ASÍ FUE MI PRIMERA VEZ

Gay. Un joven está confundido con su sexualidad y el profesor le ayuda en todo lo que está en su mano

Debo decir que tengo 30 años. Siempre me gustaron (y me siguen gustando)

las mujeres, con las que tengo bastante éxito. No diré que soy un casanova,

pero sexo no me falta. Y hablando de esto, una de las cosas que más me

gustan del sexo es comerme un buen coño, y si es virgen, tanto mejor. Porque

un coño virgen es como más sabroso, más sano, su flujo es más natural. Y

además si es virgen, seguramente seré el primero en saborearlo y provocar

sensaciones únicas en esa chavala, y eso no tiene precio; y la otra es que

me hagan una buena mamada, y si la muchacha está de acuerdo, correrme en su

boquita. Y gracias a dios no me faltan virgencitas en la universidad donde doy

clases.

Pero bueno, a lo que iba: siempre me preguntaba, como puede ser que las

chicas se vuelvan locas por un buen nabo, que se deleiten chupando una polla

e incluso saboreen con fruición los chorros de semen que les tiramos en la

boca o incluso les guste lamer la tranca hasta dejarla limpita después de

echarles un polvazo. Y se me ocurrió que debería probar para que la próxima

vez que me lo hicieran supiera que pasaba por la cabeza de esa afortunada

mujercita (y por sus labios).

Y esta idea rondaba por mi cabeza hacía un par de meses.

Read more

Me gusta / No me gusta

EN LOS PROBADORES

Me llamo Daniel, soy un chico de unos 36 años y hasta hace muy poco tiempo sólo había tenido relaciones heterosexuales. Siempre he tenido un buen cuerpo, fibrado y con músculos marcados; me cuido bastante. Tengo el pelo oscuro, ojos marrón claro, gafas y perilla que ya empieza a encanecerse. Me dedico a la fotografía profesional.

Read more

Me gusta / No me gusta

Parte V. Fantasía y realidad en el sauna

Puedes leer la parte 4 de este relato: Parte IV. Del placer que me dio experimentar con un trio

La fantasía y la realidad a veces se encuentran. Cuando creí que mi noche se había arruinado, la realidad me hizo un regalo que no esperaba.

Como les conté antes, soy casado, sin problemas con las mujeres, y una vida sexual hetero bastante satisfactoria, a pesar de la edad.  Claro que a veces, sobre todo cuando me toca estar solo, se me vienen las ganas de repetir la deliciosa sensación de ser placenteramente acariciado, excitado y penetrado por un hombre, como lo fui en algunas pocas oportunidades anteriormente.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi primera vez termine

Hola a todos está es mi historia, soy una chica transexual hoy con 19 años lo que le boy a contar ocurrió cuando recién avía cumplido mis 18 años vivo en con mi tía y tío y mi prima de 19 años desde muy chiquito siempre fui un poco afeminado me gustaba ver a mi prima en ropa interior y sentía unas ganas de usar sus prendas mi prima se daba cuenta y una vez que estábamos solos ella me dijo Ven Marcos en esa época era mi nombre hoy soy Marisa ponte mi ropa quiero saber cómo te queda,

Read more

Me gusta / No me gusta

Parte IV. Del placer que me dio experimentar con un trio

Puedes leer la parte III de este relato: Parte III. Una chica trans me volvió loco

Por mi trabajo, debí viajar con un pequeño grupo de profesionales a una hermosa ciudad al sur de Brasil.  Al llegar el viernes, antes de retornar a nuestro origen, decidimos reunirnos a cenar todos juntos en el restaurante del hotel donde alojábamos, para celebrar el buen trabajo realizado. Luego de terminar la cena, con aperitivo, vino y bajativo, partió cada uno a su habitación a preparar el equipaje, para tomar el vuelo del día siguiente.

Read more

Me gusta / No me gusta

Parte III. Una chica trans me volvió loco

En mi segundo relato les conté lo confundido que quedé después de la segunda follada de mi vida, a tal punto que decidí evitar otro encuentro con mi amado desvirgador.  Sé que no fui correcto con él, que no consideré sus sentimientos, y hasta ahora me arrepiento de no haber actuado de otra forma. Pero en esa época ser homosexual era un estigma, y el miedo que me dio sentir tanto placer con el pene de ese hombre penetrándome, que cuando lo veía me escapaba o me refugiaba en mi grupo de amigas y amigos.  Finalmente, se dio cuenta de mi juego, y dejó de perseguirme.  Lo que yo no sabía entonces, es que cuando se prueba una buena verga, nunca dejarás de desearla, esa o cualquier otra.

Ver segunda parte de este relato.

Read more

Me gusta / No me gusta

Parte I: de cómo entregué mi virginidad.

