Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

UNA TARDE DE VERANO CALUROSA

12 de diciembre de 2008

Realmente no se como comenzar mi historia, es una historia muy fuerte. Todo comienza una tarde de verano muy calurosa. Tengo una compañera de trabajo que se llama Beatriz y que es muy guapa. Es pequeña, pero la verdad es que es guapa y esta muy buena, a mí la verdad me da mucho morbo, siempre me hubiese gustado montármelo con ella.

Lo que nunca hubiera pensado es que eso fuera a pasar de verdad, y más ahora que se ha casado hace poco. Aquella tarde debido a un problema en nuestro trabajo tuvimos que salir una hora antes, y nos dijeron que no nos fuésemos a casa hasta que no fuera la hora oficial de salir. Entonces Beatriz me propuso algo muy inocente al principio.

-¿Qué te parece si nos vamos de compras? -¿De compras? -Sí, a las tiendas de atrás. En la zona en donde estábamos habían una serie de tiendas y propuso que nos fuéramos allí.

Llegamos al cabo de un momento y nos pusimos a mirar en los escaparates. Yo al principio no me di cuenta, pero más tarde me fijé. En el reflejo de un escaparate la vi mirándome y no a lo que vendían en la tienda, al principio no le di importancia, pero más tarde pude darme cuenta de que se quedaba mirando mi culo. No es por presumir, pero tengo un buen trasero y con los pantalones que llevaba se me marcaba mucho. En esto que estábamos mirando otro escaparate y Beatriz va y se acerca a mí y me dice: Pero que bueno estas Juanqui.

Yo me quedé a cuadros y no dije nada. En esto que al pasar por una tienda de ropa me dice: vamos dentro por favor. Yo no sabía de que iba, entramos y me dice: ¿Me ayudas a elegir un bikini? Yo le dije que si, ¿qué podía decirle sino? Elegí uno azul muy bonito y ella se fue a probárselo, entonces me llama y me dice: pasa y dime que tal me sienta. Yo entré un poco nervioso y entonces la vi con el bikini puesto y me dieron ganas de echarme encima de ella, como ya os dije esta buenísima y más aún con ese bikini, entonces cierra la puerta y me dice: ¿te gusto?

Yo no sabía que decir y casi sin que me oyera le dije que sí. Ella se gira y me dice vamos a ver si te gusta esto. Coge y me baja la bragueta y yo retrocedo y ella me dice: no, no, tranquilo. Me la saca y yo la tengo casi como el acero y ella coge y empieza a chupármela, ¡joder que haces! Le digo, ¡eres una mujer casada! Pero ella me dice que a su marido no le gusta que se la chupe y que yo la pongo mucho, y que deseaba hacer esto hace mucho tiempo.

Yo no puedo gemir ni nada ya que en la tienda hay mucha gente y nos pueden oír. Al final acabo corriéndome en su boca y no puedo más, es fantástico. Entonces ella se limpia la boca y me dice que vaya a la dependienta y le pida 3 bikinis más para probarse, yo obedezco como un perrito y vuelvo en 2 segundos con los bikinis, cuando entro me la encuentro sin la parte de arriba del bikini, tiene unas tetas preciosas, es un sueño verla así.

Vamos, me dice, entra rápido, que ahora verás. Yo cierro la puerta y cuelgo los bikinis en la percha y me lanzo a su cuello besándola sin parar, ella gime y gime bajito sin que nos oigan. Yo estoy completamente empalmado y le doy la vuelta, ahora verás, le digo, le quito la braguita del bikini y la penetro por detrás. ¡Aahh!¡Aahh! Juanqui que bien lo haces. ¡Ahh!¡Ahh! ¡No pares! ¡No pares!

Yo sigo y sigo intentado retrasar el orgasmo para corrernos juntos. Al final nos corremos juntos y ella me dice: como he disfrutado, mi marido no me hace esto. Ahora coge y me sienta en una silla que hay en el probador y vuelve a chupármela hasta que me la pone dura otra vez. No Beatriz no, otra vez no por favor, que estás casada, ¡a la mierda el matrimonio! Me contesta. Entonces se sienta sobre mi verga y se la mete toda hasta dentro y comienza a cabalgarme, moviendo sus caderas, yo la cojo de las caderas y le acaricio el culo y le chupo las tetas y los pezones y me voy al cielo, mientras me folla no puedo parar de repetir su nombre,

¡Beatriz!¡Beatriz! ¡Fóllame, fóllame así, cielo! ¡Aaaah! ¡Aaaah!

Al final no puedo más y me corro dentro de ella. Oye le pregunto con las prisas no hemos usado condón, no te preocupes uso la píldora, oh vale, ella se levanta y se da la vuelta, ¿te gusta mi culo?, si mucho, le contesto, pues ahora házmelo

por detrás, métemela por el culo.

No puedo creerlo, ya me la he tirado 2 veces y ahora quiere otra más, pero con ese culo que tiene no puedo decirle que no. Me levanto y me froto contra su culo y se me pone dura otra vez, la pongo de manos apoyadas en la pared y se la meto por el culo, empiezo a bombearla dentro y fuera, dentro y fuera, le agarro las tetas y no puedo parar, enseguida me corro y ella se da la vuelta y me abraza.

Ha sido fantástico Juanqui, que bien lo haces. Salimos del probador y de la tienda y no ha comprado ningún bikini, pero que más da, me la he tirado 3 veces, ha sido el sueño de mi vida, nos despedimos hasta el dia siguiente y espero que sea igual de bueno que hoy.

Agradecido por vuestra lectura, si ha sido de vuestro agrado les solicito humildemente que lo voten…gracias…

Autor: Predicador1

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
UNA TARDE DE VERANO CALUROSA, 5.5 out of 10 based on 2 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados