El acrónimo MILF, del inglés Mom I’d Like to Fuck (se traduce en la mayor parte de Hispanoamérica como MQMC, Mamá Que Me Cogería; en España como MQMF, Madre Que Me Follaría) hace referencia a las mujeres que a una edad madura son sexualmente deseables. Normalmente una MILF se corresponde con cualquier mujer atractiva que, por su edad, podría ser la madre del que usa el término.

Susana y Emilia

Como les conté en anteriores relatos, soy alumno particular y amante de Susana, mi profesora particular de matemáticas a la que desde mi casa me obligan a ir sin saber que en sus clases no solamente se estudia matemáticas sino también anatomía practica (al menos es lo que estudio yo y al menos dos camaradas de clases más hasta donde yo se). Recuerden tambien que Susana es dueña de un gimnasio en el que enseñan varias profesoras más jóvenes que ella, una más linda que la otra, aunque en esta ocasión les contare lo que nos ocurrió con una de ellas, Emilia, que luego nos enteramos es prima de Susana. Se ve que la madre naturaleza a dotado a las mujeres de esa familia con bellos atributos corporales e inconfundibles tendencias ninfómanas.

Read more

Me gusta / No me gusta

Desgarro anal de Lucia

Hace tiempo que no me veía con Carmen quien desde que se casó con tu tipo mayor comenzó a frecuentar otros círculos. Carmen es una mujer espectacular, próxima a los cuarenta se mantiene muy bien. Con su metro setenta y sus tetas de 120 da el tipo de actriz porno. Un fin de semana estábamos en un bar de copas con Nuria, la esposa de mi jefe, y con mi primo Javi y nos la encontramos con su marido y unos amigos de este. Nuria, una mujer de 35 años muy atractiva. De estatura pequeña y delgada, tiene un culo bien redondo y unas grandes tetas siliconadas. Carmen nos invitó a sumarnos a su mesa. Al rato el marido de Carmen le  propuso a Lucia directamente que folle con él y sus amigos por 300 euros. Lucia dijo que estaba con nosotros a lo que el hombre respondió que 500 euros y que nosotros podíamos ir.

Read more

Me gusta / No me gusta

Fiesta de Año Nuevo

Para festejar el año nuevo quedamos el primer viernes del año varios chicos en el chalet del padre de mi amigo Manuel. La intención era que acudieran varias mujeres y nos la pasáramos bien. Además de Manuel, estábamos yo y mi primo Javi, Carlos, Alexis y Paco. Además, Luis vino con su vecina, Ana una casada de 32 años que se conserva bastante, flaca de cerca de 1.70 mts y pechos no muy grandes. También vino Héctor con la mujer de su padre, Alicia una cincuentona bien putona a la que le va la marcha. Aparte acudieron a la cita Lucia, una profesora de instituto casada de 35 años, nalgona y caderona, de tetas grandes, y estatura mediana y finalmente Lorena, una infaltable, una mujer rubia de 44 años y 1.60 de estatura, con unas tetas naturales voluminosas, unas caderas de fantasía, y nalgas paradas. Lorena está divorciada y es adicta al sexo.

Read more

Me gusta / No me gusta

Petra

Petra, la mamá de mi amigo, convierte mi calentura en algo más.

Petra en las piedras

Su nombre puede pasar por una excentricidad, pero para mí era de lo más común del mundo. Traté con ese nombre desde que entré por primera vez a la casa de Antonio y me presentó a su mamá. Petra era un nombre alocado que me sonaba perfecto. Había tenido a Antonio saliendo de la veintena, después de muchos años de buscarlo infructuosamente. A todos los que trataban con él alguna que otra vez les había dicho:

—No sabés lo que lo buscamos a este pibe.
Era nieta de europeos emigrantes, sus abuelos huyeron de la guerra, de algún lugar de los Balcanes, aunque nunca supe exactamente de dónde. Petra conoció al papá de Antonio en la universidad. Él llegó a ser un médico exitoso y ella nunca terminó de estudiar. Aunque pasé buena parte de mis tardes de adolescente en su casa, recién en el verano posterior a nuestro último año del colegio pasó algo que definió nuestra relación para siempre.

Read more

Me gusta / No me gusta

Con mi Suegra todo es Felicidad,Parte I

Mi nombre es Adrian y les contaré como paro teniendo sexo con mi suegra.  Tengo 32 años y recién me casaba con mi esposa, una morena espectacular de mi misma edad, ella salió embarazada y tuvimos que dejar la casa que yo estaba terminando de construir para ir a vivir a casa de mis suegros por pedido de mi esposa, ahí en casa de mis suegros mi suegro trabajaba fuera de la ciudad y venía cada 4 semanas, mi suegra se llama Diana, es una mujer color canela, alta, de rostro bello y cuerpo muy bien formado… Esa mujer jalaba más miradas en la calle que mi misma esposa. El tiempo que mi suegra quedaba sola en casa era un agasajo para mis ojos: el Jean que usaba a diario delineando su exquisito trasero, sus blusas de botones entreabiertos regalando a mi vista los senos más tentadores que en toda mi vida vi, faldas con unas pantorrillas que alucinaba en mis hombros… y un cabello castaño ondeado amarrado, que soñaba con jalarlo en la cama.
Ella me tenía mucho cariño pues era muy hacendoso y atendía a su hija como a Reyna y siempre decía que le hubiese gustado encontrar un hombre como yo, pues su esposo es muy desatento, Ella me atendía mejor que su hija, no le gustaba que su hija haga nada, ella me lavaba y me planchaba contra mi voluntad, pero le gustaba hacerlo, mi esposa estaba pasándola muy mal con su embarazo por los diferentes síntomas que este trae.
Un buen día mientras ella lavaba yo estaba libre del trabajo y subí a ayudarle, en el momento que llegue solo tenia que tender la ropa, al sacar parte de la ropa encontré unas trusas muy pequeñas y unos sostenes muy grandes, yo conozco la ropa de mi mujer y al instante supe que era de mi suegra.. ella se reía al ver como yo tendía su ropa todo embobado y dijo: mi ropa es más sexy que la de mi hija no?. Ante aquella pregunta solo atiné a decirle: tendría que verla puesta para poder opinar…!!!
Ante mi respuesta ella dijo: Pues salgamos de la duda…!!!

Read more

Me gusta / No me gusta

Más travesuras en la casa

Había pasado aproximadamente una hora desde que me había cogido a la señora de la casa dentro de la bañera. No dejaba de pensar con preocupación en la que me metería si quedaba embarazada de mí. ¡Carajo! Yo, siendo un joven de 20 años, ¿cómo podría mantener a esa rubia tan excitante con lo que ganaba? Todavía me costaba trabajo darme a la idea de que su vagina ya la había explorado, algo que en principio me hubiera parecido imposible. Mujeres como ella por lo regular siempre buscan a hombres con dinero que las pueden complacer en cuanto a lujos…, pero en la pasión son peores que aprendices. Yo no me considero un maestro en la materia, pero mi imaginación vuela tanto que a veces me da miedo pensar en cosas tan enfermizas y sucias. También se lo debo gracias a mi querida compañera de preparatoria; mi querida Frida, aquella que me hizo explorar los límites más asquerosos y enfermizos del sexo. Ella me hizo conocer esos territorios que muchos (o por lo menos que estén sanos) no se atreven a explorar por lo repugnantes que son… Pero bueno, esa ya será otra historia que contaré en un futuro. Como iba diciendo, la señora andaba por toda la casa completamente desnuda y tarareando canciones que nunca logré reconocer. A pesar de sus 40 años su cuerpo no tenía arrugas ni sus piernas se veían con celulitis, sin mencionar de que eran muy largas y carnosas. Su piel blanca y bronceada se le veía en condiciones perfectas e incluso aparentaba menos edad.  Era muy alta; estimo que medía como 1.79. Yo mido 1.83 y la verdad es que no se notaba mucho la diferencia. Mientras seguía exhibiéndose, sólo trataba de seguir con lo mío pero cada vez era más difícil al verle su enorme culo y sus pechos rebotando al dar simples pasos. A lo lejos se lograba ver muy bien el pequeño triángulo de vello púbico que le hice  en el pubis, ¡y vaya que le gustaba!

Read more

Me gusta / No me gusta

El nuevo trabajo de mi mujer V Final

Después de su Ascenso la actitud de mi mujer cambio, más segura, más abierta, mas sexual, a mí en casa me tenía loco con las historias que me contaba del trabajo y teníamos una vida sexual más activa que nunca pues, según ordenaron Silvia y Jean Claude, seguía sin ser penetrada en el trabajo y llegaba a casa cachondísima. En la oficina, en caso de calentón extremo, solo tenía que llamar por teléfono y cualquier becario se arrodillaba ante su mesa comiéndola el coño hasta correrse en su boca.

