mi esposa cristina de calienta vergas con los vendedores

Otra de las aventuras de cristina, fue hace poco, cuando me dijo que había comprado algo de ropa y se la iban a llevar a la casa,

Yo de principio pensé que no podía pasar nada malo, hasta que después de unos minutos de que me dijo eso, salió de la recamara vestida únicamente con una pequeña bata semitransparente, que dejaba ver perfectamente su ropa interior, me le quede viendo algo extrañado y le dije,

– ya estás pensando en estar de puta, verdad., cristina,

Ella solo me sonrió y me dijo,

– bien sabes que si me sale algo interesante, pues no voy a dejar pasar la oportunidad, además el chico que me atendió ayer estaba bastante guapo y espero que sea el quien me la traiga, así que mejor ni digas nada,

Read more

Me gusta / No me gusta

mi esposa cristina de calienta vergas con los vendedores

Otra de las aventuras de cristina, fue hace poco, cuando me dijo que había comprado algo de ropa y se la iban a llevar a la casa,

Yo de principio pensé que no podía pasar nada malo, hasta que después de unos minutos de que me dijo eso, salió de la recamara vestida únicamente con una pequeña bata semitransparente, que dejaba ver perfectamente su ropa interior, me le quede viendo algo extrañado y le dije,

– ya estás pensando en estar de puta, verdad., cristina,

Ella solo me sonrió y me dijo,

Read more

Me gusta / No me gusta

Crónicas de una madre muy puta, XI

Milfs. Estoy en la sala de mi casa empinada sobre el sillón, mi falda esta completamente arremangada y mi pantaleta la tengo hasta los tobillos, lo que quiere decir que mis nalgas están completamente expuestas a francisco.

Quien sin ninguna pena, me las está acariciando, siento como las aprieta y me las soba de una manera bastante brusca y de vez en cuando me da algunas  nalgadas, yo solo me muevo de un lado a otro, tratando de sobrellevar las toscas caricias, pero me es casi imposible, ya que cada que me muevo francisco me sujeta por las caderas mientras me dice,

 

– estate quieta mary..!!

 

yo solo le repito que ya me suelte, que mi hijo esta por llegar de la universidad, pero eso a el parece no importarle, ya que cada vez me acaricia mas y mas fuerte,

 

– se que tu hijo no tarda en llegar, pero no te preocupes, solo me divertiré un poco con tus nalgas,

 

se que si le digo que no, el se va a aferrar mas, así que solo le digo que se de prisa,

 

– vamos francisco, apurate ya..!!

 

Francisco separa mis nalgas y empiezo a sentir, como su miembro comienza a hacer presión en mi orificio anal, se que la penetración es inminente, así que le suplico que lo haga despacio,

 

– no seas muy tosco francisco, sabes bien que no me gusta que me lo metas por detrás,

 

– tranquila mary, ahora solo quiero que te relajes, ok.

 

Y segundos después, su enorme pedazo de carne, se va abriendo paso lentamente en mi interior, es enorme y bastante caliente, siento que me rompe por dentro, y pego un ligero grito, pero francisco no se detiene, al contrario, me suelta una fuerte nalgada, a la vez que exclama,

 

– relajadita mary, si no, te va a doler mas,

 

Tomo un poco de aire, encorvo mi espalda y escondo mi cabeza entre mis brazos, y después de unos segundos, al fin aquel pedazo de carne, entra por completo,

 

– bien mary ya la tienes toda adentro,

 

 – ya francisco sacala por favor, – exclamo –

 

Pero francisco, lejos de hacerme caso, me sujeta de la cintura y comienza a mover sus caderas de atrás hacia adelante, su miembro entra y sale de mi trasero de una manera rápida y brusca, yo me muevo de un lado a otro, pero el a recargado sus brazos en mi espalda, dejándome sometida casi por completo, pero no conforme con eso, me comienza a decir,

 

– quien es tu picador mary..??

 

mi garganta esta seca y a duras penas puedo contestarle,

 

– tu francisco,

 

el, al escuchar mi contestación, acelera sus embestidas, sabe que me tiene bien sometida y se aprovecha de eso,

 

– te esta gustando mi verga en tu culo mary..??

