Pregón de putas

Somos carne que en carne se complace;

somos oferta lúbrica que espera;

somos amor vendido de ramera

que a todos tienta, que con todos yace.

 

Quien nos prueba en delicias se deshace

y apura del placer la copa entera;

pues son nuestras las artes de la hetera,

docta en llevar al dulce desenlace.

 

Flor de Mal en tu obscena fantasía,

somos hembra procaz, sierpe de seda,

impúdico solaz ante el espejo.

 

Mas, aunque amante ocasional de un día,

sólo atenta al tintín de tu moneda,

somos de tu deseo el fiel reflejo.

Me gusta / No me gusta