De colegiala a prostituta cibernetica

Hola gente de todo relatos como están? Mi nombre es Elizabeth Sousa tengo 18 años y vivo e Venezuela, le doy una breve descripción de mi apariencia, soy de piel morena algo que nos caracteriza a nosotras las venezolanas jajá si bien no tengo muchas nalgas tengo tengo unas tetas de infarto de la cual me siento muy orgullosa.  No soy muy alta pero tampoco soy tan bajita mi estatura es normal  1,60.

Read more

Me gusta / No me gusta

EXPERIENCIA REAL. INFIELES POR CONVENIENCIA. PARTE II

De vuelta al trabajo habitual yo percibía que Regina me esquivaba. Me contestaba siempre con monosílabos y evitaba cualquier encuentro conmigo. Yo entendí que tenía mucha vergüenza después de nuestra conversación. Se habría dado cuenta que había hablado de más con una persona que apenas conocía. Pero no lo tomé en cuenta y lo dejé pasar. Al fin y al cabo la veía cinco minutos al entrar en el trabajo y otros cinco al salir. Así que, ¿para qué preocuparse?
Pero un día de noviembre eso cambió. Salgo del trabajo, voy en mi coche y al llegar a un cruce veo a Regina parada en el semáforo. Estaba lloviendo a cantaros, con viento. Se la había doblado el paraguas y estaba empapada. Paré el vehículo y baje la ventanilla…. “
– Regina, ¿Dónde vas?, venga estás chorreando.
Me dijo que precisamente ese día tenía el coche en el mecánico, y que iba a la estación de Atocha a coger el tren para llegar a casa.

Read more

Me gusta / No me gusta

una noche en el gimnasio.

Esta es mi primera historia, pero espero que no sea la última.

Mi nombre es cesar soy de saltillo Coahuila, soy güero mido 1.85 talla 32 tengo 21 años.

Todo comenzó cuando era niño yo siempre fui gordito por lo que en la secundaria me metieron a hacer ejercicio y ahí fue cuando me desarrolle a los 18 años ya estaba bastante marcado del cuerpo por lo que honestamente le atraía la atención mucho a las chicas d mi prepa pero a mí no me llamaban mucho la atención un día me fui al extranjero a Alemania donde tuve mi riera relación con el hijo del dueño de la casa con el que me quedaba fuimos novios pero cuando regrese a México todo se terminó.

Cuando regrese a México lo primero que hice fue volver al gym salude a todos y pues a conocer caras nuevas cosa x peo yo solía vender suplementos y vitaminas para ganar algo extra, un día mi entrenador se tuvo que ir a queretaro por una oportunidad muy buena que le avian ofreido y entro alguien a remplazarlo se llamaba Javier parecía de 26 años a lo mucho media casi 2 metros a mi pares, muy moreno o negro je. Y exageradamente musculoso.

Read more

Me gusta / No me gusta

Follado en baño público con espectador inesperado.

Esto que voy a contar, ocurrió hace ya unos cuantos años. En la ciudad que ocurrieron los acontecimientos; totalmente reales; hoy a cambiado algo, pero los que conozcan la ciudad, se darán cuenta de cual es, y los lugares en que ocurrió.

Aquél día andaba caliente como una perra en celo. Tenía ganas de que me follaran bien follado.

Read more

Me gusta / No me gusta

Fantasías de inicio (I)

Primera vez
… una fantasía

Llevaba unos dias en casa de mis primos de Oriente, eran los años 70 en Cuba y una de las pocas formas de pasar las vacaciones para un adolescente era visitar a su familia de otra provincia.

Yo había ido ese verano con mis padres y hermanos a casa de nuestra familia en las Tunas, donde la vida cerca de los animales y el campo era algo totalmente novedoso e interesante. Para mi, que desde muy pequeño me sentía atraído por los chicos, lo mas interesante eran los animales y mi primo Juanca. Desde que llegamos mi primo y yo éramos inseparables, cada dia me enseñaba algo diferente, y el asociar sexo a su persona se fue convirtiendo poco a poco en algo recurrente.

Read more

Me gusta / No me gusta

Quiero que seas mi hembra en la casa y mi puta en la cama!

Hola mi nombre es Rafael, yo vivo en la cdmx. Soy varonil Tengo 38 años, 175 de altura, 88kg y muy velludo.

Lo que les voy a contar pasó en el verano de 2017. Hacia mucho que no cogía y andaba caliente esos días. Un Jueves Decidí salir al famoso Antro Toms por una copa . Fue en esa noche que vi por la primera vez a Fernando. Un macho, bien varonil de 1,85 de altura, musculoso , nalgón de piel morena, 48 años. Vestía una camisa de cuadrados justa y abierta que le enseñaba sus pectorales bien definidos y sus pezones duros. Traía un pantalón de mezclilla justo con un bulto que me traía loco. No sabia yo que ese hombre terminaría por cambiar mi vida para siempre.

Read more

Me gusta / No me gusta

EL TAXISTA

Primero que todo ¡Hola! , soy lector asiduo y un escritor recurrente. Empezare por presentarme me llamo Fernando tengo actualmente 27 años, Mexicano y actualmente vivo en el sur del país pero eh vivido casi en todos los estados; empecé una vida sexual a muy temprana edad y fui muy “relajado”, actualmente eh cambiado, pero algunas costumbres nunca se olvidan.
Mido 166, moreno claro, con complexión normal y buenas piernas ya que me gusta correr; no soy muy asiduo a hacer ejercicio pero mi cuerpo se mantiene. Dicen que tengo una cara bonita pero lo que más atrae a las personas de mi es mi dualidad puedo ser una persona realmente sumisa cuando alguien es dominante y súper dominante cuando alguien me gusta y es sumisa y tímida.

Read more

Me gusta / No me gusta

Sometido por mi primo y su olor a macho

Toqué el timbre del departamento. Acababa de llegar a Mar del Plata, cargado de bolsos. De pronto llegó hasta mí un intenso olor a hombre. Podía sentir esa estela de virilidad, mientras él se acercaba a la puerta. “Pasa”, me ordenó, seco como siempre, aunque no lo veía hacía unos cuantos meses y había recorrido unos 400 km. Él llevaba bermudas, y estaba con el torso y los pies desnudos. Ese cuerpo, que pesaría unos 100 kilos, transpiraba como un toro. Se había dejado una barba tupida, y llevaba la cabeza rapada.

El tipo estaba una vez más medio dado vuelta, según atestiguaban las botellas de cerveza y el cementerio de cigarrillos que, acumulados, se dejaban ver al fondo del ambiente, desparramados sobre la mesa. Ese flaco corpulento era mi primo.  Unos 28 años, el tipo con quien había descubierto la sexualidad. Varios años antes, había cedido a su propuesta de masturbarnos el uno al otro. En la práctica, el apenas tocó mi pene unos segundos, mientras que yo seguí al pie de la letra la consigna de agitar el suyo conscienzudamente hasta que eyaculó.

Read more

Me gusta / No me gusta

Los Encantos de Papi (Parte 2)

Como película repetida, a cada momento pasaban por la mente de Anne escenas de los tórridos encuentros de la incestuosa, pero ya irrenunciable relación con su propio padre en los lugares que los habían tenido, y ya en varias ocasiones.

Papi había sido un fogoso amante de su hija mayor. Todo había comenzado solo unos meses atrás, pero sentía como que habían pasado años siéndolo.

Read more

Me gusta / No me gusta

un par de tragos provocan un segundo encuentro

Yo tan solo iba a acompañarla por una cerveza y la llevaría a su casa como un buen amigo, pero tras dos cervezas y un camino hablando de bobada y media llegamos a la calle en la que vive, platicamos un poco y acto seguido comencé a besarla, pero eso no era lo relevante. Ella estaba nerviosa y en realidad no tenia muchas ganas, pero las ganas aparecieron cuando empecé a acariciar su pecho, el punto débil de mi Carmen, recuerdo que mame de su pecho como si me prometieran la vida eterna, primero su teta izquierda y después un poco la derecha, su mano sobre el pantalón acariciando mi miembro y mi mano entre sus piernas sintiendo lo caliente de su rajada y escuchando como se excitaba cada vez más. Lamentablemente ese día solo sirvió como preámbulo para lo que nos esperaba de nuevo en un hotel; una guerra donde el poco tiempo que teníamos lo aprovecharíamos hasta que nos doliera seguir cogiendo.
Era un sábado y ella acepto acompañarme a mi y un par de amigos a un partido de futbol,terminando quisimos comer un poco e ir a dejar a mis amigos primero, puesto que su casa era la mas lejana, despues de dejarlos optamos por comprar un par de bebidas preparadas en una tienda y tomarlas en el cohce. “que quieres que hagamos?” esa frase aun me retumba y al recordarla vuelvo a sentirme excitado. platicamos un poco y optamos por ir a un hotel, un lugar diferente y solo con la promesa de coger el par de horas que teniamos disponibles.