 

se muy bien la respuesta, asi que con voz entrecortada le respondo,

 

– si francisco, me fascina tu verga…

 

el solo ríe y acentúa sus movimientos, para ese momento, yo me e quedado quieta y solo escondo mi cabeza entre mis brazos, el parece no cansarse, al contrario conforme pasan los minutos el acentúa mas sus embestidas, hasta que de pronto se detiene, me sujeta fuertemente y comienza a gemir, instantes después, siento como su caliente semen inunda mis entrañas, y aquel pedazo de carne comienza a salir de mi, el se aparta por completo, me da unas cuantas nalgadas y después se levanta, mientras me dice,

 

– te deje tu culo bien lleno de semen mary..jajajaja…

 

como puedo me levanto y me comienzo a acomodar la ropa, seco el sudor de mi frente y miro el reloj, es casi la hora en que llega mi hijo, así que subo rápidamente al baño y me limpio lo mas que puedo, me retoco el maquillaje y después de unos minutos, salgo del baño y escucho que mi hijo ya esta en la sala, platicando con francisco, vuelvo a tomar aire y comienzo a bajar las escaleras, el me ve y me saluda con un beso, no se a dado cuenta de que a su madre se la acaban de culear,  así que me sigo hasta la cocina y comienzo a lavar los trastes, y después de unos minutos, entra mi hijo y me dice, que va a salir con su amigo, yo le respondo que esta bien, que no se tarde, da media vuelta y escucho como ambos salen de casa, dejo los trastes y estoy a punto de salir de la cocina cuando me doy cuenta que un pequeño charco de semen esta justo debajo de mis pies, con las prisas no me acorde ni de ponerme las pantaletas, hasta donde va a llegar esto, no lo se…

 

Me gusta / No me gusta

Espiando a mi hermana descubro que es bien puta

Todo estaba listo el agujero en la pared daba perfectamente hacia la habitación de Karina, mis padres no estaban y yo le había dicho que iba a salir con amigos, así mi hermana pensaría que estaba sola en casa, únicamente faltaba esperar a que viniera, y poder probar el agujerito, las horas pasaban y yo me moría de las ganas, así que para calmarme un poco entre a su cuarto para poder checar que no se viera nada, lentamente abrí la puerta y me fui directo a la pared, estaba excelente el agujero era casi imperceptible, ya que estaba en medio de dos cuadros y abajo había varios muñecos de peluche, lo que hacia que se escondiera perfectamente, una vez que me cerciore de eso, ya mas tranquilo di una rápida mirada a su cuarto, estuches de pintura, zapatos por todos lados, hasta que llegue al cesto de ropa sucia, ese gran bote de plástico en un rincón de su cuarto, me acerque a el, lo destape y vi que sobre toda la ropa había un brasiere, que un día anterior había visto a mi hermana usarlo, lo tome y lentamente lo lleve hacia mi rostro…hooo..los brasieres de mi hermana, déjenme decirles que las tetas de mi hermana siempre me han llamado la atención, cuantas chaquetas no me echo en honor de los pechos de mi hermana, cuantos litros de semen no e descargado mientras pienso que tan rico seria poder agarrarlas aunque sea unos segundos y hoy al fin iba a poder verlas, decidí que no era bueno que estuviera mucho tiempo en su cuarto, así que tome su brasiere una tanga y salí de su habitación y me fui a la mía y la cerré con llave,

Casi inmediatamente que me encerré en mi recamara escuche que se abría la puerta de la entrada, me quede lo mas quieto posible para que no supiera que estaba en mi cuarto, escuche sus pasos acercarse a mi puerta y toco un par de veces en mi puerta mientras pronunciaba mi nombre, al no tener respuesta se fue a su cuarto y de un golpe cerro la puerta, todo estaba listo, mi hermana ya tenia la idea de que estaba sola, rápidamente me acerque a la pared y comencé a mirar por el agujero, de principio solo veía a mi hermana pasar de un lado a otro de su cuarto y después de unos minutos, escuche que su teléfono sonaba,

“hola mi amor como estas…..yo estoy solita en casa, mis padres se fueron y mi hermano no esta”

Pensé que se iba a salir y que todo estaba arruinado pero decidí esperar,

“ si mi amor, ya te dije que si voy a la fiesta…..no no voy a invitar a mis amigas…..al salir…claro que si, ya sabes que me gusta chupartela……

Que que… – pensé – mi hermanita contando sus aventuras sexuales, no lo creía, además de poder verla iba a escuchar sus intimidades,

“si mi amor…oye…. pero esa fiesta donde va a ser…con tus amigos….. ahhh …si ya recuerdo donde es….

