Camios – Al mediodía

Era mediodía, entraba en casa para comer, me puse unos pantalones de chandal más comodos y una camiseta, ya no aguantaba la corbata, mire la hora 14.33 pm.

Cogi una botella de agua y bebi casi la mitad en varios tragos, me puse a hacerme la comida, era viernes y estaba solo, no hacia ni una semana que me habia enterado que mi mujer me habia puesto los cuernos, en Madrid en una convención con una de sus mejores amigas y un compañero del sur.

No me lo quitaba de la cabeza, teniamos una buena vida economica y una inmejorable relación personal y sexual. Llegando incluso a tener sexo delante de otra pareja de amigos, Sergio y Elena, de vez en cuando despues de volver de copas o de una cena en casa y jugar a las prendas y acabar teniendo sexo cada uno con su pareja, incluso fantaseabamos mientras nos acostabamos de estar con otras personas, incluso con Sergio y Elena de llegar a más, que siempre que lo hablabamos los cuatro lo comentabamos, ellas incluso se decian que les gustaria probar entre ellas, pero ahi se iba quedando.

Pensaba que nos lo contabamos todo, pero resulta que no, habia hablado con ella de todas mis intimidades, que era bisexual al igual que ella en nuestra epoca de estudiantes, incluso como tantos otros habiamos hablado de hacer un trio con otra chica o chico, pero prefirio hacerlo con un desconocido y una amiga que ademas dormia muy a menudo en casa, casi que me jode más no haberme dado cuenta.

Es como si de un plumazo me hubiese echado de un lado y no contase para nada en su vida, eso si, el dinero que no faltase. No pude resistirlo, con lo que le pedi que recogiera sus cosas y se fuera, no lo dudo, super fria se dirigio a la habitación recogio lo que le cabia en una maleta y se fue diciendo, “volvere a por el resto”.

Yo me llamo Enrique, moreno, muy guapo, estatura media, buen cuerpo, delgado y atletico, estoy bien dotado, 19cm y ancha, 26 años, mi mujer es Maria, más alta que la media, una 95 de pecho y un culo precioso, tiene donde agarrar parece brasileña, no tiene casi nada de tripita, rubia y unos ojos azules claro, un nena pija y está muy apetecible, nos llevamos apenas un mes.

Estaba que echaba fuego, la verdad es que me bombardeaba la cabeza pensarlo, que estupida, cualquier cosa la podriamos haberla echo juntos. Ya casi tenia la comida echa, salgo de la cocina y pongo un mantelito en la mesa centro, total voy a comer solo, asi veo la tv.

Cuando vuelvo con la comida y me enciendo el tv, ya sentado, oigo como se habre la puerta, y aparece María, no tenia esa mirada fria, le habia cambiado la cara, era como si hubiese estado llorando 2 días seguidos, los ojos rojos y con algo de ojeras. La verdad es que no me sorprendio verla, aunque habia usado su llave en vez de llamar al timbre. Llevava un top blanco, realzaban sus pechos una barbaridad, una camisa tambien blanca anudada por abajo y un pantalon como de lycra, de los que se usan para aerobic. Entonces dijo con esfuerzo:

– Hola, ….

Solo gire la cara, cogi un trozo de pan con la mano siguiendo con lo mio y con indiferencia le dije, – Te he sacado tus cosas y las he dejado en la 1ª habitación, coge las maletas que necesites.
– …. yo ,. … queria, no se ,… podemos hablar, .. .. un momento …, – note como se llenaban de lagrimas sus ojos,

– Estoy indeciso, entre comer o hablar contigo, dejame pensar, mmmm – cogi el pan y me lo lleve a la boca, dejandole clara cual era mi elección

– Pienso, sniff, que deberiamos inte —ntar hablar–lo, – las palabras se le entrecortaban, costaba entender que es lo que decia, parecia una niña que le cuenta a su padre que ha roto un jarrón.
– Ya, haber, eso se de hablar se te ocurrio mientras te comias la polla de tu amigo el Andaluz o le sobabas las tetas a la cerda de Virginia – La verdad es que tanta rabia contenida no me permitia darle ni un respiro, queria que se diese cuenta del daño que me habia echo. Tenia el pan en la boca, apenas le habia dado un bocadito, pero ahora lo estaba aplastando con la mano.

Se acerco al sofa, se puso junto a la mesa centro de 1×1 metros que nos separaba y se arrodillo, tenia el pelo suelto y le caian las lágrimas por la cara, no sabia como disculparse, ni que decir ni como hacerlo.

– Dime algo, sniff, hablame, …. no aguanto asi, sniff, – en ese momento levante la mano y le lance el pan que tenia cogido, le dio en la boca y casi se desintegro en un monton de pequeños trozos, uno de los más grandes le quedo entre el top y el pecho.

– Eres una puta, cabrona, sabes el daño que me has echo, sabes como me duele, todo lo que he querido para ti, lo que he luchado para tener lo que tenemos, la empresa el piso, el dinero, la ¡¡¡ CONFIANZA ¡¡¡, miles de horas hablando los dos, abriendo nuestra alma, descubriendo el mundo juntos desde hace 8 años y resulta que vas a cumplir ¡¡¡ Nuestras fantasias ¡¡¡¡ con otras personas.

– Y encima tienes la cara de venir aqui a pedir que lo hablemos, eres una ¡¡¡ HIJA DE LA GRAN PUTA ¡¡¡ Eres la más vendida de todas las cerdas de este país, no te mereces ni que te mire a la cara, zorra…… – ya en ese momento me caian lágrimas como puños, entre palabra y palabra tenía que tomar aire, pero habia algo que me estaba dejando perplejo.

La miraba a ella que de tanta lágrima y baba de llorar desconsoladamente, ahi delante de mi de rodillas, estaba encharcada, la boca, el cuello, el pecho, se le empezaba a notar el top pegado y las migas de pan por todas partes se le quedaban como adheridas. Y a mi se me estaba poniendo dura como nunca,….Me levante y me acerque para seguir gritandole lo que tenia en la cabeza, me incline hacia adelante……

– Y sabes que puta de mierda, quizas sea lo mejor que me haya pasado, ahora voy a poder hacer todo lo que se me pase por la polla – ella en ese momento se acerco de rodillas como estaba hacia mi, cogiendome de las dos piernas ……

-No me dejes, …..sniff…… no se que paso, ..snfif, por favor, por favor, por favor, – ya en ese momento, mirando hacia abajo como se le pegaba esa lycra al culo y como estaba la situación, mi polla no podia estar más dura , ella siguio abrazando mis piernas y cada vez subia su cabeza a mi polla, ya no habia manera de disimularlo – snifff ….. yo te quiero, sniff., dejame expli – en ese momento se callo, acababa de ver mi polla durisima como levantaba el chandal, solo la miraba, no sabia que hacer, solo me salio –

– Ahora que puta, me vas a decir que tienes ganas de rabo, – solo me miraba como si hubiese visto un rayo de esperanza, eso me enardecio más, la puta estaba a punto de hacerme ceder al terreno en el que me haria perder, con lo que sin decir nada más la escupi en su cara angelical, mirandome con esos ojos azules claro preciosos, la volvi a escupir, otra vez, y ella no apartaba la cara, solo cerro los ojos y siguio alli con la cara mirandome y la boca a medio abrir, como queriendo que se la llenase de saliva, yo estaba cada vez con menos control, junte una buena cantidad de saliva y le dije,

– Abre bien la boca zorra, vas a saber la sensación de que se te corran en la boca ya que yo nunca pude hacerlo contigo – ella abrio la boca sin abrir los ojos y levantado un poco la boca para que no fallara y yo la cogi del pelo por la nuca, ella suspiro, le di con la palma de la mano en la mejilla con poca fuerza diciendole:

– Abre los ojos zorra, quiero que lo veas – ella abrio los ojos, que ya no estaban como antes, si estaban llorosos pero ahora tenia una mirada como de poseida, que zorra, acabe de juntar toda la saliva que pude y acercando un poco mi boca saque la lengua y empece a dejarla resbalar muy despacio por ella hasta que comenzo a caer sobre su boca abierta, caia como si fuera un hilo gordo y pegajoso, estaba loco por ver como lo tragaba, empezo a caerle dentro de la boca, sobre su propia lengua, pero era mucha saliva y empezo a dejarla caer por las comisuras y a resbalarle por la barbilla, cuando ya no quedaba nada por caer.

Mientras seguia mirando, metio su lengua en la boca y hizo un gesto como de tragar, apto seguido volvio a abrir su boca y a sacar su lengua todo lo que puso para que pudiera ver que lo habia tragado todo y con un dedo recogia lo que le caia por la barbilla y lo introducia en su boca y lo chupaba atrapandolo con sus labios. Yo estaba que iba a reventar, llevaba una semana sin que se me hubiera levantado y ahora la zorra que me habia jodido me tenia como una estaca haciendo las delicias de cualquiera.

– Que puta eres, eso es lo que quieres …

– Quiero lo que te apetezca, me he portado como una zorra y quiero que me perdones

– Aun lo reconoces,

– Si, lo he pensado mucho y no se porque no lo hice contigo, por que era contigo con quien lo queria hacer,

– Que cerda eres, y ahora quieres redimirte

– Quiero lo que te apetezca, me merezco lo que sea – empezo a pasar su boca llena de babas, empapada, por encima del bulto de mi polla

– Y ahora que quieres, zorra,

– Ahora quiero que me llenes de leche la boca, como siempre has querido, – dio un pequeño tiron a mi chandal y mi polla salto como un resorte por encima del elactico, golpeandola en la mejilla, ella ni se aparto, ni la miro, solo la dejo que se quedase al lado de su mejilla

– Te voy a tratar con la mas puta de todas las zorras,

– Hazlo, cualquier cosa que me hagas será poco para lo que yo te he echo – tal como dijo esto dirigi mi polla hacia su boca y según la iba pasando por la comisura de sus labios ella los iba abriendo esperando a que la introdujese dentro y poder lamer como una loca posesa mi pollla

– La quieres puta – comenzaba a suspirar mientras me miraba con cara de niña buena pija pidiendo perdón, estaba completamente impresionante, era una imagen para enmarcar. Cogi mi polla por la base, y con toda la fuerza que pude la golpee en la mejilla, ella lanzo un pequeño grito pero no se movio, la volvi a golpear, otra vez,

– Abre la boca zorra – abrio los labios y la golpee sobre ellos, la golpee cinco o seis veces más sobre su cara con toda la violencia que pude.

Estaba tan cachondo que mi polla tenia liquido preseminal goteando y haciendo hilitos entre mi polla y su cara, tal como tenial mi polla cogida de la base la dirigi hacia su boca y sin ningun miramiento la meti de un solo golpe mientras con la izquierda sujetaba su cabeza desde arriba.

La oia como estaba teniendo una arcada, puso sus manos en mis piernas haciendo una ligera presion para que la sacase de su garganta, eso me cabreo, la saque de su boca y sujetandola por el pelo y levantando su cara la golpee con la palma en la mejilla, esta vez si que la habia notado bien, – Si vuelves a tocarme con esas manos sin que yo te lo diga sales por esa puerta con lo puesto, ¡¡Zorra¡¡, lo has entendido,

– Si, si, si, …. lo he entendido, dame tu polla, por favor damela otra vez, …. damela, – que cachondo me ponia, verla pidiendome la polla con toda la saliva resvalandole por la barbilla, el pecho, ya el top estaba totalmente empapado y la camisa empezaba a estar igual, que puta, estaba si cabe más cachonda que yo,

– Muy bien zorra, – cogi mi polla y recogia sus babas y saliva y la restregaba por su cara y frente, queria que estuviera completamente embadurnada, que se sintiese una zorra sin derechos, – te gusta zorra, tienes la cara encharcada, tienes el coño igual ……

– Si, si, lo tengo muy mojado, estoy cachonda Enrique, nunca he estado tan cachonda, me voy a correr sin que me toques ,,,,, dios por favor no pares, sigue haciendome lo que quieras, soy tu zorra, tu perrita, soy tu mamona, tu puta, puedes llenarme la boca de leche cuando quieras, haz conmigo lo que quieras, por favor, por favor.

La volvi a coger del pelo y se la clave sin miramientos en la boca, que placer, empezo a tener una arcada, yo notaba su campanilla o su garganta no lo se, pero estaba en lo más profundo de su boca y tenia ganas de meter mis huevos dentro,, estuve como 2 o 3 minutos metiendosela en la boca y haciendo que se atragantara, la puta babeaba por todas partes, cuando se la sacaba de la boca le decia

– puta recoge tus babas y metelas en tu boca – ella sin mediar palabra pasaba sus manos por su cuello y barbillar y volvia a introducir lo que podia en su boca, mientras con su lengua relamia para recoger lo que sus dedos iban dejando,- Que buena puta estas resultando ser, – Soy tu puta y me encanta, estoy muy cachonda Enrique – Que confianzas son esas, warra, no me llames por mi nombre, para ti está prohibido, me puedes llamar Sr. como mucho – Si sr como digas, – ahora mamamela sola, ya te he enseñado como lo tienes que hacer así que no me hagas explicartelo otra vez,

Sin pestañear se engullio mi polla, sin ayuda de las manos, no la metia tanto como yo, pero la muy guarra se esforzaba bastante.

Desde esa posición veia su espalda tapada por la camisa y el top y sobre todo ese portentoso culo tapado por las mallas de lycra, que imagen. Mire en la mesa y vi el cuchillo de mi comida, lo alcance con la mano,

– Ahora no quiero que te muevas ni que te la saques de la boca – solo escuche como un gruñido en prueba de que entendia.

Hice un pliegue en la camisa de Maria y introduje el cuchillo haciendo un agujero, luego con un poco de fuerza comenzo a rasgarse hacia abajo, despues cogi uno de los lados y con el cuchillo la rasgue hacia arriba, ya tenia a la vista el top, cogi un tirante y con el cuchillo y apenas fuerza se rajo con el otro hice lo mismo; notaba la lengua de Maria como seguía trabajando, pero la muy puta no movia la boca, que maravilla.

Acerque el cuchillo a las mallas hice un pliegue por debajo del elástico y hize otro corte, luego con cuidado y la sierra del cuchillo hacia arriba iba abriendo en canal por la parte de la raja del culo las mallas, ¡¡¡ que hija de puta ¡¡¡ no llevaba tanga y estaba tan cachonda que la tela al paso del cuchillo goteaba, la muy puta estaba disfrutando como nunca, además la muy puta sabia a lo que había venido, no se había puesto tanga y ella siempre se pone, pues se iba a llevar exactamente lo que había venido a buscar….

Le acabe de rajar las mallas hasta donde empezaba el elástico de la parte alta del coño, le quedaba estupendo de aquella manera, se le habría hacia los lados dejando salira dos dedos de su culo por cada lado y la raja donde se le veía perfectamente el rosado agujero de su ojete, sentía la polla tan dura que casi me dolia, con cada cosa nueva que hacia me sorprendia mas y la visión de ese culo y notar a la zorra de Maria como seguía moviendo su lengua me ponían más todavía.

Una vez me puse otra vez en mi posición le dije – Hala zorrita ahora ya puedes seguir mamando, y puedes hacerte un dedo que veo que estas encharcada, – sin decir palabra volvió a la mamada sin manos que estaba haciendo y yo a disfrutar de aquella situación. Cuando la puta empezó a gemir, señal de que estaba disfrutando aquella paja a su coñito, cogi dos mechones de pelo, como si fueran dos coletas a los lados y comencé a forzarla a meterse un poco más de mi polla en la boca, la muy puta lo disfrutaba con cada embestida la oia gemir,

– Quieres más zorra

– Si, S…i…s…i,- la puta intentaba decirme que si sin sacarla de la boca, había que verla, era increíble, me miraba con sus dos ojos azules, con la cara llena de restos, la boca llena de polla y intentando decirme que siguiera follando su boca, que zorra y yo sin saber de esto.

Estaba tan cachondo que no sabia cuanto podría aguantar más y eso no tardo mucho ya que la puta de Maria comenzó a gemir y a respirar más rápido y más fuerte, sin sacar mi polla de su boca, hasta que ya no pude aguantar más y comencé a correrme en su boca, ella gritaba y gemia como una posesa y mi polla no paraba de tirar leche a chorros, más de una semana sin levantarse y de pronto esto, pues mi polla echo el resto, Maria intentaba tragar todo lo que le echaba, gemia, gritaba, le caian lechazos por las comisuras, babas, volvia a gritar, yo miraba la escena era grotesca, veía sus babas mezcladas con mi leche saliendo por sus labios, su lengua intenado retenerlos dentro, gritando como una cerda en el matadero por el orgasmo que tenia, era sin duda lo mejor que he visto en mi vida.

Y ahí seguía después de 15 o 20 segundos de locura entre mi leche, su orgasmo, tenia mi polla todavía en su boca, había reducido su tamaño ligeramente y ella seguima chupándola con restos de leche en su barbilla goteándole.

– Te ha gustado zorra,

– Me he vuelto loca y por la leche que me he tragado tu tampoco lo has pasado mal – ese comentario me jodia, la puta creía que tenía el control y yo no había olvidado ni por asomo lo que había echo

– Asi que estas crecidita, que puta engreída,- con un dedo fui recogiendo todo lo que podía de los restos de mi leche y los puse sobre el capullo, se la puse delante de la boca y en un principio no la abrió, así que con la palma de la mano le di una bofetada que la pillo de improvisto y le giro la cara – abre la boca ya y límpiamela hasta que no quede nada, vas a limpiarlo todo hasta que este reluciente, has oído cerda.

Maria abrió la boca y miro hacia arriba con su preciosos ojos mientras engullía los restos que había puesto en mi polla, lo hacia primero en el capullo cuando termino siguió con el tronco de mi polla y luego seco de babas mis huevos, cuando ya la tenia limpia se recostó sobre sus piernas y se echo hacia atrás, podía ver perfectamente como estaba empapada de arriba abajo, una teta con el pezón todavía duro por encima del top y sus mallas rajadas que dejaban ver su pelado coñito, que zorra, no podía creerlo, justo debajo de sucoño y sus piernas podía ver un charco, si un charco que la muy puta había dejado sobre la tarima del suelo, tan cachonda se había puesto la muy zorra,

– Que es eso zorra, que te ha gustado tanto que te has meado en el suelo

– Me has puesto muy cachonda, y parece que me he mojado mucho, – dijo esto mientras encogía los hombros y llevaba el dedo índice sobre sus labios y hacia como si lo mordisquease, que puta, me jodia que pensara que dominaba la situación

– Asi que vienes aquí y me mojas el suelo, – ella con el dedo en la boca movio la cabeza en señal de asentimiento. Yo me agache puse mi mano abierta sobre la palma en el suelo sobre el charco y la moje, note como aquella sustancia entre saliva, babas, era mas densa que el agua y se quedaba ligeramente adherida, cuando tuve la mano suficientemente empapada la levante, la mire a la altura de nuestras cabezas y le dije:

– Acercate , – ella dudo un segundo, alargue mi mano y cogi su pecho por el pezón y la traje hacia mi – chúpame la mano

– Enrique, no te pases tio – tal como pronuncio esas palabras, solte su pecho la cogi de la nuca y restregué mi mano por su cara,

– Te he dicho que la chupes zorra, no que me pidas explicaciones, ¡¡¡ CHUPA ¡¡¡, y no me llames por mi nombre cerda – comenzó a chupar entre mis dedos, luego mis dedos, después la palma, otra vez entre mis dedos y cada vez gemia y se movia más, solte su nuca y lleve mi mano hacia su culo, nunca follamos por el culo, pero ahora notaba su ojete como dilatado.

Me puso cachondo, baje un poco más y mientras la zorra seguía con mi mano toque su coño con toda la mano, introduje hasta cuatro dedos mientras la cerda seguía mamando, volvi a bajar la mano al charco y empaparla otra vez, y la puta ahora sin remilgos seguía chupando la mano y sus babas, yo seguía metiendo dedos en su conejo y ahora además metia el dedo gordo en su culo que entraba solo hasta el fondo, ella dio un pequeño respingo pero al instante volvió a sacar hacia fuera el culo para que siguiera con aquel tratamiento, lo estaba gozando como loca …… pero no iba a controlarme nunca más, hija de puta, aún no te he devuelto una centesima parte de lo que he pasado.

– Te gusta lo que te hago putita,

– S-i, siii, sii sr, me encanta …. Sr….. – gemia y mamaba como una puta loca, podia notar como entre mis dedos que se habrian paso por sus orificios caia sin parar flujo, no paraba de chorrear, la muy puta estaba disfrutando como en su vida, como gozaba aquello, tenia mi dedo gordo completamente introducido en su ojete que se habia acoplado perfectamente alrededor como si de un anillo se tratase y en su coño chorreando tenia los cuatro dedos restantes, ella ya acompañaba con su cuerpo los movimientos de mi mano y incluso me pedia que no parara

– Sigue, cabrón, sigue, no pares ahora, dame de beber más, dame más cabrón, – yo volvia a mojar mi mano todo lo que podia por los dos lados de la mano y luego la llevaba a su boca para que siguiera bebiendo como ella decia, era delicioso verla asi, rubia, con esa carita de angel y esos ojos azules que me miraban fijamente y suplicaban más, su lengua recorriendo mi mano recogiendo los restos de su propia corrida y moviendo ligeramente su culo para acompañar mi mano izquierda que ocupaba todos sus agujeros. En ese momento me parecio preciosa, increible, que diosa.

– Como te lo estas pasando, eres tan guarra, tan deliciosamente guarra, que estaría viendote así todo el día, zorra, lame mi mano, no me dejes restos y quiero tu culo y coño completamente llenos

– mmmm, cabrón estoy encharcada, no puedo parar, pideme lo que quieras, soy tuya, solo tuya, eres mi dueño y quiero que me uses como lo has echo cuando quieras,

– mmmmm, mmmm, ¡¡¡ no pares ¡¡¡ no pares ¡¡¡ ,, uffff, oooooooo, hijo de puta follame así con tu mano, ufffff, cabrónnnnn, no paressss, mmmmmm, voy a corrermeeeee, en tu mano de cabrónnnnn, diossss, no pares, uffff, ufff,

La zorra estaba teniendo un orgasmo brutal en aquella postura rara y improvisada, acercaba su culo en cuclillas al suelo para sujetar mi mano al suelo y poder follarsela a placer, a mi me dolia la muñeca horrores, pero aquella imagen bien valia la pena un poco de dolor, se sujeto con una mano en la mesa y otra en el sofa y echando la cabeza para atras, ya sin poder ni hablar, solo lanzaba gruñidos y grititos guturales, increibles, sonaban maravillosos en aquella carita, la muy puta estaba que iba a reventar.

Volvi a empapar mi mano derecha con sus jugos del suelo y según tenia la cabeza hacia atras y se movia y combulsionaba, con la palma abierta la comence a restregar contra su cara, la cerda sacaba la lengua y buscaba por cada rincon aquel improvisado nectar que la volvia loca y se ensartaba en mi mano izquierda al mismo tiempo que seguia con su particular canto al sexo, con esos gritos y esa cara de vicio que jamas vi en ella, era tal el espectaculo que tenia la polla incluso más dura que antes, la pena es que necesitaba orinar siempre me pasa despues de correrme y con tanta agua era inevitable.

-ooooooooooo, ooooooooo, OOOOOOOO, OOOOOO, OOOOOOOOOOOOOOO, OOOOOOOOOOOOOOO, eres un animal, me corro cabrón, estoy co—rri—endo—-me-,, ufff, uff, arrgg, mmmmm,

La puta ya estaba en pleno orgasmo, juntaba y abria las piernas en cuclillas, señal inequivoca de que estaba teniendo un orgasmo, y este era brutal,

– OOOOOO, OOOO, OOOO, OO, O, – estaba teniendo pequeñas convulsiones, como pequeños espasmos, tenia las piernas cerradas y se convulsionaba como si tuviera escalofrios, que puta, que guarra, que cerda, que delicia,, se habia dejado caer completamente sobre mi mano izquierda cuando estaba en pleno orgasmo y la zorra seguia ahora empalada por mis dedos en sus orificios, no hizo mención de quitarse ni de que estuviera a disgusto en aquella posición.

Volvio a levantar la cara, que habia tenido hacia atras en todo el orgasmo, todavia lamiendo entre mis dedos con esa lengua que tenia hilitos que no se sabia donde iban ni donde terminaban ella solo los lamia, –

– uffffff, cabrón, me gusta como me tratas, puedes hacer esto siempre, uffff , mmmm, que te apetezca, – que hija de puta, volvia a parecer que queria controlar la situación y eso me daba por el culo, la muy puta no habia entendido nada, me sentia pletorico por tenerla alli de aquella manera pero no podia permitirla que se hiciera con el control.

– A si que te ha gustado esto, zorra. No sabia que te gustase comportarte como una cerda

– Pues ya ves, mira lo que me has sacado de dentro, y me ha encantado que lo hicieras, lo he disfrutado como una cerda, todo, absolutamente todo, tu leche en mi boca a sido lo que más cachonda me ha puesto, no sabia que podia disfrutarlo tanto, pero me he puesto muy burra cuando he notado que me la llenabas y no podia tragar, notaba como se me caia, pero me tenias prohibido usar las manos así que siento lo que se ha caido al suelo, pero la proxima vez lo hare mejor, te lo prometo.

Si que era una puta guarra, mi puta guarra, mia, pero en ese momento todavia con mi mano izquierda introducida en su coño y mi dedo gordo dentro de su ojete, y ella hablandome de aquella manera, joder con la zorra, me hacia parecer que perdia el control de la situación y que era ella quien mandaba, que puta, todavia no he acabado.

-Con lo que te gusta limpiar mi polla de todo lo que se le queda pegado, a que si, PUTA, – lo dije con tono cariñoso

-Si cabrón, me encanta que me pongas a limpiar con mi lengua, – en ese momento arranque mis dedos de su coño y sobre todo de su culo, sin miramiento, ella grito, esta ves si le habia dolido cuando saque el dedo de su ojete, no se lo esperaba.

Mire mi mano, los cuatro dedos estaban como blanquecinos, como si me hubieran cortado la circulación de la sangre en la mano y la notaba muy fria, en cambio el dedo gordo estaba justo al contrario, calentito y con un ligero color moreno, tenia claro de lo que era, la muy puta me habia manchado el dedo con el que se habia corrido con su mierda.

-Mira como me has dejado la mano zorra, limpiala

– mmmm, vale, dame esos deditos, mmmm, espera el gordo no, vale? – me miro con cara como de pena, pero no era momento para contemplaciones,

– Mira zorrita, este dedo – puse mi mano con el dedo gordo hacia arriba, como hacen los amaericanos,- me lo has manchado tú, y como ademas eres la puta que lo ha disfrutado, lo logico es que lo limpies y ademas lo hagas bien

– No voy a hacer eso, no te pases de cerdo – la muy idiota acababa de dar un paso atras en esta nueva relación y yo empezaba a notar como me hervia la sangre, esa puta iba a dejarme el dedo como los chorros del oro, con la palma de mi mano derecha golpee su mejilla, no muy fuerte, ella no se movio apenas,

– Te he dicho que me limpies el dedo cerda, ahora no te pongas tan delicada puta, ya hemos visto los dos que es lo que te pone – acerque mi dedo a su boca pero ella giro levemente la cara hacia su izquierda, en ese mismo instante volvi a darle con la palma de la mano en la mejilla, pero esta vez si la noto, vi como se le quedo marcada mi mano en su blanca piel, fue como si estallase.

Tal como lo noto estallar su cara su boca expulso un pequeño grito de dolor, acto seguido miro el dedo que habia tenido como 25 minutos dentro de su ojete y acercando su nariz a el comenzo a olerlo, yo notaba como por segundos mi polla, que seguia morcillona, volvia a coger algo de tamaño, aquella puta iba a lamer su propia mierda de mi dedo.

De rodillas como estabamos, se acerco más a mi, yo puse el dedo a mi izquierda a la altura de mi cara como a 15cm, ella volvio a acercarse, note como sus pezones todavia duros como piedras se empezaban a acercar a mi abdomen, volvio a acercar su nariz a mi dedo, yo facilitaba el trabajo moviendolo por debajo de su nariz, girandolo por los dos lados para que lo oliese como si fuera el mejor de los vinos.

Ella lanzo un suspiro de satisfacción, le estaba gustando aquello, nunca me habia echo un beso negro por que le daba un poco de asco y ahora estaba oliendo su mierda directamente de mi dedo, note sus manos sobre mi cintura, sus tetas estaban completamente clavadas en mi abdomen, mi polla cada vez más dura, aunque con unas ganas de orinar increibles, ahora no podia parar así que esperare un poco.

Ella seguia oliendo mi dedo con los ojos cerrados, con su cabeza recostada en mi pecho como si durmiese, oia ligeros suspiros de su boca, olia mi dedo y acercaba debilmente sus labios hacia el, pero no los abria, volvia a acercar su nariz a mi dedo, notaba como su mano derecha comenzaba a acariciar mi polla, lo hacia muy delicadamente y no la cogia entre los dedos, la puta esperaba que le dijese que no me la tocase con las manos, pero me estaba gustando aquello, incluso con las ganas de mear que tenia, me gustaba notar sus dedos.

– Esto no es una degustación de vino zorra, quiero ver como lo limpias ahora y hazlo bien quiero disfrutar del momento, no todos los días te veo relamiendo tu propia mierda y vas a hacerlo para mi y ademas como premio voy a dejar que cojas mi polla

Maria lanzo un sonido gutural en forma de aprovación, abrio los dedos de su mano y rodeo el tronco de mi polla que estaba casi dura, el contacto con sus dedos frios hizo que mi polla reaccionase al momento y empezo a coger su máximo tamaño.

Me gustaba notar como crecia entre sus dedos, ella se dio cuenta del tamaño de mi polla, la saco entre los dos cuerpos por un lado, la tenia en su estomago y la saco por el mismo lado que tenia mi mano izquierda con el dedo gordo por debajo de su nariz y a solo unos milimetros de sus labios, empezo a abrirlos ligeramente.

Saco la punta de su lengua y toco con ella el dedo que habia estado en su ojete, primero lo toco ligeramente solo con la punta, comenzaba a mover mi polla con cierto ritmo, estaba durisima, luego volvio a tocarla con la punta desde donde se une a la palma hasta donde acaba la uña, seguia moviendo mi polla, su lengua seguia recorriendo mi dedo de un lado a otro solo con su punta, yo queria más, baje un poco el dedo hasta ponerlo a un par de centimetros de sus labios, ella apreto mi polla con sus dedos y ahora si empezaba a hacerme una paja en condiciones.

Notaba la polla latir, me estaba meando y tenia una erección brutal, ella abrio la boca saco la lengua y comenzo a lamer el dedo con cariño como si fuera una golosina, atrapaba el tronco del dedo en sus labios a lo largo y luego pasaba su lengua, podia notarla sobre mi dedo, caliente, humeda, volvia a soltarlo y repetia la operación en otra parte del dedo, hasta que llego a la punta, yo tenia la polla a punto de explotar.

Cuando llego a la llema del dedo con la lengua la dirigio hacia su boca y abriendo sus ojos azulez me miro fijamente mientras lo introducia moviendo ligeramente la cabeza, como si fuese a comerse una polla, introduciendo el dedo hasta el fondo de su boca sin tocarlo, cuando ya tenía metido el dedo y mi mano hacia tope con su boca, cerro los labios alrededor de el y comence a notar su lengua como lamia mi dedo, hacia circulos alrededor de el, notaba como lo frotaba, movia la cabeza muy ligeramente hacia delante y hacia atras, estaba mamando mi dedo gordo y lanzaba pequeños gemidos mientras limpiaba mi dedo de la mierda de su ojete, notaba como se llenaba de saliva su boca.

Cada vez ella se excitaba mas y mas lamiendo mi dedo, comenzaba a salir saliva por las comisuras de sus labios, abrio la boca todo lo que pudo, saque el dedo unos diez centimetros fuera de su boca, la tenia llena de saliva, ella jugaba con ella en su boca, hilitos de saliva iban de mi dedo hasta su boca, comenzo a dejar caer entre sus labios la saliva como si se tratase de una corrida brutal, luego recogia todo lo que podia con su lengua, seguia haciendome una paja brutal, notaba mi polla, apretaba sus dedos con una fuerza inusual, seguia trabajando sus babas, yo mire el dedo para ver como lo habia dejado, aun quedaban restos en la uña, la mire y en ese momento se trago todas sus babas.

– Muy bien puta parece que me lo estas dejando bien, limpiame la uña, – ella lanzo un, mmmmmm, abrio su boca y engullo mi dedo, notaba su lengua como pasaba a una velocidad vertiginosa por encima de mi uña, al mismo tiempo seguia machacando mi polla, me miraba fijamente y chupaba mi dedo, tenia sus mejillas hacia dentro como cuando bebes con pajita, la puta lo estaba haciendo a conciencia.

Me pajeaba y mamaba mi dedo limpiando lo que su ojete habia dejado en el camino, estaba a cien, mi polla latia cada vez la notaba mas, casi me dolia, la zorra se comenzaba a mover, habia encajado sus piernas entre las mias y se frotaba el coño con mis muslos, se estaba masturbando ella, me estaba masturbando a mi y se estaba relamiendo la mierda de su ojete, la oiga jadear, cada vez mas fuerte, ya no aguantaba más, estaba a punto de correrme pero ademas notaba mi vejiga a reventar, me estaba empezando a doler.

Saque el dedo de su boca de golpe, mire hacia el suelo y la puta habia vuelto a encharcar el suelo, y mis muslos estaban como si hubiesen dejado un trapo empapado encima. Que zorra, me tenia loco ….

-Asi que ahora tambien disfrutas de comer tu mierda, zorra guarra …..

-Estoy como loca, me gusta lo que estamos haciendo, Sr., quiero lamer tu dedo y limpiartelo del todo, mi culo lo a ensuciado y yo te lo limpiare, uffff, damelo, por favor,

No sabia que hacer, la situación me tenia fuera de control, ella todavia tenia mi polla cogida con su mano y ahora la movia más despacio, veaia en el suelo su flujo, restos de leche y no se que más habia, era una mezcla increible.

La cogi del pelo por detras de la cabeza, la acerque a mi boca y nos comimos la boca durante unos minutos, intercambiamos saliva a grumos, nos la pasabamos de una boca a la otra la saboreabamos, se la escupia en la boca y la cara, ella me la escupia a mi, me llamaba

– cabrón hijo de puta, cerdo, damela aqui-, sacando su lengua, yo la dejaba caer hasta su lengua y ella la recogia, mientras le decia,

– como te gusta cerda, esto es lo que te tenia que haber dado antes, zorra desesperada – ella me miraba y relamia la saliva, abria la boca dejandome ver como jugaba con su lengua, la tragaba, volvia ha hacer un monton y me la escupia con rabia, movia mi polla y yo tocaba su coño, encharcado, esta vez introducia mi dedo gordo en su coño y el indice y el largo en su culo que estaba muy dilatado.

La zorra se movia, nos escupiamos, nos insultabamos, soltaba mi polla y lamia la palma mirandome con una cara de vicio increible, yo sacaba los dedos de su culo y su coño y los metia en su boca para que los limpiase, luego juntaba otra vez la saliva y me la escupia en la cara y la boca y me decía

– tragate mi mierda tu tambien cabrón, tanto te guta sacarla será por que quieres probarla, cerdo tragate mi saliva con mierda, cabrón – yo estaba super caliente y me la tragaba, pero sus palabras empezaban a joderme la cabrona volvia a tomar parte del control y está era mi venganza, con lo que me aparte de golpe, la cogi del pelo de nuevo y acercandome a su cara le dije .–

-Zorra vas a limpiarme completamente, y vas a empezar por el charco que has dejado en el suelo, ya sabes que la madera es delicada y no es bueno que este mojada, – tal como acabe la forze a poner la cabeza en el suelo, ella la giro, eso me puso rabioso,

– Chupa puta, limpia el suelo, hazlo ahora,

Ella no lo hacia, con lo que movia su cabeza por encima del enorme charco que habia dejado, mientras con la otra mano y en vista que no me hacia caso, le di con la palma de la mano abierta, con todas mis fuerzas, una cachetada en el culo, se oyo muy fuerte y fue acompañado de un grito de Maria que la habia notado, eso hizo que mi polla latiese otra vez fuerte, volvi a levantar la mano y volvi a bajarla contra su culo, ahora volvio a gritar mucho mas fuerte que antes, la zorra no sabia que hacer, yo volvi a intentar girar su cara,

– Puta ponte a lamer el suelo ahora mismo ¡¡¡¡, – ella timidamente saco su lengua lateralmente con la cara pegada al suelo, la tenia completamente empapada de sus jugos, y comenzo a lamer ligeramente el suelo con la punta,

– Asi cerda, lame, es tuyo, todo eso es tuyo puta, si te has comido tu mierda esto te va a parecer gloria – como si hubiese apretado el boton de encendido ella giro la cara y comenzo a lamer el suelo, cada vez más, oia como su respiración aumentaba, cada vez acercaba más la lengua, ponia su cara sobre el suelo y la mojaba, luego el otro lado, despues volvia a lamer el suelo pero en cada lamida su lengua recorria mas trozo.

La puta iba a acabar bebiendoselo todo, yo ya no hacia nada, tenia una mano sobre su culo y la otra tocando mi polla, muy suavemente, me estaba encantando ver a Maria en esa situación, era como una perra bebiendo de su plato, que puta, respiraba cada vez más fuerte, mi polla estaba grandisima y con ganas de correrse y sobre todo de mear.

Comence a sobar su coño encharcado y su ojete que estaba cada vez más dilatado, – Zorra mientras limpias el suelo metete la mano dentro del coño y he dicho la mano puta no un dedo, lo has entendido,

– Si, mmml, si, – acto seguido llevo una de sus manos hacia su coño, yo me fui hasta detras de ella para verlo mejor, abri un poco más sus piernas para tener una mejor imagen, podia ver todo su culo precioso con su ojete rosado y dilatado, se veia perfectamente como si hubiese un agujerito en el centro por el que cabia perfectamente mi dedo, y saber que nunca hemos follado por el culo por que le hacia daño, que puta.

Veia debajo de su culo ese coñito pelado y blanco que estaba encharcando el suelo y más alla sus tetas que estaban sobre el suelo y rodeadas de liquido, cada vez que levantaba la cara sus tetas se levantaban y se veia como hilitos de liquido que se quedaban pegados y luego otra vez las posaba en el suelo y vuelta a lamer, estaba que reventaba. Cogi mi polla con la mano y mire su ojete, esta vez le iba a romper el ojete a la zorra.

– Perrita, lo estas pasando bien,

-Si Sr. estoy, mmm, pasandolo muy bien, …mmm

-Quiero ver tu mano trabajar tu coño ahora mismo

-mmm, si, sglup, – vi como su mano se posaba en su coño y comenzaba a introducir un par de dedos por el, como se abrian sus pliegues y se metian dentro, lo tenia muy rosado, metia otro, y hasta el cuarto, estuvo unos segundos asi gimiendo y lamiendo, saco uno y siguio con tres dedos dentro de su coño, parece que la postura no la dejaba meter el cuarto, no me importaba estaba imponente, yo con mi mano libre empeze a meter dos dedos en su ojete, ella me respondio gimiendo mas fuerte, cuando ya habia metido tres dedos hasta el fondo de su culo sin que la puta se quejase, me levante por encima de ella, me puse detras la cogi del pelo y levante su cabeza,

– Zorra me he puesto muy caliente viendo tu culo abierto, como tu mano esta en tu coño que te parece si te rompo el ojete mientras sigues con tu mano en el coño y limpiandome el suelo

-mmmmm, lo que digas, sr. lo que quieras, rompemelo, muerdelo, follamelo, haz lo que quieras,

– Muy bien puta, voy a romperte el ojete,

Me puse detras de ella, agache mi cabeza y lami su ojete por todas partes, escupi, metia la saliva con mi lengua dentro de aquel hoyito que se veia, me encantaba chupar aquel ojete, cuando ya tuve bastante me volvi a levantar, puse mis piernas al lado exterior de las de ella, que seguia gimiendo como una perra y la muy puta no paraba de lamer el suelo, incluso oia como sorbia directamente del suelo, que grandisima zorra me habia estado perdiendo.

En eso puse mi capullo sobre la entrada de su ojete, la cogi otra vez del pelo y levantadole la cara se la gire y le comi la boca, que gusto notar todas aquellas babas que le colgaban por todas partes, ella me respondia con su lengua y reunia y me daba con su lengua toda la saliba y babas que podia, estaba como poseida, desesperada, yo la recogia y se la volvia a dar con mi lengua, ella la esperaba con su boca abierta y la lengua fuera, luego le comia la boca y cuando estaba a punto le dije ….

– Quieres que lo haga poco a poco o de un golpe, mi perra

– Yo …. – en cuanto escuche la primera palabra de su boca cogi su pelo con más fuerza, hundi mis dedos en su espalda y con toda la fuerza que pude en esa posición clave como si una espada tuviera por polla, notaba como su ojete se abria al paso de mi polla, como si un tren descarrilado arrollando todo lo que se ponia a su paso.

Maria solto un grito desgarrador y ahogado, tenia su pelo agarrado con fuerza como si de un caballo se tratase y le estiraba hacia atras, mi mano derecha tenia los dedos hundidos en la carne de su cadera, no podia escapar, estaba galopando a Maria sin ningún escrupulo, la oia gritar, jadear y gemir como nunca la habia oido, la puta despues del primer pollazo en su ojete estaba disfrutando aquello tanto o más que yo y eso me ponia muy cachondo,

-Asi es como te gusta que te follen

– mmmm, arrrr, sssssssiiii, ssssssiiiiii

-Muy bien puta, muevete, voy a montarte un rato

Mi polla seguia entrando y saliendo salvajemente de ese ojete sin piedad, me gustaba ver como entraba y salia, ver su ojete abrirse y cerrarse, y otra vez dentro de un golpe, uffff, estaba cardiaco, el corazon me iba a mil y encima notaba los dedos de Maria como seguian trabajando aquel coñito estrecho, la muy puta no habia dejado de meter sus dedos en su coñito, zorra.

Me gustaba, estaba loco viendo su ojete, sacaba mi polla centimetro a centimetro de aquel hoyito volviendo a dejar la punta de mi capullo en la entrada y lo volvia a hundir hasta enterrar mi polla dentro, golpeando mis huevos en su mano que seguia introduciendo en el coño como poseida, gritando y gimiendo cada vez mas alto, cada vez mas fuerte, comenzo a decirme …

– rom – pelo, cabrón, rompelo, rompeLO¡¡¡¡,

Comenzo a tener un orgasmo brutal, mas fuerte que el de antes, gritaba, arqueaba el cuerpo, yo solte su pelo y me cogi de su cintura, clavaba mis uñas queria que las sintiese, ella se movia como loca, pegaba su boca al suelo y volvia a decir

– Rompelo, hijo de puta, parteme, aaaaaaaaaa, aaaaaaaaaaaa, mira como bebo cerdo, hijo de puta, oaaaaaaaaaaa, aaaaa,aaaaa, aaaaaaa,

Yo desde mi posicion veia como habia puesto su cara contra el suelo con los ojos abiertos mirando por el rabillo del ojo, sacaba y la lengua y lamia el suelo como una perra sedienta, mientras yo metia mi polla durisima dentro de su ojete una y otra vez, una y otra vez y ella movia compulsivamente su mano dentro de su coño encharcado,

– aaaaaaaa, aaa, puto cabron de mierda, aaaaaa, cuanto tiempo para que aaaaaaaa me follases como merezco, aaaaaaaa, cabrón, aaaaaa, gracias, gracias, no pares nunca, aaaaa, aaa,aaaaa, AAAAAAAAAAAAA,

La zorra ya estaba en pleno orgasmo, aquello no era normal, se movia poseida, lamia el suelo, me insultaba, yo a ella, movia su mano que podia notar, y yo no pude aguantar mas y tuve un orgasmo bestial, la cogi del pelo con las dos manos y la traia hacia mi,

– grita puta, grita puta ,- ella gritaba, mi polla clavada en su ojete, su mano dentro del coño, fue un orgasmo BRUTAL, yo descargue toda mi leche en su ojete y me recoste en su espalda, con mi polla ensartada todavia en su culo, haciendo movimientos lentos, su cara sobre el suelo encharcado, la boca abierta.

Estuvimos como un minuto en esa postura, ninguno hablo, yo comence a sacar mi polla, ya morcillona, de su ojete, ella dio un ligero gemido,

– Mmmmm.

y se quedo en esa posición, con el culo hacia arriba, las tetas y la cara sobre el suelo, estaba preciosa, y debajo de ella un espectacular charco, yo estaba alucinado por lo que habia pasado, me puse de rodillas al lado de su cabeza, ella me miraba, tenia mi polla sobre mis muslos.

Morcillona y sucia, estaba llena de grumos de mi leche pero manchada por su mierda, ella me seguia mirando, sin decir palabra levanto la cabeza, de su cara empezaron a salir decenas de hilitos del liquido de sus jugos, el pelo lo tenia totalmente empapado en contacto con el liquido.

Y yo maravillado con aquella escena miraba con asombro como ella sin miramientos, ni remilgos, ni que yo le dijera nada, llevo sus labios hacia mi polla y comenzo a lamer con su lengua todos los restos que quedaban en ella.

La lamia con cuidado sin dejarse nada, juntaba restos con su lengua y luego juntaba sus labios y los sorbia, cuando ya estaba por encima toda limpia fue hacia la punta y la metio en su boca completamente, estaba en la gloria, notaba su lengua como jugaba con mi polla, arriba y abajo, era como un masaje, jugaba con los pliegues de mi polla, limpiando cada rincon,,

Que gusto dios, que gusto, me estaban dando unas ganas terribles de mearme, no podia, …… como?…..si podia, Maria habia encharcado el suelo y estaba rebozada en sus propios jugos, ademas sería lo minimo que le podria hacer, con lo que disfrute de tener mi polla en su boca, con su lengua jugueteando con ella, tenia su cara en mis muslos apoyada, y asi en esa posicion viendo desde arriba como me miraba mientras me limpiaba tiernamente la polla de los restos de su culo y mi leche, comence a mear.

– mmmmmm, no te muevas, puta, sigues limpiandomela – me miraba con cara de sorprendida, no se lo podia creer, pero no movio ni un centimetro su cabeza de aquella posición, abria los labios ligeramente para que fuera saliendo mi orina por sus comisuras, notaba como su lengua seguia moviendose, incluso como su garganta hacia un movimiento como si tragase.

Lo estaba disfrutando a tope, que gusto DIOS, es una sensación super placentera, y tenia una meada increible, mi vejiga estaba a reventar y esa puta la iba a disfrutar.

Cogi mi polla y tire hacia arriba sacandola de la boca de Maria, empece a tirar mi orina sobre su cara, caia por sus mejillas y su pelo, sus ojos estaban bañados y los cerraba, pero su boca no, la puta abria la boca y sacaba la lengua, yo le echaba en su boca y se la llenaba, luego otra vez su cara, la estaba duchando, literalmente estaba duchandola, limpiandola de todo el flujo que habia en su cara, me decia

.– mmmm, cabrón esta super calentita, me gusta, mmmmm, tiramela toda, como si te corrieses, tiramela donde quieras, –

Que puta, estaba encantado con esto, todavia me quedaba mucha orina para esta perrita, que se relamia, me esforce para dejar de orinar sobre ella, abrio los ojos y me miro, con mi mano cogi su cabeza y la deje con cuidad en el suelo ella se dejo.

Me levante, me puse detras de ella y volvi a ver su culo, tenia el coño goteando, le caian como lenguas de flujo del coño, y tenia el ojete abierto, acerque mi boca a su coño y se lo lami con cariño, recogiendo su flujo con la boca y tragandomelo, era precioso, segui subiendo con mi lengua hasta llegar a su ojete.

La polla me iba a explotar, todavia no habia terminado de orinar y ya la tenia medio dura, segui con mi lengua alrededor de su ojete lamiendolo con delicadeza, introduje mi lengua dentro, ella gemia cariñosamente, cuando no aguantaba mas la meada, me levante dirigi mi polla hacia su hoyito y sin delicadeza fui introduciendola con cuidado.

