TRIOS MULTIPLES

Todo comenzó cuando nos invitaron a mi esposa, Julieta, y a mí, Alberto, por parte de una amiga mía de mucho tiempo María y su esposo Orlando, a pasar una semana en Acapulco a la casa de sus primos que se encontraban en Europa por un par de meses. También iría con nosotros una pareja amiga de ambos, Ulises y Luz, con el único inconveniente de que no habría servidumbre porque sus primos les habían dado vacaciones y la idea era ir sin hijos ni ellos ni nosotros ya que Ulises y Luz no tenían familia.

Llegado el día y una vez dejados los niños con los respectivos abuelos nos fuimos en mi camioneta Julieta, Maria, Orlando y yo. Arribando a la casa, mansión en realidad, ya que cada una de las tres habitaciones era una especie de Suite con yacussi y todas con vista al jardín, a la alberca y a la Bahía y sin forma de que algún vecino atisbara hacia la casa. Una vez instalados llegaron Ulises y Luz por lo que nos fuimos los seis a comer a un buen restaurant de Mariscos con su buena dosis de alcohol para todos regresamos a la casa y nos instalamos alrededor de la alberca a seguir tomando, tomar un chapuzón y platicar. Vale la pena hacer un paréntesis para describir a los 6 protagonistas.

Julieta mi esposa, blanca de pelo castaño, 38 años, bien cuidada, de 168 y 98-64-91 por lo que podrán ver muy buena y orgullosa de sus tremendos pechos. María, 36 años, rubia, delgada, 160 y 80-59-89 quizá un poco plana, pero con unas caderas como las de la cantante Shaquira que uno no podía dejar de ver cada vez que nos daba la espalda. 15 años antes ella y yo habíamos tenido una sola vez un faje tremendo, pero sin llegar a más quedando siempre como amigos, pero con la duda para ambos de qué hubiera pasado.

Luz, la más chica, 32 años, blanca de pelo negro, 164 y 86-60-86 y sobre todo con una cara preciosa como de modelo de revista. Orlando, 39 años moreno delgado de 175 y con aire bohemio de acuerdo a su profesión de artista plástico. Ulises, 37 años, blanco, complexión normal, de 168 y muy simpático. Yo, Alberto el más grande, 40 años, 170, blanco, complexión normal, con un poco de panza. Resumiendo 3 forros de mujeres en su plenitud sexual y tres tipos normales ni feos ni guapos.

Esa noche ya cansados por el viaje nos fuimos a dormir temprano quedando de disfrutar la casa los dos primeros días y luego ya salir a esquiar y en las noches a bailar.

Al día siguiente almorzamos tarde y nos quedamos en la alberca y el show comenzó cuando las tres lucieron sus bikinis y sus cuerpos y nosotros como buenos hombres nos fijábamos más en las parejas del prójimo que en la propia así que a mí las caderas de María y la cara de Luz me traían loco así como los senos de mi mujer hacían hacer el bizco a los otros dos. Salió el tema de que en playa del Carmen a todos nos había tocado ver a las turistas Europeas en Topless y la discusión salió que de que forma era más interesante ver a una mujer si en Topless o en bikini yo contesté que en bikini, pero que si querían hacerme cambiar de opinión se pusieran en Topless, moción aprobada por los otros dos, pero no se animaron.

Después de la comida y el atardecer nos metimos a la sala para evitar los mosquitos y propusimos jugar algún juego de mesa mi proposición de pokar de prendas fracasó debido a que ellas con bikini y pareo y nosotros con short hubiera sido el juego más corto, sin embargo el alcohol, cerveza en el día y tequila, whiskey, ron y vodka en la noche más todo el día viendo los tres cuerpos de ellas empezó a hacer su efecto y la plática giró hacia el sexo y lo que cada quien le gustaba o lo más loco que habíamos hecho, así nosotros dijimos que en el mismo Acapulco todavía como novios habíamos hecho el amor en la alberca de conocido hotel, a las 7 de la noche ya que no había nadie y cosas por el estilo y nos tocó empezar a hablar de fantasías. Julieta dijo que a ella le atraía el sadomasoquismo soft (bondage), pero a mí no me atraía nada.

