Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Aquel sábado en la tarde, aún sin yo saberlo, habría sido el inicio de una seguidilla de encuentros sexuales con el Mandingo, un negro fuerte e inescrupuloso, que se valía de cualquier truco para darse un gusto. Me había “manipulado” por haber tenido relaciones con su sobrino, amenazándome con denunciarme, pues según él, su sobrino era menor de edad (cosa que después supe era mentira)

Ese sábado el Mandingo me cogió tres veces, la primera fue un suplicio, la segunda una delicia y la tercera fue una combinación. El logró que me comprometiera a darle nuevamente el culo, tanto a él como a su sobrino el martes siguiente.

Ese lunes, en clase, el negro (sobrino del Mandingo) me dijo que su tío le había contado que me había cogido aquel sábado. Le dijo que a mí me encantaba el pipe, que me explotara porque yo era una puta caliente. Si bien eso era verdad, nunca le comentó a su sobrino que él (Mandingo) que de alguna forma me llevó a aquella cita bajo amenaza. No niego, que tal vez, aún sin amenaza yo habría acudido a la cita, pero en fin, no le comente nada de eso. El negro estaba ansioso, me dijo que no veía la hora que su casa se quedara sola (el martes) para llevarme para allá.

Finalmente llegó el martes, salimos de clases a casa del negro como las últimas semanas. Al llegar, pasamos al estudio donde yo me convertía en su puta. El negro llamó a su tío. Este dijo algo más o menos así, bueno sobrino, tu sabes que a él (es decir a mi) le gusta una pinga, lo que no tienes idea es de lo regalada que es. Siguió, el sábado me lo llevé al apartamento de un amigo y le di pinga tres veces, le rompí ese culo y el feliz. Como será que después que lo cogí como me dio la gana, me ofreció el culo para este martes.

Siguió hablando, entonces sobrino, a este le gusta el pipe, así que dale hasta que te salgan ampollas. Dale duro, clávalo con todo que él se deja. Siguió, dijo, él se comprometió conmigo a ser nuestra putica hasta el día de tu cumpleaños. Así que dale duro y aprovecha. Si después, él quiere dejar que lo sigas cogiendo, bueno, le sigues dando pipe mientras consigues una novia. Yo por mi parte le voy a dar tanto pipe, que después de eso bien se arregla y deja de repartir culo o se termina de echar a perder.

Este hombre había dejado sentado, de manera bastante clara, que hasta el cumpleaños de su sobrino yo tendría que satisfacer sus caprichos sexuales. Entonces me aventuré a preguntar qué cuándo cumplía años. El negro dijo la fecha y de inmediato, su tío, siguió, me preguntó, tu viste la película 9 semanas y media? Yo asentí. Dijo, bueno, vamos a hacer nuestra propia película, se va a llamar 8 semanas de verga, porque eso es lo que te toca de aquí en adelante.

Yo estaba en ese momento un poco asustado. Mire al negro (mi compañero de clases) buscando de alguna forma condescendencia del, pero todo lo contrario, el negro ya tenía esa verga parada, se notaba en el pantalón. Aquella conversación, en lugar de despertar alguna compasión por mí, había logrado más bien despertar su sadismo.

Entonces dije, voy a hacer lo que me pidan, pero después del cumpleaños, me dejan tranquilo, verdad? El Mandingo contestó, claro, si cumples tu parte nosotros cumplimos la nuestra, un trato es un trato. Siguió entonces, estamos de acuerdo, no? Yo dije que sí.

Pensé esto no va a ser fácil, pero también me sentí aliviado, pensé, bueno después de estos dos meses esto se acaba. Seguro voy a sufrir pero también a gozar y después quedo libre y dejo de hacerlo.

Finalmente el tío se retiró, dijo que vendría más tarde, que no me fuera hasta que el llegara.

El negro se paró frente a mí y saco su pipe, comencé a mamarlo con mucho gusto, le dije, por favor, no me hagas daño, tu tío es muy rudo y me hace daño, pero tú no eres así, te voy a dar el culito como te gusta, pero no me lastimes.

Finalmente me puso en 4 patas sobre el sofá, untó mi culo con bastante vaselina y comenzó a meter el palo, dije, shhh que rico que está ese pipe. El estaba muy excitado por toda la espera aquel día, entonces, cuando lo empujó completo, de inmediato eyaculó en mi culo, no aguanto nada. Me dejó encendido de ganas.

El negro me indico que tenía que ir a buscar algo que le había encargado su mamá, que me podía quedar allí esperando a su tío y entonces se fue.

Pasaba el tiempo y nada que llegaba el tío, yo estaba muerto de ganas, entonces comencé a masturbarme hasta acabar. Luego, me vestí y pensé en irme, pero preferí esperarlo, aunque ya no estaba deseoso, pensé que era mejor esperarlo.

Pasó el tiempo y nada, el no llegó, al rato, llegó mi compañero con su mamá quien se extraño que yo estuviera allí, le dimos una excusa cualquiera y definitivamente me fui a casa.

Como a eso de las 5 de la tarde me llamó el tío (Mandingo) me dijo que porque no lo había esperado; le explique que había llegado la señora, etc. Entonces me dijo que se le había hecho tarde, pero que igual le tenía que dar lo prometido, que pasaría a buscarme.

Espero que te haya gustado mi relato, luego seguiré contando lo que sucedió.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Tío y sobrino me dieron por el culo el mismo día 1., 6.9 out of 10 based on 9 ratings
  
categoría:

1 comentario »

  1. BigDick dice:

    hola jose. Creo que todos estábamos esperando tus relatos: y bueno, ya te he dicho que muy buenos tus relatos. Espermos pronto la continuación

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados