Primera noche con la Amiga de mi Mujer

Era una noche cálida y la concurrida calle del perro de Bilbao. Los locales, famosos por sus tradicionales pintxos y otras exquisiteces parecían un hormiguero bullendo de gente.

Luis contemplaba en su soledad el trasiego de personas con una media sonrisa mientras apuraba un pintxo de bacalao.

Vítores en la entrada del local en el que se encontraba le hicieron desviar la mirada perdida en su zurito de cerveza. En seguida descubrió el origen de tanto jaleo: un grupo de chicas, vestidas de marinero, irrumpieron el local. Eran ocho y vestían shorts blancos (muy cortos, pero no tanto como desvelar más allá de lo correcto), tops de tirantes estampados en rayas negras que dejaban a la vista los hombros y una gorra de capitán de barco coronando el sencillo disfraz. Una chica destacaba vestida totalmente de blanco, con una banda como las que lucían las mises; un pequeño velo que la identificaba como la novia.

Read more

Me gusta / No me gusta