Mi amigo me hace suyo

Cuando estaba en la universidad era una persona muy tímida. Solía pasar el tiempo lejos de los demás y casi nunca hablaba con nadie. Por ese entonces conocí a Javier. Un chico alto y robusto, de piel cobriza. A pesar de su aspecto imponente su cara reflejaba timidez. Ya me había fijado en él antes. Al igual que yo, Javier también era una persona que no se relacionaba bien con los demás. Esa similitud con mi forma de ser me dio ánimos para acercarme cada vez y hablarle. Con el tiempo nos conocimos mejor y nos volvimos muy buenos amigos.

Read more

Me gusta / No me gusta