La rica Verga de mi hermano (2)

En mi relato anterior les conté como empecé a desear la rica Verga de mi hermano.

La mañana siguiente por ser Sábado acostumbrábamos dormir hasta tarde y mis padres siempre se iban a trabajar.

Después de lo ocurrido la noche anterior había tenido un sueño placentero y me desperté sintiendo unos suaves golpes en mis nalgas que estaban desnudas sin yo haberme percatado, al abrir mis ojos y ver hacia mi espalda tuve una visión hermosa de mi hermano masturbándose dando golpecitos en mis nalgas. Al cruzarnos miradas sin decir nada apretó con una mano mi otra nalga sin dejar de tocarse y aumentando su ritmo, supuse que tenía que hacer algo y levanté un poco mis nalgas para que viera mi culito a la perfección.

Read more

Me gusta / No me gusta