Una tarde en el cine

Hola me llamo David, un día de esos en los que anda uno bien cachondo estuve chateando con un tipo, nos citamos en el centro de la Ciudad de México para tener sexo, pero por alguna razón no llegó a la cita, así que decidí caminar un rato por ahí y pasé por un cine porno y con lo cachondo que estaba no lo dudé y me metí. El cine estaba muy oscuro por lo que tuve que detenerme a un costado de las butacas a esperar a que mi vista se acostumbrará a la oscuridad, en eso sentí que un hombre se paró detrás de mi muy cerca como no me moví se acercó más y rozó mis nalgas con su mano eso me prendió más de lo que ya estaba y como no opuse renitencia tomó confianza y me las apretaba y me hundía un dedo en mi ano por encima de mi pantalón, de repente se juntó más gente, él se movió y yo me fui a sentar trataba de buscarlo, pero lo perdí de vista.

En la película estaban penetrando a una chica por el ano, en esa misma fila donde me senté había un tipo que no me quitaba la vista como de unos treinta y tantos años y yo también lo miraba estaba como a cinco lugares de mi, se levantó y se recorrió dos lugares se acomodó y me indicó con su mirada hacia abajo, le miré y traía ya su verga de fuera bien parada me hizo señas para que me acercara así lo hice me senté junto a él y al hacerlo él primer tipo el que me estaba agarrando las nalgas también se sentó a mi otro lado (este era maduro como de cincuenta años), quedando en medio de ambos, eso me puso nervioso, pero más cachondo.

El tipo que ya tenía su miembro afuera me tomó de la mano para que se la cogiera, se la tomé y vi que había varias parejas haciendo sexo oral, así que me incliné para chupárselo le pasé primero la lengua por su cabecita y después me lo metí todo no era tan grande, pero si muy dura comencé a mamárselo y el otro tipo me empezó a meter mano, me aflojé el pantalón y lo bajó un poco para poder acariciar mis nalgas y sentí su dedo ensalivado que comenzó a meter en mi culo eso me puso a mil y provocaba que le mamara al otro tipo con más fogosidad en eso estábamos cuando en la butaca de enfrente un hombre nos miraba con tal descaro que casi sentía su respiración muy cerca, traté de parar, pero al que se la chupaba no me dejó, me cogió con fuerza de mi cabeza, sabía que ya se iba a venir y no tardó mucho cuando sentí un leve chorro de esperma en mi boca que no fue mucha parecía que ya había eyaculado antes y al mismo tiempo sentí creo que dos dedos del otro hombre en mi ano.

Yo  que eso le gustó bastante porque no tardó mucho y sentí un tremendo chorro de leche hasta el fondo de mi garganta que tragué de inmediato porque me llenó la boca de esperma y como estaba de cachondo me la tragué toda y se lo seguí chupando hasta que fue bajando su tamaño y llegó el momento en el que metí toda su verga ya flácida en mi boca, terminado se levantó y se fue yo también me levanté tenía que ir al baño, me limpié porque estaba todo mojado de líquido preseminal al salir del baño me estaba esperando el tipo que nos miraba en la fila de enfrente, me invitó a ir a su casa me dijo que quería terminar de complacerme y si, como me había quedado con ganas de que me penetraran, acepté su invitación su casa estaba cerca como a 10 minutos era un hombre también maduro de cuarenta y tantos años alto algo gordito, pero simpático, (yo tengo 40 años, complexión media, tez blanca, mido 1.70 m. y peso 80 kilos calvito, bien parecido, nada femenino, tengo piernas gorditas y nalgas grandes y paraditas), bueno llegamos a su casa me invitó una bebida nos acomodamos en un sillón, se paró a poner música y al volver hacia mí se desabrochó el pantalón y se bajó su cremallera se colocó delante de mí, le besé su pecho y fui bajando hasta llegar a su miembro, le bajé la truza y apareció una enorme verga casi igual a la anterior un poco más delgada, la tenía semi parada así que comencé a darle una mamada esta me costó menos trabajo tragármela empecé a meter y sacar hasta que se puso durísima, después me hizo parar para desvestirnos, él se desvistió muy rápido y a mí todavía me faltaba quitarme la truza.

Se sentó en el sillón y me cogió de la cintura me volteó de espaldas a él y me bajó la truza y fue besando y lamiendo mis nalgas, me abrió las piernas para lamer mi culo después me inclinó y me mamó el culo riquísimo, me metió su lengua en mi ano lo dejó bien ensalivado después metió un dedo, luego dos ya que me tenía algo dilatado mi culo nos fuimos a su recámara me acostó y me levantó las piernas en sus hombros y me volvió a lamer el culo, se incorporó, se colocó un condón y me acercó su verga a mi ano, la frotó y poco a poco la fue metiendo, le pedí que lo hiciera despacio ya que me dolía, pero quería toda esa verga dentro, dio un empujón fuerte con el cual metió casi la mitad, lo hice parar porque me dolió, pero se quedó un rato así y continuó, en el segundo empujón la metió toda y yo gemía de placer, el dolor fue pasando y comencé a moverme, él también comenzó a tomar ritmo de meter y sacar, después de un rato se paró y ahora se acostó para que me sentara en su verga, me acomodé y poco a poco me fui clavando, me ayudaba abriendo mis nalgas para meterla toda, una vez adentro comencé a moverme y a gemir como puta él me tomaba de las nalgas para hacerme subir y bajar de su palo duramos un rato así y le pedí que me cogiera de a perrito lo cual le agrado bastante me puse en cuatro y se paró detrás de mi me escupió en el culo y la metió de un solo golpe, comenzó a cogerme primero lento después tomó ritmo y sentía sus huevos chocar contra los míos y en un instante se estaba viniendo lo cual me encendió y también exploté junto con él terminamos y me lo sacó lentamente se quitó el condón y todavía te miembro, me vine rapidísimo, terminé y me acostó en el sillón, se quitó el condón y me acercó su miembro a mi boca, me la metió y comenzó a cogerme por la boca yo le acariciaba sus testículos y le metí un dedo en su ano, él aceleraba sus embestidas hasta que me llenó la boca de leche, una parte alcancé a tragar y la otra se salió, me volví a bañar y me despedí, no he vuelto a verlo porque él es casado y ya no nos hemos comunicado, pero me gustaría repetir esta experiencia con otros hombres.

 

(Visitado 3.229 veces)
Me gusta / No me gusta

One comment

  1. ¡¡Que rico!!…..Eres muy lindo y muy caliente.
    Un encanto para follarte, con esas buenas nalgas y esa boquita caliente.
    Sabes como deslechar a una polla y darle el placer que todos los activos deseamos.
    No te fatarán hombres.

     

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *