La rubia del 40

Jóvenes y Cachondas, Polvazo, lluvia dorada, Madrid. Él invitó a la conductora del autobús a unas copas al terminar el turno y ella lo invitó a su casa. Verían una peli porno y algo mas…

Hola soy un chico de Madrid, tengo 21 años, utilizo mucho el autobús 40, y hace por lo menos un par de años que pusieron algunas conductoras en las líneas de autobús.

Aun recuerdo la tarde de Agosto en la que Madrid estaba desierto, me subí al autobús y allí estaba ella, 1,75, rubia, camisa azul, gafas de sol, y pintas de ” chica dura ” como me gustan a mí. Yo me situé detrás de ella, en el primer asiento reservado para ciegos, minusválidos, pero el autobús va vacío.. pelo corto, con las puntas azules, camiseta de Pit-Bull , gafas de sol, y pantalones de vinilo negro. Al picar mi abono en la maquina, la sonreí y la mire fijamente a los ojos, que ojazos, madre mía.. El trayecto seguía su curso y de repente vi como ella no dejaba de mirarme en el retrovisor.. cual fue mi sorpresa cuando se mordió un labio y paso la lengua de forma viciosa por su boca mientras me miraba, eso si , haciéndolo con disimulo para que no se percatasen los demás viajeros que parada a parada iban abandonando en autobús.

Estamos en la Pza de la República Dominicana y ya se ha bajado todo el mundo, así que creo que no sé si sabré superar la timidez o me lanzaré a por todas a ver que pasa.

— Nos hemos quedado solos.. > Dijo la autobusera sonriendo

— Si, la verdad es que si, cuando llega la segunda semana de Agosto parece que han tirado una bomba nuclear porque esto se queda desierto, pero me gusta mas, Madrid es más tranquilo.

— Si , menos mal que ya este es mi último viaje, termino el turno ahora, un compañero me esta esperando en Alfonso XIII para relevarme.

— Bueno, al menos tienes esa suerte porque llevaras trabajando todo el día, y debe ser muy pesado el conducir todo el día un autobús, y soportar a los tíos que se metan con tu forma de conducir y eso.

— Si, pero los tengo dominados. > Dijo sonriendo > — Oye, por cierto, he visto que llevas un piercing en la lengua ¿no ?

— Si, si lo llevo > Dije al tiempo en el que sacaba un poco la lengua para enseñarle mi barra atravesada con las dos bolas metálicas.

Me dijo que se llamaba Sonia, y estuve hablando un buen rato, con ella, tenia 26 años, y bueno me lancé y la propuse tomar un refresco y porque no.. salir por ahí de copas, nos fuimos a un bar que hay por allí y estuvimos un rato tomando unas copas, y conociéndonos un poco. Y seguidamente me invito a su casa para ver una película, nos habíamos caído bien.

Llegamos a su casa, y nada mas llegar se quito la camisa, el sostén y los pantalones quedándose tan solo con un tanga de seda morado.

— No te quitas la ropa?,mi casa es nudista.. así que tu veras, jeje

No lo dudé y me quedé con mis boxers, sin nada mas de ropa, nos sentamos en el sofá y empezamos a ver la película, con luz tenue, era una peli de acción, cuando termino la peli, empezamos a hablar de temas mas picantes, debido a que ella tenia Via Digital y estuvimos hablando sobre las pelis que ponían en el canal Palco X.. etc, así que sin dudarlo me dijo

— ¿ que tal si vemos una ?

Cogió el mando a distancia y compro la peli que en ese momento estaban echando…. en cuanto se recibió la orden, apareció una morena comiéndose dos rabos negros de un tamaño descomunal. La luz en la sala era mas tenue, y poco a poco el ambiente entre Sonia y yo se iba calentando por momentos. Empecé a deslizar mi mano por sus muslos, al tiempo en el que ella se retiraba el tanga y empezaba a masturbarse, mientras con la otra mano, empezó a acariciar el paquete que dejaban ver mis boxers, sus manos eran muy finas y se me empezó a poner durísima al sentir su mano en mi polla, me bajo el boxers, y me saco los 19cm a la vista… y comenzó un sube y baja muy suave.. mientras yo ya me había dado la vuelta y mi lengua estaba ya jugando con la suya.

Sus tetas eran bastante grandes, aunque con la camisa no lo aparentase.. empecé a saborear esos sonrosados pezones que ya estaban duros como piedras. Cogí el hielo de mi coca-cola y empecé a pasárselo por las tetas.. ella se contraía debido a que el frío del hielo con el calor de su cue

rpo le producía una sensación fabulosa.

Me fui poniendo de rodillas, y después de quitarle el tanga, empecé a recorrer con mi lengua aquellos muslos, aquella vulva, y aquel coño de Sonia, rubia natural pues solo tenia unos pequeños pelillos rubios en la parte superior. Mmmmmm , su coño sabia delicioso, sin duda era el mas rico de todos los que me había comido hasta la fecha, su sabor a miel, dulce y sabrosísima me transportaba a otro mundo mientras la bola de metal de mi lengua exploraba cada milímetro de su clítoris, cada parte de su vagina… ella me cogía de la cabeza y con sus suaves manos me apretaba contra su sexo.. hasta que sentí sus contracciones y como su corrida me inundaba la cara de flujo

— Me corroooooo que cabron eres, que bien comes el coño cabrónnnnn ¡!!

Después me subí encima del sofá y ella tumbada se metió mi polla en la boca y empezó a recorrerla con su lengua, a meterse mi glande en la boca, y devorarlo con pasión y con mucho muchísimo vicio. Mi polla ya estaba que no podía mas, así que me puse el condón y a cuatro patas sobre el sofá comencé a penetrarla por el coño, mientras ella masturbaba su clítoris y yo humedecía mi dedo índice y se lo iba introduciendo bien lubricado en saliva, dentro de su ano. Después seguí de rodillas, y me entretuve en saborear también su culo, lamiendo su ojete y metiendo la lengua en el, hasta que bien lubricado con mis lametones, comencé a introducir mi polla en el..

— Metemela por el culo, siiiii, cabron, me pones a topeeee ¡!

Mis embestidas iban cambiando de ritmo hasta que mi corrida era inminente, me puse delante de ella que con la lengua fuera espero el momento en que lancé mi caliente y espesa leche, en su boca, ella saboreo todo ..y se trago hasta la ultima gota de mi semen… fuimos al baño y me metió en la bañera.. y en cuclillas, la comí el coño otro poco, frunció el ceño y comenzó un chorro de meada, directamente en mi boca, recibí con mucho gusto aquel delicioso liquido caliente en mi boca. Trague y bebí todo lo que pude, el resto se escapa por mi boca, cayendo en mi pecho.. después nos duchamos, nos fumamos un cigarro y decidimos que quedaríamos mas veces..

 

Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.