La despedida

Deja recuerdos..lagrimas abrazos y un poco mas

Aquel me encontraba en una pequeña reunión que había preparado para celebrar la despedida de Jenny, después de una semana de ardua visita a la ciudad en la cual yo habito, y como lo había manifestado en mi historia “Un Día de Playa” invité a Ilse para que nos acompañase en tal acontecimiento social, a lo cual ella no se negó; cabe manifestar que mi intención era conocer algo más aquella pequeña pero hermosa niña que me había dejado totalmente cautivado por su excesiva belleza, en la ocasión que la conocería. Era ella una hermosa chica de algunos 1.55 de estatura, delgada, con cabello lizo, piel blanca, facciones finas, unas nalgas bien paraditas y senos acorde a su figura, en verdad es hermosa; Llegó para aquella ocasión vestida con un blue jean, blusa informal con tenis, su vestimenta era algo deportiva. Sólo con verla llegar a las instalaciones del bar del hotel, en el cual brindamos la recepción, procedí a atenderla en la mejor forma posible tratando por todos los medios de ahuyentar los buitres (mis amigos) que querían aprisionarla, todo me pedían que la presentase y que les permitiera estar con ellos, cosa a la que en manera disimulada me oponía, bien fuese ocupándome de momento en otras cosas o simplemente obviando si cometido y tomándolo como una “mamadera de gallo”. Luego de unos tragos, varias piezas de baile (lo cual hacía muy bien), la invité a que subiésemos a una habitación en el hotel (que había alquilado especialmente para aquel día teniendo en cuenta que pensé sería incoveniente meternos en la misma en que me encontraba hospedado con Jenny); una vez allí seguimos consumiendo licor de una botella de Whisky que había solicitado en la recepción, y comenzamos a charlar, buscando por i parte colocarle un poco de picante a nuestra conversación, la realidad es que no me fue muy difícil llegar al punto del sexo tomando como base lo acontecido en aquella ocasión en la playa, el que fuese fácil llegar a aquel tema obedeció quizá a los tragos, lo cual permitía que ella se inhibiera de cualquier pudor; así le manifesté que me sentía apenado con ella por no cumplir totalmente con todos los cometidos en aquella ocasión, por lo cual ella se negó a disculparme manifestando que si ambos habíamos fallado, no nos podíamos disculpar y que de todos modos la había pasado bien, entonces le propuse solucionar aquello y accedió en manera sumisa. Comenzamos a besarnos y dejarnos llevar por el calor de los cuerpos, a medida que subía tal calor nos despojábamos de nuestra vestimenta, las luces estaban a media claridad, ya habría ella quedado en ropa interior, cuando quedé totalmente fascinado por su escultural cuerpo, por lo cual ante un ruego de mi parte procedió a desfilar y danzar para mis ojos, se veía despampanente en aquella ropa interior, aquel hecho hizo que mi excitación aumentará rápidamente, entonces mientras danzaba aquella canción de Shakira (Ojos Así) en mi frente, yo sentado en el piso frente a ella, la tomé por su cintura y la hice caer de rodillas, la uní a mi cuerpo y nos dejamos caer sobre la alfombra, inmediatamente comencé a chupar sus tetas, mientras bajaba una de mis manos para meter un dedo en su concha, ella estaba totalmente mojada y excitada, mientras yo tampoco podría demorar mucho más sin meter mi falo en su concha, por lo cual no había saboreado muy bien sus pezones, cuando habiéndole quitado su panty, procedí a ingresar mi verga en su chocha, lo cual fue correspondido con una pequeña exclamación de placer, en nuestro lujurioso momento parecíamos de igual manera entender que deberíamos apresurarnos, toda vez que nuestra ausencia en el salón de baile sería, lo cual podría traer como consecuencia o que Jenny me saliese a buscar o por el contrario Carlos (su hermano) nos podría encontrar luego de alguna búsqueda si llegaren a preguntar por nosotros en la recepción del hotel. Sin embargo nuestro exquisito momento de sexo era aprovechado al máximo por nosotros, ya habíamos llegado a nuestro primer orgasmo, y para ese entonces me encontraba en busca de una segunda venida, chupa con vehemencia las mieles que emanaban de la concha de Ilse, que era delicada y bien durita, se notaba que apenas si había tenido un par de relaciones sexuales antes de ella, incluyendo la mía; ella se degustaba y man

