Lucerito (III)

Romántico. Ruben y Lucerito planean la huida para comenzar una vida juntos, en un lugar apartado de la finca…en una ciudad conde nadie conoce a nadie, juntos para amarse como ya anteriormente lo hicieron el día que se conocieron.

Es tarde, debo volver a la casa, mi papá ya a de estar allá.

No puedes irte, nunca mas podrás dejarme, así como yo no podré vivir sin ti.

Lo se, pero no veo como poder estar juntos para siempre, si todo se interpone entre nosotros.

No, no es así, tu te puedes venir a vivir conmigo para siempre.

Como, como así ?.

Es mi secreto, confía en mi.

No, no..no puede haber secretos, dime como, mira que mi corazón se paraliza de angustia por tener que irme de tu lado.

Estas dispuesta a irte conmigo ?.

Si, si,.. siempre si; pero no seas cruel dime pronto, que si es posible.

Esta bien, escúchame bien, no digas nada a nadie, ve a tu casa, compórtate como siempre, mañana en la mañana te espero en la curva de la loma, donde te deje esta mañana y nos vamos para la ciudad.

Pero,…mi madrastra esta siempre en la casa y me vería salir con mi ropa.

No, No, no necesitas nada, vístete así como estas ahora, conmigo tendrás toda la ropa que necesites. Solamente trae contigo los documentos que necesites.

Cuales documentos ?, yo no tengo ninguno.

Si, si tienes, busca el registro de nacimiento; los certificados de la escuela. Eso es lo único que necesitamos.

No se; en la casa solo están las notas de la escuela, pero…el registro de nacimiento no se…de pronto lo tiene guardado mi papá.

Discretamente búscalo y guárdalo, si no lo encuentras no importa después lo podemos pedir por correo.

Esta bien, pero solo quiero saber…..si lo que me estas diciendo de irme contigo es posible ?.

Si, nuevamente te repito, confía en mi; no le digas nada a nadie y te repito, no permitas que la ansiedad te haga notar un comportamiento diferente al habitual.

Ruben….Papito…….me tengo que ir…; Un gemido salió de lo mas profundo de su ser.

Vamos, vamos, en pocas horas que para mi también serán eternas estaremos nuevamente juntos..

Quisiera que fuera ya de día, porque no nos vamos ahora ?.

No quiero que sospechen que tu desaparición coincida conmigo, nos encontrarían muy pronto; por eso pienso que mañana en la mañana te llevo a la ciudad y me regreso aquí a la finca y bajo al pueblo, para que me vean y no nos relacionen; me comprendes ?.

Tu decides de aquí en adelante lo mejor para ambos; si piensas que lo que me dices es lo que debemos hacer; así será.

Llegaron al borde del bosque, y sus manos se resistían a separarse no se dijeron una sola palabra mas mientras se miraban profundamente a los ojos. En un largo espació de tiempo, así estuvieron.

Luego Lucero se separó y velozmente emprendió el camino de su casa; Ruben alcanzó a gritarle: ” A las seis de la mañana, te espero “.

Lucero volteo a mirarlo y contesto; ” a las seis estaré contigo”.

Ruben paso toda la noche en vela, en su febril deseo construyo mentalmente lo que seria su vida de ese instante en adelante. Lo mismo le pasó a Lucero; tuvo la fortuna de encontrar en el armario del cuarto de su papá, una caja llena de papeles, donde estaba el registro de nacimiento de ella, el acta del matrimonió de sus padres, una cantidad de fotos y los certificados de estudió de ella; de todos los años anteriores.

Tomo de la caja los certificados, el registro, unas fotos y volvió a guardar todo lo demás. Colocó todo en una bolsa plástica debajo de la almohada de su cama y luego se entretuvo pensativa mirando sus pertenencias; el uniforme de la escuela, el vestido que usaba los días de fiesta, su ropa interior, sus zapatos; por ultimo decidió que para que no se dieran cuenta de su huida, era mejor hacer lo que le había dicho Ruben.

