Historia de un invertido

Mientras me limpiaba la cara de los restos de semen, Joan preparaba dos gin-tonics. Se acercó al sillón desde donde, apenas pocos minutos antes, el de pie y yo sentado le hice una mamada, hasta hacerle estallar de placer, anegándo mi boca y mi cara de un semen salado y abundante.

Leer más

Me gusta / No me gusta

El día que me desvirgaron

Fue en Zaragoza hace ya tiempo de esto.

Me encontraba realizando el servicio militar en la Academia General Militar de Zaragoza. De aquellas contaba con 21 años, medía y mido 165 centímetros de estatura, y pesaba por entonces 58  Kg. De pelo negro azabache, un culito redondito, y algo respingón.
Leer más

Me gusta / No me gusta

Mi papá y yo nos enamoramos

Mi papá y yo siempre tuvimos una relación distante. Sin razón aparente, simplemente, durante la mayor parte de mi adolescencia, no conectábamos. Muchas veces percibía que él no podía relacionarse bien conmigo debido a que yo era un joven poco masculino, y a pesar de que no había mencionado mi atracción hacia los hombres a la familia, era muy evidente para todos y no existía duda al respecto.

Mi padre, por otro lado, era un hombre muy masculino. Papá y mamá me tuvieron de muy jóvenes, por este motivo, a mis veinte años, ellos se encontraban apenas por los 42. La relación de ambos siempre fue buena ante mis ojos, sin embargo, una vez que cumplí 21, tomaron la decisión de separarse. Para evitar la participación de abogados, y no complicar aun más las cosas, llegaron a un acuerdo: cada mes tendría que pasar una semana en casa de papá. No era algo que me entusiasmaba mucho, debido a nuestra poca cercanía, pero lo positivo era que en su casa tenía más libertad. Un par de ocasiones llevé a chicos que conocía a través de aplicaciones y teníamos sexo en mi habitación. El jamás se enteraba, o al menos, eso pensaba yo.

Leer más

Me gusta / No me gusta

Arturo logra culear a mi mujer (La puta de mi esposa)

Tal vez por que me di cuenta muy tarde que a ella le gustaba ser dominada y algunas veces malteada y dejar todo en manos del macho que la poseía (como todas las mujeres, les cuesta tomar decisiones) pero esto lo descubrí tarde a pesar de haber vivido muchos años juntos.

Cierto día me llama Arturo, al contestar me dice:

– Cómo estás? Oye necesito que me traigas a Irma este fin de semana

– El fin de semana?

– Si, invéntate algo la vamos a pasar muy rico ya lo veras y colgó!

Leer más

Me gusta / No me gusta

El sexo con ella es genial

Hola, soy un chico de Argentina, mi relato es real, pero no los nombres y demás, ya saben porqué.

Vivo en Bs. As, siempre me gustaron las mujeres mayores, especialmente las gorditas, las encuentro hermosas, y deseables. Yo tengo 21 años, soy delgado, sin embargo encuentro en las mujeres gorditas y maduras una belleza y sensualidad inigualables.

Yo había conocido a Laura caminando por la plaza, eran como las 7:30am, yo pasaba cuando ella iba a prender un cigarrillo, así que me acerqué y le di lumbre mientras ella buscaba su encendedor, se sorprendió, subió los ojos y al encontrarse con los míos sonrió. Muy amable me dijo con un hermoso acento español y yo respondí con una sonrisa mientras sacaba un cigarrillo para mí, y le decía – no hay de qué. Me alejé caminando como había llegado porque tenía que ir al trabajo, ya era tarde.

Leer más

Me gusta / No me gusta