Read more

Me gusta / No me gusta

El tan ansiado momento…

Hola, me llamo Carlos, tengo 41 años, les contaré algo que me sucedió el año pasado.
Soy contador, por trabajo viajo con cierta frecuencia a ciudades como Monterrey y cdmx, desde niño he sentido deseos ocultos de estar con un hombre maduro, de ser poseído, por eso cada que viajó busco contactos con hombres de esas ciudades, muchos intentos fallidos hasta que por fin se me dio.
En abril me asignaron un viaje a cdmx, estaría 4 días por lo que me di a la tarea de buscar maduros en una página de sexo gay, así me pase un buen rato hasta que encontré uno que en su perfil coincidía con lo que yo quería, era activo 58 años y discreto, le escribí y por suerte me contestó de inmediato, empezamos a platicar de nuestros gustos sexuales y coincidimos, parecía que desde ese momento se daba la química, antes de dar el paso definitivo decidimos liberar nuestras fotos desnudos, cuál sería mi sorpresa al ver que estaba muy bien dotado, tenía una verga gruesa y cabezona, con unas venas que la hacían ver preciosa, definitivamente era con lo que desde chico había fantaseado.

Read more

Me gusta / No me gusta

EXPERIENCIA REAL. INFIELES POR CONVENIENCIA. PARTE I

Hola a tod@s
Esto es una historia real. De cómo me convertí en el amante ocasional de una compañera de trabajo, como iniciamos esa relación… y como terminó.
No he tenido muchas relaciones con mujeres en mi vida, no soy un conquistador, que más quisiera yo, porque siempre me han gustado mucho las mujeres, desde muy niño. Pero siempre las he visto muy inalcanzables. Y siempre tenía miedo al rechazo, a que me dijeran que no. ¿Mejor modo de evitarlo? No exponerte. Me gustaba una chica y no la pedía nada por no escuchar la negativa.
Me hace gracia la expresión pagafantas…. yo soy uno de ellos. Me lo han dicho muchas veces… “dile algo a esa tía, si esta por ti” y yo pensaba, “venga, y si me dice…. te estás equivocando” vaya corte. Así que mejor no arriesgarse y no aguantar la vergüenza.

Vamos, que si no me dice una mujer “hazme tuya” , yo, quieto, parao….
Pero vamos a lo que iba a contar…. como tuve una amante…..

Read more

Me gusta / No me gusta

Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 2)

Puedes leer la primera parte de este relato: Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 1)

ESO ME TOMO POR SORPRESA

Esta es otra de las experiencias un poco ortodoxas de mi vida sexual, esta también ocurrió aquí en Bogotá.

Como de costumbre me encontraba caliente y pues tenia varias opciones: Grindr, Badoo, Facebook, Chatgaybogota, Skype; estuve navegando durante un largo tiempo pero nada prometedor salia, no había nadie interesante o lo suficientemente serio como para ir a tener una buena cesión de sexo, tras pensar en desistir recordé que mientras vivía en B*********a la mayoría de mis encuentros sexuales los concretaba por latinchat y manhunt, así que intente primero por la sala de chats pero sorprendentemente había desaparecido, en su lugar habilitaron una sala de chats que la verdad no parecía nada prometedora, no había de otra: manhunt.

Tras estar unos 10 minutos recibí un mensaje:

GUERRERO36 te ha enviado un guiño-

Al ingresar a su perfil la verdad no me llamo mucho la atención: tenia unas 4 o 5 fotos ninguna privada y tampoco ninguna que mostrara algo de mi interés (si es que ya me hice entender: penes, culo, esas cosas); su introducción decía algo que me dio a entender que buscaba gente para pasar momentos agradables, esto sin duda me hacia pensar que era otro mojigato más, seguí leyendo; las siguientes lineas eran una prosa que no me moleste en leer detenidamente, algo así como: -si no te importa el físico…- esto de por si me dio algo de mala espina, no es que yo sea un Adonis o el modelo 2018 pero tampoco era desagradable a la vista, por lo que leer que buscaba personas a las que no les importara lo físico ya era la primera alarma.

Read more

Me gusta / No me gusta

Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 1)

ASÍ CUMPLÍ UNA DE MIS FANTASIAS

Debo empezar diciendo que no soy de Bogotá Colombia, en mi ciudad natal (la cual no pienso revelar) hay unos cuantos SPAs y Saunas donde gente de todo tipo va a desaguar sus deseos, yo desde los 25 años había asistido periódicamente a estos lugares, y ese día salí temprano de mi trabajo para poder conocer algún sitio puesto que ya me encontraba radicado aquí.

Tras revisar una reconocida página de Internet me decidí por uno que se encuentra en Chapinero (para mi es el mejor de todos), camine desde mi casa hasta llegar al sitio y con un poco de nervios decidí entrar, me entendió un man de 23 o 24 años, alto, moreno, delgado, algo amanerado, esto último me desanimo un poco puesto que realmente estaba bueno, pague la entrada y camine a mis anchas, puesto la mejor manera de entrar a este tipo de sitios es con seguridad.

Al primero que me tope fue al masajista, un tipo de unos 34 o 36 años, alto, muy alto, de piel canela, barba de 4 o 5 días, casi rapado, musculoso a mas no poder, ojos verdes, con sus brazos completamente tatuados, me saludo y me ofreció sus servicios, le agradecí y me dirigí a mi locker.

Tras desvestirme y quedar en bóxer (usar toallas o taparrabos me da oso, nada con el buen bóxer) y cerrar el casillero, camine para reconocer el sitio y empecé a mirar a quienes podía ver, en ese momento eran las 2:30 pm por lo que casi no había nadie, así que sin más entre al sauna, en el habían 2 hombres, con la oscuridad del lugar me era difícil determinar cómo eran, estuve 10 minutos con los ojos cerrados, disfrutando del calor, escuchando como uno de los tipos gemía y trataba de no hacer tanto ruido, para mí era obvio el otro tipo estaba haciéndole una felación (mamada), abrí los ojos y efectivamente, se percibía la silueta de uno de los tipos de rodillas como si le estuviera pidiendo algo, con su cabeza en la entrepierna y haciendo un movimiento que me fue fácil identificar, me levante, mi tour debía continuar.

Read more

Me gusta / No me gusta

Con mi Suegra todo es Felicidad,Parte I

Mi nombre es Adrian y les contaré como paro teniendo sexo con mi suegra.  Tengo 32 años y recién me casaba con mi esposa, una morena espectacular de mi misma edad, ella salió embarazada y tuvimos que dejar la casa que yo estaba terminando de construir para ir a vivir a casa de mis suegros por pedido de mi esposa, ahí en casa de mis suegros mi suegro trabajaba fuera de la ciudad y venía cada 4 semanas, mi suegra se llama Diana, es una mujer color canela, alta, de rostro bello y cuerpo muy bien formado… Esa mujer jalaba más miradas en la calle que mi misma esposa. El tiempo que mi suegra quedaba sola en casa era un agasajo para mis ojos: el Jean que usaba a diario delineando su exquisito trasero, sus blusas de botones entreabiertos regalando a mi vista los senos más tentadores que en toda mi vida vi, faldas con unas pantorrillas que alucinaba en mis hombros… y un cabello castaño ondeado amarrado, que soñaba con jalarlo en la cama.
Ella me tenía mucho cariño pues era muy hacendoso y atendía a su hija como a Reyna y siempre decía que le hubiese gustado encontrar un hombre como yo, pues su esposo es muy desatento, Ella me atendía mejor que su hija, no le gustaba que su hija haga nada, ella me lavaba y me planchaba contra mi voluntad, pero le gustaba hacerlo, mi esposa estaba pasándola muy mal con su embarazo por los diferentes síntomas que este trae.
Un buen día mientras ella lavaba yo estaba libre del trabajo y subí a ayudarle, en el momento que llegue solo tenia que tender la ropa, al sacar parte de la ropa encontré unas trusas muy pequeñas y unos sostenes muy grandes, yo conozco la ropa de mi mujer y al instante supe que era de mi suegra.. ella se reía al ver como yo tendía su ropa todo embobado y dijo: mi ropa es más sexy que la de mi hija no?. Ante aquella pregunta solo atiné a decirle: tendría que verla puesta para poder opinar…!!!
Ante mi respuesta ella dijo: Pues salgamos de la duda…!!!

Read more

Me gusta / No me gusta

Más travesuras en la casa

Había pasado aproximadamente una hora desde que me había cogido a la señora de la casa dentro de la bañera. No dejaba de pensar con preocupación en la que me metería si quedaba embarazada de mí. ¡Carajo! Yo, siendo un joven de 20 años, ¿cómo podría mantener a esa rubia tan excitante con lo que ganaba? Todavía me costaba trabajo darme a la idea de que su vagina ya la había explorado, algo que en principio me hubiera parecido imposible. Mujeres como ella por lo regular siempre buscan a hombres con dinero que las pueden complacer en cuanto a lujos…, pero en la pasión son peores que aprendices. Yo no me considero un maestro en la materia, pero mi imaginación vuela tanto que a veces me da miedo pensar en cosas tan enfermizas y sucias. También se lo debo gracias a mi querida compañera de preparatoria; mi querida Frida, aquella que me hizo explorar los límites más asquerosos y enfermizos del sexo. Ella me hizo conocer esos territorios que muchos (o por lo menos que estén sanos) no se atreven a explorar por lo repugnantes que son… Pero bueno, esa ya será otra historia que contaré en un futuro. Como iba diciendo, la señora andaba por toda la casa completamente desnuda y tarareando canciones que nunca logré reconocer. A pesar de sus 40 años su cuerpo no tenía arrugas ni sus piernas se veían con celulitis, sin mencionar de que eran muy largas y carnosas. Su piel blanca y bronceada se le veía en condiciones perfectas e incluso aparentaba menos edad.  Era muy alta; estimo que medía como 1.79. Yo mido 1.83 y la verdad es que no se notaba mucho la diferencia. Mientras seguía exhibiéndose, sólo trataba de seguir con lo mío pero cada vez era más difícil al verle su enorme culo y sus pechos rebotando al dar simples pasos. A lo lejos se lograba ver muy bien el pequeño triángulo de vello púbico que le hice  en el pubis, ¡y vaya que le gustaba!

Read more

Me gusta / No me gusta

Paty tardó años en darme el culo

Por cuestiones de política estudiantil, cuando estudiaba el bachillerato, tenía que hacer labor en planteles diferentes, además del mío, en esas visitas conocí a muchos estudiantes inmersos en el movimiento estudiantil, una de ellas era Paty.

Paty, joven, como todos, es bajita, 1.50 de estatura, cabello negro largo, rizado, senos medianos que lucía con blusas escotadas, cintura esbelta y unas prominentes nalga que, siempre, llevaba enfundadas en pantalones de mezclilla, como la mayoría.
En las asambleas, Paty era muy participativa, siempre hacía propuestas -muchas de ellas extremas- por eso se hizo notar pronto, muy pronto, y yo fui uno de quienes la notamos.

A pesar de tener comisión en la política, nos las arreglábamos para cumplir en clases, pasábamos mucho tiempo juntos dentro y fuera de la escuela. Fue una tarde que cancelaron la asamblea cuando, no por accidente, nos besamos, pasamos toda la tarde con besos y caricias, en la escuela, en la banca de un parque, en el autobús a su casa y debajo de un árbol cerca de la misma, ninguno de los dos era virgen y queríamos disfrutar uno del otro

Read more

Me gusta / No me gusta

Por drogarme termine mal

Bueno las historias que cuento son reales, no me gusta andar inventando deseos sexuales que tengo en mi cabeza, y cuando algo sale a la luz todos se enteran y mas cuando el pueblo donde uno vive es chico, esta historia real me la conto una intima amiga de esta chica y luego el propio hemano, a medida que me iba contando me iba imaginando todo y termine con la verga chorreando, por supuesto que la escribí en primera persona pero es tal cual me la conto su amiga.

Por estar drogada, esto es real y la verdad al principio me gustó pero después termine mal y toda mi familia se enteró lo que había hecho.

Me llamo caty, tengo 37 años y vivo con mi novio los dos solos, soy de cuerpo normal lo único que me destaca es que tengo la concha muy grande y parece como hinchada en estado normal, o sea que soy bien Conchuda y de labios grandes Jaja.

Read more

Me gusta / No me gusta

La señora rubia y sus secretos

Y ahí estaba otra vez, caminando por las calles con la cabeza baja y desanimado por la situación. Nuevamente me habían rechazado en un empleo con el clásico : “nosotros te llamamos”, llamada que, por cierto, no he recibido hasta el momento. Por donde me encontraba era una zona de casas adineradas, zona llena con gente poderosa.

Cuando llegué a cierta lujosa casa (la cual no puedo mencionar por seguridad), mi desánimo desapareció cuando vi en la puerta un cartel que decía: “Se solicita empleado (a) funcional en el hogar” $4,000 SEMANALES a tratar.  ¡Mierda!, exclamé. No lo pensé dos veces cuando me decidí a tocar la puerta… Nadie abría. Luego otra vez… Y otra hasta que me cansé y mejor decidí irme. Justo después de haber dado dos o tres pasos, me abrió un hombre bien vestido y con cara de gente importante. “Buenos días”, me saludó. Yo le respondí y le dije que me había interesado el anuncio. Inmediatamente me dejó pasar. ¡Mierda!,dije otra vez en mi mente. ¡Era una casa de en sueños! Parecía una de esas para pasar el verano o algo así. Luego el hombre, muy amablemente me ofreció un vaso con agua mientras me invitaba a sentarme en uno de sus cómodos sillones. Luego de su hospitalidad fuimos al tema fuerte. Me empezó a preguntar de mí como persona. Si hay algo que nunca me ha fallado es la facilidad con la que domino las palabras, aunque sean mentiras. El sujeto le gustó mi perfil; de igual manera me dijo que su anterior sirvienta (mujer) había renunciado sin decir nada. Estábamos por estrechar las manos casi como si hubiéramos hecho un trato de empresarios…, cuando en ese momento apareció la esposa del hombre. Era una mujer blanca, de pelo rubio el cual era muy largo, muy alta (más por sus tacones) y con un culo de en sueños que, aunque no podía ver, su pantalón ajustado pronunciaba muy bien sus caderas. Era como la típica rubia tetona que se ven en los centros comerciales o lugares de lujo… Oh, vaya que era una puta de pechos grandes. No se le veían caídos ni mucho menos parecía que se los había operado. Con la camisa blanca que llevaba puesta incluso le podía ver los pezones . Le calculé 38 años (en realidad tiene 40). La mujer, a la prefiero llamar Anabelia, no se esforzó siquiera de sonreír. “Buenos días”, me atreví a decirle, pero la muy puta ni siquiera me dio la cara. El caso es que se fue y no la volví a ver sino hasta el siguiente día, que fue mi primer día trabajando para esos ricos.

Read more

Me gusta / No me gusta

Yaz, buen culo, cuñada de mi jefe

Después de mi divorcio, por motivos de trabajo, me trasladé al norte del país, a Monterrey, Nuevo León. Ahí mi patrón abriría oficinas y yo como encargado.
Yaz cursaba en su segundo matrimonio, su esposo también divorciado previamente y, con cuatro adolescentes por mantener (dos cada uno) el trabajar ambos era obligatorio; él, saliendo seguido por su labor, a veces por varios días y ella dando clases en la universidad o asesorías particulares en casa.
Tan entrados ambos en el trabajo que su matrimonio entraba en dificultades, casi no se veían, hababan poco y, del sexo, ni hablar, cero contacto.
Una mañana, esperando en la oficina, la ví entrar, preguntó por el patrón, respondiendo que no estaba. Hizo un gesto de angustia, diciendo que tenía un problema y, sabedor que al jefe le gustaba que atendiésemos bien al cliente, me ofrecí a ayudar después de haberme presentado.

Read more

Me gusta / No me gusta