El trayecto. 1ª parte

Inés,una joven veinteañera con vida de nómada,había decidido marcharse otra vez. Una vez más en busca de una nueva aventura. Es lo que hacía su vida interesante, haciendo siempre lo que le apetecía. Esta vez se iba de la gran capital en busca de algo más tranquilo, algún pueblecito donde reinara el campo con el esplendor de la naturaleza.
Se encontraba ya subiendo al autobús, cuando se percató de que el conductor la estaba escaneando de arriba a abajo. No le molestó ya que le gustaba que la mirasen y la verdad es que había motivos para mirarla. Y además el parecía no estar del todo mal.
Era una chica de 1m 70cm aproximadamente y unos 65 kilos. Estaba bien,en su punto. Parecía tener el peso ideal en relación a su estatura. O sea, tenía dónde coger.
El pelo lo tenía corto, de color castaño y con mechas rubias. Normalmente se lo engominaba hacia atrás, pero hoy lo llevaba de punta.
Una cara redondita con ojos grandes y de color verde botella. Destacaba sobre todo por su mirada, la cual inspiraba bastante confianza. La nariz y las orejas eran pequeñas igual que sus labios pero estos estaban perfilados casi a la perfección.
Del cuello le colgaba una fina cadena de plata con un colgante que lleva incrustado una piedra de color rosa. Esta hacía juego con la ajustada blusa fucsia que llevaba puesta. Sus pechos de un tamaño aparentemente apetecible, estaban en parte cubiertos por una lencería rosada.
Vestía unas mallas blancas que le llegaban por encima de la rodillas, dejando al descubierto unas piernas atléticas. En el colegio, estuvo en el equipo de atletismo,dejándole como recuerdo unas piernas marcadas y bonitas.
Calzaba unas deportivas blancas y en su tobillo derecho un tatuaje formando una tobillera.
Llegó al conductor con una sonrisa pícara, le saludó a la vez que le mostraba su tíquet y éste le devolvió una tímida sonrisa dejando ver que se había sonrojado.

Read more

Me gusta / No me gusta