Alisto una bata que estaba limpia y planchada, los calzones mas nuevos, lo mismo que las sandalias que no hacia mucho le habían comprado; no llamaría la atención al fin y al cabo al día siguiente era sábado.

A las cinco de la mañana se levantó como de costumbre a preparar el café, mientras oía los ruidos que hacia su padre alistándose para salir a trabajar. A las cinco y veinte le sirvió el desayuno y lo vio salir, se asomó a verlo por la ventana hasta que lo perdió de vista y murmuro para si: “Hasta luego papá, cuídate”; su madrastra dormía hasta tarde, así que por ese lado no tendría problema, se percató de que la hornilla quedara apagada y salió.

Se encaminó por el potrero, loma arriba y diez minutos mas tarde llego a la cima de la loma; Ruben la estaba esperando.

Se subió al carro, no dijo nada, solamente se miraron intensamente un instante y Ruben arrancó.

Iban a ser las seis de la mañana cuando Ruben paso por el sitió donde el día anterior la había recogido, la volvió a mirar y se encontró con la límpida mirada de Lucero.

Algún día construiré un monumento en este sitió de la carretera para conmemorar el lugar donde nos encontramos por primera vez; que opinas ?.

Lucero no le contesto, solo lo miraba; estaba un poco pálida.

Tienes frío ?. Arrímate a mi.

Ella arrimo su cuerpo al de él, le colocó una mano en su pierna, y la cabeza sobre el hombro. Rato después dijo:

Me puedes decir ahora tu secreto, donde me llevas y como será nuestras vidas ?.

No habrá jamas un secreto entre los dos, vivo solo en un apartamento que me dejaron mis padres, mamá murió hace tres años y papá se volvió a casar, vive en Europa, estuvo aquí hace un mes y no volverá en muchos años, dejo organizando todo para que a mi no me falte nada.

Y, en la casa nadie preguntará que de donde aparecí yo ?.

No es una casa, es un apartamento en un edificio muy grande, ahí nadie sabe la vida de nadie y nadie se mete en la vida de uno; esa es la inmensa soledad de las ciudades. Al apartamento solo entra una empleada que se encarga del aseo, de prepararme la alimentación y alistarme la ropa.

Que dirá ella, cuando me vea ?.

Solo hasta el martes, regresará y para ese día tu estarás instalada, no tiene que saber nada más que tu eres mi hermanita.

No crees que se dará cuenta del engaño ?.

Si se da cuenta, allá ella, no tienes que preocuparte; si tu no estas de acuerdo la cambiamos y listo.

No, eso no, si trabaja es por que necesita. pero como es ella ?.

Se llama Rosa, tendrá unos veinticinco años, me gusta porque es seria y muy reservada, no se mete con nadie del edificio, los porteros la respetan, el marido la va a dejar y a traer.

Como te trata?; no conversas con ella ?.

Me trata de Joven, y solo conversamos acerca de lo que se pueda necesitar para la comida o el aseo. Cuando estuvo mi papá, no se enteró de nada, no sabe donde vive ni con quien, así que, lo mismo puede vivir en otra ciudad o en una finca, con el resto de la familia que se pueda imaginar.

Cuanto hace que trabaja para ti ?.

Hace unos seis meses, la contrate a través de una agencia. Antes quien te atendía ?.

María, que estaba con nosotros, cuando mamá vivía, algo así como ocho años, luego se casó con un policía y cuando lo trasladaron al esposo se fue para siempre. ç

Nadie mas va al apartamento ?.

En alguna oportunidad lleve a un amigo, por que preguntas ?.

No tienes mas familiares ?.

Si, pero ni siquiera saben donde vivo.

Guardaron silenció por un rato, luego Ruben sintió que Lucero cabeceaba como si estuviera dormida.

Amorcito; recuéstate sobre mi pierna y te duermas mas cómoda.

No, no quiero dormirme, cuéntame de tu prima.

Ya te conté todo lo había que contar, mejor cuéntame el otro secreto del “Cielo”.

Me da pena, no se lo que vas a pensar de mi.

Acuérdate que entre nosotros no habrá jamas un secreto.

Continuará….

Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.