EXPERIENCIA REAL. INFIELES POR CONVENIENCIA. PARTE I

Hola a tod@s
Esto es una historia real. De cómo me convertí en el amante ocasional de una compañera de trabajo, como iniciamos esa relación… y como terminó.
No he tenido muchas relaciones con mujeres en mi vida, no soy un conquistador, que más quisiera yo, porque siempre me han gustado mucho las mujeres, desde muy niño. Pero siempre las he visto muy inalcanzables. Y siempre tenía miedo al rechazo, a que me dijeran que no. ¿Mejor modo de evitarlo? No exponerte. Me gustaba una chica y no la pedía nada por no escuchar la negativa.
Me hace gracia la expresión pagafantas…. yo soy uno de ellos. Me lo han dicho muchas veces… “dile algo a esa tía, si esta por ti” y yo pensaba, “venga, y si me dice…. te estás equivocando” vaya corte. Así que mejor no arriesgarse y no aguantar la vergüenza.

Vamos, que si no me dice una mujer “hazme tuya” , yo, quieto, parao….
Pero vamos a lo que iba a contar…. como tuve una amante…..


Una compañera de trabajo, lo que le habrá pasado a muchos… Fue en una Navidad, cena de compañeros…. Buena cena, buen ambiente y conversación. Una copa y otra y terminamos en un garito del sur de Madrid.
Voy a la barra a pedir una copa, veo un taburete libre y me siento para alejarme un poco del grupo, ya estaban un poco patosos. Y se acerca Regina, así se llamaba la recepcionista de la empresa. Y sin mirarme… va pide una copa al camarero, y mi mira… Le digo “¿te quieres sentar?” y le cedo mi asiento. Lo acepta y empezamos a hablar. Mas frase seguidas en un minuto que en un año de trabajo, es curioso. Cosas banales, la fiesta, el buen ambiente, que guay todos juntos, etc, etc….
Mientras tanto sonaba música en el local y en un par de pantallas proyectaban un partido de la NFL; futbol americano, y en otra una peli porno…. eran las dos y pico de la madrugada… no os alarméis. La escena era un chico comiéndole el coño a una chica…. y se extendía en el tiempo, y esa peli, después de una buena follada, un 69 bien hecho….
En esto me comenta Regina… “hombre, una peli porno donde no solo comen pollas”. Me hizo gracia el comentario…. quizá ella había tomado alguna copa de más y tenía la lengua suelta. Yo la respondí que estaba de acuerdo. Lo habitual es ver a chicas comiéndose un nabo de tamaño por encima de la media. Pero como le dije a Regina… cuestión de marqueting. La mayoría de cine X lo ven hombres, y quizá de mas juego de cara a la pantalla.
Y me dice ella “hombre, eso también nos gusta a las chicas, y no muchos hombres están dispuestos a hacerlo, ellos, que si chúpame la polla, luego te la meto y se acabó” Yo la verdad, estaba flipando porque no me esperaba esa elocuencia. Yo, en un atisbo de atrevimiento, raro en mi, le dije…. “Según entiendo es algo que te gusta y echas de menos” En ese momento me lanzó una mirada con ojos felinos que me dije “la acabas de cagar…. te va a soltar una ostia….” Apareció el pagafantas que habita en mi. Pero me dice ella “vaya me has pillado…. “ y se empieza a descojonar de la risa…. “mira, te lo voy a contar… es que no se que pensar, me encanta el sexo oral… pero me dice mi marido que tiene los agujeros de la nariz muy pequeños, y que se asfixia si me lo hace”
Yo estaba extrañado ante el ataque de sinceridad, pero la dejé seguir…. “y no te cuento si le propongo el 69…. tiene una poya enorme… y me gusta la postura… pero me dice el tío que si lo hacemos así le tapo la nariz con mi raja y se asfixia”, “¿Qué te parece?” me dice… Así que la contesté que eso era disculpa, que no le gustaba hacer eso. Que quizá lo tenía que hablar con él para solucionarlo. Pero si se cerraba en banda, le iba a ser difícil. Entonces, para animarla le conté mi experiencia…. “¿ves? a mi me gusta, pero a mi chica no mucho. La encanta chupármela… pero luego lo quiero hacer yo y enseguida me retira… dice que la agobia verme ahí abajo… y el 69 me encanta… pero me dice que se encuentra incomoda, así abierta de piernas y con su coño en mi cara” Literalmente Regina se partió de la risa…. En ese momento llegaron otros compañeros y se empeñaron en ir a otro sitio…. Algunos se fueron, yo me fui ya a casa, para no beber más. Y Regina se fue con tres chicas en un taxi que las llevaría hasta sus domicilios.

Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.