajo.
Sentí su enorme verga punteando mi culo y el tratando de entrar, traté de voltearme pero me sujetó con fuerza, me tenia atrapado, me imaginaba la escena desde lejos y me veía a mi, delgado (con mi talla 28), frágil. Y lo veía a él sobre mi, fuerte, hábil, como un toro enorme.

Entró de una forma suave, rica. Me encantó, estuvo así cogiendome unos minutos y me puso boca arriba sin salirse de mi, colocó una almohada debajo de mi espalda y comenzó a penetrarme con mas fuerza y mayor velocidad, me dijo. -Jalatela- comencé a masturbarme y era increíble, había placer en mi culo, sentía placer al chaquetearmela. De pronto; -me voy a venir, quiero que lo hagamos juntos- dijo papá.

Me la jalé más y más rápido, su gruñido fue de éxtasis total, yo gritaba, me encantaba la idea de que corría dentro de mi la leche de mi papá, ese delicioso semen ahora estaba llenándome el culo, jadeabamos juntos, el sobre mi y yo totalmente sudado.

Cuando abrí los ojos en efecto, estaba bañado en sudor, solo que para mi sorpresa todo fue un sueño, papá no estaba ahí, seguía trabajando y yo fantaseando.

Siempre he sentido atracción por mi papá espero algun día tenerlo asi pero por ahora solo sera en mis mas locas fantasias y candentes relatos.

Si tu estas dispuesto a jugar a ser mi papá me encantaría sentirte.

Saludos a Todos.

Me gusta / No me gusta

Haciendo el amor con mi Padre

Hola, mi nombre es Eduardo y tengo 20 años. Soy alto, blanco, cabello negro y ojos café, tengo un cuerpo torneado gracias a los deportes que practico (fútbol, voleibol y natación) además de asistir regularmente al gimnasio.
Vivo con mis padres y mi hermano menor – de 19 años; mis padres son doctores razón por la cual casi nunca están en casa debido a los turnos que tienen; con el objetivo de pasar más tiempo con nosotros arreglaron sus consultas para poder tener una semana de vacaciones e irnos de viaje.
Todos estábamos muy emocionados con la idea de poder irnos a la Playa y compartir más tiempo con nuestros padres, a mí en lo personal me emocionaba pues así podría broncearme y escaparme para una playa nudista, la cual está relativamente cerca del Hotel donde siempre nos quedábamos.
Llego la hora de partir hacia el Hotel, el día anterior habíamos preparado todo lo necesario para este viaje y muchas cosas de más que mamá consideraba podían ser necesarias; tras 2 horas de viaje por fin llegamos a nuestro hotel; cada uno se instaló en su respectiva habitación – mis padres en la de ellos y mi hermano y yo en otra habitación; llegamos justo a tiempo para el almuerzo así que no tuvimos mucho tiempo de desempacar las cosas, sólo era dejarlas en nuestras habitaciones y bajar para almorzar.
Todo transcurrió normal esa tarde, al día siguiente mi hermano y yo nos despertamos y bajamos a desayunar, ya mis padres estaban abajo y habían planificado el día para todos – clásica situación – ; mi mamá y Javier – mi hermano de 19 que estudia arquitectura – luego de desayunar irían al gimnasio del hotel y en la tarde visitarían unos lugares cerca con ánimos de comprar una casa de playa cerca de este Hotel; mi padre se quedaría descansando un poco y en la tarde me solicitó le acompañara en unas actividades lo cual gustoso acepté, porque tenía suficiente tiempo para escaparme e ir a la playa nudista y sondear el ambiente.
Mi padre es un hombre alto, blanco, con un muy buen cuerpo, debido a una vida sana y llena de muchos ejercicios, tiene 45 años y es muy guapo; siempre hemos tenido muy buena comunicación en todo.
Cuando terminamos de desayunar mi mamá y mi hermano iniciaron las actividades de su día y mi padre por su parte se iba a descansar, yo le comenté que iría a broncearme y bañarme un poco en la playa; mi papá decidió cambiar sus planes de descanso e ir conmigo a la playa, un poco frustrado por mis planes, igual acepté su compañía – la verdad la pasábamos muy bien.
Nos cambiamos y fuimos a tomar un poco de sol, mi papá cargaba un speedo que me mataba!!! Podía ver perfectamente su bulto además de su pecho, pectorales, brazos y piernas, por lo que decidí ponerme mis gafas y darle rienda suelta a mis ojos y poder degustar la belleza de mi padre – ya desde hacía rato lo deseaba, pero sabía que lo que sentía moralmente no estaba bien.
Luego de observarlo bien y antes de que mi erección se hiciera más notable decidí ir a bañarme, él se quedó un rato más bronceándome; yo estaba totalmente descuidado cuando siento que alguien me toma de la cintura, volteo era mi padre que venía a bañarse conmigo en la playa, casi me muero… mi corazón latía a millón por segundo; y me dice que nos metamos más en la playa para bañarnos mejor, accedí y nos metimos un poco más, en el vaivén de las olas sin planearlo nuestros cuerpos se rozaban, jueguito que seguí gustoso y al cual mi papá no objetaba, con el ánimo de estar más pegados empecé a luchar y así pude palpar perfectamente el cuerpo de papá; mientras tanto conversábamos de todos los temas cuando papá me preguntó si tenía alguna novia; sentí como un balde de agua fría me caía encima; pero decidí de una buena vez darle cara a la situación; le dije que no que no tenía novia, puesto que las chicas no me gustaban… hubo un gran silencio y luego de esta la próxima pregunta fue si había tenido alguna relación con un hombre, le dije que no que era virgen… luego de esto me abrazó y me besó y me dijo que me apoyaba.
En la noche, teníamos planeado ir a todos a la discoteca, así que nos cambiamos y nos dirigimos a la misma, dicha discoteca estaba un poco distante del Hotel había que caminar por la playa para llegar a ella, llegamos a la disco y empezamos a rumbear, bailamos todos juntos, tomamos y gozábamos por montones; mi mamá dijo que ya estaba cansada y que quería retirarse, mi hermano dijo que él se iría con mamá y la acompañaría; yo estaba demasiado alegre y tomado y dije que me quedaba un rato más; mi papá dijo que él se quedaría conmigo – lo que me extraño mucho. Seguimos tomando, bailando y gozando mucho; ya estábamos muy tomados los dos; le dije a mi papá que regresáramos al Hotel que igual estábamos empezando nuestras vacaciones y que quedaba mucho por divertirnos, él aceptó.
De regreso al Hotel, pasaron unos hombres espectaculares y me les quedé mirando, mi papá me preguntó que si me gustaban, le comenté que sí; me tomó de la mano y me besó, me dijo que si yo quería estar con un hombre ese sería él; empezó a quitarme el sweater besándome las tetillas – las cuales estaban duras de la excitación – siguió desnudándome y yo hacía lo mismo con él, quería tragármelo entero, estaba disfrutando al máximo ese momento, en la playa con el sonido de las olas, bajo la luna y con mi padre, qué más podía pedirle a la vida; tener a ese hombre soñado.
Lamí su pecho, sus axilas, sus pectorales y luego empecé a tragarme todo su pene, era grande y grueso, era un pene soñado, mi padre gemía de la excitación, yo introducía y sacaba ese pene en mi boca, lo lamía desde el inicio hasta el final, metía mi lengua por todos lados, mi papá gritaba… decía que era la mejor mamada de su vida! Me agarró y empezó a mamarme, lo hacía de forma majestuosa; luego empezó a lamerme el culo, metía sus dedos, luego su lengua y siguió con este juego hasta dilatarme totalmente… luego de esto se colocó saliva en su pene y empezó a meterlo poco a poco, me dolía mucho, gritaba del dolor y del placer al mismo tiempo; pero sus embestidas eran cada vez más fuerte, me decía que era su niñita, que él se encargaría de hacerme un verdadero hombre, que me iba a dar la leche que necesitaba, me abrazaba fuerte como si quisiera convertir nuestros cuerpos en uno solo, como si quisiera meterse dentro de mí, yo lo sentía dentro… de hecho lo tenía.
Luego me puso frente a él, elevó mis piernas y con toda su fuerza metió su verga, me mataba del placer, me besaba, me mordía mis tetillas, me apretada fuerte; yo gemía del placer… sus embestidas empezaron a ser mucho más rápidas, hasta que sentí sus chorros de semen dentro de mí, el semen que me había traído a este mundo; no pude resistir un segundo más cuando yo eyaculé, sacó su verga de mi culo y me besó… nos quedamos abrazados en la arena, bajo una espectacular luna, prometiéndonos amor para siempre.

Me gusta / No me gusta