Dejó su antigua ropa a un lado y empezó a vestir mas sexy, elegante y provocativa a la vez. Al trabajo iba siempre vestida con trajes de ejecutiva, tacón alto, medias o pantys y, por lo que pude curiosear en sus cajones, nunca llevaba ni bragas ni sujetador. Empezó a utilizar prendas de Sado que combinaba elegantemente con su ropa, faldas de cuero, algún que otro corpiño, incluso cruces de latex que cubrían sus pezones. Ya solo respondía ante Silvia y Jean Claude con los que actuaba de forma sumisa aunque cambiaba al Rol de Ama en cuanto salía de su despacho.

Read more

Me gusta / No me gusta

Cumpleaños de Lorena

Fue el 44 cumpleaños de Lorena, una mujer de 1.60 de estatura, con unas tetas naturales voluminosas, unas caderas de fantasía, y nalgas paradas. Lorena está divorciada y es adicta al sexo en grupo y le va la marcha. Una semana antes del cumpleaños hablamos de que con el pretexto de la celebración podíamos organizar algo especial para ella. Quedamos la tarde del cumpleaños en una habitación de un hotel de cinco estrellas. Invitamos a la celebración a mi primo Javi, y a Carlos y a Manuel. Lorena puso como condición que todos los participantes estuvieran bien dotados. Además me adelanto que traería Viagra para que le respondamos al máximo los cuatro.

Empezamos tomando cava. Enseguida todos comenzamos a chulearla diciendo cosas agradables y adulándole sus tetas. Al rato Lorena se puso de pie y se levantó su falda y se quitó la tanga, yo le di un beso y al mismo tiempo puse mi mano en sus piernas y la subí hasta que su raja rasurada se podía ver, seguí besándola, y ella se comenzó a calentar. Entonces le solté los botones de su blusa y le saque sus tetas.

Read more

Me gusta / No me gusta

El casting de Brenda y Jade

Con varios de mis amigos fuimos a Benidorm a un bar liberal. La entrada para chicos cuesta 30€ e incluye una bebida. Estuvimos un rato pero no había demasiado ambiente así que decidimos marcharnos a buscar diversión a otro sitio. Mientras estuvimos en el bar, en la barra había una pareja. Un hombre corpulento de unos cincuenta subidos y una mujer menuda.  Una MILF de 32 años, que resulto llamarse Brenda. Una gringa que apenas chapurrea el castellano,  delgada que mide 1.60 de estatura, y tiene unos senos exquisitos medianos y duritos, y unas nalgas paraditas. Al salir del bar ellos lo hicieron también. El hombre se nos acercó y nos dijo con acento extranjero, si me dais 20€ cada uno les dejo que le hagan un bukake a mi mujer. Los chupara a todos y luego podéis correros en su cara, pero no quiero ninguna foto ni que nadie se pase de ahí.

Al principio nos sorprendió pero después vimos que el hombre iba en serio. Le dimos el dinero y fuimos todos al baño de una gasolinera. Enseguida ella comenzó a chupársela  a Mario. Poco a poco la cosa se fue calentado, y mis amigos empezaron a animarla “Vamos puta chupa”. Algunos en su turno la agarraban de la cabeza metiéndole sus pollas enteras dentro de la boca, alguno estuvo a punto de hacerla vomitar. Poco a poco todos fuimos corriéndosnos, Brenda se tragó una buena parte de las corridas pero parte del semen estaba en su pelo, sus ojos, e incluso en el escote.

Read more

Me gusta / No me gusta

Maduras Anonimas Cap. 02

Puedes leer la primera parte de Maduras Anónimas.

Habían pasado un par de días desde mi primera experiencia con una madura. Me encontraba desesperado y ansioso por volver a follar otra vez, pero lamentablemente eso no era posible. Tenía que esperar hasta la siguiente reunión, la cual no llegaría sino hasta varios días después.
Las cosas continuaban con normalidad en el complejo departamental. Mi madre seguía con su horario irregular de doctora, a veces pasando todo el día en casa y otras dejándome solo la mayor parte del día.
Yo continuaba con mis paseos por el lugar, tratando de fijarme más en las señoras e intentando memorizar sus números de departamento para las próximas visitas.
Me excitaba el imaginar cuantas de esas maduras serian parte de la urna, que clase de fetiches tendrían, como se comportarían en la cama. A veces sentía que la polla me iba a explotar de solo imaginarlo.
Mis ratos en solitario los pasaba en la computadora buscando técnicas y consejos para poder complacer mejor a mis próximas amantes.

Read more

Me gusta / No me gusta

La rubia lujuriosa en la bañera

Era mi segundo día trabajando en aquella casa lujosa. El señor, como siempre, se había ido y la niña apenas la conocía debido a que sus clases empezaban a las 7:00 de la mañana y mi hora de entrada era media hora después. Aún no podía creer lo que me había pasado. Era casi igual a como en un vídeo porno, donde todo es actuado y lejos de la realidad. Pero no en mi caso, aunque debo confesar que aquel encuentro había sido muy rápido. Después de que la señora me hubiera hecho beber sus fluidos, me agradeció, después subió a su cuarto y minutos más tarde bajó vestida formalmente y luego se fue en su camioneta… Ni siquiera un adiós me dijo.

Read more

Me gusta / No me gusta

La señora rubia y sus secretos

Y ahí estaba otra vez, caminando por las calles con la cabeza baja y desanimado por la situación. Nuevamente me habían rechazado en un empleo con el clásico : “nosotros te llamamos”, llamada que, por cierto, no he recibido hasta el momento. Por donde me encontraba era una zona de casas adineradas, zona llena con gente poderosa.

Cuando llegué a cierta lujosa casa (la cual no puedo mencionar por seguridad), mi desánimo desapareció cuando vi en la puerta un cartel que decía: “Se solicita empleado (a) funcional en el hogar” $4,000 SEMANALES a tratar.  ¡Mierda!, exclamé. No lo pensé dos veces cuando me decidí a tocar la puerta… Nadie abría. Luego otra vez… Y otra hasta que me cansé y mejor decidí irme. Justo después de haber dado dos o tres pasos, me abrió un hombre bien vestido y con cara de gente importante. “Buenos días”, me saludó. Yo le respondí y le dije que me había interesado el anuncio. Inmediatamente me dejó pasar. ¡Mierda!,dije otra vez en mi mente. ¡Era una casa de en sueños! Parecía una de esas para pasar el verano o algo así. Luego el hombre, muy amablemente me ofreció un vaso con agua mientras me invitaba a sentarme en uno de sus cómodos sillones. Luego de su hospitalidad fuimos al tema fuerte. Me empezó a preguntar de mí como persona. Si hay algo que nunca me ha fallado es la facilidad con la que domino las palabras, aunque sean mentiras. El sujeto le gustó mi perfil; de igual manera me dijo que su anterior sirvienta (mujer) había renunciado sin decir nada. Estábamos por estrechar las manos casi como si hubiéramos hecho un trato de empresarios…, cuando en ese momento apareció la esposa del hombre. Era una mujer blanca, de pelo rubio el cual era muy largo, muy alta (más por sus tacones) y con un culo de en sueños que, aunque no podía ver, su pantalón ajustado pronunciaba muy bien sus caderas. Era como la típica rubia tetona que se ven en los centros comerciales o lugares de lujo… Oh, vaya que era una puta de pechos grandes. No se le veían caídos ni mucho menos parecía que se los había operado. Con la camisa blanca que llevaba puesta incluso le podía ver los pezones . Le calculé 38 años (en realidad tiene 40). La mujer, a la prefiero llamar Anabelia, no se esforzó siquiera de sonreír. “Buenos días”, me atreví a decirle, pero la muy puta ni siquiera me dio la cara. El caso es que se fue y no la volví a ver sino hasta el siguiente día, que fue mi primer día trabajando para esos ricos.

Read more

Me gusta / No me gusta

Rough 3

Capítulo Routh 2 disponible para leer.

La Cena

Pasaba el tiempo y yo debía volver a casa, era tarde así que decidí tomar la iniciativa y le envié un mensaje.

“Debo volver a casa así que si no me dices algo, acabare mi consumición y me iré…”

Espere su respuesta que no tardo.

“Mira PUTA aquí se hace lo que yo digo y estarás el tiempo que sea necesario, así que llama a tu casa y di que llegaras más tarde, incluso a lo mejor mucho más tarde… entendido ZORRA?”

La verdad me fastidio, pero su autoridad me excitaba, así que le conteste que sí.

Read more

Me gusta / No me gusta

Patricia y su Ñieto, algo Inesperado

Bueno, lo que les contare fue la confesión de mi amiga patricia, ella tiene 61 años cumplidos, una mujer trabajadora y dedicada a su familia, con malas relaciones incluyendo a su ex marido, tiene dos hijas la mayor, Andrea y la segunda Manuela. Pero lo que contare se centra en el Hijo de Andrea, Andres que actualmente tiene 19 años. Todo empezó una mañana cuando Andrea tenia que ir a su trabajo le pidió a su madre que bañara a su hijo por que ella no tenia tiempo. Bueno Patricia se tenia que bañar también y llevo a su nieto a la ducha para bañarlo, hasta que sonó el teléfono, y ella se puso de lado en la tina para hablar, en ese momento andres le dijo.

Abueli, le paso el jabón por la espalda,

ella le contesta, si andy hazlo

Read more

Me gusta / No me gusta

Primer trío con mi profe de matemáticas

Como les conté en mis dos relatos anteriores, tengo una profesora particular de matemáticas con la que tengo una relación muy especial, una relación de lujuria y sexo indescriptiblemente digna de un film porno. Lo que nunca me hubiera imaginado es que ella (Susana) no solamente sostenía una relación así conmigo sino que era bastante más golosa de lo que yo pensaba ya que aparentemente sostenía una relación similar con algunos mas de mis camaradas de clases.

Me vengo a enterar de esto un atardecer de un tórrido día de verano, esos con nubes grises oscuras que tiñen el cielo presagiando una fuerte tormenta. Yo tenía que prepararme durante el verano como de costumbre para rendir y me dirigía a casa de mi lujuriosa profesora a llevarle el programa del curso y arreglar con ella los horarios de clase para el verano que recién comenzaba.

Read more

Me gusta / No me gusta

Rough

Nunca pensé verme inmersa en una situación así.

Me llamo Inmaculada, tengo 37 años y trabajo en una empresa turística, casada y enamorada, con una hija adolescente y muy guapa, y una vida desahogada y sin sobresaltos hasta hace unos meses.

Esta es mi historia de esos meses que están cambiando mi vida.

No me quejo de mi físico, casi 1,70, buen cuerpo, siempre hice y hago deporte, pechos grandes (T80-85d) pero duros y levantados aun, caderas no muy anchas, pero culo respingón y deseado por los hombres, algo que he descubierto a mi pesar en los últimos meses, Rubia natural, piel blanca y bien cuidada.

Read more

Me gusta / No me gusta

Dos maduras y una jovencita

Con Nuria la esposa de mi jefe cada tanto follamos, incluso ella alguna vez se sumó a una orgia con mis amigos. Ella es mujer de 35 años de edad, de estatura pequeña y delgada, con un culo bien redondo y unas grandes tetas siliconadas. Os cuento que la semana pasada: fuimos con ella a visitar a su prima Myriam una mujer de 43 años y a su marido Pepe Myriam es algo gordita pero con un buen cuerpo y tetas grandes. Nuria me había dicho que Myriam y Pepe son swingers y que Myriam le había dicho que a Pepe le gustaría follar con Nuria. La idea era pasar el día con ellos follando los cuatro.

Read more

Me gusta / No me gusta

Follada por cuatro pollas

Dolores es una mujer recién divorciada de su esposo que comenzó a ir hace unas semanas al gimnasio de mi primo Javi. Tiene 36 años y un cuerpo bien formado. Es delgada pero algo musculosa, sus glúteos son grandes y parados, y sus senos son grandes redondos y bien parados. Desde que llegó al gimnasio, varios de los asistentes pensamos en tener un rollo con ella. La semana pasada dolores se quedó más tarde que las demás mujeres haciendo bicicleta. Estábamos allí, Javi, yo, Carlos y Juan. Después de un rato, Javi que es el instructor, se acercó a dolores y le dijo que estaba muy sexy. Luego le propuso tener un rollo y dolores se mostró receptiva.

Read more

Me gusta / No me gusta

CLASE PARTICULAR DE MATEMÁTICAS LUEGO DE MI APUESTA

Como les había contado en mi anterior relato, luego de una apuesta me convertí en amante de Susana, mi irresistible profesora particular de matemáticas.

Luego de aquella nuestra primera vez cuando nos hicimos amantes, no podía dejar de pensar en ella, en su cuerpo maduro escultural y firme; en esas hermosas y ajustadas calzas que normalmente viste un poco por comodidad, un poco por la doble actividad que realiza enseñando matemáticas y conduciendo un gimnasio, y por supuesto porque una calza ajustada es la prenda perfecta para potenciar la figura sugerente de una mujer madura hermosa dejando traslucir sus diminutas y excitantes bikinis que enloquecen a quien la mire.

Read more

Me gusta / No me gusta