Cuando me tocó a mí decir mis fantasías les dij

e que lo que más me atraía era el sexo en grupo y sobre todo los tríos más que las orgías y que incluso con una pareja de amigos antes de conocer a Julieta lo había vivido, pero solo una vez, todos coincidimos que era una fantasía de casi todo mundo ya fueran HMH o MHM. Julieta me reviró que ella si estaba interesada, pero que no lo podría hacer conmigo enfrente, que lo podría hacer con otros dos y la discusión se abrió sobre los celos que se presentarían al ver a tu pareja con otro por lo que María dijo que para probar porqué no una pareja (no de esposos), se diera un pequeño faje enfrente de los otros a ver si se presentaban los celos en sus respectivas parejas.

Los primeros fueron Julieta y Ulises y ni Luz ni yo dijimos que tuvimos celos, después Luz y Orlando y Ulises dijo que no estaría tan seguro y después María y yo nos dimos un muy buen faje, Orlando no protestó, pero Julieta dijo que después de tener un trío sin mí lo podría hacer conmigo. Y de repente Orlando dice ya que todos estamos en sincronía y ustedes tres refiriéndose a ellas nos han tenido calientes todo el día porqué no hacemos tríos durante tres noches de tal forma que sea una pareja la que se divida y ella se fuera con los otros dos hombres y él se quedara con las otras dos y nadie podía alegar celos y en una dinámica rapidísima se hizo un rol en el que la primera noche, Luz y Ulises se separarían, la segunda Maria y Orlando y en la última nosotros y al momento estábamos Luz, Orlando y yo en la habitación de ella solos.

Luz se voltea me besa y acaricia a Orlando y nos dice tranquilos niños y pone música tranquila de su IPoD y comienza a bailar con Orlando me dice que me acerque por atrás y entre los dos la vamos acariciando, Orlando le quita el top y yo el calzón del bikini y le comienzo a besar su vello púbico y sigo a su botoncito mientras ella le hacía una bonita felación a Orlando y me dice que la deje de besar y la posea siendo obedecida de inmediato y en medio de un orgasmo de ella los dos terminamos, yo en su vagina y él en su boca, descansamos un poco y nos dice que quiere probar una doble penetración por lo que Orlando se acuesta boca arriba, Luz se sube penetrándose en él y yo le comienzo a acariciar su anito con lubricante y un par de dedos que luego sustituyo por mi pene y si tiene una cara preciosa la que tenía gozando con dos penes era divina, después nos quedamos dormidos ella entre los dos y a la mañana al despertar hizo el amor con cada uno, pero separados, el otro nada más observaba y nos fuimos a desayunar con los otros tres que también traían una cara de satisfacción como la de nosotros tres.

Ya en la alberca descansando y cada quien con su pareja mi esposa me pregunta que como la pasé y le digo que súper bien y que tan solo vea la cara de felicidad de Luz por haber estado con 2 hombres y solo me dice que no es necesario que sean del sexo opuesto para disfrutar con 2 personas y que mi amiga Mary era tremenda y me dejó a la imaginación lo que había pasado en el otro cuarto.

El resto del día transcurrió entre cervezas, ron y todo mundo esperando la noche Que al parecer iba a empezar antes ya que desde las 7 de la noche Mary dijo que era tarde y que nos fuéramos a las habitaciones (como a ella le tocaba estar con dos hombres entendimos su urgencia), y nos retiramos a la recámara en donde ella y yo empezamos un faje riquísimo en la cama recordando viejos tiempos, mientras Ulises nos veía y cuando Mary me empezó a dar una mamada riquísima él la comenzó a penetrar por atrás haciendo que ella dejara de hacerlo para tomar aire .Después de este primer round yo no podía dejar de hacerle el amor de perrito a esas preciosas nalgas y cuando estaba haciéndoselo Ulises se metió por abajo y comenzaron un 69, pero yo sentía que a veces no solo besaba su clítoris sino también mi pene cuando entraba y salía, pero preferí no averiguar hasta que terminé.

Ulises riéndose me dijo que si me había gustado y le dije que si, mientras no me pidiera que se lo regresara y Mary terció que era muy fresa y aburrido que para disfrutar del sexo no es necesario ser de diferente sexo y me dijo que si no me gustaría estar en un sándwich, pero yo de relleno y le dije que sería un desperdicio teniendo mujeres tan bellas como ellas tres e inmediatamente después hicimos el amor salvajemente en la que me conte

stó beso por beso y al menos creo tuvo orgasmos antes de que yo terminara con lo que quedé muerto y ya no supe si ellos dos siguieron haciendo el amor.

Al otro día platicando con mi mujer me preguntó que cómo la había pasado y le dije que muy bien y solo me comentó que tenía que ser más abierto y le respondí que ya lo que hacíamos los seis era bastante raro como para algo más y que hoy sería la gran noche para ella y para mí ya que por fin estaríamos con otros dos para disfrutar y me dijo que todas las noches anteriores también se había disfrutado mucho y me recalcó ya ves como eres cerrado.

Durante el día ellas andaban en topless hasta que Ulises dijo que porqué no nos poníamos todos desnudos puesto que ya todo mundo se conocía en esas circunstancias y todos nos desnudamos sin que pasara más, en el día todos estábamos relajado hasta que volvió a llegar la noche y fue mi turno con Mary y Luz y ya en la recámara y cuando quería empezar a acariciar a Luz me dicen: tranquilo primero te vamos a dar un show y comenzaron un verdadero show lesbiano, que hubiera dejado pálida de envidia a cualquier profesional y después me dan un beso y me dicen: ¿te gustó? Les respondí, me encantó, pero ya quiero estar con ustedes. Me piden que me acueste y Luz se sube encima de mí penetrándose y cabalgándome, Mary se pone de frente a ella, pero sobre mi cabeza por lo que le comienzo a besar su clítoris mientras ellas dos también se besan y acarician los senos, siento como Mary se viene, Luz también y después yo.

Descansando me preguntan que quiero y les digo que a las dos de perrito y cambiándome de una a otra y me lo conceden, pero no me dejan terminar ya que Mary quiere que la coja por el ano, pero viéndola de frente con sus patitas al hombro la verdad fue la relación anal más rápida que he tenido para tener un orgasmo. Me dejan descansar un rato mientras ellas se acarician y les pregunto que si con Julieta también se acariciaban y nada más sueltan la carcajada y me dicen claro que si y estamos seguras que te hubiera encantado verla. Después estoy listo para el tercero ( bendito viagra), y comienzo a hacer al amor a Luz en el clásico misionero, Mary me comienza a acariciar la espalda hasta que se sube sobre mí refregando todo su sexo sobre mis nalgas y besándome el cuello total que me sentía en un sándwich entre las dos riquísimo y Mary me susurra al oído no te encantaría que tuviera un pene y te penetrara y siguiéndole la corriente le digo que si, aparte de que se sentía rico estar entre los dos cuerpos, me dice mañana veremos.

Al otro día en la mañana le pregunto a Julieta que como estuvo y me dice que imagínate tuve los dos penes al menos una vez en cada uno de mis hoyitos y aparte un show de ellos dos. En el día todos comentamos que qué haríamos en las siguientes dos noches, yo propuse que trajéramos a la sala los colchones de dos recámaras y nos quedáramos los seis juntos, ya que todos habíamos estado con todos y sería divertido estar todos juntos y en ese momento Mary y Julieta me dicen que era una mentira ya que yo no había estado con todos, ya que me faltaba al menos dos y eran Orlando y Ulises y siguiéndole la broma les dije que en la noche se cumpliría su deseo sin pensar realmente en hacerlo. Sobra decir que comimos al mediodía una repararadora mariscada y la noche empezó como a las 5 de la tarde en que ya sobre una de las camas as tres mujeres se comenzaron a besar y acariciar todas frente a nosotros formando un círculo, besándose una a otra los sexos.