ifestaba que jamás la habían chupado tan rico, eran exclamaciones que se notaban reales, apenas comenzaba a pasar nuevamente la punta de mi verga por sobre su concha esperando sacar un poco de placer de ella para luego proceder a introducir mi glande, cuando ingresó a la habitación Jenny, apenas si nos dio tiempo de despegarnos e intentar taparnos con algo, esperando la explotación de ella; por el contrario Jenniffer respondió en tono suave y algo perverso, que era justo lo que esperaba encontrar, entonces se desvistió tan rápido que aún no salíamos de nuestra sorpresa, entonces tomó mi verga entre sus manos y comenzó a chuparla, en busca de que se levantará nuevamente, puesto que la verdad es que estaba totalmente flácida luego de aquel impase, mientras que ordenaba a Ilse que le chupará el coño, a lo cual ella se negó puesto que nunca había sido del agrado, por lo cual manifesté a Jenny que la dejará marchar, pero ella manifestó que si no la complacíamos en aquella única ocasión muchas personas se enterarían de lo que había pasado con Ilse, en vista aquello ella accedió a cumplir con sus pedidos, puesto que podría ser la única afectada, yo la verdad no tenía nada de que apenarme. La orgía comenzó tal como ella lo esperaba, después de algún rato de buen sexo oral en el cual le metía toda mi lengua por su culo y su concha, me solicitó que metiera como nunca lo había hecho toda mi verga en su concha, procedí a mi cometido y le inserté todo el glande, la primera empujada fue tan fuerte que ella soltó un gemido, mejor grito de placer, pidió entonces que le siguiera empujando con la misma fuerza la verga a lo cual no me opuse, estaba ella en cuatro como una perrita con las piernas abiertas por lo cual mi verga entraba completamente en aquella vulva; mientras aquello pasó ordenó a Ilse a que se colocará frente a ella que le iba a chupar su chocha, podía ver yo como chupaba ella la concha de Ilse, y también pude ver cuando sacó de su bolso un vibrador para introducírselo en el culo a Ilse, quien se quiso oponer pero no pudo realizar muchas objeciones ante la inmediata manifestación de Jenny de lo que podía pasar, pasando esto a mi me ordenaba que la empujara, me sentía algo incomodo por la manera en que me ordenaba, entonces procedí a sacar mi verga en manera arbitraria, y de un solo empujón se la metí por el culo, en ese instante soltó algo a Ilse y pego otro grito, manifestando que le gustaba, que siguiera más fuerte, le empujaba con todas mis fuerzas, sabía que luego le iba a doler y era justo lo que yo buscaba, luego de un par de instantes, procedió ahora si a meterle el vibrador suavemente por el culo a Ilse, el consolador tenía un hilo al final de momento no entendía para que, pero luego pueda darme cuenta de su fin, el vibra había entrado totalmente en el culo deIlse, entonces sólo tenía el hilo para jalarlo de tal posición, minutos después de aquello Ilse gritaba en manera sobrenatural indicando que se había venido, y pedía a Jenny que le sacará el vibrador, mientras que yo le empujaba mucho más fuerte a Jenny para que cumpliera con la petición que le solicitaban, y así lo hizo; igual tampoco hubo mucho tiempo antes de que Jenny y yo nos viniésemos, ante mi venida aprovecho para comerse toda la leche, sin dejar gota por desperdiciar, después de eso juro que nunca nos iba a olvidar, que le perdonásemos la forma en que nos había dominado pero es que había soñado con estar con nosotros dos en aquella manera y pensó que no lo iba a cumplir, pero al vernos así no quiso desaprovechar la oportunidad más clara y quizá la única.

Autor: freorja

freorja ( arroba ) hotmail.com

Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.