Mi mujer entre dos fuegos

Hace ya varias noches, mi mujer y yo nos quedamos solos en , habíamos llevado a los críos a pasar la noche en casa de la , lo que nos dejaba una linda noche solo para los dos… o al menos eso pensamos.

Le propuse salir a caminar:

– Quiero que te pongas muy , te quiero lucir esta noche, pero no te vayas a poner brassiere.

Read more

Me gusta / No me gusta

Taxi para tres

Hace mucho ya imaginamos un trío con él. Pero primero imaginábamos alguna manera de acercarnos, conocernos mejor, romper el hielo y calentar la piel.

Es así que salimos hace un par de noches a tomar unos tragos. Nos encontramos en la esquina del bar, tú y yo nos saludamos cálidamente (como siempre), él te saludó muy educadamente, y cuando me saludó, se le veía algo temeroso, tal vez nervioso por lo que posiblemente pasaría.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi mujer trabaja hasta tarde

Este relato me lo contó mi mujer, luego de, bueno, ya lo sabrán al leerlo. Disfrútenlo:

Yo trabajo como profesora en una universidad del cono norte de Lima, y a veces por horario debo salir después de las 10:30 pm, lo que me obliga a buscar con quien salir, pues la zona es algo peligrosa de noche.

Read more

Me gusta / No me gusta

Un viaje de noche

En un relato anterior había contado ya del inesperado lado exhibicionista de mi mujer, y más aún, de cómo había disfrutado ser compartida. Hacía ya varios años que, durante nuestras sesiones de sexo, compartíamos algunas fantasías; esto la calentaba mucho, le gustaba que le fuese describiendo las situaciones con mucho detalle, su imaginación iba haciendo el resto. Una de las fantasías de las que hablábamos con cierta frecuencia era la de tener sexo en un bus, yendo de una ciudad a otra, viajando de noche, mientras los demás pasajeros duermen. Muchas veces habíamos conversado sobre eso, habíamos imaginado muchas veces cómo sería, pero nunca habíamos tenido oportunidad de llevarla a cabo. Luego de mucho tiempo ese día llegó.

Read more

Me gusta / No me gusta

La terraza del bar

Era viernes por la noche y mi “A” llegaba en el autobús, ambos habíamos tenido una semana sin complicaciones y yo estaba ansioso por verla, abrazarla y estar con ella.

Como de costumbre, llegó en bus desde su preciosa ciudad costera y yo fui a recogerla, hacía una temperatura de primavera espléndida, así que en vez de con el coche fui andando a esperar que llegara. Cuando por fin llegó su autobús y se bajó nos fundimos en un fuerte abrazo y nos besamos con ansiedad, ella traía unos leggins así que al tocarla pude sentir perfectamente su culo redondito y me puse a cien. Cogí su maleta y decidimos ir dando un paseo a mi casa para dejar la maleta y que fuera al baño después del viaje que había realizado, para salir a la calle tranquilos a tomar unas cervezas y cenar y disfrutar de la maravillosa noche que hacía.

Read more

Me gusta / No me gusta

A los pies de mi esposa

Cuando mi actual mujer aceptó casarse conmigo, estaba seguro que sería capaz de hacerla feliz por el resto de mi vida. Yo estaba perdidamente enamorado de ella y, por consiguiente, haría todo lo posible para satisfacer cada uno de sus deseos, anhelos y caprichos. Creía firmemente que el amor incontenible que sentía y siento por ella podría romper con cualquier barrera que nos pusiera la vida.
Eso era lo que pensaba cuando aún no habíamos tenido la que para ella fue una muy decepcionante noche de bodas. Ambos veníamos de familias ultra católicas y tremendamente conservadoras, por lo que los dos habíamos decidido llegar vírgenes al matrimonio. Aunque eso significara que nuestra única actividad hasta la noche de bodas, durante dos años noviazgo, fuera darnos besos con lengua, abrazos, y uno que otro toqueteo en el trasero, pero siempre sobre la ropa.

Read more

Me gusta / No me gusta

mi esposa y un senor mayor

mi esposa   es alta mide 5 pies  10 pulgadas delgada 23 años hermosa unas piernas que todos desean poder acariciarlas tengo un amigo un senor de 45 años trabaja en construccion igual que yo trabajamos en lo mismo en companias diferentes pero como hacemos la misma clase de trabajo siempre estamos en contacto la cosa es que el biene a mi casa seguido y siempre mira a mi esposa con ganas de cojersela

Read more

Me gusta / No me gusta

mi esposa cristina de calienta vergas con los vendedores

Otra de las aventuras de cristina, fue hace poco, cuando me dijo que había comprado algo de ropa y se la iban a llevar a la casa,

Yo de principio pensé que no podía pasar nada malo, hasta que después de unos minutos de que me dijo eso, salió de la recamara vestida únicamente con una pequeña bata semitransparente, que dejaba ver perfectamente su ropa interior, me le quede viendo algo extrañado y le dije,

– ya estás pensando en estar de puta, verdad., cristina,

Ella solo me sonrió y me dijo,

– bien sabes que si me sale algo interesante, pues no voy a dejar pasar la oportunidad, además el chico que me atendió ayer estaba bastante guapo y espero que sea el quien me la traiga, así que mejor ni digas nada,

Read more

Me gusta / No me gusta

ESPOSA COMPARTIDA parte 2

segunda parte donde mi esposa empieza a ser compartida

Hola a todos nuevamente hoy les contare lo que sucedió después de esa noche en la cual roberto se había quedado a dormir en mi casa y mi esposa inicio a ser compartida…

Para aquellos que aun no han leído la primera parte les dejo el link para que nos acompañen en esta historia  la cual con gusto les comparto

https://relatos.marqueze.net/esposa-compartida-parte-1/

Read more

Me gusta / No me gusta

Marisabel y su bombacha turquesa

Esta es una historia real que me sucedió hace dos años, por lo que los nombres, las profesiones, los lugares y las nacionalidades han sido cambiados, ya que quiero que se mantenga la relación; estaba yo viajando por Europa del Este cuando conocí en un micro a una pareja de panameños muy simpáticos, el se llama Pablo y ella Marisabel, de unos 23 años ambos, estuvimos charlando bastante tiempo y al llegar de vuelta a Budapest nos despedimos, quedamos en contacto vía Facebook, escribiendo cada tanto desde mi llegada a Argentina.

Read more

Me gusta / No me gusta

Europa en Interrail

Viaje en Interrail Europa
Un verano Bryan me dijo que recorreríamos Europa en Interrail, que era más barato y podíamos ver diversas ciudades y por la noche viajaríamos en tren cama y disfrutaríamos más del viaje, a la vez que nos ahorrábamos los hoteles.
Fuimos hasta Paris y disfrutamos de la ciudad de la luz y del amor, cuando terminamos nos fuimos a la estación de Gare de l’Est, donde cogeríamos el tren hacia la estación de München Hbf en Alemania, tomamos un café esperando a subir al tren, cuando subimos al tren fuimos a buscar nuestro departamento, y cual fue nuestra sorpresa al ver que estábamos en departamentos separados ( al sacar los billetes por internet se ve que Bryan tuvo un error) fuimos al mío y al abrir la puerta tuvimos la sorpresa de que dentro había un joven de unos 28 o 30 años acomodado en el, el departamento tenía dos camas y una pequeña mesilla donde el joven estaba leyendo un libro, le explicamos el problema y él muy educadamente nos enseñó el billete, comprobamos que estaba todo correcto.

Read more

Me gusta / No me gusta

La primera vez que dos pollas penetraron en mi cuerpo

Objetivo gozar

Hola de nuevo amigos, soy Selena y en esta ocasión os quiero contar un hecho que me ocurrió volviendo del trabajo.

En aquella época yo tenía veinte años recién cumpliditos y ya tenía un hijo, lo tuve con 19, y nada más tenerlo, me apunté a un gimnasio para recuperar la figura, con mucho esfuerzo, la cintura volvió a su lugar, pero mis pechos siguieron grandes, ya que alimentaba a mi hijo con ellos.

Read more

Me gusta / No me gusta

Con las bragas en la mano

Este fue el año en el que la mayoría de mi círculo más cercano cumplimos 50 años, las cifras redondas siempre son motivo para celebraciones especiales. Las tres primeras fueron divertidas, conseguir reunir a amigos del cumpleañero de todas sus épocas y círculos, daba lugar a reencuentros emotivos, noches de historias y recuerdos de otras épocas. A partir de la cuarta la cosa ya empezó a decaer, se convirtieron más en un compromiso social que en una fiesta de viejos amigos. Corría el mes de julio cuando me llamo la mujer de un amigo invitándome a la fiesta de su marido Juan. Mar, la mujer de mi amigo, había decidido preparar ella misma la fiesta sorpresa a su marido. A diferencia de las otras, además de sus amigos de toda la vida, invitaría también a sus respectivas parejas. Aunque le agradecí la invitación y confirme mi asistencia, el plan no me emocionaba nada, si los cumpleaños ya me estaban aburriendo, este rodeado de matrimonios, se me antojaba que sería un tostón. Más parecido a unas bodas de plata que a una fiesta de cumpleaños.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mis vecinos nuevos 2

Despues de la cogida con mi vecino me fui a bañar ya que estaba toda transpirada y chupoteada, durante el baño me masturbe hasta no parar, estaba muy caliente por culpa de el. Esa tarde me cambie para ir a la universidad (estudio de noche), no queria ir como siempre con el tipico jean queria que los hombres cuando me vieran se vuelvan locos entonces me puse una pollera negra muy cortita y una linda remerita a la cual le hice un nudo.
Read more

Me gusta / No me gusta