Yo seguí mirando por el agujero esperando a que apareciera, mientras que ella no dejaba de hablar, y yo claro comenzaba a tener un a erección y es que sus voz se escuchaba tan cachonda que había momentos en que olvidaba que ella era mi hermana, así que para aprovechar al máximo la situación, tome el brasiere lo enrolle en mi verga y comencé a masturbarme lentamente, en esas estaba cuando mi hermana se paro justo frente al agujero, lentamente desabrocho el suéter que llevaba y al fin pude ver esos grandes y hermosos pechos, fue una visión espectacular, eran grandes y bien formados y remataban en una gran aureola del mismo color de su piel y su pezón estaba completamente erecto, supongo que estaba excitada por la charla que estaba teniendo, sujete fuertemente mi verga y comencé a masturbarme mas rápido, y ella no dejaba de hablar,

“ si mi amor…oyeee…pero dile a tus amigos que no sean tan bruscos conmigo, la vez pasada me dejaron toda adolorida…..

Me quede helado al escucharla, a mi hermana se la estaban cogiendo los amigos de su novio, de momento me entro un cierto remordimiento, pero después de pensarlo un poco, me volví a excitar, cuantos se la estarían cogiendo, uno…dos…Tal vez tres o mas, como se la cogerían…? la idea de imaginarme a Karina siendo penetrada por dos tipos o mas me ponía muy cachondo,

“siiii…me quedo mi culito todo abierto…..porfaa…diles que no sean muy bruscos…..si me tratan bien te juro que se las chupo a todos…durante toda la noche….

Continué masturbándome mientras la escuchaba, mi verga estaba a punto de explotar,

“ si mi amor..te lo juro que se las chupo a todos…….uno por uno…..bueno…. entonces si acepto…cuantos dices que van a estar…..seis….no inventes….no mi amor….son muchos….

Lo que había dicho mi hermana me había echo venir, varios chorros de semen escurrieron por mi mano manchando por completo el brasiere de mi hermana…no lo creía a Karina se la estaban cogiendo seis cabrones, me calme un poco y continué mirando y mi hermana seguía justo enfrente, sus grandes pechos se veían hermosos y se meneaban lentamente con cada respiro que daba, era un placer verla, y de nuevo volví a tener otra erección, pero ahora solté el brasiere y agarre la tanga y la acomodo cubriendo mi verga y continué masturbándome, mi hermana no se movía me estaba dando un excelente visión de sus pechos, no lo creía,

“bueno mi amor como tu digas…..si con los que tu quieras…. está bien…”

y después de unos minutos colgó, pensé que se había terminado todo, pero mi hermana no se movió, se quito por completo el suéter y permaneció frente al agujerito y yo claro continué masturbándome, se veía que estaba acomodando algo en su bolsa, pero no me importaba, mientras pudiera seguir viéndola, así que comencé a mover mi mano mas rápido tratando de terminar por segunda vez y no dejaba de mirar por el agujerito, y es que sus pechos se veían tan grandes y hermosos, que cualquiera hubiera echo lo mismo, masturbarse hasta vaciarse pareciera que ella lo hacia a propósito, y hasta hubo un instante en que se acerco tanto que sus pechos se veían excelentes, y de nuevo termine, ahora mi semen cubrió por completo su diminuta tanga, estaba bastante excitado, tome su tanga y vi que estaba por completo llena de semen, así que intente masturbarme una vez mas, pero ya mi hermana se había retirado del agujerito, pensé que lo mejor era hacer lo mismo, me acomode el pantalón eche las prendas de mi hermana en la cama y espere a que se fuera,

Ya por la noche no dejaba de pensar en como la estaría pasando Karina, era seguro que la estarían cogiendo, la tendrían de a perrito..?? la tendrían mamando..?? la estarían penetrando mas de dos o hasta tres al mismo tiempo..?? que puta había salido, busque de nuevo las prendas de mi hermana y continué masturbándome…..

Me gusta / No me gusta

Crónicas Cornudas II, Elisa me cuenta sus aventuras 1

Parejas liberales, Infidelidad consentida, Hetero, Serie de Relatos. Desde hace algún tiempo comencé un juego sexual con mi esposa Elisa, primero la deje que saliera a divertirse con otros hombres, pero poco a poco fue subiendo de tono, hasta que ella me tomó la medida y ahora se acuesta con quien quiere, déjenme contarles como se dan las cosas

Read more

Me gusta / No me gusta