Trio con un pareja de turistas

Era un dia soleado, pero a pesar del calor, era un lindo dia para pasear. Decidi ir a tomar una cerveza a un bar que suelo frecuentar, por el barrio de Palermo. Me gusta porque suele ir poca gente y tienen buena cerveza. Estaba con mi mente en blanco, solo descansando, cuando una voz me hizo reaccionar:

-Hola! – Note un acento que no pude identificar de donde era, pero claramente era una turista.

-Perdona que te moleste – continuo hablando mientras yo estaba concentrado mirandola. Morocha, ojos celestes, y su vestimenta, aunque sencilla, permitia adivinar una silueta maravillosa.

-Si, en que te puedo ayudar?

– Me llamo Ingrid, estoy de visita en Buenos Aires con mi marido Hans. Venimos de Suecia y es nuestra primera vez aqui. Nos preguntabamos si nos podrias recomendar algun lugar para visitar.

– Bienvenidos. Y si, claro, puedo recomendarles algun lugar. – Antes de empezar a hablar le indico para que compartamos mesa. Hans era un hombre fortachon, grandote, pero su cara daba la impresion de ser un tipo muy amable. Comienzo a hablarles de los tipicos lugares; el obelisco, los bosques de palermo, la costanera… pero me interrupen y me dicen que esos lugares ya los conocen.

-Pensabamos en lugares mas interesantes… lugares para adultos… entiendes?

-Si… te refieres a alguna discoteca?

-En realidad… deja que te explique. Nosotros somos de mente abierta, y nos gusta ir a lugares para conocer gente… conocer buenos amigos…

-Ah, claro, entiendo – Aunque me sorprendo por su pedido, se que en otros paises los encuentros swinger son bastante comunes y no existe el taboo sobre ellos. – Lamentablemente no hay muchos lugares asi en Buenos Aires. Yo conozco uno, pero esta cerrado estos dias.

-Oh que pena…

Me quedo un instante mirando a la pareja imaginandolos en un encuentro swinger.

-Te gustan esos lugares? – Su pregunta me corta los pensamientos que estaba teniendo.

-He visitado algunos, y la verdad me han parecido interesantes

-Tambien eres swinger?

-Hace tiempo no lo practico, pero tuve una novia con la que frecuentabamos esos lugares. Ella era la que mas conocia del tema. Luego nos separamos y no lo he vuelto a hacer

-Oh… y no crees que deberias volver a hacerlo?

-Es que en estos momentos estoy solo…

-Piensalo, tal vez podrias acompañar a alguna pareja que le interese…

-Claro, seria lindo, pero no es facil, no hay muchas parejas que acepten sumar a un hombre solo

-Bueno, si me lo preguntas a mi… perdon, a nosotros… creo que harias una buena compañia

No podia creer lo que estaba pasando. No hacia ni 5 minutos que estabamos charlando, y parecia que querian compartir la cama conmigo!

No dude un instante y decidi dejar en claro lo que pensaba

-Pues… si es una invitacion, entonces me haria muy feliz acompañarlos.

-Si, es una invitacion, pero…

-Pero?

-Tenemos que decirte algo importante. Somos una pareja de mente muy abierta… nos gusta mucho el sexo y en los encuentros swinger hemos disfrutado muchas cosas. Y algunas de esas cosas tienen que ver con… la bisexualidad

No esperaba que me dijeran eso. Nunca habia habia ni siquiera pensado en la bisexualidad, pero imaginarme a Ingrid desnuda me habia excitado tanto que antes de darme cuenta las palabras salian de mi boca.

-Nunca lo hice… eso de la bisexualidad… pero tengo que confesar que me da curiosidad

-Bueno, si quieres podemos hablar del tema y, si te interesa… deberiamos buscar un lugar donde pasar un buen momento

Luego de una charla larga pero muy excitante decidimos avanzar. Me explicaron que hans juega de todas las formas posibles, pero lo que mas le gusta es hacer el papel de activo. Eso me dejaba a mi el papel de pasivo, pero me aclararon que no me iban a presionar para hacer nada que no quisiera.

Al cabo de un rato estabamos entrando a mi departamento. Estaba un poco desordenado ya que no esperaba visitas. Pero en el ascensor Ingrid me dio unos besos que hicieron que no importara nada mas que llegar a la habitacion.

Ingrid y yo estabamos en la cama besandonos, cuando Hans decide quitar la remera que llevaba puesta Ingrid, y luego procedio a desprender su corpiño. Un increible par de tetas aparecio ante mis ojos. Ingrid se paro ante mi y pude verlas en todo su esplendor mientras lentamente quito su pantalon. Al ser un pantalon bastante holgado no habia podido imaginarme como serian sus piernas y sus muslos. Cuando la tuve parada frente a mi, vistiendo solo una diminuta tanga, pude ver que su cuerpo era increible. Mas tarde me enteraria de sus medidas. Poseia un increible cuerpo 125-70-100 cm. Ella comenzo a frotar sus tetas por mi cara y podia sentir sus pezones duros que buscaban mi boca. Sin dudarlo comence a besarlos y pasarles la lengua. Mientras lo hacia, podia ver a Hans desvertirse. No fue pequeña mi sorpresa al ver las dimensiones de su pene. Estaba poniendose duro y ya podia adivinar su tamaño. Mas tarde me dirian que sus medidas son 23 cm y unos 6 cm de grosor. Por un momento, al pensar que me pedirian jugar con eso, tuve miedo. Pero Ingrid agarro mis manos y las puso sobre sus nalgas mientras sus pezones jugaban con mi boca. Eso me puso tan caliente que deje de pensar en el pene de Hans y me dedique a disfrutar el hermoso cuerpo que tenia Ingrid.

Rapidamente pude comprobar que no les gustaba perder el tiempo. Ingrid me recosto sobre la cama mientras me quitaba mi ropa. Solo quede en boxer, uno de esos sueltos, con una abertura en el frente. Ingrid se acomodo rapidamente sobre mi, y solo la tela de mi boxer y la diminuta y fina tela de su tanga, separaban mi pene completamente duro de su humeda vagina. Hans se para sobre la cama, a la altura de mi cabeza y puedo ver su verga erecta apuntando a la cara de Ingrid. Esta sin dudarlo la lleva a su boca y comienza a chuparsela de forma descontrolada. La imagen ante mis ojos me pone muy caliente y la presion de mi verga contra su vagina se hace mayor. Ingrid comienza a moverse, frotandose contra mi, y provocando que mi verga asome por la abertura del boxer. Pude comprobar lo fina de la tela de su tanga y lo mojada que estaba. En un rapido movimiento corre su tanga y acomoda mi verga, provocando que rapidamente entrara por completo. Como una buena puta, disfrutaba siendo penetrada por su concha y el sabor de la verga de su marido en su boca. Mi verga, completamente dura, entra y sale de la concha, y eso sumado a la vista que me estan regalando de la chupada que le esta dando Ingrid a Hans, me ponen muy caliente. En un momento Ingrid se frena, dejando toda mi verga dentro, y mientras masturba a Hans, me mira a los ojos.

-Quiero tener tu verga dura en mi boca

Se levanta rapidamente y se coloca entre mis piernas agarrandomela y llevandola a su boca. Hans se baja de la cama y se queda parado a mi lado masturbandose mientras mira como Ingrid se come toda mi verga. Es increible como logra metersela toda en la boca. Aunque no es tan grande como la de Hans, considero que mi verga tiene un buen tamaño. Cierro los ojos mientras disfruto la mejor chupada que me han dado en mi vida. Cuando abro los ojos veo que Hans sigue masturbandose, pero ahora su verga esta a escasos centimetros de mi cara. Tal vez por el placer que me estaba dando Ingrid, o tal vez por el morbo y la curiosidad, comence a pensar en tener mi primera experiencia bi, y lleve mi mano hacia su verga. Se sentia mas dura de lo que parecia, estaba muy caliente y sin duda era la verga mas grande que habia visto, que aunque nunca habia tocado una, si habia visto muchas.

Sin poder creer lo que yo estaba haciendo, me entregue por completo a disfrutar el momento. Con la experta boca de Ingrid dandome placer extremo, y con el morbo de estar masturbando a Hans, me sentia en el cielo. Me sorprendi a mi mismo gimiendo de placer. Hans me miraba, y se notaba que estaba disfrutando del placer que le daba con mis manos. Sin embargo se notaba que queria mas. Mientras pensaba en eso, Ingrid aumento la intensidad de la chupada, haciendo que sintiera mas placer del que nunca habia sentido. Mire a Hans, y como si este adivinara lo que estaba pensando, se acomoda mas cerca mio, permitiendome que lleve su verga a mi boca. Solo la punta de su verga pudo entrar en mi boca, y debo confesar que se sentia muy rico. Podia sentir un sabor intenso pero agradable. Antes que me diera cuenta, los tres estabamos gimiendo de placer. Ingrid se estaba masturbando mientras mi verga entraba hasta su garganta y salia nuevamente. Mis manos se deslizaban sobre los 23 cm de verga de Hans, mientras mi boca saboreaba la punta. En un momento siento que Ingrid comienza a estremecerse mientras mi verga esta completamente dentro de su boca, quieta, sin salir, pero sintiendo como la aprieta. Sin duda ella estaba acabando y la situacion me excito tanto que casi de inmediato comence a largar mi leche dentro de su boca. Una parte se escapa, deslizandose por mis huevos, pero el resto podia sentir como Ingrid lo mantenia en su boca. Cuando ya no salia mas leche, Ingrid fue sacando poco a poco la verga de su boca, sin dejar caer ni una gota de leche. Abre la boca ante mi, permitiendome ver toda mi leche dentro de su boca, y acto seguido se la traga toda. De inmediato se coloca nuevamente entre mis piernas y continua chupandome la verga, que aunque perdio algo de ereccion, se esta poniendo dura nuevamente. Me mira mientras me la chupa, y tambien lo mira a Hans, quien se nota que esta disfrutando del placer que le doy. La voy a sacar de mi boca para hacerlo acabar, pero al final cambio de idea, y dejando la punta atrapada entre mis labios, acelero la masturbacion. Solo unos segundos fueron necesarios para sentir dentro de mi boca toda la leche que sale de la verga de Hans. Al principio me dio un poco de repulsion, pero al sentir el sabor agradable que tenia, decidi imitar a Ingrid y deja que mi boca se llene de leche antes de mostrarle a Hans como yo tambien la trago.

Luego de esta primera parte, nos recostamos en la cama, los tres abrazados, yo en el medio, y nos relajamos mientras pienso en mi primera experiencia bisexual y en que no me lamentaba en nada haberlo experimentado. Pero solo duro un instante este momento, ya que la noche apenas estaba comenzando y la excitación seguía siendo mucha

Si les gusta, pronto escribire la segunda parte

(Visitado 5.361 veces)
Me gusta / No me gusta

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *