El tonto cornudo, Elizabeth y los doctores

Infidelidad, Cornudo. Los doctores se ocupan de su mujer.

Lo que les voy a contar sucedió hace varios meses cuando mi esposa Elizabeth llego del trabajo y me dijo que se sentía algo enferma, que le dolía algo el estomago, pero que ya había sacado cita para el doctor y que quería que la acompañara, así que en cuanto llego del trabajo salimos rumbo al consultorio, me dijo que ese doctor ya era de confianza y que la había atendido antes, a mi se me hizo de lo mas normal, llegamos al consultorio unos minutos antes de la cita Y había un paciente antes de nosotros, así que tomamos asiento, los minutos pasaban y al fin salio el doctor, miro a Elizabeth y le dijo que la esperara un momento, entro el otro paciente y continuamos esperando, en esas estábamos cuando Elizabeth me dijo,

– primero entro yo y después te hablo

Yo le dije que si, que no había ningún problema, pasados unos minutos salio el paciente y el doctor le hizo la seña a Elizabeth para que entrara, ella de inmediato se levanto entro al consultorio y se cerro la puerta, yo me quede esperando tranquilamente,

Hasta ese momento no sospechaba lo que me esperaba, pasado un rato se abrió la puerta del consultorio, pensé que iba a salir Elizabeth, pero no, se asomo el doctor y me dijo que entrara, me levante entre y vi a Elizabeth sentada en la camilla, únicamente llevaba la falda y ya se había quitado la blusa, quedando únicamente con el brasiere, pero no solo eso, ya había otro doctor mas, el cual había entrado por una puerta trasera, me le quede viendo unos instantes y me disponía a preguntarle como iba todo, cuando ella me hizo la seña de que guardara silencio, y el doctor me dijo que me sentara y después se fue con Elizabeth, saco su estetoscopio y comenzó a pasárselo por la espalda,

– bien Elizabeth respira por favor….

Elizabeth comenzó a respirar en repetidas ocasiones, mientras que el otro doctor tomaba algunas notas, en ese momento pude observar que el doctor que estaba frente a ella no le apartaba la mirada de sus pechos, ya que cada que respiraba, subían y bajaban lentamente, pero pensé que todo era mi imaginación, y que era la revisión normal, Elizabeth continuo respirando y después de unos minutos el doctor le dijo que se levantara y que se quitara la falda, Elizabeth de un salto bajo de la camilla se paro en medio del consultorio y comenzó a desabrocharse la falda, yo me le quede viendo algo extrañado pero ella ni siquiera volteo a verme, sujeto su falda por un lado la desabrocho y lentamente comenzó deslizarla por sus piernas hasta que esta toco el suelo, después le dijo a los doctores,

– quiere que me acueste doctor..?

Uno de ellos con tono bastante serio le dijo

– no Elizabeth, súbete a la bascula por favor

Elizabeth se fue hacia el fondo del consultorio y subió a la bascula mirando hacia la pared, después ambos doctores se pararon tras de ella mirándola fijamente,

Yo mientras tanto permanecía sentado en silencio, ambos doctores no separaban la mirada del trasero de mi esposa, pero aun así decidí no decir nada, después de uno o dos minutos uno de ellos le dijo que se bajara, ella obedeció y después le dijo que se desvistiera por completo,  en ese momento me levante un poco de la silla y les pregunte,

– doctor es necesario que mi esposa se desvista..??

De inmediato uno de los doctores me contestó,

– claro que si necesitamos revisarla bien y además es por su salud,

Mire a Elizabeth y ella solo sonrió un poco y comenzó a quitarse la ropa interior, yo no sabia si eso estaba bien, pero vi a mi esposa tan tranquila que me volví a sentar y Elizabeth comenzó a desnudarse, se sentó en la camilla se quito las zapatillas, las medias, después el brasiere y cuando se disponía a quitarse la tanga se me quedo viendo unos instantes me sonrió y comenzó a bajarse la tanga, quedando completamente desnuda, y tranquilamente dijo,

– listo doctor..!!

– bien Elizabeth ahora recuéstese boca arriba y separe las piernas

Ella se acostó y separo ligeramente sus piernas, mientras que uno de los doctores se calzo unos guantes de látex jalo un banquillo y se acomodo entre las piernas de ella,

– bien, ahora relájate un poco, voy a meter mi dedo en tu vagina..

Me quede helado a escuchar al doctor decir eso, como que le va a meter el dedo..!! Pero aun así decidí quedarme sentado, mientras que el doctor lentamente comenzaba a introducir su dedo en la vagina de Elizabeth, ella al sentir la invasión pego un pequeño brinco,  pero después se quedo quieta,

– bien Elizabeth si sientes algún dolor me dices,

Ella solo respondió con un ligero gemido y el doctor continuo introduciendo su dedo, desde donde estaba podía ver como la mano del doctor se movía lentamente, al grado que después de unos minutos Elizabeth comenzó a gemir bastante,

– siente algún dolor Elizabeth..?? la escucho quejarse, quiere que me detenga..??

– no doctor continué…por favor..!!

– bien Elizabeth, entonces mi colega le va a revisar los pechos, para que sea todo mas rápido,

Rápidamente el otro doctor se paro a un lado de ella poso ambas manos sobre los pechos de Elizabeth y comenzó a toquetearlos, yo estaba bastante perplejo, algunas ideas cruzaban mi mente, como por ejemplo, si esto era una revisión normal..?? si era normal que los dos doctores la revisaran al mismo tiempo..?? pero como Elizabeth no decía nada, pues los deje continuar,

– Elizabeth tiene sexo regularmente..??

ella solo alcanzo a contestar que no,

– siente algún dolor mientras mi colega le examina los pechos..??

– no doctor…

-bien, pues entonces colega, revise bien los pechos de la señora Elizabeth, no queremos que después surja alguna anomalía,

-claro que si colega,

y después de decir eso, el doctor comenzó a apretar mas fuerte los pechos de Elizabeth, podía ver como los movía de un lado a otro, frotándolos y apretándolos haciendo que mi esposa comenzara a respirar agitadamente,

– se siente usted bien Elizabeth,

-si doctor continúen por favor..!!

Ambos doctores comenzaron a hacer sus movimientos mas rápidos, podía ver que el que estaba entre sus piernas ya le estaba metiendo dos dedos, de una manera algo brusca y el que le revisaba los pechos los apretaba fuertemente, y el rostro de Elizabeth se había enrojecido bastante y su respiración era muy agitada, al grado que después de unos minutos comenzó a gemir mas y mas y de pronto sus piernas se tensaron, su espalda se arqueo un poco y lanzo algunos gemidos, me quede quieto al ver a mi esposa asi, por lo que le pregunte a los doctores,

– doctor mi esposa tuvo un orgasmo..??

El doctor se me quedo viendo y muy serio me dijo

– si, pero todo esta bien, por lo regular es lo que pasa, ella no ha tenido sexo y pues con la revisión es muy común,

Después ambos doctores se separon de ella y me dijeron que si quería podía salir, yo les hice caso y espere a mi esposa afuera, minutos mas tarde, salio Elizabeth, se despidió de ellos muy amablemente y nos fuimos a casa.

(Visitado 9.454 veces)
Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *