Por fin

Por fin vi ayer a mi esposa ser cogida por un chico de 23 años, fue algo digno de contemplar a mi esposa ser penetrada por vez primera por un hombre.Nunca ella había cogido con mas conmigo, su esposo y su exmarido.


Solo de pensar en las escenas vividas me produce una erección que me la quitare masturbándome, reviviendo lo sucedido hace 24 horas, mi esposa esta dormida y no me atrevo a despertarla para cogérmela, prefiero masturbarme junto de ella de pie y descargar mi semen en su carita, esta tan profunda que no se dará cuenta, le limpiare su carita lamiendo mi venida, que no será muy abundante después de todo el sexo que hemos tenido en las ultimas horas.
Tengo por necesidad darme a conocer a mis pocos lectores, tengo casi 50 años de edad, mi esposa actual, ambos estamos casados en segundas nupcias, es una mujer de 47 años, bien conservada, senos chicos, buenas y duritas nalgas, es delgada y hace mucho ejercicio diario desde hace tiempo. Solo llevamos dos años de casados y tenemos sexo varias veces por semana. Últimamente para calentarnos fantaseamos estar con otras gentes por lo general la fantasía favorita es verla coger con un chico y terminando el cogérmela llena de semen calientito, eso nos produce a los dos orgasmos muy ricos.
Como esta fantasía es muy recurrente, decidimos llevarla a la realidad, pero la cuestión era ¿con quien?, debía cumplir este chico u hombre con ciertos requisitos, salud, de buen ver, ser educado, no vulgar y saber coger y hacer disfrutar a una mujer casada, ya no muy joven.
Platicando con un intimo amigo mío der esta situación y ambos con unas copas de mas, me confeso que el dejaba a su esposa coger con un chico a quien le pagaba una cierta cantidad sin que ella lo supiera, esto había tenido magníficos resultados, su esposa esta siempre de buen humor puesto que estaba satisfecha sexualmente. Su esposa, por supuesto amiga de la mía, cogía una y a veces dos veces por semana con este chico.
Esa noche le conté a mi esposa que podía contactar con un chico de unos 23 años que se la cogiera con toda discreción y por supuesto delante mío, ella se entusiasmo mucho y procedí sin demora a contactar con el chico, de nombre Samuel, le hable por teléfono y nos vimos para conocerlo y platicar de los planes para que se follara a mi esposa delante de mi. Quedamos que al otro día que pasaríamos por el a las 4 de la tarde en mi auto e iríamos a un motel cercano para llevar a cabo el esperado encuentro sexual.
Mi esposa casi no pudo dormir esperando con ansiedad el encuentro, sin demora a las 4 de la tarde pasamos por el, mi esposa de inmediato quedo bien impresionada, pues el chico es delgado alto, y me dijo tener una verga de 18 centímetros.
Llegamos al Motel y mi esposa me hace una sugerencia, que casi es condición, que la deje sola con el para poder coger con confianza si estar yo presente, que espera en el auto a que se la cogiera y después entraría yo a solas con ella para gozarla bien llena de venida del chico. Acepte sin reparos y vi cuando entraron al cuarto y yo me quede en el auto armado de paciencia y pensando que en un ratito por fin me podre coger a mi esposa llena de semen de otro.
Paso poco mas de una hora, cuando el chico salió, solo me comento que mi esposa era sensacional y que me estaba esperando para coger conmigo.
Cuando entre al cuarto me sorprendió un ambiente cargado de sexo, olía a semen, mi mujer desnuda acostada en la cama, me desvestí rápidamente y sin pensarlo mas le abrí las piernas para ver su coñito rebosando de semen, dirigí mi rostro a su sexo y comencé a darle una mamada saboreando el semen del chico, mi esposa me pedía mas y mas que la mamara bien y que gozara de sus coño recién cogido, no aguante mucho y me le subí para penétrala, creo que esta penetración es la que mas he disfrutado en mi vida, ella gemía de placer y me pedía que le diera verga, usando palabras vulgares que nunca le había oído decir, tales como estas y otras frases calientes y vulgares, no aguante mucho, mi orgasmo fue fuertísimo, creo que es el mas intenso que he tenido en mi vida. Ella también se vino y los dos quedamos rendidos y muy satisfechos.
Fin de la primera parte.

Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.