Caliente jornada laboral

caliente… ooh, si, aquella mañana al despertar estaba muuy caliente, necesitaba sentir en mi interior algo duro!

Caliente… ooh, si, aquella mañana al despertar estaba muuy caliente, necesitaba sentir en mi interior algo duro!, húmedo! con ganas de golpearme fuertemente, sin pudores algunos.

Era tarde ya para autosatisfacerme, así que me arregle muy sensualmente, una camisa un poco ajustada que dejaba entrever mi silueta perfectamente cuidada, y una falda conjuntada con mi chaqueta de color negro.

Al llegar a mi trabajo, Jaime, como no, ya estaba sentado en su mesa, al frente de la mía con aquel posado ejecutivo serio, concentrado pero tan morboso a la vez… me miro, me sonrió y yo le guiñe el ojo.

Ya sentada en mi silla empecé a trabajar en el ordenador, pero… una idea morbosa me vino a la cabeza, entre en una dirección de internet donde habían relatos eróticos, y me puse mucho mas caliente que por la mañana, no aguantaba mas, y mi mano… poco a poco… fue bajando hacia mi coño, húmedo, mis dedos rozaron suavemente mi clítoris, y me estremecí de placer, ooohhh dios!, que gustazo….. Jaime se percató del asunto, no podía dejar de mirarme, no podía dejar de mirarlo, me humedecía los labios, me los mordía. A Jaime no se le podía disimular ya el bulto que sobresaltaba por encima de su pantalón.

Yo ya estaba ahhh, si, un poco mas…. ooooohhhhh, si, si si, ooooooooohhhhh!!! en mi gloria divina.

Cuando termine me levanté de la silla para dirigirme al servicio, pase frente la mesa de Jaime, el pobre no sabia ni como coño mirarme, así q lo mire yo, y le guiñe el ojo otra vez.

El baño estaba vacio, estaba frente al espejo lavándome las manos cuando de repente sentí unas manos agarrando mi cintura muy lentamente sentí que subían y acariciaban mis senos. Delicadamente aparto mis cabellos de la cara y me beso tiernamente el cuello, poco a poco hacia llegar a mi oreja… mmmmm… que gusto.

Algo duro sentí por encima de mi culo que me estaba poniendo a mil, las manos de Jaime subían ahora mi falda, apretaban mis glúteos, y empecé a gemir. Sentí entonces su polla que se refregaba entre mi fino tanga poco a poco, siiiiiii, oooooohhhh, sus manos retiraron mi tanga para dejar penetrar aquel tronco, y de golpe me la metió hasta el fondo provocándome oleadas de placer, mis gemidos se convertían en gritos no me importaba lo q pudiera pensar la gente me di la vuelta y lo bese apasionadamente, me sentó encima del lavamanos y seguimos nuestra tarea, era un sin parar, mis senos, ya al aire, no paraban de moverse, y Jaime loco de lujuria me mordía los pezones como un niño afamado buscando leche. Oímos pasos y nos escondimos en un aseo y nos cerramos. Entro Gloria, nuestra jefa y la oímos mientras meaba. Al cabo de un rato oímos unos fuertes suspiros, dios!!! se estaba masturbando!, mi jefa se estaba masturbando y yo en el retrete de al lado follando con un compañero de trabajo!!!. Mientras oíamos sus suspiros Jaime se puso mas caliente aun así que empezó a sobar mi coño, a lamerlo, sentía su húmeda lengua pasar por encima de mi clítoris, y sus dedos entraban y salían por mi coño, joder que gusto y que morbo de situación. Se saco la polla y me la metió encima de la cara y me dijo chupamela y empezó a golpear mi cara con esa cosota de mas de 20 cm fijo. La cogí y la lamí de arriba abajo, Así te gusta cabrón?, le decía mi lengua no paraba de moverse y mis labios de pasar por encima de la polla, se estaba derritiendo!!!!, así zorra, no pares, me pones a mil tócate!, tócate, y mi mano se deslizo entre mi entrepierna, así me gusta, puta, quiero ver como me comes la polla, quiero ver como te masturbas, quiero ver como te tragas mi leche, caliente, asiiiii, ooooooohhhhhhh, maaaaaaaaas!!!!!, no pares, me voy a correr, aaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhh toma!!!!!!!!!!!!!! tragatela toda, toda, muy bien, vaya fiera q estas hecha, eso se tendrá q repetir.

Y así termino el asunto, ya os contare si mañana hay mas…

Si queréis opinar sobre mi relato mi dirección es:

Autor: olga75

olga75_xxx ( arroba ) hotmail.com

Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.