En ese momento estaba yo sentado junto a Ulises que toma mi pene y me dice que tengo que cumplir lo que dije en la mañana y lo comienza a mamar riquísimo, me dejo hacer y en ese momento Orlando me pone el suyo en la boca y no me queda más que empezar a besarlo y algo pasó dentro de mí que me comenzó a encantar y me prendí a su pene. Ulises al mismo tiempo que me lo mamaba me acariciaba el ano con KY hasta que dejó de hacérmelo, me puso en cuatro, me recostó y acabó con mi virginidad, una vez que agarró ritmo, Orlando me regresó el favor de la mamada y me vine de inmediato al mismo tiempo que Ulises dentro de mí y al momento fuimos aplaudidos por ellas tres que estaban fascinadas con el show y Julieta me dijo hasta que se te quitó lo fresa. La noche fue una orgía de bacanal romana en l

a que no se tuvo ningún límite para gozar donde hubo dobles penetraciones, trenecitos. Orlando tuvo el honor de ser el primer anito masculino que poseí al tiempo que él le daba a Luz. Y terminé con el mayor placer al poseer a Mary por atrás al tiempo que Orlando me lo hacía a mí y tal parece que le estaba haciendo el amor a su esposa a través de mí por la fuerza con la que me penetraba.

No les digo que ha sido el mayor orgasmo que he tenido en mi vida. Al día siguiente y último seguimos haciendo de todo sin que se me escapara el culito de Ulises que es el único que me faltaba y una doble penetración a mi esposa con el mismo Ulises y lo último que hicimos fue cuando Julieta y Luz estaban en un riquísimo 69, yo penetré a Luz y Ulises a Julieta por lo que al tiempo de besar el clítoris de la otra nos daban a sus respectivos maridos una rica chupada.

Ya en el desayuno del día de regreso y después de regresar las camas a los cuartos y arreglar el desastre en que estaba la casa, dije que como en las Vegas lo que sucede en las Vegas, se queda en las Vegas, aplicábamos lo mismo a Acapulco que lo que sucede en Acapulco, se queda en Acapulco y otra vez Mary me dice que qué fresa, que no veía inconveniente a hacer estas fiestas de vez en cuando en la ciudad de México y que el año que entra otra semanita así estaría divina. Moción que tuvimos que aceptar todos menos Luz que para sorpresa de todos dijo que algo no le había gustado por lo que tenía algo que solicitar, todos nos quedamos sorprendidos y dijo que lo que no le había gustado era el uso de tantos condones y que por lo tanto nos pedía que dos meses antes todos nos hiciéramos análisis completos y nos fuéramos fieles entre los seis para que al llegar a Acapulco nos disfrutáramos todos sin interrupciones para ponernos condones y tenía razón y a todos nos agradó la idea.

Yo solo espero que el año que entra exista un viagra, cialis o levitra que no de dolor de cabeza porque ese fue mi único problema

En el transcurso del año hemos tenido algunos encuentros entre cuatro, pero nunca hemos podido estar otra vez los seis juntos, espero que estas vacaciones nos vuelva a tocar otra ida como esta.

Saludos y espero sus apreciados votos y comentarios.

Autor: Alberto telpich2000 (arroba) yahoo.com.mx

(Visited 83 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta
Kara Marqueze
Buenas! soy Kara de Relatos.Marqueze.net, vuestra anfitriona. Bajo mi nombre republicamos relatos que, estando incluidos desde hace tiempo en Relatos Marqueze.net, no sabemos su autor. Si eres autor de uno de estos relatos y/o sabes quien es el autor, escríbenos y le daremos el crédito que se merece! Un besito donde quieras...
http://relatos.marqueze.net/

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR