Teresa despertando a la puta que vive en su interior.

Alfredo y Teresa son un matrimonio feliz, como todos, y follan una vez al mes como todos.

    • (AL) Yo quiero follar más
    • (TE) Yo follo cuando tengo ganas.
    • (AL) Correcto solo te pido que te tomes este producto que he traído de la farmacia.(Alfredo era Farmacéutico).Teresa cogió el prospecto y lo leyó detenidamente, era un producto que prometía elevar el lívido de una mujer e igualarlo al de un hombre sin efectos secundarios.
    • (TE) Esto no es natural.
    • (AL) Mira Teresa yo quiero follar más si tu no te lo tomas otra se lo tomará.

 

A pesar de no tener hijos Teresa no trabajaba pues con lo que aportaba la Farmacia de Alfredo tenían mas que suficiente para vivir muy bien. El simple echo de pensar en que Alfredo le pidiera el divorcio por que encontrase a una buena putita le hacía perder la compostura y comportarse de forma un tanto irracional.

-(TE) Esta bien pero no te prometo nada.

-(AL) Hay en pastillas, inyectables y supositorio.¿Que prefieres?

-(TE) Lo que haga efecto más rápido.

Antes de que los pensamientos de Teresa volviesen a ser razonables ya había roto el silencia de la habitación un profundo hay que salió de su garganta al penetrar a aguja en la parte superior de su trasero.

A Teresa no le quedó mas remedio que reconocer que aquel fármaco funcionaba y aumentaba su libido, lo que se guardó para ella es que estaba convencida de que era imposible que un hombre andase normalmente tan caliente como estaba ella en ese momento.

Aquella noche Teresa empezó dejándose follar y acabó follándose a Alfredo. Se corrió tres veces.

En el primer orgasmo no pudo contener tres intensos gemidos que rompieron el silencia de la noche atravesando las ventanas abiertas del estrecho deslunado de aquel cálido verano.

Seguro que me han odio todos los vecinos que vergüenza (Pesó Teresa).

Así que en el segundo, que obtuvo cuando tomó la iniciativa y cabalgaba encima de la todavía dura verga de Alfredo, intento contener sus gemidos saliendo de lo más profundo de su garganta uno corto. Al sentirlo Alfredo que estaba disfrutando de su mujer como si de una puta se tratase gritó “Vamos Tere correté”.

Genial (pensó Teresa) ahora ya sabe todo el mundo quien gemía. A pesar de lo avergonzada y visto de que Alfredo ya se había corrido (a lo tradicional dentro de su coño) y un segundo intento era imposible, con la excusa de lavarse acudió al baño a seguir masturbándose.

Estaba excitada y caliente, necesitaba más, se sorprendió así misma cuando, eso si con las luces apagadas, decidió ponerse unas bragas y mostrando sus buenas tetas se asomó a la ventana a observar si había algún vecino estaba despierto.

Pensó, si alguien enciende una luz me verán, lo que le provocó un tremendo morbo y antes de que se diera cuenta su mano izquierda estaba masajeando frenéticamente su coño por debajo de sus bragas de encaje. Esta vez afortunadamente para ella pudo contener sus gemidos y allí con una mano agarrada a la ventana para no caerse, apoyando un poco su torso en la repisa, pues sus piernas no la aguantaban, posición que le obligaba a inclinarse hacia delante dejando sus pechos en el exterior, allí tubo un estremecedor orgasmo mejor que los anteriores que la dejaron sudorosa , con los pezones muy duros y un rostro de placer que cualquiera que la hubiese visto no le hubiese podido negar que se estaba corriendo. En ese preciso instante cuando tenía los ojos cerrados la boca

abierta con su lengua lamiendo el labio superior, sintió la luz de un flash que la obligó a esconderse rápidamente imposibilitándola ver de donde venía.

Al día siguiente Teresa recibía un e-mail en su celular descargaté esta aplicación y logeate con este nick y este password tu admirador nocturno.

Firmado Amo

Era una aplicación de chat el nick era PUTA el password obedienteysumisa.

Teresa entró en la aplicación como no podía ser de otra manera.

Al instante recibió la invitación de individuo que se hacía llamar Amo.

-(Amo) Hasta que no publique esta foto en internet no estoy cometiendo ningún delito.

-(Puta) Y quieres saber si estoy dispuesta ha hacer algo para impedirlo.

-(Amo) No solo quiero saber si quieres jugar.

-(Puta) Cuanto tiempo va a durar este chantaje.

-(Amo) No es ningún chantaje es un juego. De momento nos vamos a centrar en tus pechos y en tu culo. Prohibido usar sujetador a no ser que lo vayas a enseñar con blusas transparentes o prendas abiertas como se esta poniendo de moda a ahora eso de la ropa interior por fuera y recuerda siempre escotada, Tus bonitas piernas las vas a enseñar, siempre pantalón corto o falda corta, las bragas transparentes o tangas. Tu veras lo que haces si no vas provocativa dejo de jugar.

La verdad es que tampoco te estoy pidiendo mucho ya sales así a la calle PUTA , solo te estoy pidiendo que te pongas un tanga y vayas sin sujetador, bueno ponte sujetador solo si dejas que se te marquen los pezones.

De vez en cuando te pondré una prueba para que te demuestres a ti misma lo puta que eres.

Ha el juego durará lo que dure el calor, terminará cuando ya no puedas usar la ropita de zorra que te compras para el verano.

Teresa extrañamente no pensó en denunciarlo, la injección del día anterior todavía le hacia efecto o eso quiso pensar su ego. Pronto se dio cuenta que Amo tenía razón no tendría que comprarse ropa nueva tenía minifaldas, vestidos escotados o para ir sin y blusas transparentes de sobra.

“Creo que soy más puta que lo que yo pensaba”.

Los siguientes días fue vestida, bueno como siempre ,algún día con un vestido sin sujetador que dejaba su espalda al aire y sus pechos con un poco de movimiento, otro día una ráfaga de aire le levanto la minifalda y el tanga dejó al descubierto su trasero.

Pronto recibió un mensaje de Amo.

-(Amo) Ha estado bien las pocas veces que me he cruzado contigo ibas decentemente desnuda.

Mañana toca prueba y me tienes que demostrar lo puta que eres. Dame varias opciones y eligiré una.

Vamos piensa.

Teresa estaba nerviosa y no tenía tiempo para pensar así que propuso lo primero que se le pasó por la cabeza.

-(Puta) Puedo ir a una playa, que no suela ir, y a última hora de la tarde hacer topless durante unos minutos.

Puedo pasear con minifalda y tanga y agacharme unos segundos con cualquier escusa y que se me vea el trasero.

Puedo hacer lo mismo con ese traje que me permite no llevar sujetador y al agacharme casi se me vea el pezón.

-(Amo) Tere así vas a conseguir que deje de llamarte Puta.

-(Puta) Esta bien tengo un fármaco que me pone muy cachonda es el que hizo que aquella noche gimiese y follase con Alfredo como un Puta y me corriese en la ventana como una autentica zorra exhibicionista. Seguro que en la foto que me hiciste no podría negar que soy una guarra.

Voy ha hacer una cosa me voy a meter por el culo un supositorio de esos que me convierten en una puta, si también está en pastillas, pero no te pregunto por que seguro que prefieres que me humille metiendo me el supositorio y el dedo si hace falta.

Cuando haga efecto esta Puta estará en condiciones de responder a tu petición.

(Diez minutos mas tarde)

-(Puta) Bueno creo que ya hace efecto. Por que estoy dispuesta a la hora de la siesta, cuando Alfredo no está, ha masturbarme en el cuarto de la plancha que es el que da al patio de luces y es donde mejor se pueden oír mis gemidos que con los tremendos orgasmos que tengo no podré acallar.

También estoy dispuesta de madrugada un minuto después de que Alfredo se corra dentro de mi y con el coño bien abierto y chorreante, siempre y cuando no halla otra luz en el deslunado, encender la luz del comedor que con la ventana abierta me dejaría expuesta a cualquiera que estuviese cerca de su ventana.

Por supuesto con el consiguiente supositorio en mi culo ir a la playa o por la calle iba a ser otra cosa.

En una playa concurrida iría en topless hasta que me dijeses “Tápate guarra” o en una playa poco concurrida y a última hora de la tarde buscaría a un grupo de dos parejas de jóvenes y les preguntaría si me puedo poner en pelotas en la playa. Si aceptan les pediría que me guardasen la ropa que me iba a bañar y allí mismo me desnudaría. A la vuelta les daría las gracias por no a ver me robado y dejado allí desnuda y les invitaría a ponerme crema o a llevarlos de vuelta a su casa con mi coche. Cosa que haría solo con la toalla puesta.

Y si me pongo muy caliente les diría que me dejen allí desnuda sin ni siquiera la toalla ni el movil , que quería tener esa experiencia que se llevasen mi coche con todo y luego decidiesen si volver a por mi o dejarme allí por guarra, que les firmaría el papel que quisiesen de que no les voy a denunciar , luego si decidieran volver me podrían chantajear a placer para pagar mi billete de vuelta.

-(Amo) No me has dicho que harías si salieses a la calle cachonda.

-(Puta) Imagínatelo como tu quieras cuando tu quieras el limite es que no me detengan por exhibicionismo. Por cierto Puta esta bien pero si quieres llamarme zorra, guarra o perra puedes usarlo cuando las circunstancias lo exijan que es cuando este muy cachonda como ahora.

-(Amo) Muy bien puta cachonda te prohíbo que te corras hasta nueva orden así que ya puedes darte una ducha fría guarra.

-(Puta) Joder tío tu si que sabes domar a una Puta.

Continuará …

(Este es un relato que ha surgido de mi imaginación, me gustaría continuarlo pero para ello necesito que aquella mujer que halla leído el relato y se haya excitado pensando que es ella la protagonista me escriba aportandome ideas)

piuvalencia@yahoo.com

(Visitado 6.035 veces)
Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *