Hotel

Infidelidad. Había sido un día caluroso. Durante toda la jornada, en ningún lugar del hotel se estaba a gusto. Por fin, al caer la tarde, y ya después de la cena, en la terraza había un ambiente agradable. La iluminación suave despertaba reflejos plateados en el agua de la piscina, y, sobre la música de fondo, se escuchaba el placentero caer del agua de una pequeña cascada artificial. La Luna, en aquella parte tan cercana al ecuador, se veía grande, magnífica.  Read more

Me gusta / No me gusta