Cuando tenia mas de la mitad dentro volvi a dejar que saliera mi orina, esta vez dentro de su ojete, yo sentia un placer indescriptible, que sensacion, notaba como mi orina estaba caliente en mi propia polla y mirando su ojete a los pocos segundos pude ver como comenzaba a salir, yo metia y sacaba mi polla sin parar, despacio pero sin parar, me estaba recreando en aquella escena, Maria gemia y me decia,

– que cabrón ahora te estas derramando dentro de mi, cerdo, esta super caliente, me encanta notar como me sale del culo y resbala por mis muslo, cabron que gusto me esta dando, —

Yo no decia nada solo disfrutaba de aquella sensacion, era gloriosa, ella habia cerrado los ojos, su cara sobre el charco, su boca abierta y gimiendo timidamente y sin parar de decirme aquellas cosas, yo estaba en un estado hipnotico, abri mi vejiga a tope y comenze a lanzar toda la orina que tenia con toda la fuerza que podi.

De pronto vi como lo que parecia un preciosa fuente que manaba agua, se convertia de pronto en un geiser que lanzaba chorros por donde podia escapar, hasta me llego a la cara, la boca y el pecho, con la lengua me relamia, no podia contenerme y comenze a follarme aquel culo con movimientos lentos, mi polla estaba a medio hasta pero la situación era increible.

Cuando termine, deje mi polla unos segundos en su culo, ella me dijo,

– Ahora si estoy completamente llena – todavia le resbalaba orina por los cachetes del culo y sus muslos, yo lentamente la saque, y me fui un centimetros hacia atras, queria ver aquello perfectamente, su culo era un perfecto circulo que chorreaba, y la puta tenia su mano en el coño, seguramente se habia vuelto a correr y ni me habia dado cuenta.

Mire mi polla la tenia morcillona y mojada, volvia a tener restos de su culo, aunque ahora menos que antes y con el baño que le habia dado no era de extrañar.

Me acerque hacia su cabeza, ella levanto el cuerpo bajo el culo hacia abajo, podia oir como lo que quedaba dentro de su culo estaba callendo al suelo, me miro, miro mi polla y la metio en su boca, la saboreo, la cogio con la mano, saco el capullo y lo lamio con cuidado mientras sus ojos se clavaban en mi.

Lo dejo limpio, luego limpio con cuidado el tronco y lamio mis huevos, se dio la vuelta metio su cabeza entre mis piernas, podia ver el increible charco que habia en el suelo, se perdia por debajo de los sofas, Maria cogio mi culo con las dos manos, su cabeza por debajo de mi polla y separandome los cachetes comenzo a lamer mi ojete,

mmmmm, que gusto, era una sensación nueva y placentera, notaba su lengua como hacia circulos alrededor de mi hoyito y como intentaba clavar su lengua todo lo que podia, ella gemia como una perra,

– Tu ojete tambien sabe muy bien, lo sabias, mmmm, que bueno, vas a tener que dejar que un dia te lo coma todo, mmmm, -volvia a meter su lengua hasta donde podia,

– que culo sr. me gusta su sabor, mmmm, mas que el del mio, mmm, – la muy puta se comio literalmente mi culo, sentia su lengua como ya sin tanto problema se habria paso unos centimetros y palpaba con su punta todos los rincones dejandolo limpio

– mmmmmm, que gusto, que bueno, — solto mi culo, me dio una palmada en un cachete y saliendo de debajo de mi, se giro y dijo — ya estas todo limpio sr. —

No sabia como reaccionar, la verdad es que habia sido un polvo increible, colosal, pero ahora no sabia como seguir, no queria olvidar lo que Maria me habia echo y por muy bien que me lo hubiese pasado, yo no la habia perdonado.

– Ahora te tendras que lavar tú, no?

– Si?, – me lo dijo con esa mirada de chica buena que no sabe lo que va a pasar, pero se iba a llevar una sorpresa,

Tal como estabamos en esa posición, yo de pie y ella de rodillas delante mia, la cogi de los pelos y me puse a andar, ella tardo en reaccionar un segundo, en cuanto noto el tiron en el pelo y sin decir palabra, solo solto un pequeño grito, se puso a andar de rodillas, en ocasiones apoyandose en un braso para no caer, asi la dirigi hacia el baño.

Mientras recorriamos los apenas seis metros que habian hasta el baño podia ver su culo que se salia completamente de las mallas de lycra rajada, empapada, su camisa habia desaparecido echa girones y solo llevaba el top como enrollado a mitad de su estomago, sus tetas se movian de un lado a otro.

Su pelo estaba empapado, se le pegaba al cuerpo. Ya llegamos al baño y enciendo la luz, miro buscando, miro la ducha y me dirijo hacia alli para con agua fria limpiar a la zorra, ella me dice, —
– me vas a dejar completamente limpita? — esas palabras me atravesaron el alma, la muy puta volvia a querer controlar la situación, la agarre del pelo todo lo fuerte que pude, me agache hacia ella y le dije ,

– si puta, voy a limpiarte como mereces — ella solo sonrio, yo del pelo la gire hacia la taza del water, la arrastre hacia alli sin miramientos y estaba llevando su cabeza hacia ella, cuando ella dijo,

– no kike no hagas eso,

– calla puta ¡¡¡ CALLA ¡¡¡, – puse su cabeza sobre la taza, ella podia ver el agua, pero puso sus manos sobre la taza haciendo fuerza, yo gire su cara y la abofetee, ella me miraba con cara de odio, eso si me ponia, le di un golpe seco sobre sus brazos, estos cedieron y ella se abalanzo hacia la taza, yo me puse por encima de ella con todo mi peso sobre su cabeza, sus pechos habian entrado en parte dentro de la taza,

– ahora lame la taza donde cago todos los dias pensando en ti, puta, zorra de mierda, lamela, —-a mi me caian lagrimas de la cara, estaba como loco, solo queria hacerla daño y sintiese lo que yo sentia, ella apenas ofrecia resistencia, yo con mi mano libre aprete el boton de evacuar el agua y comenzaron a caer litros de agua en el wáter.

Durante dos o tres segundos ella estuvo con su cara y parte del pelo completamente sumergida, yo miraba y lloraba, diciendo,

– Asi es como me siento, como si hubiesen tirado mi vida al water y estirasen de la cadena, zorra engreida, pensabas que poniendome el culo para que te lo follase se iba a arreglar todoooooo, pues noooo, puta,, estoy jodidoooo.

Solte su cabeza, el agua ya habia desaparecido, me recoste sobre la pared, llorando, lleve mis manos hacia mi cara, no queria que me viera asi, ahora no, estaba muy dolido. Aparte mis manos de la cara y ella todavia estaba con la cabeza metida en el water, habia un charco de liquido en el suelo justo debajo de su coño, la muy puta, se habia puesto cachonda tambien con eso.

– No puedo más, voy a dormir, cuando termines, vete y cierra la puerta, – lo dije entre sollozos, ella en ese momento levanto la cara sacandola del water y me miro, tambien estaba llorando, me dirigi por el pasillo a mi habitación, me mire en el espejo del armario y me tire sobre la cama llorando, estuve asi como diez minutos, fue cuando oi como se cerraba la puerta de la casa, mire el dial del despertador 15:46 pm, despues me dormi.

morenovlc@hotmail.es

Me gusta / No me gusta