Puedes leer todos los relatos de esta saga y de este autor

Soy un hombre ya mayor, que felizmente ha tenido una vida cargada de experiencias de todo tipo, y que desea compartir mi mayor secreto: como perdí mi virginidad anal. Sexualmente, me han gustado siempre las mujeres,  y he disfrutado siempre y sigo disfrutando del sexo con ellas. Pero pasó lo que les voy a relatar.

Read more

Me gusta / No me gusta

Una tarde de verano en el pantano

En este relato os contaré una de las primeras y más intensas experiencias sexuales de mi vida. Todo ocurrió hace tres veranos en el pantano cercano a mi ciudad.

En una calurosa tarde de agosto decidí salir a dar una vuelta en bicicleta. En un principio pedaleaba sin rumbo fijo pero, al no tener nada que hacer el resto de la tarde, decidí dirigirme al pantano, que se encuentra a unos diez kilómetros de mi casa. A mitad de camino empecé a sentir el calor, por lo que pensé que seria buena idea darme un baño una vez que llegase al pantano. Como no había planeado a donde iba cuando salí de casa, no llevaba bañador. Me acordé entonces que un amigo me había mencionado que el pantano tenía una zona nudista, y pensé que sería buena idea ir a bañarme allí.

Read more

Me gusta / No me gusta

Casado bien dotado

Buenas a todos, mi nombre es Pablo, tengo 25 años y soy de una pequeña ciudad del noreste de España. Físicamente soy un chico rubio de ojos azules, con barba y vello por todo el cuerpo. Mi cuerpo marcado pero no musculado y con tatuajes por el cuerpo. Desde hace 4 años mantengo una relación estable con mi pareja, a la cual amo con locura, pero anterior a conocerle a él, tuve unos años de mucha gloria, en los cuales me ceñiré para escribiros varios relatos.

Descubrí que era gay en la adolescencia, pero hasta los 18 no empecé a mantener relaciones con hombres, y digo hombres porque no me gustan los chicos jóvenes, me gustan los hombres maduros.

Mi primer encuentro con un madurete lo tuve una tarde de verano, en una zona de baño del río que pasa por la ciudad, yo que soy muy ingenuo, no sabía que en esta zona del río había ambiente gay.

Read more

Me gusta / No me gusta

OBRAS EN FRENTE DE MI PISO

Me llamo Daniel, soy un chico de unos 36 años y hasta hace muy poco tiempo sólo había tenido relaciones heterosexuales. Siempre he tenido un buen cuerpo, fibrado y con músculos marcados; me cuido bastante. Tengo el pelo oscuro, ojos marrón claro, gafas y perilla que ya empieza a encanecerse.

La historia comienza una mañana de Agosto. Yo disfrutaba plácidamente de un sueño reparador en mi cama cuando me despertó un ruido atronador. Me recompuse y miré por el ventanal; los vecinos del bloque de enfrente estaban de obras. No daba crédito. Soy fotógrafo profesional y ese mes es el que menos trabajo suelo tener, así que aprovecho al máximo para descansar y dedicarme a mí mismo. Había dos obreros que estaban montando los andamios. El día pintaba de lo más entretenido (nótese cierta ironía); para no desanimarme quería aprovechar el día realizando algunas tareas. Me obligué a limpiar y a recoger un poco la casa. Ordené los armarios, la cocina, tiré trastos viejos, etc. Al llegar el mediodía no tenía muchas ganas de ensuciar la cocina que había dejado impecable, así que pedí un poco de sushi y me lo comí viendo la tele.

Read more

Me gusta / No me gusta

Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 3)

Puedes leer la segunda parte de este relato: Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 2)

HASTA QUE POR FIN LO PUDIMOS HACER

Debo confesar que nunca creí que seria posible, desde hace 6 o 7 meses conozco a un chico que vive en Usme, se llama Pedro y tiene 31 años, trabaja en una finca y es el encargado de todas las labores en lo concerniente al ganado, tiene a sus disposición trabajadores, empezamos como inician las cosas entre dos personas que se conocen por Internet, habíamos estado hablando periódicamente sobre temas de morbo aunque el enfoque inicial de este era conocerme como pareja lo cierto es que no tenia la intención de ir mas allá que una simple tarde de sexo. Por causas del destino no había sido posible encontrarnos ya fuera por nuestros trabajos, o por mi pareja (si, tengo pareja y que…), o por tiempo, incluso llego a tener un accidente donde salio quemado y tuvo que ser hospitalizado.

Tanta espera entre los dos comenzó a desesperarnos, en especial a él, y las cosas se tornaron aun mas pesadas cuando se entero que tenia pareja, de cualquier forma un día me dio un ultimátum:

– Mire C****o, en serio quiero conocerlo, Usted me gusta mucho, pero sea serio, deje las mentiras, yo se que tiene pareja, si lo que quiere es sexo dígamelo y ya, pero deje de mariquear conmigo… – (siempre me ha gustado como ese aire rural que tiene al hablar, como golpeado, sin duda eso y su cuerpo me tienen loco)

Read more

Me gusta / No me gusta

EL HOTEL DE LA PLAYA

Mi experiencia en mis vacaciones de verano

Me llamo Daniel, soy un chico de unos 36 años y hasta hace muy poco tiempo sólo había tenido relaciones heterosexuales. Siempre he tenido un buen cuerpo, fibrado y con músculos marcados; me cuido bastante. Tengo el pelo oscuro, ojos marrón claro, gafas y perilla que ya empieza a encanecerse.

La historia comienza un día de Julio. Soy fotógrafo profesional y vivo en la ciudad. Me crié de pequeño en un pueblo de montaña y una de las cosas que más me falta en mi pueblo y en la ciudad que vivo ahora es el mar. Así que, durante mis vacaciones de verano, decidí pasar una semana en la playa.

Read more

Me gusta / No me gusta

Un recuerdo inolvidable

Hola muchacho, no me queda más que escribirte esta carta.

Hoy mis manos, tuvieron a bien recordar aquel momento en que mis ojos descubrieron sobre la superficie de tus pants una protuberancia que le indicaron a mi emoción, que era ahí hacia adonde tanto había soñado que mis manos se acercaran. fue en ese momento en que mis manos sintieron por fin lo que años le llevó a mi cerebro tomar la decisión de enfrentar y decidir tener el valor para sentir lo deseado.

No olvido como mis manos ansiosas y tímidas a la vez, sintieron tu cuerpo en ese lugar tan específico, no olvidan y recuerdan con intensidad casi presencial esa protuberancia a través de la tela, como, con aquellos suaves roces, tu virilidad inició su despertar. sentí, no lo olvido como tomó fuerza mi necesidad de sentirte sin intermediarios, ni cómo mi pena y recato se hicieron a un lado, permitiendo que mi deseo les superara y asumiera el control absoluto de mis actos, permitiendo que mis sueños y deseos se despertaran en toda su intensidad. Ya no me importaba nada, te sentí entre mis manos, te vi y te sentí crecer y desarrollar tu virilidad, sentí la dureza y firmeza de tu miembro entre mis manos, cálido y turgente, creciendo a mi contacto, respondiendo a mis caricias. No olvido aunque quisiera, que mis emociones afloraban sin recato, que mi cuerpo despertaba como nunca lo había echo sino en sueños que creía equivocados.

Read more

Me gusta / No me gusta

HISTORIAS DE UN INVERTIDO

Mientras me limpiaba la cara de los restos de semen, Joan preparaba dos gin-tonics. Se acercó al sillón desde donde, apenas pocos minutos antes, el de pie y yo sentado le hice una mamada, hasta hacerle estallar de placer, anegándo mi boca y mi cara de un semen salado y abundante.

Depositó los gin-tonics en la mesita de centro y se sentó en el sofá, sonriéndome con la satisfacción del que ha pasado un buen rato. Joan era un hombre maduro, 52 o 53 años, alto, que mantenía con gimnasio la barriga y la flaccidez a raya.

Lo había visto en el patio de entrada del piso de veraneo, él era propietario de uno de los pisos y volvía de llevar a su mujer al trabajo en el turno de tarde. Yo volvía, de la parada de taxis, donde deje a los cinco italianos, cuatro chicos y una chica de vuelta a su país. Durante 10 días mi amo me había cedido a los italianos con los que conectó por internet para que fuera su criado sexual. Todo previo acuerdo firmado por todas las partes, por supuesto.  

Read more

Me gusta / No me gusta

El tan ansiado momento…

Hola, me llamo Carlos, tengo 41 años, les contaré algo que me sucedió el año pasado.
Soy contador, por trabajo viajo con cierta frecuencia a ciudades como Monterrey y cdmx, desde niño he sentido deseos ocultos de estar con un hombre maduro, de ser poseído, por eso cada que viajó busco contactos con hombres de esas ciudades, muchos intentos fallidos hasta que por fin se me dio.
En abril me asignaron un viaje a cdmx, estaría 4 días por lo que me di a la tarea de buscar maduros en una página de sexo gay, así me pase un buen rato hasta que encontré uno que en su perfil coincidía con lo que yo quería, era activo 58 años y discreto, le escribí y por suerte me contestó de inmediato, empezamos a platicar de nuestros gustos sexuales y coincidimos, parecía que desde ese momento se daba la química, antes de dar el paso definitivo decidimos liberar nuestras fotos desnudos, cuál sería mi sorpresa al ver que estaba muy bien dotado, tenía una verga gruesa y cabezona, con unas venas que la hacían ver preciosa, definitivamente era con lo que desde chico había fantaseado.

Read more

Me gusta / No me gusta